InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8416159769
Editorial: última línea (16/02/2019)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
En la España de 2010, Cesia Fornes sufre la crisis. Se ha quedado sin pacientes y el dinero se acaba. Como dispone de todo el tiempo, empieza a escribir una novela. La historia no tarda en absorberla. Una ficción que le da lo que la realidad le niega. Cesia aún no sabe que está a punto de protagonizar una fuga prodigiosa. No sabe que terminará olvidando su condición, que dejará de sentirse autora, que se convertirá en un personaje más. Sí sabe, sin embargo, que en s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 20 octubre 2020
Todos podemos escaparnos y llegar, con mayor o menor dificultad, hasta donde lo ha hecho Cesia. Lo que solo está al alcance de unos pocos es conseguir la hazaña de P.L. Salvador, ponerlo por escrito de manera que algo sumamente complicado parezca sencillo. La fuga y la representación.
La prodigiosa fuga de Cesia está dividida formalmente en dos partes. La primera, tiene asimismo otras dos diferenciadas, una referente a 2010, en la que un narrador omnisciente cuenta la historia de Cesia, una psicóloga de 45 años, a la que la vida no le va demasiado bien. No le gusta su físico desde que, a causa de un accidente, «ya no es tan guapa encima cojea […] le cuesta asimilar este deterioro». En su tiempo libre escribe, pero tampoco obtiene el éxito social que le gustaría, «su novela Zigzag no tiene cabida en nuestro Programa Editorial». Algo desesperada, decide escribir una nueva novela inspirada en su propia madre y su hermano muertos.
Y así, la otra parte, de esta primera, es la propia novela de Cesia quien, a través de un narrador omnisciente relata, desde 1960, la historia de Jairo, a quien le asigna sus mismas características «Jairo nació el día que le extirparon las amígdalas […] su madre fue el dolor y su padre el miedo […] En aquel momento aprendió a sufrir».
Cesia trasmite a Jairo el amor que ella misma sintió hacia su madre. Paradójicamente, Eva, la madre angelical de Jairo, es prostituta. Aunque a Eva le gusta su vida decide estudiar enfermería para poder ejercer en un futuro. Cuando parece que lo tiene todo, termina la carrera, se enamora del sargento Santiago Serrano y deciden casarse, Eva muere a causa de las envidias que suscitaba entre las otras prostitutas, no sin antes haber puesto en el camino de la prostitución a una niña, Carla, y a su propio hijo Jairo, ambos de 16 años. La edad en la que Cesia también se vio sola.
Jairo mata a la asesina de su madre y a su chulo y se va, a una pedanía de Alcantarilla, en el coche de un cura —quien le hace ver que el cuerpo no es lo importante sino solo una herramienta «para purificar un alma impura»— con el fin de decirle a Santiago que su madre ha muerto. Este será su nuevo ángel protector.
Como si de un místico se tratara, Jairo pasa todo un calvario de penalidades en las que su cuerpo queda lacerado por las drogas, el alcohol y la cárcel hasta que se purifica y consigue tener, ya en prisión, su grupo de adeptos. Siguiendo los pasos de Eva aprende enfermería y ayuda a los presos. Antes ha debido sufrir la muerte de Carla, con la que tuvo una hija, Nina, a quien cría Lula, enamorada de Jairo que, a su vez, le da otro hijo. Pero Lula también es asesinada por un yonqui, por lo que los hijos de Jairo se quedan al cuidado de una buena amiga. Nina va creciendo y entrando en las drogas y la prostitución hasta que Jairo, al salir de la cárcel, decide salvarla.
