InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8418492058
Editorial: última línea (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.6/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
Esta trilogía atípica comienza con El vampiro virgen. En esta historia se critica duramente un Nadando contracorriente que necesitaba un buen repaso. Y se esboza Neel Ram, la novela que da título a una trilogía que de esta manera queda justificada.
Retomemos ahora, con El vampiro virgen, la chispa fresca de lo creativo, la escritura gozosa que atraviesa, como un latido, esta narración fácil de leer y difícil de contar, nos propone la prologuista.
Neel... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 05 mayo 2021
¡La he terminado! ¡Las he terminado! (porque son tres, pero como una trinidad —pagana— es una) ¿La he entendido? No lo sé, a ver si me aclaro mientras escribo.
El libro Neel Ram es una composición de tres novelas en la que la segunda, una historia paralela según el propio autor, le da nombre. Pero las tres podrían ser sendos capítulos de una misma obra, Neel Ram, que a su vez es el epítome (por ahora) de la obra de P.L. Salvador.
En la primera novela, El vampiro virgen, Dad es un escritor que vive con sus padres hasta que lo echan de casa. No puede ir a vivir con su abuela porque muere ese día, ni con su hermano, porque no lo soporta, así que en busca de hogar, conoce al único autor que lee, P.L. Salvador. Pero no todo es tan simple; en realidad Dad firma con un pseudónimo, Bloss Ñejer, con lo que ya se identifica con el propio Salvador, y escribe una novela en la que su protagonista, Kewo, es un mentiroso compulsivo que le cuenta a su psicóloga, Min, la historia de un vampiro virgen. Asimismo, Dad se identifica con su personaje, «Mi yo cincuentón. Mi yo obsesivo. Mi yo maniático. Mi yo frustrado», y como él es virgen debido a su fimosis, por lo que decide mantenerse así hasta el matrimonio, «Busco una chica que sepa valorar mi virginidad».
Los personajes de Dad toman vida propia, incluso unamunianamente cuestionan el quehacer del escritor, «Es como si nuestro creador estuviera escribiendo mal nuestra historia». Por eso Kewo decide continuar con su narración del vampiro (ahora también con fimosis) en solidaridad con las mujeres, a las que resulta tan apreciada la virginidad. Por su parte, Triz, la novia de Dad, acepta que sea virgen y lo presenta a su familia, en una escena que podría formar parte del teatro del absurdo. Dad conoce a Min, una mujer real en su universo, de manera que el triángulo característico de la obra de Salvador, también está formado.
He comentado antes que Neel Ram podría tratarse de una síntesis de la obra de P.L. Salvador, Dad es un trasunto del propio Bloss Ñejer, protagonista de Nueve semanas, un hombre que vive de las mujeres, aunque esta vez se mantenga virgen; por supuesto es escritor. También en 2222 hay un triángulo formado por Nat, Rut y la ginoide Kest. En La prodigiosa fuga de Cesia, ésta es escritora y su protagonista, Jairo, se debate asimismo entre mujeres, madre e hija.
En fin, los personajes de Salvador son recurrentes, es decir se van regenerando, van surgiendo unos de otros hasta formar un puzle perfecto en el que todo encaja, aunque a veces tengamos la impresión de estar ante una histeria más que ante una historia.
En la relación que Salvador mantiene con sus personajes destaca un trato de amistad, ellos tienen autonomía y discuten con él de los temas que les preocupan, que en Neel Ram son muchos, pero entre todos el proceso de la escritura destaca principalmente, así como el de la necesidad de tener a alguien al lado en quien creer y que crea en uno.
Dad y Salvador se encuentran y ponen en común sus ideas sobre el estilo literario «Sustituyes unas comas que enfarragan por unos puntos contundentes. Ahora es un texto salvadoriano». Dad opina de Nadando contracorriente, trasunto de la tercera novela del libro que le presenta Salvador, «Hablemos de Nadando contracorriente. Dijiste ayer que rompe moldes y da la casualidad de que en este momento la estoy rompiendo». Incluso el protagonista de El vampiro virgen razona sobre Nadando contracorriente bis y convence al propio Salvador «La novela está narrada en tercera persona por el autor. O sea, por ti. Eso piensa el lector. Se equivoca. El narrador es el sargento Adam Pearson […] en primera persona».
Dad y Salvador tratan sobre el problema que existe entre autores y editores, cuestionan el que las grandes editoriales publiquen verdadera literatura. Pero en el fondo disertan sobre el proceso de la escritura asociado a la invención; la posibilidad de editar no es lo verdaderamente importante; lo primordial es la necesidad de escribir, de crear mundos y seres en los que depositar sueños, esperanzas, dudas y deseos, «En fin, no me hagas mucho caso, es lógico que un hedonista se preocupe por estos temas».
Es difícil establecer dónde termina el personaje y dónde empieza el autor. En las novelas de P.L. Salvador lo que predomina es la actitud ética y estética de responsabilidad por la palabra. Los diálogos participan de cierta discursividad superficial en la que subyace el verdadero sentido, que es el que transforma al que, desde la perspectiva del otro, se piensa. No hay, aunque lo parezca, un culto desmedido al autor; la excesiva preocupación por la figura del yo, el alarde biográfico no es sino la relación que Salvador establece entre la literatura, el ser humano y la sociedad «En Calpe vive P.L. Salvador. No sé quién es. Es el único autor al que leo […] Hasta entonces era inédito. Aunque oficialmente lo sigo siendo». La proliferación de personajes contribuye a generar cierta idea de sociabilidad, en realidad ficticia pues se construye a través de la escritura.
Es difícil establecer donde termina el autor y dónde aparece el personaje. Dónde se desfigura el personaje y aparece el lector. El lector es el encargado, en las novelas de nuestro autor, de abrir y reinterpretar el sentido «Para mi amigo Kike, lector omnisciente, pone, y he pensado en Kewo». La relación entre autor y lector es constante. El autor nos otorga la responsabilidad de encontrar lo que no se dice, lo que se sugiere. Por eso nos preguntamos si en realidad la obra parte de un universo ficcional que expone una historia de la que no podemos desviar la atención. El autor escribe esa historia en la que, con su presencia explícita, se borra del texto. Y de nuevo surge la duda en el lector ¿Estamos ante una autobiografía o una autoficción? La duda, que nos asalta en El vampiro virgen, nos la aclaran (u oscurecen) Dad y Salvador al anunciar la segunda novela «Imagínate a una Marleen española. Si escribimos Marleen al revés sale Neelram […] La vida es diálogo. Y Neel Ram será diálogo puro», que ellos mismos asocian a La extraña curación de Marta.
Y en esta segunda novela, o segundo capítulo de Neel Ram, (escrito por los personajes Dad y Salvador), los personajes conversan nuevamente sobre el oficio de la escritura, sobre la soledad, sobre el extraño papel de la familia, en el que la relación de amor-odio, compañía y desamparo, está presente, al igual que en la tercera parte.
Neel Ram es como un producto cruzado que se aleja de la tradición formal y de contenido, pues irrumpe en ella una nueva forma del yo, emparentada con la autobiografía en cuanto alejada del aspecto teórico, pero cerca de la crítica y la presentación de ideas. de hecho la idea de dar vuelta a los nombres reales recuerda a los juegos infantiles en donde los participantes voltean sus nombres o roles para aparecer tranquilos, invisibles a los demás aunque después se retraten perfectamente en la representación del juego «Para mí, una mujer es un hombre evolucionado. O sea, tú. Puede ser. Una mujer no es solo un sexo. Una mujer es una forma de sentir. Una forma de luchar».
P.L. Salvador especula sobre cuestiones específicas culturalmente preformadas, porque lo que realmente le interesa es armonizar escritura, autor y obra. El autor es un nuevo humanista para el que lo realmente importante, lo novedoso, no son los temas tratados sino la perspectiva que adopta ante ellos. No es tan significativa la perfección estilística como la manera de expresar con total libertad su pensamiento sin que ninguna autoridad en normas literarias se lo impida. La unión narrativa-lírica es evidente en ocasiones, aunque después no pueda evitar que sus propios personajes no entiendan el contenido «Tasia vivía en la penumbra. En la pausa. En la música de sus movimientos. Y moría en la cotidianeidad antropológica. En su soltería misándrica. Que devino androfóbica». El contacto con el lector es evidente, de nuevo reflexionamos sobre los beneficios y los daños del aislamiento frente a la sociedad.
Neel Ram nos revela el espíritu crítico de Salvador; experimenta con su obra para hacer visibles sus ideas con novedosas imágenes. Puede que nos encontremos ante una nueva forma de ensayo, ante una nueva autobiografía, ante un nuevo género liricodramático. Creo que Salvador ha recogido la nivola unamuniana que lanzó el noventayochista en una época que no arriesgó con la novedad. Salvador es un moderno Unamuno al que le duele tanto España que está dispuesto a desnudar su alma en la novela-ensayo-lírica, en su nuevo género literario en el que él es la creación de uno de sus personajes aunque en el fondo los dirija «¿Quieres a Rod, eh? Es como un hijo para mí. El hijo que nunca tuve. Si no le hubiera conocido, estaría muerto». Y como director-creador también puede dar vida a los lectores en sus creaciones ficticias y convertirlos en personajes «A Freda, una pelipequirroja de dieciséis años que a veces me llama tío».
Está claro que estamos ante algo novedoso, extraordinario. Si los personajes se confunden con seres reales, también, como experimentó Balzac, se cambian de obra «Me quedo en Madrid. Zac trabaja en una clínica geriátrica y me ha conseguido un puesto» hasta conformar entre todos una gran Comedia, que no es Divina ni Humana sino Real-ficticia, donde se libera el espíritu del autor en el acto de escribir y queda, como Juan Ramón Jiménez en Animal de fondo, como el único yo creador.
Y en esta Comedia de Salvador, veinte años después, toda una vida, aparece su yo de nuevo en Nadando contracorriente Bis, los personajes vuelven a parecerse a actores de cine en películas, por las que no pasa el tiempo. Ficción y realidad se reencuentran en la literatura, en un mundo cuyo eje son las preocupaciones del creador, del yo salvadoriano, la pérdida de seres queridos, la soledad y la relativización de los valores importantes, la repetición de sueños, hasta desembocar en una novela que forma parte de la realidad. Nadando contracorriente bis es una metáfora de la regeneración a la que nos sometemos constantemente. Se puede morir cuando sentimos tambalearse nuestra estabilidad y renacer tras reflexionar sobre lo verdaderamente importante.
La metaliteratura y la metaficción aparecen en los sueños recurrentes de Nadando contracorriente bis, donde el yo autorial es un objeto onírico y el sentimiento de Salvador un sujeto-protagonista del sueño, que a su vez se desdobla para expresar su verdadero sentimiento. En este caso, el soñador, Marc, participa como espectador del objeto soñado, como creador del objeto y como el propio objeto. de nuevo lector, protagonista y autor aunados. El sueño se une a la imaginación en un proceso sensible que se materializa en la novela literaria.
Para Salvador, escribir es soñar despierto. Mediante una técnica laberíntica los movimientos entran y salen, a cada momento, de los sentimientos y con ello posibilitan vivencias irreales que el lector vive como reales. Las emociones más íntimas quedan en Nadando contracorriente Bis, el miedo contradictorio a la muerte «La muerte no existe. El sufrimiento sí», la angustia ante la soledad «¿Dónde estás? Aquí, a tu lado», la angustia por la opresión ejercida sobre los débiles «Hasta que unos desalmados la violaron a punta de navaja».
Nadando contracorriente Bis es el final de Neel Ram, que supone en realidad el objetivo de toda su obra, el amor hacia su compañera, aquella que le aporta confianza en la naturaleza y esperanza en un mundo deshumanizado, masificado; una ilusión que también nosotros, como el sargento protagonista, Adan Person, enlazado a la primera parte, «Parezco un vampiro nervioso», intuimos en la naturaleza, en la «Costa Blanca» «porque son muchos los que vienen a construir su sueño sobre estas tierras».

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         82
LAKY
 03 junio 2021
Son tres novelas cortas y hablaré de cada una por separado.
1º.- "El vampiro virgen"
Me ha encantado la historia, una novelita corta de unas 120 páginas, para leer de un tirón. Como cuando leí "2222" del mismo autor, nada más empezar la lectura me surgieron dos preguntas: ¿me va a gustar? (temor más acusado en el caso de "2222" puesto que a mí no me gusta la ciencia ficción) y, ¿la voy a entender? Y es que PL Salvador empieza sus novelas de una forma un tanto "abrupta", como si nos hubiésemos perdido algo. Tanto que las primeras páginas las lees sin saber muy bien qué estás leyendo. Hay que empezarlas sin ideas preconcebidas, tan sólo sabiendo que te espera un viaje alucinante.
Porque eso es lo que me he encontrado en "El vampiro virgen": un viaje metaliterario alucinante. Una novela dentro de otra que está dentro de otra..., unos personajes que son al mismo tiempo escritores, reales y ficticios. ¡Incluso PL Salvador es un personaje dentro de la novela! La novela nos habla de la creación literaria, del trabajo del escritor, del mundo editorial. Todo de forma somera pues no dejan de ser 120 páginas pero con apreciaciones realmente remarcables.
En cuanto al estilo de la novela, es "estilo PL Salvador". Este autor ha encontrado su propio estilo, inconfundible. al empezar una novela suya, sabes que lo es sin necesidad de mirar quién lo ha escrito. Son diferentes, sumamente originales. En esta todo es diálogo y monólogo. Habla el protagonista, habla el protagonista de la novela que éste está escribiendo, habla PL Salvador, hablan unos con los otros... en unos diálogos y monólogos chispeantes, llenos de un humor sabio. He disfrutado muchísimo con ellos, no tienen desperdicio.
Me han gustado también las referencias que hacen los personajes a otras novelas de PL Salvador. Incluso ya nos adelanta en esta historia el por qué del extraño título de la segunda historia que, además, da nombre al libro entero: "Neel Ram".
2º.- "Neel Ram"
Como la anterior, es una novela corta que se lee en un suspiro; entre otras cosas porque toda ella es diálogo. Pero, como dicen en la propia novela, también admite una lectura más profunda y hay unas cuantos párrafos para subrayar y reflexionar sobre ellos.
De la misma manera, es una novela atípica, imposible encuadrarla en ningún género conocido. Es también una novela metaliteraria en la que el autor juega con los personajes, con el lector y con él mismo. de nuevo, se atreve a entrar en la historia y en esta ocasión en un papel aún más importante: PL Salvador o su alter ego Rod Avlas es uno de los personajes de la novela, y no precisamente uno secundario.
Sigue siendo original el autor a la hora de "numerar" los capítulos. Si en "El vampiro virgen" estaban numerados según las letras del alfabeto griego, en esta ocasión van numerados por años. Cada capítulo es un año empezando por el año 1993 y acabando por el 2020. Acompañaremos a los personajes durante veintisiete años de su vida y, cada año, asistiremos a una escena. Son capítulos cortos así que cada "año literario" es también corto. Apenas unos párrafos para informarnos de algo que ha pasado ese año. Parece mentira pero el autor consigue formar, con esas pequeñas migas, una historia completa.
Arriesga nuevamente PL Salvador en esta novela tan original, atípica y transgresora. Un estilo muy peculiar el suyo en el que no duda en "mojarse" hablando de la producción literaria, de la edición, de la escritura y de él mismo como autor e incluso como persona.
La verdad es que nadie mejor que él para definir su libro y su estilo. Os copio algunos párrafos que os darán una idea de cómo son sus novelas, sin duda mil veces mejor de lo que podría hacerlo yo:

"El lector se ve arrojado de lleno a una situación que durante las quince o veinte primeras páginas le hace fruncir el ceño, todavía extrañado y sin saber muy bien hacia qué derroteros, tanto narrativos como argumentales, le va a llevar el autor. A partir del momento en que la extrañeza pasa a ser filiación, la intriga y la fascinación se adueñan de una lectura voraz"
Efectivamente, en esta novela como en "El vampiro virgen" y "2222" (que son las que he leído yo hasta el momento) empiezas y piensas: ¿pero esto qué es? ¿Me va a gustar? Son novelas que hay que leer libre de ideas preconcebidas, dejándose llevar por la mente del autor que, sin duda, va a otro ritmo que la de nosotros, pobres mortales.

"Te leo la reseña del jurado: Rod Avlas es un autor inclasificables, con un estilo audaz y poderoso. Su discurso es rotundo en inconfundible. "Inclyd" es una historia de ciencia ficción que atrapará incluso a los menos apasionados del género. Ha conseguido un tono único para indagar en la identidad de la misteriosa protagonista. Inclyd es un juego alienante y enigmático. Además, es una historia entretenida, muy entretenida, que se lee tan deprisa o tan despacio como el lector quiera hacerlo, e invita a relectura asegurada. Cuando se presenta un autor que tiene tanto que contar, que sabe cómo contarlo sin parecerse a nadie más y además lo cuenta así de bien, hay que leerlo".
Eso me pasó a mí con "2222". No me gusta nada la ciencia ficción y, sin embargo, esa novela me encantó.

"Rod tiene la extraña cualidad de, al final de sus obras, llevarte a lugares que no esperabas tras la primera página, de contarte mucho en muy pocos capítulos y de hacerlo de una forma directa, divertida y difícilmente imitable. Sus novelas son de aquellas que, hasta que no pasan unos días después de terminarlas, no te das cuneta de todo lo que te han narrado".
¡En fin! No sé para qué me he molestado en hacer la reseña porque estos dos párrafos resumen a la perfección lo que pienso de las novelas de PL Salvador.
3º.- "Nadando a contracorriente bis"
¿Por qué bis? Pues porque es una reedición de una novela más larga que PL Salvador publicó en el año 2000, hace más de veinte años. Esta no es sólo una nueva edición sino una revisión. No he leído la primera novela así que no puedo comparar.
De las tres novelas cortas que componen "Neel Ram" ésta es la más diferente. Las otras dos tienen muchos elementos en común. También "Nadando a contracorriente" tiene cosas que la acercan a "El vampiro virgen" y " Neel Ram", entiendo perfectamente por qué se han juntado las tres historias en un solo libro. Pero también es algo diferente a ellas. Es la más "convencional" de las tres. Y digo convencional entre comillas porque se pueden aplicar muchos adjetivos a la obra de este autor pero convencional no es uno de ellos. Original, diferente, rompedor, atrevido, arriesgado y adjetivos similares, sí; convencional, clásico, repetitivo..., no. Aún así, digo que es la más convencional de las tres porque es la que más se acerca a una novela "normal". ¡Si hasta tiene una trama policíaca!
En esta historia el autor nos habla de un hombre llamado Marcos que está harto de su vida y decide romper con todo: familia, ciudad, incluso se cambia de nombre y pasa a llamarse Marc. Durante los pocos días que ocupa la novela, Marc tiene unos extraños sueños que son un poco premonitorios. Sólo un poco, pues lo que sueña ha ocurrido u ocurrirá pero de aquella manera, cambiando cosas, mezclando nombres... Eso sí, hay cosas que se repiten: nombres de persona, frases... Por haber, hay hasta asesinatos y un policía que investiga.
"Nadando a contracorriente bis" es un viaje entre lo real y lo onírico tan singular que en ningún momento sabes en qué lado te encuentras. Estás leyendo una escena y te la crees; pero cuando llegas al final, te das cuenta de que es un sueño. Y el autor ha conseguido "engañarme" en varias ocasiones, no sólo una. Y eso que, una vez engañada por primera vez, ya iba avisada: pero no, caía una y otra vez, hasta la última.
Como siempre, PL Salvador escribe con frases cortas, muchas de ellas de tres o cuatro palabras. Todo el libro es diálogo, casi parece un guion de cine. Eso hace que lo leas sin casi darte cuenta, sin ningún esfuerzo.
No deja el autor de lado su querencia por la creación literaria y, como no podía ser de otra manera, uno de los personajes es escritor

En definitiva, "Nadando a contracorriente" es una novela corta en la que el autor juega con los personajes y con los lectores -una vez más- y nos ofrece una novela que se lee en un suspiro, que sorprende y que deja muy buen sabor de boca.
Conclusión final
He disfrutado muchísimo con las tres novelas que componen este libro. Tres novelas que podrían haberse publicado por separado pero que también hacen buen papel juntas porque hay muchos elementos que coinciden en ellas.
En las tres se aprecia el estilo del autor: un estilo de escritura que no es comparable con ningún otro. ¿Se puede hablar de estilo salvadoriano? Lo que está claro que que el autor ha sabido encontrar su propia forma de escribir y que ésta es perfectamente distinguible de cualquier otra. Ya se atisba en "Nadando a contracorriente" pero está mucho más definido en "El vampiro virgen" y en "Neel Ram". Son historias que si nos las diesen en un manuscrito anónimo identificaríamos perfectamente con el autor. Y eso es mucho decir.
Historias "raras", difíciles de encuadrar en ningún género conocido aunque, en este caso y sobre todo las dos primeras, tienen mucho de metaliteratura. Frases cortas que hacen que se lean en un suspiro y una sensación primera de extrañeza, de no saber qué te quiere contar el autor, por dónde quiere llevarte. El mejor consejo es dejarse llevar, implicarse en el juego que te plantea y disfrutar al máximo.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
oscarseron
 30 mayo 2021
En el conjunto de los tres relatos se nos habla de un proceso mediante el cual se consigue alumbrar algo superior para nuestra mente, la concepción de una obra literaria que nos alimenta el alma.
Y en todas ellas se tiene como base la búsqueda del amor y la felicidad, e incluso la perfección a través de los pequeños detalles, y también la búsqueda de la Musa, entendida ésta como fuente de inspiración.
Seguidamente encontraréis la crítica a cada uno de los relatos que componen esta novela.
EL VAMPIRO VIRGEN (NEEL RAM 1)
Primera novela de la tres que componen la última creación literaria de PL Salvador.
En ella, como en otras novelas del autor, la trama se descompone en varias sub-tramas, siendo los personajes de una de ellas conscientes, a medias, de ser creaciones artísticas, es decir de ser personajes de una novela.
En esta interacción entre las diferentes tramas, la que parece ser la real y la ficcionada dentro de la novela, PL Salvador trata el tema de la situación de la mujer situando al protagonista masculino en las antípodas de lo que culturalmente se entiende que tiene que hacer un hombre. Con ello nos hace reflexionar sobre la deriva que ha ido tomando la Sociedad, donde es más importante seguir la corriente que tener pensamiento crítico. En este sentido la virginidad de la que habla el protagonista es, o considerarse, una alegoría de esas personas que se sienten libres para expresar sus ideas con independencia y sin estar corrompidas por las ideas culturales de su país. Siendo una crítica a la deriva autodestructiva que está tomando nuestra Sociedad, donde se vive más por el culto al cuerpo y al placer que por la cultura y la formación, o sea para la inteligencia y la sabiduría. Y son más ponderados aquellos cuya única virtud son sus músculos que su inteligencia.
Por otro lado también se ve como es el proceso creativo de un escritor, y su inconformidad hacia su obra, a la que ve siempre incompleta e imperfecta. Donde por norma general prima más el nombre del autor que la posible calidad de la obra. Que al igual que otros aspectos de la Sociedad está corrompido por el enchufismo y el amiguismo.
También es la búsqueda del alma gemela, ya sea platónica – espiritual o física, que nos ayudará a sobrevivir mejor en este mundo caótico.
Incluso se observa cómo de manera semi-oculta hace varios homenajes y agradecimientos a los que le han ayudado o colaborado con él, mientras repasa su obra literaria y explica el motivo que le lleva a revisar y rehacer una de sus primeras obras, “Nadando contracorriente”
NEEL RAM (NEEL RAM 2)
El final de la primera de las historias que componen este libro nos sirve de transición y prólogo para la segunda de las novelas cortas que componen esta obra, y además es la que da título a la globalidad del libro, siendo un homenaje a su alma gemela Marleen.
En esta segunda novela tenemos la muestra perfecta de que el amor, sea del tipo que sea (aunque en este caso hace especial hincapié en un amor platónico), si es de verdad y correspondido termina imponiéndose aunque transcurra toda una vida. Simplemente amor puro sin necesidad de sexo que ensucie la relación.
Pero haciendo otra lectura de la novela se puede decir que es un repaso por la vida de un escritor y su proceso creativo, donde la inspiración le viene de la mano de una musa, siempre un amor platónico y muchas veces correspondido y real. En esta realidad paralela que describe nos da las dos versiones de escritor que más frecuentemente podemos encontrar, el que escribe casi más por placer y para una inmensa minoría que entienda su obra y disfrute con ella, que para ser reconocido y ganar dinero haciendo de la escritura su forma de vida. Y el segundo tipo es aquel autor reconocido que aun repitiendo esquemas gana premios y vende una enorme cantidad de novelas simplemente por ser un miembro consagrado dentro del mundo editorial.
Además, como en la anterior novela, hay un homenaje hacía aquellas personas que han reseñado su obra, y que más le han gustado o llegado, ya que contiene frases sacadas de estas críticas.
Y fijándonos, por último, más nos daremos cuenta que los personajes femeninos son las protagonistas de sus novelas publicadas, y quizás por publicar, a excepción de Neel que ya explica él que es su mujer, al igual que el personaje de Rod, que es él mismo, con otros nombres y que van creciendo como harían si fueran humanas reales. de este modo su relación con ellas se corresponde a las revisiones que hace de todas sus novelas para mejorarlas según sus criterios. Es por ello que conforme avanza la lectura estén más unidas a Rod que a sus padres novelescos.
NADANDO CONTRACORRIENTE BIS (NEEL RAM 3)
Esta tercera novela que integra la obra completa “Neel Ram”, es la revisión y reedición de la tercera novela publicada por PL Salvador, y según sus palabras podada hasta quedar la mitad de palabras y sin que contenga artificios alguno, para resultar más pura.
En ella el protagonista nos lleva a la búsqueda de la felicidad a través de un viaje onírico que bien puede ser interpretado como la concepción de ideas que todo artista tiene (y sufre), las cuales son difíciles después de expresar en la manera que un escritor las concibe.
Es por ello que acciones muy parecidas, casi idénticas, se repiten en los sueños del protagonista y en su realidad hasta que finalmente las pone negro sobre blanco el escritor haciendo que todas estas ideas cobren sentido y ritmo narrativo.
También es un ejercicio de reflexión filosófica lo que se le presenta al lector durante su lectura, pues en ella buceamos en nuestro interior para localizar aquellos aspectos de nuestra vida que nos llenan de felicidad, paz, amor y armonía, por pequeños que sean. Y en la obra son las mujeres que se relacionan con el protagonista las que simbólicamente hacen que este termine alcanzando ese nivel equiparable al nirvana. Siendo cada una, o mejor dicho aportando cada una de ellas una faceta que sobresale en nuestra personalidad, y el antagonista del protagonista de la obra es el que intenta destruirnos para ser una oveja más dentro del rebaño social y oscurecer nuestra luz.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
carlotenia
 03 julio 2021
La novela se divide en 3 partes o historias o novelas cortas y en esta lectura aprovechamos esto para cada semana diseccionar una de estas historias, que yo uniré en esta reseña final. La primera semana leímos EL VAMPIRO VIRGEN, y la verdad es que las páginas se me han pasado volando y aún no sé muy bien cómo jejejeje. Empezaré diciendo que pese a que conocía su obra, ha sido la primera vez que leía al autor, y es cierto como ya había leído en otras opiniones que un estilo así y esa manera de escribir y mostrarnos el relato es inconfundible, tiene una marca de la casa que lo hace perfectamente reconocible.
Quién sea virgen (guiño al vampiro) en la pluma del autor se puede encontrar descolocada a priori, porque es cierto que en las primeras páginas encuentras un relato caótico, que yo al principio no sabía enlazar, con personajes que van saliendo de la manga del autor y no sabes quién es real, quién es un personaje imaginario pero basado en otro conocido, quién ha venido de visita de una novela anterior... El autor es un titiritero que juega con nosotros y con sus personajes presentándonos una amalgama de sujetos y sujetas a cada cual más dispar, que se entrecruzarán, se conocerán, se harán amigos o algo más y que parece que en cualquier momento van a saltar de las páginas para presentarse ante tí.
El autor se vale de este juego para hacer un ejercicio de metaliteratura en estado puro y duro, creando historias dentro de otras historias, incluso un cuento escrito a cuatro manos de una ficción distópica que ME HA ENCANTADO, pero con muchas referencias, incluso críticas que nos hacen pensar, y esto no es capaz de hacerlo cualquiera. Si incluso el propio autor y su musa (con esa pista al título de la novela), aparecen en escena y nos regalan sus reflexiones... También destacar todo el conocimiento que nos ofrece acerca del proceso literario, de casarse o no con las editoriales, de lo complicado y a la vez fácil que es crear, de la necesidad de los autores por volver a releer lo ya escrito y la dichosa corrección para llevar la obra a su estado más maduro, coherente y potente, un ejercicio que el autor lleva por bandera y veremos en el último relato de la novela.
Con personajes como ya he dicho atípicos, donde un hombre defiende su virginidad, algo nunca visto, se habla de relaciones paternales, con mujeres, con amigos, que se salen de la normal, en la búsqueda de una felicidad que tiene que ver con la aceptación, y quizás sean retazos autobiográficos, o no, quién sabe con PL Salvador.
La verdad es que las páginas se leen solas, con capítulos muy cortos, con muchos diálogos e incluso monólogos, poca acción pero no la necesita porque el juego es buscar todo lo que nos tiene que ofrecer el autor con sus novelas, cuentos e historias encerrad@s dentro de una trama principal que aún no me queda muy clara pero ni me importa.
Seguimos con la lectura conjunta de la novela de PL SalvadorNEEL RAM y el segundo domingo fue el turno de exponer nuestras impresiones de la segunda parte, que coincide con el título del libro. En esta parte se nos relatan los capítulos por años, que van del 1993 al 2020, en una andanza por los personajes, que nos van a decir mucho con pocas palabras, ya que los capítulos son cortitos, pero no se necesita mucha palabrería para decir muchas cosas, cuando la enjundía son estos mismos personajes y el fondo de lo que se relata.
Esta parte comienza con el encuentro de los dos personajes a mi parecer principales, Neel y Rod, que por avatares de la vida coinciden y comparten un bocadillo de tortilla de calabacín que después se volverá a repetir en un tiempo... Se tratan en realidad del escritor y su mujer, su musa, en esa dualidad que nos ofrece PL Salvador de protagonizar su novela con Rod como su alterego, o bien PL Salvador como alterego de Rod. Y de la mano de Rod y Neel empezará un desfile de personajes, maridos, hijas, amigos, visitantes del taller en el que trabaja, escribe y monta una librería el escritor, que no nos dejarán indiferentes. Cada uno es especial a su manera, unos más apasionados, otros pesimistas, otros que se entregan y otros que reciben esa entrega.
Pero si nos centramos en Rod y Neel, me parece que esta parte de la novela, y coincido con algunos de mis compañeros de lectura, es una absoluta declaración de amor, con un final precioso por cierto, que nos dicta todo lo que necesita el amor para ser de verdad: entrega, paciencia, saber estar, ofrecerte a esa persona sin que ella se de cuenta, hacer cosas por ella, y esperar, tener esa capacidad de estar ahí para cuando ella finalmente pueda estar 100% para tí. Me ha encantado descubrir de la mano de estos dos personajes el dicho ese de que la vida puede dar 100 vueltas, pero si era tu destino, te llegará. En definitiva, creo que es una oda a la mujer.
Por otra parte, el autor no deja atrás otros temas, sigue habiendo mucho de metaliteratura en Neel Ram, el proceso de creación de las historias, la controversia de si un autor debe ser fiel a su estilo y cuidar a sus lectores aunque sean poquitos y vender menos, o entregarse a una editorial donde pueda que venda mucho más pero quizás pierda toda su esencia.
También aparecen otros temas como las relaciones entre padres e hijos, es increíble que se pueda sacar tanto de esta novela donde a priori parece todo muy ligero, pero tiene una profundidad brutal.
Finalmente, el último domingo de Mayo acabamos la novela y expusimos nuestras impresiones, y aquí os traigo el desenlace de la lectura conjunta que hemos hecho a lo largo de casi un mes de la novela Neel Ram de PL Salvador. Así pues, es hora de dejaros mis opiniones, como el resto de participantes, de la última historia de las tres que componen esta novela tan peculiar.
Hay que explicar que esta parte en cuestión es una reedición de una novela homónima que vio la luz hace unos 20 años. El autor la ha revisado y la ha cambiado, cargándose la mitad de las palabras que tenía en su origen porque buscaba un relato más puro, sin artificios, sin paja adicional, y la verdad es que con poco más de las 140 páginas que tiene ahora, ha quedado una historia redonda. A mí parecer, esta historia, dentro del estilo único de Pl Salvador, es la que más se puede identificar con una novela "al uso", donde yo he encontrado un comienzo, nudo y desenlace claros, siempre si lo comparo con los relatos anteriores. Quizás por eso me ha gustado más, me la he leído rapidísimo (las últimas páginas han volado) y la he ido entendiendo ya que en las anteriores he tenido que hacer algunas relecturas de párrafos. También se asemeja a una novela corta, con sus asesinatos y todo, y ya sabéis que aquí la fanática del thriller, no se puede resistir. Era lo que faltaba para conquistarme!
En NADANDO A CONTRACORRIENTE BIS nos vamos a encontrar a Marcos, que decide acabar con toda su vida anterior, reinventarse y empezar una nueva vida libre de ataduras, buscando su libertad y encontrarse a sí mismo. Un serie de acontecimientos que no desvelaré son los que han hecho que de este paso. En menos de una semana se cuentan un montón de cosas que le ocurren a Marcos (ahora Marc), la gracia de este relato y que hacen que sea perfectamente reconocible del autor es que se van a mezclar las cosas que le pasan de verdad al protagonista con sus sueños, casi siempre pesadillas, y encima lo que va soñando ocurrirá, es decir que tendrá sueños premonitorios, aunque estos se desvirtuan un poco cuando pasan en realidad. Puede soñar que se corta la cara y eso ocurre al día siguiente, aunque es otro personaje el que se corta la cara. El juego aquí está claro. Intentar descubrir cuándo le están ocurriendo los hechos a Marc y cuando lo está soñando. Ya os lo digo yo: es imposible! Te metes tanto en la historia y parece tan veraz, que cuando el protagonista abre los ojos sudoroso por una pesadilla o con los ojos cegados por el sol que entra por la ventana te maldices otra vez porque no has sido capaz de descubrir que nuevamente todo eso que te contaba PL Salvador y te estabas creyendo a pie juntillas, no era real (por lo menos en ese momento). Me ha parecido sublime!!!!
Y así acabamos la novela, me ha dado penita acabarla, porque ha sido toda una vivencia; es de esas lecturas que merecen más relecturas porque en cada una encontraremos detalles nuevos! Por cierto, una mención especial a la protagonista Luna, en palabras del autor, esa mujer que simboliza el amor y la sabiduría, y no podría estar más de acuerdo. Me ha hecho mucha ilusión que una de las protagonistas más especiales lleve el nombre de mi hija.

Felicidades PL Salvador y gracias por cuidar tanto a tus lectores y blogueros.
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Hefesto
 11 mayo 2021
No es descabellado pensar que la auténtica literatura es similar a la auténtica alquimia. Es arte y es ciencia. Implica un aprendizaje lento, arduo, y demasiado asociado al método "ensayo-error" como para que quienes no tengan una profunda necesidad de conocimiento, la desarrollen durante mucho tiempo.
Algunos se acercan a la literatura (a la alquimia espiritual), buscando transmutar el plomo en oro. Desean un rédito rápido y siguen sendas iniciadas por otros. Pocos lo consiguen. Pero esa transformación del metal, ese éxito (tal vez fortuito), hace que dejen de buscar, de innovar. de aprender.
Puede que los “afortunados” que logren triunfar rápidamente nunca comprendan la auténtica conexión del alquimista con el cosmos, del escritor con su obra. Algunos despertarán algún día advirtiendo su error, asumiendo que son meros ilusionistas. Que la piedra filosofal no tiene relación alguna con cuentas bancarias, con récords de ventas, o con popularidades en redes.
PL Salvador es un alquimista. Un verdadero alquimista. de los que escriben por amor y por necesidad (vital). de los que aprenden de sus errores y no se detienen hasta encontrar un estilo propio. de los que saben que el oro no es el objetivo y destilan, y depuran, y pulen, y vuelven a destilar los elementos en un ciclo casi interminable hasta que advierten que todo el proceso, en realidad, se desarrolla en sentido contrario al esperado. Hasta que son conscientes de que son ellos (los alquimistas, los escritores) la auténtica materia en constante cambio y purificación.
Cuando la depuración interior (la catarsis creativa) se ha completado, adquieren un poder asombroso. No el de la vida eterna como piensan los que suelen conformarse con el oro, sino el de LA VIDA con mayúsculas. Porque logran, tras años de decepciones y esfuerzo, la capacidad de otorgar a sus personajes esencia e inteligencia, de rozarlos con un dedo y animar sus corazones (sí, el Dios que retratara Miguel Ángel en la Capilla Sixtina era, sin duda, escritor). de hacer que sus creaciones le amen y le adoren reconociéndole como su hacedor. Sin embargo, prácticamente ningún otro autor-alquimista ha decidido devolverles ese amor yendo al mundo que para ellos ha concebido. Casi ninguno ha querido o podido ser omnipresente. Ser autor, creador y personaje. Tan solo el Rey de todos ellos: PL Salvador.
¿No entendéis mi discurso? Dejadme entonces que os hable de El vampiro virgen, la primera de las tres novelas cortas que componen Neel Ram.
La literatura está en el centro del universo de Dad, un hombre entrado en la treintena que sueña con ser escritor y amo de casa. No desea otro empleo. No es vago, torpe ni perezoso, simplemente sabe lo que le hace feliz. Ha autopublicado dos novelas bajo el seudónimo de Bloss Ñejer, un personaje canalla y divertido creado por PL Salvador en Nueve semanas justas, justitas, y estas le han reportado excelentes críticas y ningún beneficio. Cuando se encuentra trabajando en una nueva historia, sus padres deciden echarle de casa.
Dad no se hunde ni se deprime. Ni siquiera tras el fallecimiento de su abuela, la única persona que le comprendía y aceptaba. La libertad que le confiere sentirse rechazado le impulsa a viajar sin rumbo, buscando enriquecerse y acumular experiencias que le ayuden a escribir mejor.
El vampiro virgen es metaliteratura pura y perfecta. Una obra en la que su principal protagonista (Dad), engendra a Kewo, su alter ego cincuentón, mentiroso y maniático; un triunfador a los ojos de los demás (aunque a la deriva en lo esencial), que busca en Min su contrapeso vital. Porque Dad intuye que así ha de ser, que él estará perdido si no encuentra a su musa. al fin y al cabo, su admirado Salvador encontró a Marleen...
PL es el alquimista literario que, como os decía al principio, ha terminado por alterar su propia naturaleza a través de las letras. Su amor por la narrativa le ha hecho enfermar del mismo mal que padeciese El Quijote, pero con una variante mucho menos peligrosa. No confunde la realidad con la ficción, sino que se mimetiza con esta. Se inserta en ella transformándose en personaje e influye, como amigo y no como un dios, sobre quien creó a su imagen y semejanza.
Estamos ante una obra innovadora, ágil, divertida y autorreferencial. Una travesura creativa en la que desde la estructura hasta el empleo del lenguaje son geniales: no hay narrador, solo diálogos y pensamientos que no necesitan de guiones ni aclaraciones para ser entendidos. PL Salvador se convierte en lo que más ama. En literatura pura. Y eso le da la oportunidad de tomarse la revancha de aquello que no le fue concedido, de corregirse a sí mismo, de homenajear veladamente a sus amigos, y de nadar contracorriente.
Esto es todo lo que os diré de El vampiro virgen y espero que no hayáis entendido nada. Porque para entenderlo hay que vivirlo. Y para vivirlo hay que leerlo. Así que aquí termino con la primera parte de las tres que conforman esta obra. de la segunda, llamémosla Neel Ram II (Neel Ram), os hablaré muy pronto. Aún sigo saboreándola, pues se trata de la declaración de amor más original que os podáis imaginar.

Enlace: https://elyunquedehefesto.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         72
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
HefestoHefesto03 mayo 2021
Buscar es una manera de vivir. Te puedes pasar toda la vida buscando. Mientras buscas, mantienes viva la esperanza. Mientras buscas, no te desesperas.
Comentar  Me gusta         50
HefestoHefesto02 mayo 2021
Nos ha tocado una época extraña. La época de la abundancia inútil. La época de la precariedad definitiva. Abunda lo banal. Escasea lo primordial. Un desastre. Todo el mundo tiene cosas y qué pocos tienen un buen trabajo.
Comentar  Me gusta         30
HefestoHefesto02 mayo 2021
Viajaremos muy despacio. Seremos camino. Esta vez no habrá meta. Bueno, sí la habrá, pero será el camino.
Comentar  Me gusta         60
HefestoHefesto02 mayo 2021
La literatura tal como la entendemos hoy toca a su fin porque pronto los autores superarán en número a los lectores. Lo más lógico sería que en un futuro no muy lejano casi todo el mundo escribiese, dedicándose la gente a intercambiarse las obras.
Comentar  Me gusta         20
HefestoHefesto01 mayo 2021
Los seres humanos no necesitamos seducir para subsistir. La selección natural no funciona con nosotros.
Comentar  Me gusta         40
otros libros clasificados: autoficcionVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
161 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro