InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Laura Paredes Lascorz; (Traductor)
ISBN : 8466668772
Editorial: Ediciones B (18/02/2021)

Calificación promedio : 4.29/5 (sobre 12 calificaciones)
Resumen:
En el Nueva York de principios de los años cuarenta, una detective privada y su peculiar ayudante, tratan de resolver los crímenes más insólitos.

Desde hace tres años Willowjean Parker es la asistente de la famosa detective Lillian Pentecost. Will escapó de su casa cuando era todavía una niña y se enroló en un circo donde aprendió de todo. Lillian, enferma de esclerosis, coincidió con ella en una de sus investigaciones y le ofreció ser su asistente.>Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
Celeste_Cruz
 22 febrero 2021
Willojean, o Will, como prefiere que la llamen, es una muchacha que no ha tenido una vida fácil. Con apenas quince años huyó de casa y de un pasado plagado de abusos, aterrizando en un circo que se convirtió en su hogar y en toda su vida. Allí aprendió los mejores trucos y se convirtió en la ayudante de sus protagonistas, convirtiéndose en una chica polivalente capaz de desarrollar diversas y variopintas cualidades. Pero como los circos están de capa caída y ya no son lo que eran, tanto ella como sus compañeros a veces se ven obligados a aceptar otros trabajos fuera de las carpas para poder sobrevivir. Será así, con Will trabajando como vigilante de una obra, como conozca a la famosa detective Lillian Pentecost, una mujer de inteligencia afilada, audaz y con carácter que enseguida tomará a Will como su ayudante, pues ve en ella a una chica de mente despierta, inteligente y muy capaz, justo lo que necesita. al principio Will se negará, pues eso implicaría abandonar el circo y a la familia que allí había encontrado, pero teniendo en cuenta la situación precaria en la que estos se encuentran y las enormes posibilidades que le ofrece Pentecost si finalmente trabaja con ella, decide que hay más pros que contras en tomar esa decisión. Así pues, Will entrará a trabajar como su ayudante y tras varios años a su lado, ambas mujeres aprenderán todo la una de la otra y se convertirán en grandes amigas. Will ha aprendido a disfrutar mucho de su trabajo y los casos de asesinato y misterio que llegan hasta las oficinas le permite poner en marcha todo su ingenio. Pentecost es famosa por ser capaz de resolver los casos más intrincados que incluso a la propia policía se les resisten.
Narrado en primera persona, tras una breve introducción de cómo ambas se conocieron y llegaron a la situación actual, en esta novela Will se decanta por relatarnos uno de los múltiples casos de asesinato que llegaron a sus manos. En él, Abigail Collins, la mujer de un famoso y multimillonario empresario, ha sido hallada muerta en la fiesta de Halloween que organizó en su mansión. Dado que la policía parece atascada ante el asesinato ocurrido en una habitación cerrada, los hijos de los Collins, Rebecca y Randolph, junto al tío Harry, como estos cariñosamente le llaman, un amigo íntimo de la familia y administrador de la empresa tras el suicidio del señor Collins años atrás, decidirán contratar a Pentecost en un acto desesperado para que resuelvan cuanto antes el asesinato y de la manera más discreta posible, pues si se hacen públicos todos los detalles más escabrosos se convertiría en un escándalo que quieren evitar. Pentecost aceptará el caso y junto con su fiel ayudante Will emprenderán un camino que será mucho más complejo de lo que parecía al principio y que hará que los cimientos de su amistad se tambaleen.
Nada más empezar la novela supe que me iba a encantar porque desde el principio nos encontramos con ciertos elementos bastante originales. Lo primero que me llamó la atención fue el hecho de que la protagonista, Will, perteneciera a un grupo circense y que las habilidades que desarrolla durante todos esos años le granjeen la simpatía de Lillian Pentecost, una detective cuya primera aparición es bastante dantesca. Pentecost sufre esclerosis y necesita a alguien que la ayude en su día a día resolviendo casos de asesinato. Will es perfecta porque, al igual que la propia detective, tiene una mente despierta, inquisitiva, curiosa y muy buen instinto. El siguiente elemento que me dejó prendada y que me hizo leer sin parar fue la voz de Will. Will es divertida, sarcástica e irónica y el hecho de que el libro esté narrado desde su punto de vista a modo de biografía hizo que la lectura fuera muchísimo mejor de lo que me esperaba. Además, como el libro está, en cierto modo, escrito por Will, muchas veces hace guiños al lector o interactúa con nosotros directamente, lo que hace que nos metamos aun más de lleno en la historia. Siguiendo con los personajes y con la propia Will, me encanta que ella sea bisexual, sobre todo si tenemos en cuenta que Los muertos no mienten transcurren tras la Segunda Guerra Mundial y el no ser heterosexual no está precisamente bien visto. No obstante, Will goza de su sentimientos con total libertad pese a las circunstancias y eso fue algo que me encantó, la naturalidad con la que en este libro se tratan sus sentimientos. Lillian Pentecost, por su parte, es una mujer muy suya, con una inteligencia voraz y que es capaz de valerse por sí misma pese a sus dificultades físicas. Tiene carácter y puede ser difícil de tratar, pero es una detective espléndida y es imposible no sentirse admirada por ella.
En cuanto a la trama, lo cierto es que no tiene nada de particular pues, al igual que en otras tantas novelas negras, nos encontramos ante un caso de asesinato de difícil resolución que esconde mucho más de lo que parece en apariencia. Abigail Collins era una mujer que apareció de la nada, sin pasado, y que consiguió escalar dentro de la empresa, pasando de ser una simple secretaria a convertirse en la mujer del dueño de la misma, al Collins. Tras su repentino suicidio, la empresa se queda sin su líder y Abigail insiste en que la producción debe cambiar de rumbo y dejar de lucrarse en el sector armamentístico para regresar a sus orígenes de empresa fabricante de grapadoras. Esta decisión generará muchos conflictos y pocas simpatías, todo lo cual saldrá a la luz cuando aparezca asesinada en su propia fiesta de Halloween y en extrañas circunstancias, pues la habitación en la que se produce el crimen estaba cerrada. He de decir que lo mejor de este caso, y quizá lo que le hace un poco diferente, es la presencia de Ariel Belestrade, una vidente excéntrica y cuanto menos sospechosa a la par que interesante.
Lo que para mí ha hecho que este thriller se coloque entre mis mejores lecturas y destaque por encima de otras obras del mismo género ha sido, como podéis intuir, los personajes. Lillian Pentecost es una mujer misteriosa, de armas tomar y súmamente inteligente que, además, tiene que lidiar con la esclerosis. Es la primera vez que leo un libro donde un personaje padece esta enfermedad (y encima un protagonista) y si bien no se ahonda en ella, al margen de hablarnos de las dificultades que sufre la mujer debido a ello, me parece muy importante que se le dé visibilidad y que tenga presencia. Por otro lado, Will como narradora es excelente porque, como ya he dicho, es divertida, irónica y también muy inteligente, además de interactuar constantemente con el lector lo que nos hace partícipes de la historia. Mientras leía esta novela, en mi cabeza no paraba de pensar que necesitaba que fuera una primera parte de saga porque necesitaba continuar leyendo casos resueltos por este par de detectives tan peculiares. Y cuál fue mi sorpresa al meterme en GoodReads y ver que era la primera parte de una saga de thrillers. Aun así, tengo mis dudas acerca de cómo serán los siguientes libros dado que en el final se insinúa algo acerca de Lillian que me dejó un poco... tocada.
Respecto a la prosa del autor, se nota muchísimo que es guionista, pues que este libro es perfecto para ser adaptado a una película o serie de televisión. Sabe utilizar todos los recursos de los medios audiovisuales para engancharnos, hacer que prestemos atención a determinados detalles, guiarnos e, incluso, a la hora de realizar las descripciones. Esto hace que sea una lectura muy amena y ligera que te lees en apenas un par de días porque todo fluye con relativa facilidad. Creo que el hecho de que Spotswood sea guionista es un punto a favor muy grande para una novela de este género.
Como único "pero", que ni siquiera tiene que ver con el libro, es que no entiendo el por qué de la portada que le han puesto en España. Literalmente las dos mujeres que aparecen no tienen absolutamente nada que ver con la descripción física de las protagonistas, así que da la sensación de que han escogido una foto al hacer de dos mujeres que tienen un poco el estilo de vestir y las "vibes" de Will y Lillian y ya está. La portada original es mucho más bonita y más acorde con la novela.
Si os gusta la novela negra, Los muertos no mienten es un libro imprescindible. Aunque contiene todos los tropos típicos de este género, la novedad radica en sus protagonistas (dos mujeres fuertes, con carácter, inteligentes; una proveniente del circo y otra con esclerosis) que le dan una vuelta de tuerca a este tipo de historias y que convierte este thriller en una lectura trepidante, ágil, divertida, que te atrapa y no te suelta hasta que llegas al final y te quedas con ganas de más, con ganas de saber qué otras aventuras les depararan a la imbatible detective Pentecost y a su intrépida ayudante Will.

Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
MisLecturas
 04 marzo 2021
Es evidente que no me puedo resistir a un título que contiene la palabra "crimen" en su sinopsis, menos aún si está protagonizado por dos mujeres que ejercen como detectives privadas en la Nueva York de la posguerra. Hoy os hablo sobre "Los muertos no mienten", la novela debut del autor con la que se inicia una serie protagonizada por Lillian Pentecost y Will Parker.
Nueva York, 1942. Gracias a ciertas habilidades adquiridas en el circo donde ha vivido los últimos cinco años, Willowjean Parker acaba de salvarle la vida a Lillian Pentecost, la mejor detective privada de la urbe. A cambio recibirá una oferta de trabajo imposible de rechazar y que dará un vuelco a su vida. Han pasado tres años y Will es ahora la mano derecha de Lillian. Sus servicios serán contratados para resolver el asesinato de Abigail Collins, una dama de la alta sociedad neoyorquina muerta en una concurrida fiesta, después de participar en una sesión de espiritismo. La familia necesita encontrar respuestas donde la policía ha fallado…
"Los muertos no mienten" es una novela que presenta el clásico misterio de habitación cerrada y múltiples sospechosos, todos con motivos sobrados para asesinar a la víctima. Articula su argumento en un total de treinta y ocho capítulos de corta extensión, lo cual contribuye a dar fluidez a su lectura, está escrita con un lenguaje sencillo y narrada desde el punto de vista de su personaje principal, la joven aprendiz de detective Will Parker. Adentrarme en su lectura ha sido como realizar un viaje en el tiempo, hasta la Nueva York de mediados de los cuarenta, al contar con una ambientación de la época en la que, sin entrar en excesivos detalles, el autor consigue bosquejar con acierto los diferentes escenarios en los que tienen lugar los acontecimientos.
Lo original de este título es que está protagonizado por dos mujeres detectives de marcada personalidad que se han hecho a sí mismas, adelantadas a su tiempo. Will escapó de casa y encontró refugio en un circo ambulante, recorriendo gran parte del país, entre caravanas y remolques de camión. Abandonarlo fue como renunciar al oxígeno, pero no podía dejar pasar la oportunidad que se le presentaba y los conocimientos adquiridos le han permitido formarse en multitud de materias. de manera intimista y con sutiles dosis de humor en tono jocoso, para restarle dramatismo a los hechos, Will irá desgranando su pasado, el avance del caso y el mimo que pone cuidando de su jefa. Es un personaje divertido, con mucha frescura, el contrapunto perfecto de Lillian, que es más seria y responsable, una investigadora privada con traje de tres piezas, especializada en delitos contra las mujeres. Además de luchar contra el crimen debe lidiar con una enfermedad degenerativa que la limita físicamente e interfiere en la realización del trabajo de campo.
Secretos y codicia salpican al elenco de personajes secundarios. Nadie es honesto acerca de lo que estuvo haciendo la noche de los hechos, todos tienen secretos escondidos y no carecen de motivos para asesinar a la señora Collins. Conforme avanza la investigación se irá revelando la verdadera personalidad de la víctima. Este reducido elenco de personajes secundarios se circunscribe a los arquetipos de este género literario, reflejando la realidad social de una época sexista en la que las mujeres tenían los roles de género rígidamente definidos. Todos ellos serán esenciales en el desarrollo de la trama porque tienen motivos sobrados para cometer el crimen, pero presentan desdibujadas las líneas que los contornan y apenas se profundiza en ellos, lo suficiente para que el lector los identifique sin problema, de ahí que me haya sido imposible empatizar con ninguno.
Sintetizando: "Los muertos no mienten" es una novela de misterio que se lee con avidez, al contar con un ritmo acentuado lo suficiente como para mantener al lector enganchado a su trama. En ella se plantea el clásico crimen cometido en una habitación cerrada, todo un reto para que el lector descifre un enigma planteado en un ámbito delimitado y aparentemente irresoluble, con múltiples huecos en un puzle que poco a poco se irán rellenando. Un caso que dejará a su protagonista principal bastantes cicatrices, físicas y de las otras.

Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
LAKY
 02 marzo 2021
Lillian Pentecost es la mejor detective de Nueva York. Y Willowjean Parker, una chica jovencísima, su ayudante. En esta ocasión son contratadas para investigar las circunstancias de la muerte de Abigail Collins, una rica viuda que ha muerto en su mansión durante la celebración de una fiesta.
El libro comienza con un capítulo que se sitúa tres años antes de la acción principal y nos cuenta cómo se conocieron Lillian y Willowjean. Nos mostrará a una Willowjean que es poco más que una adolescente y trabaja en un circo desde que se escapó de su casa. Ahí ha aprendido de todo pues lo mismo ayuda a los trapecistas que a los magos que a los domadores de leones. En sus ratos libres hace otros trabajillos temporales para sacarse un dinero extra. Es en uno de ellos en los que se meterá en un lío y conocerá a Lillian. Ésta, aquejada de esclerosis y viendo las capacidades de Willowjean, le ofrece ser su ayudante.
Tres años después, Willowjean vive con Lillian y ha aprendido muchísimo. Ésta le ha dado una formación integral pues nunca se sabe qué conocimientos pueden venir bien para el trabajo que desarrollan. En estas condiciones, aceptan trabajar para los hijos de la difunta señora Collins y el padrino de éstos el señor Wallace. Abigail Collins murió en extrañas circunstancias y la policía no consigue descubrir quién la ha asesinado; la familia piensa que la sagaz detective Pentecost tiene más posibilidades de hacerlo.
Los muertos no mienten” es una novela de detectives con aire a clásico. Es la primera obra de Stephen Spotswood y la ha escrito hace nada pero si nos dijeran que la novela tiene sesenta o más años y que se escribió en el siglo XX no tendríamos motivos para dudarlo. La buena ambientación en el Nueva York de los años cuarenta, poco después de terminada la Segunda Guerra Mundial. Los métodos utilizados por las detectives. Las calles y locales de la ciudad. La forma de actuar de los personajes. La alta sociedad neoyorquina…, todo hace que parezca una novela clásica de detectives.
La historia nos la cuenta la propia Willowjean en primera persona. Lo hace con un estilo cuidado pero coloquial, sencillo y directo. Es como si se tratara de un diario en el que no duda en desvelar sus intimidades y en el que, en ocasiones, se dirige directamente al lector. Willowjean cuenta las cosas con mucha naturalidad y desparpajo, confesando algunas cosillas que quizás no debería confesar (así lo dice ella) pero tratando de ser siempre lo más sincera posible, incluso aunque alguna cosa pueda dar una mala imagen de ella misma. Aporta un toque fino de ironía y humor que me ha gustado mucho.
El gran atractivo de esta novela, para mí, fue el crimen en sí. Un crimen que se ha cometido en una habitación cerrada que nos hace pensar inevitablemente en Agatha Christie y su famoso Poirot (aunque, en mi opinión, la novela tiene más similitudes con las de Arthur Conan Doyle que con las de Agatha Christie). Pero siempre me han gustado esos crímenes que parecen imposibles de resolver porque, ¿quién ha podido asesinar a Abigail Collins si la puerta estaba cerrada con llave –y la llave sólo se puede echar desde dentro- y las ventanas también? Pero es evidente que ha sido asesinada, su muerte no es un suicidio ni un accidente, así que una explicación tiene que haber. Y el hecho de que antes se realizase en ese mismo sitio una sesión de espiritismo a una mente racional como la mía no le convencía así que tuve que estrujarme las meninges, lo mismo que las detectives, para intentar averiguar quién había sido. He de decir que la forma la adiviné relativamente pronto mientras que el quién me costó algo más.
Las dos mujeres protagonistas me han gustado mucho. También me ha gustado que tenga más protagonismo la ayudante que la propia detective en sí. Me ha gustado la bonita relación que se establece entre ellas, cómo más que jefa y empleada acaban siendo amigas o, incluso, familia. Me ha gustado cómo Lillian le hace de profesora mientras que a Willowjean, en ocasiones, le puede el ansia y las prisas. Hacen muy buen contrapunto como suele ocurrir en estas novelas en las que hay un super detective y su ayudante.
Conclusión final
Me ha gustado “Los muertos no mienten”. Es una novela detectivesca de inspiración clásica con dos mujeres como protagonistas. Una novela muy bien ambientada y de muy fácil y entretenida lectura.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
lourdesmateo88
 25 febrero 2021
Los muertos no mienten es una novela que he leído gracias a Babelio, no me lo pensé cuando me propusieron leerla después de ver la sinopsis. Y ha sido un acierto, me ha encantado. Es una interesante y buena novela, con una bonita encuadernación y una portada que me encanta, pero que resulta un tanto engañosa. Vemos a dos mujeres jóvenes y elegantes que enseguida suponemos que se trata de las dos protagonistas, pero cuando empezamos a leer la novela nos damos cuenta de que no tienen nada que ver con la descripción de las protagonistas, como comentaré más tarde.
La narración de la historia corre a cargo de una de las protagonistas: Willowjean Parker, Will. Es la asistente de la famosa detective Lliam Pentecost. Nos cuenta al principio la forma tan peculiar como se conocieron y llegó a trabajar con la detective.
Will se marchó de casa muy joven, con tan solo 15 años y tuvo que aprender a valerse por sí misma. Estuvo viviendo en un circo unos años antes de cruzarse en el camino de Lillian Pentecost o P, como se refiere a ella en muchas ocasiones. Allí aprendió muchas cosas como por ejemplo a lanzar cuchillos y encontró amigos que fueron lo más parecido a una familia. de pequeña estatura y con una forma de vestir un tanto masculina parece todavía más joven de lo que es en realidad. Por su parte Lillian Pentecost (P) es una mujer adelantada a su tiempo, es independiente, posee una gran inteligencia y es detective en la Nueva York de los años 40. Tiene esclerosis múltiple, padece fuertes dolores y en algunas ocasiones se tiene que ayudar de un bastón para andar. Enseguida se dará cuenta del potencial de la joven y decide contratarla como su asistente y en tres años que han pasado juntas se puede decir que es más que una empleada o asistente, es su amiga y socia.
Después de contarnos como se conocieron y empezó a trabajar para la detective nos relatará el caso de una rica familia de la ciudad de Nueva York, los Collins. El policía encargado de la investigación es el teniente Nathan Lazenby, viejo conocido de ambas. Hace un año que el magnate Alistair Collins se suicidó en el despacho de su casa y ahora su viuda, Abigail, ha sido asesinada en el mismo lugar donde él se quitó la vida. Estaba celebrando una fiesta de Halloween, tenía la casa llena de gente, había llevado a una vidente, Ariel Belestrade, y había preparado una sesión de espiritismo. Dos semanas después del crimen la policía no avanza con la investigación, parece no tener ningún sospechoso y la familia quiere contratar a la famosa y prestigiosa investigadora para que resuelva el caso. Son Harrison Wallace, el socio del magnate y padrino de los gemelos (de 20 años) del matrimonio, Rebecca y Randolph Collins.
Es un caso difícil, ya que se encontró el cuerpo sin vida de Abigail Collins en una habitación que se encontraba cerrada por dentro con llave. "Un misterio de habitación cerrada" todo un reto digno de una gran mente y enseguida pensé en Poirot y en Agatha Christie. Lillian Pentecost también tiene sus métodos, lleva unos archivos desde hace años en los que guarda recortes de periódicos de casos, de gente importante e interesante, de cosas curiosas que en algún momento pueden servirle en sus investigaciones.
Además de ser un caso interesante la manera de contar la historia por parte de Will es muy entretenida, con un toque de ironía y humor, y sin omitir detalles aunque puedan dejarla en mal lugar, ya sea una metedura de pata o se trate de algo de lo que no esté orgullosa, nos lo cuenta con mucha naturalidad y sacando la lección correspondiente. Si el personaje de Pentecost me ha gustado por su fuerza y su carácter, el de Will me ha encantado, su ironía, frescura, y espontaneidad.
No hay que olvidar que el autor es guionista y le da un toque muy visual a la novela. Podría llevarse al cine o a la televisión. Los muertos no mienten es la primera novela de Stephen Spotswood y a mí me gustaría que fuera el principio de una serie y encontrarme con esta pareja en más ocasiones.
Los muertos no mienten es una estupenda novela negra ambientada en la Nueva York de los años cuarenta y que tiene como protagonistas a dos mujeres investigadoras que dejan huella.



Enlace: https://lasmilyunahistoriasd..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
S_In_Wonderland
 04 marzo 2021
Ya he dicho muchas veces que el thriller no predomina mucho en mis estanterías. Es uno de esos géneros que aún se me resisten y del que suelo leer muy poco porque no he encontrado muchos que me hayan sorprendido y convencido del todo.
Pero cuando se tratan de novelas de detectives al más puro estilo Agatha Christie ya es otra cosa, ya que me parecen muy entretenidas y perfectas para desconectar e ir montándote tus propias teorías.
Y eso es lo que me encontré al leer la sinopsis de Los muertes no mienten: detectives, Nueva York, década de los 40... no pintaba nada mal, así que me animé a darle una oportunidad y ha sido una muy grata sorpresa.
Willowjean Parker es la ayudante de una de las más famosas detectives de Nueva York, Lillian Pentecost, pero su pasado no fue fácil. Se marchó de casa siendo una adolescente y pasó muchos años trabajando en un circo hasta que su camino se cruzó con el de Lillian y le ofreció trabajo como su ayudante, ya que sufre esclerosis múltiple.
Ahora ambas han sido contratadas para investigar el asesinato de Abigail Collins, que recientemente perdió a su marido y que era uno de los empresarios más poderosos de la ciudad gracias a la venta de armas durante la última guerra.
La familia Collins tiene muchos secretos que no quieren que salgan a la luz y una misteriosa espiritista aparecerá en escena para complicar aún más las cosas.
Este libro es el primero de una nueva serie de detectives ambientada en los años 40 donde dos mujeres se dedican a investigar toda clase de misterios: desapariciones, asesinatos, agresiones...
En esta carta de presentación las contratarán para investigar el asesinato de la viuda de un importante empresario, el cual se suicidó unos meses antes, aunque no todo el mundo cree que fuese una muerte voluntaria.
Son varios los interrogantes que hay alrededor de la familia Collins que el autor va desengranando poco a poco, mientras va introduciendo pequeñas dosis de información, más secretos y misterios y diferentes sospechosos para ir despistando al lector.
Además, al ser el primer libro ha tenido que también darnos a conocer a sus protagonistas y la relación entre ellas y creo que ha conseguido un buen equilibrio al ir intercalando la investigación principal y el ir explicando todo el contexto y las circunstancias de Lillian y Willow antes de conocerse.
La parte detectivesca me ha recordado a las clásicas de siempre, con los interrogatorios, las vigilancias, la búsqueda de información y datos... y con una resolución sencilla basada en las pruebas encontradas o en deslices de los sospechosos. Se aleja bastante de todos esos thrillers de los nórdicos que se caracterizan por crímenes más enrevesados y algo macabros y es algo que agradezco mucho.
Otro de sus puntos fuertes son las dos protagonistas. Son dos mujeres independientes, fuertes, decididas y que no se amedrentran en un mundo que está dominado por los hombres, consiguiendo una buena reputación gracias a su buen trabajo.
Además, son mujeres modernas, que viven su vida como quieren, lejos de convencionalismos. Willow, por ejemplo, es una chica que viste con pantalones o trajes masculinos (algo impensable en aquella época), que va a bares de dudosa reputación, que le gustan tanto las mujeres como los hombres. Y Lillian es una mujer que no ha dependido de ningún hombre y que se las apaña más que bien sola.
La relación entre ambas también me ha gustado, son muy diferentes en cuanto a carácter, pero tienen una buena dinámica, trabajan juntas pero se nota que ha evolucionado y que hay una gran amistad entre ellas. Además, Willow admira y ve a Lillian como modelo a seguir.
Como ya digo tiene un ritmo muy ágil, se lee rápido, no es que tenga una acción desmedida y no vamos a encontrarnos grandes persecuciones o enfrentamientos, pero no paran de suceder cosas en todo momento. Es entretenido, muy visual, una historia que podríamos perfectamente encontrar como serie de televisión (el autor es guionista y se nota)
Los muertos no mienten es el primer libro de una nueva serie de detectives que bebe de los clásicos del género y con unas protagonistas que son dos mujeres inteligentes, resueltas, independientes y muy adelantadas para su época.
Una lectura muy entretenida y que es perfecta para pasar un buen rato.
Enlace: https://beingsaray.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (18) Ver más Añadir cita
lourdesmateo88lourdesmateo8826 febrero 2021
La señora P y yo compartimos cierto prejuicio en lo que a la flor y nata se refiere. En mi caso es el habitual resentimiento pueblerino de la clase obrera. En el suyo se debe a que los ricos suelen ser los que menos necesitan su ayuda. Sin embargo, parte de mi trabajo como asistente incluye también dirigirla hacia los esporádicos clientes que pueden extender un cheque de cinco cifras sin que les entre un sudor frío.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
lourdesmateo88lourdesmateo8826 febrero 2021
A la señora P le gusta decir: “Si nunca volvemos atrás y examinamos lo que tenemos en conjunto, puede que no veamos el patrón que existe en medio del caos.” También siente debilidad por el corolario: “Dedica cada instante a roer lo que sabes y es posible que se te escape un nuevo bocado que se te presente en el camino”.
Comentar  Me gusta         20
lourdesmateo88lourdesmateo8826 febrero 2021
—Su cuenta bancaria no es nada desdeñable —le dije—. Por lo menos, según los últimos valores en la bolsa en el Journal. Pero si el vil metal no le interesa, también está el hecho de que se trata de un misterio de habitación cerrada como Dios manda. ¡Un misterio de habitación cerrada! ¿Con qué frecuencia ve alguno?
Comentar  Me gusta         20
lourdesmateo88lourdesmateo8826 febrero 2021
Muchas veces Lazenby y sus hombres me tratan como a una niñita que juega a ser detective. Más mascota que miembro del equipo. Llevo tres años investigando casos, y la señorita P responde por mí, pero él nunca me deja olvidar que la primera vez que nos vimos yo estaba al otro lado de la mesa.
Comentar  Me gusta         10
lourdesmateo88lourdesmateo8826 febrero 2021
Los archivos contienen años de recortes de prensa minuciosamente organizados sobre crímenes, hechos destacados y ciudadanos de interés, además de notas, curiosidades, indicios y diversos objetos extraños relacionados con casos que la señora Pentecost ha reunido a lo largo de su carrera.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: aventuraVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
96 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}