El problema subyacente es que, según mueren, las protagonistas salen de la historia para enfrentarse a Cesia, su creadora; ellas no han podido decidir en su futuro, quieren regresar a su vida, habían encontrado con Jairo una felicidad total porque las había ayudado a conseguir lo que querían. Pero el tiempo ha ido pasando y Cesia no ve lógico que estas mujeres deban enfrentarse a un Jairo que las supera, ya con creces, en edad. Llegados a este punto, la autora determina dejar la novela sin acabar, ella es feliz viviendo con Eva, Carla y Lula, tres personajes que la llenan emocionalmente y la ayudan a tratar a su amiga Wanda, una actriz que pasa por malos momentos emocionales.
Pero estas tres mujeres ficticias tienen pensada otra solución para la autora.
Cesia, siguiendo sus deseos, se introduce en el mundo irreal de la Segunda Parte como personaje que ha absorbido a los otros tres. Ya no es escritora, solo psicóloga, amiga de la nueva protagonista, Wanda, a la que Jairo y Nina ayudarán a encontrarse a sí misma y ser feliz, antes de morir asesinada, y quien es responsable de que Cesia encuentre, finalmente, a Jairo.
Con este resumen tan largo, he querido resaltar la complejidad estructural de la novela y las dificultades existenciales a las que son sometidos los personajes, la pérdida de una madre o de otros seres queridos, la relativización de valores importantes, la necesidad de ayuda de los más débiles, la carencia de dinero, la falta de autoestima… Todas encarnadas en una misma persona, Cesia, capaz de forjar un mundo ideal en el que conceder importancia relativa a lo que nos rodea hasta forjar nuestra propia identidad.
La prodigiosa fuga de Cesia representa la escapada que debe realizar mientras interactúa con sus personajes hasta que se reconoce plenamente. A Cesia no le vale el modelo que predomina en la sociedad. Sus personajes buscan su propia familia (no la impuesta, que puede fallar por diversas causas) para ser felices en ella. Cesia, dentro del submundo de los inadaptados, encuentra un mundo utópico para Jairo y lo convierte en el nuevo mesías; un mundo donde la muerte es algo natural, forma parte de un proceso de regeneración en el que para que algo brille con todo su esplendor, ha debido extinguirse lo que no lo permitía. Eva muere para que Jairo, su hijo, pueda brillar con luz propia. Las mujeres que han estado con él han desaparecido al alcanzar lo que querían, Carla muere feliz al tener a su hija Nina, protegida hasta que la luz de Lula se apaga, para que Wanda siga dando sentido a su vida y a la de Jairo. Cuando Nina es consciente del proceso «ya está convencida, se ha convertido al jairismo». Eva, Carla y Lula han decidido sacrificarse, «Morir a la edad de Cristo. Tres mujeres que nacieron en diferentes momentos para perecer a la misma edad».
Las mujeres que han estado con Jairo se han formado según su filosofía, se trata de minimizar el pasado para que la vida adquiera sentido según un conjunto de valores inmateriales que lo representan ante el mundo: comunicación interpersonal, reflexión con uno mismo y estabilidad personal. Para Cesia el jairismo es una religión acorde con su concepto de la ética, que tiene un componente social en el que no importa la clase, raza o nacionalidad, un componente material que no nos aboque al consumismo y un componente cultural lo bastante fuerte para que no nos dejemos engañar. Cesia es consciente de haber sido capaz de crear un ser totalmente espiritual, feliz a pesar de las desgracias, por eso no le importa introducirse en la historia para imbuirse del espíritu de Jairo, que no es sino el suyo, un espíritu con el optimismo y madurez de Wanda, la sinceridad de Lula, la simpatía de Carla y la belleza natural de Eva. A cambio, Cesia le aporta, una vez que lo ha asumido, lo que la vida le ha dado, una leve cojera y alguna cicatriz en la cara, «me ha perforado el gemelo izquierdo. También me han hecho un agujero para el pendiente».
En La prodigiosa fuga de Cesia observamos algunas constantes de la obra de su autor. Mediante el acto metaliterario, la protagonista/autora impone una metonimia icónica del escritor, además constituye una técnica de acercamiento al lector, que lee con recelo la metaficción pues la intuye como un símil de la vida real de Cesia, es decir, es una técnica con la que P.L. Salvador aproxima la ficción a la realidad para que el lector empatice con este mundo irreal. Con la metaliteratura, la novela se sitúa entre una ilusión ficcional verosímil y la puesta en evidencia de esa ficción.
El libre albedrío es otra constante del autor quien, con sus personajes, como ya hiciera Unamuno, discute sobre el libre albedrío, ¿tenemos en realidad libertad de pensamiento o de acción o solo somos piezas de un sistema determinista regido por algo poderoso? P.L. Salvador se constituye, a través de Cesia, en una figura a medio camino entre literato y filósofo, «se siente intrusa en un universo irreal. Las personas caminan como autómatas […] comprende que no puede habitar dos mundos, que ha de elegir, que debe ir preparándose para el salto».
La duplicidad de personajes y actos que observamos en Nueve semanas llega a su punto álgido en esta novela, cuando Cesia y Jairo quedan unidos en su físico, sus recuerdos y sensaciones. al principio Cesia maneja a los personajes a su antojo hasta que ellas no están de acuerdo y la obligan a reflexionar. No pretenden ser solo una compleja red de marionetas sino que quieren que Cesia se dé cuenta de lo que ha conseguido gracias a ellas, encontrar lo que estaba buscando, su propio yo, que no es sino «la actitud misma. Y no cabía duda: el espíritu se nutría de ella. Su filosofía era un canto a la actitud. Que repercutía en uno mismo».
Otra constante en la obra de Salvador es el concepto que tiene de la mujer. Sus personajes femeninos son decididos, arrasan en un mundo de hombres en el que su fuerza interior consigue que brillen con luz propia.
A través de sus novelas voy conociendo, creo, a P.L. Salvador, alguien apasionado del lenguaje, la literatura y la música, de costumbres sencillas y con un fuerte concepto de la amistad. Esto se refleja en su obra por lo que es un placer leerlo, pero en esta me he llevado además la grata sorpresa de encontrarme con un espacio que conozco: Alcantarilla, Javalí Nuevo, Cartagena o Murcia acompañan a Cesia en su anagnórisis.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         52
Inquilinas_Netherfield
 23 junio 2019
P.L. Salvador forma parte de ese grupo de autores que estoy casi segura de que no hubiese conocido de no ser por la existencia de este rincón en la blogosfera. Hay autores que tienen tanto markéting detrás que de un modo u otro acabas oyendo hablar de ellos (aunque no quieras o no te interesen, pero ese es otro tema), pero otros escritores llegan a tu ámbito lector por circunstancias concretas y especiales, y ahi se quedan para siempre.
¿Cómo os explico de qué va La prodigiosa fuga de Cesia? Porque cuanto menos sepáis, mucho mejor. Cesia es una psicóloga de cuarenta y cinco años a la que las cosas no le van bien. La crisis se ha llevado los pacientes de su clínica, está sola porque no le han quedado amigos tras su divorcio, apenas tiene recursos, sufrió un accidente que le dejó coja, no encuentra trabajo... su salida es la escritura, escribe de manera compulsiva, son varias las novelas (premiadas, pero no publicadas) que ha escrito en los últimos años. Y decide comenzar otra novela, una novela que le sirva como vía de escape, una novela en la que lo dé todo... absolutamente todo, aunque ella misma no conoce todavía el alcance de esa entrega.
Así nos introducimos en la novela que escribe Cesia y que da comienzo en 1960 con la prostituta Eva como (primigenia) protagonista. Esta primera parte, desgranada a capítulo por año sin saltarnos ni uno (cincuenta años en cincuenta capítulos cortos) nos va acercando hasta el 2010, año en que Cesia está escribiendo la novela. Y al mismo tiempo que nos acercamos en la ficción al presente real en el que vive Cesia, también nos encontramos capítulos ambientados en ese propio presente real en los que la ficción se cuela de la manera más insospechada. Y luego la historia continúa de manera lineal a partir de 2011, que constituye la segunda parte del libro. No puedo, ni quiero, ser más explícita, porque en esta historia la nula anticipación lo es todo.
Y es que si por algo destaca la obra de Salvador (al menos la publicada, la que conocemos sus lectores) es por la vuelta de tuerca con que suele implementar el giro metaliterario en sus historias, porque además en cada uno de sus libros lo hace de una manera diferente, con lo que en cierto modo esperas la metaliteratura pero nunca sabes de qué modo va a jugar con ella ni hasta qué punto va a ser importante en la historia. En La prodigiosa fuga de Cesia resulta imposible determinar esa importancia porque es literatura sobre literatura dentro de literatura en su máxima expresión, y el lector debe zambullirse en esa marabunta de engarces y eslabones sin saber lo que le espera ni atender a prevenciones que valgan. Perdería toda la gracia, la capacidad de sorpresa, el as bajo la manga.
¿Qué pinta Cesia realmente en todo esto? Pues la artífice (ficticia) de toda esta ingeniería argumental no es en absoluto el epicentro de la misma, porque en esta fuga hay muchos protagonistas que se van repartiendo palos, andanzas y supervivencias varias. Ahora, si me obligáis a apuntar con el dedo y elegir al estandarte de esta historia, sin duda señalo a Jairo, el hijo de la Eva prostituta y enfermera de película que vive enamorada del hombre que un día será su vástago: Jairo es el que supura y respira por cada una de estas páginas, el que rasca y aporrea el argumento en busca de algo que ni él mismo acierta a definir mientras reparte abrazos y colecciona errores de esos que se pagan con sangre, cicatrices y mala suerte.
De todos modos, ya digo que son muchos los personajes que viven sus vidas en estas páginas. Quizás por eso el autor no se resiste a incorporar ese listado de personajes que siempre gusta de añadir al comienzo de sus novelas, pero sinceramente es un listado que al menos yo no he consultado en toda la lectura porque estos personajes respiran individualidad y se definen por sí mismos y sus acciones en todo momento. Con ellos nos adentramos en el mundo de la drogadicción, la delincuencia, la prostitución, en el espectáculo de vidas truncadas por el azar más estúpido y de vidas confusas por elecciones estrelladas. La España de los años sesenta da paso a la Valencia de la democracia que disfruta de los desenfrenados y libres ochenta y se ahoga en unos noventa en los que pintan bastos y hay que reinventarse como sea. Recorremos a pie de calle el devenir durante décadas de la sociedad española a golpe de ilusiones y espejismos, jeringas y valiums, muerte y resurrección.
Y por medio de todo esto la literatura como vía de escape, como forma de expresión elemental y primitiva, como nutriente que condiciona la existencia del autor. Llega un punto en que los límites entre la realidad y la ficción se desdibujan no solo para Cesia, la autora de la novela, sino para los propios personajes que ella crea y que luchan por encontrar el sentido a su creación y a las cosas que les ocurren. Parece como si cada uno de ellos quisiera descubrir su auténtica realidad explorando límites que solo la ficción es capaz de dibujar pero de la que al mismo tiempo se ven capaces de escapar. La prodigiosa fuga de Cesia es un libro que se enrosca sobre sí mismo, que contiene vidas dentro de otras vidas y que expone a una autora que cuenta su propia historia dentro de otra historia hasta el punto de perderse en ella y encontrarse. Y mientras llegas a ese final que lo comprende todo, que es simplemente perfecto lo anticipes o no, ves el trabajo de muchos años y la genialidad de la diferencia y la valentía.
La prodigiosa fuga de Cesia es una obra notable, muy recomendable, diferente (como todo lo que escribe este autor) y con unos personajes potentes y sinceros sobre los que destacan, porque no puede ser de otra manera, Jairo Espínola por un lado, y Cesia por otro. Metaliteratura edificada con ladrillos que ajustan como un guante y realidades que se pierden en ficciones que resultan mucho más interesantes conforme van ganando terreno. Todo ello contado de ese modo que resulta fluido y sencillo en apariencia pero que sabes (imaginas) que esconde y necesita mucho trabajo para conseguir, precisamente, esa elocuencia.
La sensación que me queda cada vez que cierro un libro de P.L. Salvador es la de que este autor tiene tanto por contar como vidas quizás ha vivido, y que hace gala de una forma de abordar su obra tan personal, artesana y auténtica que resulta imposible anticipar cómo será su próxima novela. Si tras leer Nueve semanas (Justas-justitas) o 2222 alguien tuviese la tentación de encorsetar su estilo narrativo dentro de unos parámetros determinados, comprobaría que con La prodigiosa fuga de Cesia el propio autor le da una patada en el culo a esa idea. Igual que hay autores de los que sabes siempre qué esperar, hay otros que enarbolan la bandera de lo incógnito y que te sorprenden por su forma de forjar personajes y esculpir historias. No tengo ni idea de qué esperar del próximo libro de Salvador, y eso es algo que me encanta.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
oscarseron
 05 marzo 2021
Cesia, una mujer trabajadora en plena crisis económica de 2010 ha perdido su trabajo como psicóloga y comienza a escribir de manera profesional, pues en esas empieza una nueva novela basada en su madre y su hermano gemelo, en principio.
En esta novela Cesia trata el tema de la aceptación tanto personal como profesional y social, el amor, ya sea materno – filial, romántico y amistoso – sexual, y las ganas de mejorar – superarse.
También, y en el caso de la autora de la novela, es un claro ejemplo de la implicación psicológica y emocional que los escritores tienen con sus obras hasta el punto de sentirlas parte de su ser y el autor o autora termina creyéndose un personaje más dentro del universo por él/ella creado. Este hecho se ve en el caso de Cesia cuando se representa, o así parece, en dos de sus personajes (Eva y Wanda) en el físico que ella tenía antes de sufrir un accidente que la desfiguró, y en ellos expone sus miedos, certezas y seguridades. de este modo, Cesia expone la falta de importancia que tiene un físico espectacular sino lleva con él una mente cultivada. Es decir, habla de lo efímero de la belleza y lo duradero de los conocimientos, los cuales son los verdaderos artífices que consiguen que las personas mantengan su status.
Volviendo a la novela que Cesia está escribiendo, a través de Jairo (el protagonista masculino y casi omnipresente de su novela) nos adentra por las miserias que arrastra la vida, incluso en las penumbras de una España que despertaba de la dictadura y comenzaba a “jugar” y experimentar con las drogas, entre otras cosas. Así en Jairo concentra todas las virtudes que un buen amigo – amante debe tener, entre otras la fidelidad, confianza, etc.
Siguiendo con Cesia, al entrar físicamente en la novela y ser un personaje más de la misma comprendemos de qué manera todas las mujeres protagonistas de la vida de Jairo, Eva, Carla y Lula, son representaciones de sí misma, por lo que al hacerse inmaterial o empezar a existir blanco sobre negro y hacer que ellas vuelvan a su mundo, podemos sentir como Cesia está completa al estar todas compartiendo cuerpo y esencia. Terminando así la primera de las dos parte en que se divide el libro.
En la segunda parte Jairo es el protagonista absoluto y además desarrolla una vida más espiritual, aunque sigue siendo el principal exponente de la rebeldía contra la Sociedad, así como de la fidelidad a sus creencias y los suyos. Tratará de desintoxicar a su propia hija de las drogas, trasunto de una Sociedad que está corrompida por el consumismo y gadgets innecesarios para llegar a la felicidad. Estando en ello, entra en escena Wanda, la mayor exponente de esa sociedad consumista y superflua, la cual también comenzará a perder el velo que mantenía oculto su verdadera naturaleza y vuelve a una vida sin consumismo extremo, como la que mantenemos la mayoría de las personas.
Resumiendo, y aunque ya se ha citado, el tema global de la novela es o puede interpretarse como el universo que crea el escritor en cada una de sus obras termina por llegar a hacerse real en su mente. Mientras que en la novela dentro de la novela, es decir en la novela de Cesia, también nos encontramos con un enfoque filosófico de la vida que huye de todo lo que la Sociedad indica como básico para tener la felicidad contra lo que realmente necesita, estar en paz con uno mismo sin necesidad de nada superficial como el dinero (en exceso). También que se busca, y encuentra, el amor en aquella persona que te ofrece esa paz de espíritu y te recuerda los buenos momentos vividos, en general durante la infancia, lo que comúnmente se dice que todos buscamos a nuestros padres en nuestras “medias naranjas”.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Bajolapieldeunlector
 09 mayo 2019
Este año he repetido de nuevo con P.L. Salvador, ya lo hice en su momento junto a Ana Belén y ambas disfrutamos mucho de esa reseña a cuatro manos en las que os hablábamos de "Nueve semanas. (Justas-justitas)". El resultado de aquella lectura corta, pero original e intensa hizo que me imaginara otro tipo de lectura con este título que os traigo. Me explico...la experiencia fue tan peculiar que esperaba otra historia así, y sin embargo Salvador ha vuelto a sorprenderme. Esta historia es mucho más intimista y además bebe de la de metaliteratura.
Dicen que a ciertas personas les sirve de ayuda escribir, como una válvula de escape que va tomando forma mediante las letras. Eso es lo que siente Cesia. Es psicóloga, pero su profesión vive un mal momento en plena crisis económica. Tiene todo el tiempo del mundo y pocas motivaciones, así que decide comenzar una nueva historia, otra más, que consiga hacerle fugarse por un momento de su realidad.
De esa necesidad de escribir nace Jairo, una vida que surgió en 1960 y que iremos conociendo hasta llegar a 2011. Él es su protagonista principal, aunque serán muchos los personajes que conozcamos a lo largo de sus páginas. Todos relacionados con él, con su vida y sus circunstancias. Y especialmente a través de él descubriremos a las mujeres que le rodean, sin las que no sería el mismo, ni tampoco la historia. Empezando por su madre, Eva, una mujer soltera que tiene que luchar desde el minuto uno para salir adelante con su hijo. Su vida no es fácil, nada, y sin embargo no pierde la esperanza de convertirse en lo que siempre quiso: ser enfermera. Es una protagonista maravillosa, con la que es inevitable no empatizar...es dulzura, es fuerza, tan bella por fuera como por dentro.
"Jairo nació el día que le extirparon las amígdalas. Como no recuerda nada anterior a esa fecha, deduce que entonces fue un ser sin conciencia. Se podría decir que su madre fue el dolor; y su padre, el miedo. Una imagen que destaca con nitidez: un sillón alto y blanco, de hospital. Todavía siente los implacables brazos del médico que le encajó en él, su impiedad, y el gélido hierro del trono. En aquel momento aprendió a sufrir."
No quiero adelantar mucho más, pero cada uno de los protagonistas que van surgiendo serán clave en los siguientes. Las vidas de los primeros, sus actos, acabarán por condicionar las vidas de los siguientes. Se tocarán temas de la época, como por ejemplo el impacto que tuvieron las drogas, los efectos que esta generó y, como no podía ser de otra manera, las consecuencias en sus protagonistas. Dibujando así una sucesión de historias duras, de vidas que parecen tambalearse y de otras que se acaban antes de lo que deberían. Entre sus páginas encontraremos amor, amistad, dolor, muerte, evolución...ingredientes que podrían formar parte de cualquier vida.
Y de vez en cuando la trama de Jairo se frena, y volvemos a 2010. al comienzo de todo, a la esencia de la historia que está dentro de nuestra historia, volvemos a su escritora, a Cesia. A su realidad...una cada vez más desdibujada que roza la fantasía, pues parece que sus protagonistas cobran vida y ella cada vez pertenece más a su propia historia. Sin embargo no quiere cambiarlo, quiere meterse dentro, vivirlo junto a ellos y esperar ese final de todo. Un final, que ya os adelanto, es maravilloso y emocionante.
Como dije al principio, "La prodigiosa fuga de Cesia" bebe de la metaliteratura, pues esconde una novela dentro de otra. Se habla del proceso de la escritura y especialmente de las sensaciones del escritor con sus personajes, de cómo estos surgen de él. El escritor da vida a sus protagonistas, pero también ocurre al revés. Unos no serían sin los otros. Y eso mismo es lo que le pasa a Cesia, su historia no hubiese sido de ese modo sin ellos.
"Como creadora, se debe a sus personajes, está a su servicio, y ha de usar su cerebro para narrar la vida que cada uno de ellos se labra, dejando a una lado la imaginación para escuchar los impulsos de su corazón. Escribir de corazón."
No puedo no recomendaros esta historia emocionante y original, ni tampoco a su autor, que vuelve a demostrar que es capaz de llegar a su lector y hacer que todo lo que escriba cobre vida. Que los personajes no solo sean de Cesia y de él mismo, sino también un poco nuestros.
Enlace: https://bajolapieldeunlector..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
MaiteGil
 15 marzo 2019
Cuando llega la crisis la psicóloga Cesia Fornes pierde a la mayor parte de sus pacientes. Eso le permitirá dedicar tiempo a la escritura, y se embarcará en la creación de una nueva obra. La escritora se implicará tanto con su creación que terminará siendo absorbida por el texto.
La novela está dividida en 2 partes claramente diferenciadas, siendo la primera la más extensa. Comenzaremos en el año 2010 donde conoceremos a Cesia, para posteriormente meternos de lleno en la novela que ella escribe. La narración de esta obra comienza en 1960 y nos llevará hasta el año 2010. Cada capítulo será un año, y en ocasiones regresaremos a la época de Cesia.
En esta primera parte conoceremos a Eva, una mujer con una vida complicada que estudia para ser enfermera, y capítulo a capítulo seremos testigos de su vida, de la de su hijo Jairo y de lo que les depara el destino.
La segunda parte transcurre en el año 2011 y seguimos siendo fieles lectores de la obra de Cesia.
La novela me ha sorprendido gratamente. Tenía esperanza en que me gustase después de haber leído otro de los libros del autor, pero no esperaba que me enganchase tanto. Los personajes son geniales y el punto fuerte de esta novela. PL Salvador nos ofrece un variado elenco de personajes carismáticos, reales y cercanos que toman decisiones y viven en consecuencia a ellas. No puedes evitar encariñarte con la mayoría de ellos. Son muy humanos y sus caminos no siempre van en línea recta.
Aunque "La prodigiosa fuga de Cesia" tiene 464 páginas no se hace pesado en ningún momento, al contrario, te las bebes sin darte cuenta. La pluma de PL Salvador es muy directa y te envuelve sin apenas darte cuenta. Los giros en la trama hacen imposible el aburrimiento.
Creo que va a ser uno de esos libros que voy a tardar en olvidar, y os animo a que le deis una oportunidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (1) Añadir cita
BajolapieldeunlectorBajolapieldeunlector09 mayo 2019
"Como creadora, se debe a sus personajes, está a su servicio, y ha de usar su cerebro para narrar la vida que cada uno de ellos se labra, dejando a una lado la imaginación para escuchar los impulsos de su corazón. Escribir de corazón."
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: metaliteraturaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
161 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro