InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466664629
Editorial: Ediciones B (10/01/2019)

Calificación promedio : 3.69/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Un adicto a la novela negra juega a imaginar crímenes perfectos, hasta que alguien empieza a hacerlos realidad... Una novela negra con una premisa original y rompedora. El hallazgo del cadáver de una prostituta en un céntrico piso de Barcelona es el arranque de una extraña cadena de asesinatos. Un hombre se ha entregado a la policía autoinculpándose de este y otros crímenes, pero las cosas no están tan claras: el presunto asesino, adicto a la novela negra, se ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (9) Ver más Añadir una crítica
Ali
 04 abril 2019
El hombre que nunca le haría daño a nadie, que bien queda el título cuando has leído la sinopsis previamente ¿verdad? Nunca le haría daño a nadie, pero se presenta en una comisaría diciendo que ha matado a varias personas, vamos que un poco más y confiesa el asesinato de JFK.

Eso que tanto me ha llamado la atención a mi, es justo lo que le pasa a los policías que lo atienden. Un hombre que parece no haber roto un plato en su vida, por lo que lo dejan marcharse. Pero... ¿y si de repente comenzaran a aparecer los cadáveres de los que se ha auto inculpado? ¡Empieza lo bueno, agarraros que vienen curvas!

Es un thriller policíaco que parte de la muerte de Brenda. Brenda es una joven que va a dar mucho juego a la novela pese a estar muerta ya desde el principio.
Será la base para que el autor juegue con presente y pasado. No ha sido un problema para la lectura, porque el autor siempre sitúa el momento de la acción que esta ocurriendo. Vamos a saber lo que pasó para que Felix se declare culpable, hasta la muerte de Brenda, hasta que concluyamos que al final ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos.
Pero todo esto el autor nos lo va a hacer llegar a través de una investigación policial llena de giros, donde todos los protagonistas van a estar implicados de alguna manera, donde todos esconden algo, y donde todos también quieren saber la verdad.
Los personajes, pese a ser bastantes, para mi han sido primordial en la novela. Porque les hemos conocido en profundidad, hemos estado en sus mentes, nos hemos puesto en su situación, y pese a que creo que ninguno justificaríamos un asesinato, hasta se les comprende, vamos que el autor ha conseguido que hasta empatices con el más malo malísimo, o malos.
Todo parte de un asesinato y el equipo de investigación que lleva el caso. El inspector Castro y la subinspectora Ortiz.
No quiero desvelar demasiado, porque si ha sido un libro que me ha impactado por su forma de narración, por los adelantos y atrasos en el tiempo, que hacen que la novela vaya cogiendo ritmo, que nos vayamos encariñando con los personajes, con unos más que otros, que entendamos la problemática de todos y cada uno de ellos.
Nos vamos a ver inmersos en el mundo de la prostitución, de la corrupción, de otros mundillos que el autor deja caer como si nada, pero que hacen de eso una trama espectacular.
Chic@s de verdad, es que recomiendo esta lectura, porque sé que si me pongo a decir más os acabaré espoileando cosas que merecen la pena ser leídas y sufridas en primera persona por el lector.
La novela se encuentra estructurada en 47 capítulos a través de 290 páginas, todas ellos narrados en tercera persona.
El autor se ha dedicado para escribir para programas de televisión, pero realmente este es su primer libro en solitario y se ha estrenado por todo lo alto.
Para mi ha sido un verdadero placer, leerlo, comprender al hombre que nunca le haría daño a nadie :) y sobre todo disfrutar de la escritura (fondo y forma) del autor.
Resumiendo... Nos encontramos ante un thriller policíaco-negro, que lleno de giros, y que llevándonos del presente al pasado ha conseguido un misterio alrededor de los asesinatos que no podremos parar de leer. Se lo recomendaría a la gente que le guste un buen thriller de novela negra-policíaca y a aquellos que quieran iniciarse en el género. Os gustará.
Enlace: http://www.leolalluviacaer.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         71
LAKY
 23 febrero 2019
En un céntrico piso de Barcelona se ha encontrado el cadáver de una joven prostituta. Un hombre se entrega a la policía confesando ser el culpable de éste y de otros crímenes; incluso de algunas muertes que no parecen crímenes como la de aquel banquero a quien le dio un infarto y murió. Y encima el autoinculpado no parece ser un asesino, ni mucho menos; todo lo contrario, parece un trozo de pan. Tanto que hasta la policía decide dejarlo libre. El autoinculpado se llama Félix Olivares y es un adicto a la novela negra. Ha leído tantas que sabe más de crímenes que los expertos de la policía. Así que decide imaginarse una serie de crímenes perfectos. El problema es que esos crímenes empiezan a producirse. ¿Habrá pasado Félix a la acción, o alguien ha tenido acceso a los cuadernos en los que refleja sus elucubraciones y las está llevando a la práctica?
Serán el inspector Domingo Campos la subinspectora Begoña Ortiz quienes deberán investigarlo
El hombre que nunca le haría daño a nadie” me ha parecido una novela negra diferente, fresca y original. Y eso ya es mucho decir en un género en el que, más o menos, se repiten las mismas fórmulas. Sólo por esto ya merece la pena su lectura. Pero es que, además, es muy entretenida, engancha mucho, se lee sin darte cuenta y a mí me ha dejado muy buen sabor de boca
El libro se estructura en 48 capítulos de corta extensión. Parte de la muerte de la prostituta, Brenda, y todos los capítulos se estructuran en torno a ese hecho por lo al inicio de cada uno se incluye una coletilla en plan “el día de la muerte de Brenda”, “dos días antes de la muerte de Brenda”, etc… La trama no se desarrolla en orden cronológico sino que hay saltos continuos en el tiempo. Un tiempo, eso sí, muy limitado pues el pasado se refiere a poco antes de la muerte de Brenda. Y así durante un período de dos semanas por lo que asistimos a la investigación casi en tiempo real.
Es un narrador en tercera persona quien nos informa de los entresijos de la historia. Lo hace con un estilo sencillo y muy ágil. Hay mucho diálogo, alternancia de personajes y escenarios, saltos en el tiempo y, como he dicho, capítulos muy cortos. Todo ello hace que el ritmo de lectura sea rápido y que ésta sea sumamente sencilla. Es un libro que perfectamente te puedes leer en dos sentadas.
En esta ocasión no os voy a hablar apenas de los personajes . Son pocos y no quiero desvelar nada importante. Sí que me ha hecho gracia el primer sospechoso, el autoinculpado, ese hombre que tiene aspecto de no hacer nunca daño a nadie. Un hombre anodino, en el que no te fijarías si te cruzas por la calle. Un hombre con un hobby muy especial: leer novela negra (bueno, esto es evidente que no tiene nada de especial) e imaginar crímenes y “prepararlos” concienzudamente con seguimientos a las víctimas, etc.. Junto a él tenemos a los dos policías, una pareja que comienza a trabajar junta en esta ocasión y que no se lleva nada bien. Ella es un poco borde y muy ambiciosa, él es un buen policía, uno de los mejores, pero ya está bastante quemado. Y hay más personajes, claro, pero de esos no voy a decir nada
Además de la investigación, se tocan algunos temas interesantes en la novela como esos pobres niños ricos, el abuso a menores, la prostitución de quienes no necesitan realmente prostituirse (ya sabéis, jóvenes universitarias que lo hacen para darse unos caprichos), el maltrato escolar, etc… Temas secundarios pero interesantes
La trama está bien llevada. El autor nos va dejando pistas a la manera de miguitas que nos permitirán encontrar el camino a la solución, al mismo tiempo o incluso antes que la policía
Conclusión final
Me ha gustado, la verdad. Necesitaba una lectura entretenida y ágil que me proporcionase unas horas de desconexión y eso es, precisamente, lo que me he encontrado en este libro. Además, me ha parecido diferente y no es fácil en este tema

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
MGAranguren
 17 marzo 2019
Una novela policíaca, salpimentada con cierto humor ácido, que hace de su lectura una experiencia amena y placentera.
'El hombre que nunca le haría daño a nadie' habla de un hombre gris, el típico ser que pasa inadvertido ante los demás, sin dejar poso ni huella alguna en sus semejantes. Para aliviar esa sensación de vacío, Félix Olivares, adicto a la novela policíaca, se dedica en sus ratos libres a idear el crimen perfecto. Para ello va anotando en una libreta cada uno de los pasos a dar para perpetrar ese delito sin fallas. Investiga a sus víctimas y conoce todas sus rutinas. Simula los asesinatos, como un juego, hasta que un día una de sus víctimas ficticias aparece muerto. A Olivares le entra el pánico y acude a la policía a entregarse como autor del delito, pero las autoridades desestiman que él haya podido cometer el asesinato, sin embargo, comienzan a aparecer más víctimas y todas ellas asesinadas de la forma en que Félix Olivares lo había ideado.
La historia parte de una trama muy atrayente y original. de hecho creo que podría haber sido una novela de diez si no fuera porque se intuye demasiado pronto el desenlace y porque la narrativa, con frases largas y pocas comas, hace que cueste un poco hacerse a la lectura, aunque en determinados momentos muestra atisbos de una fantástica frescura en la prosa que hacen que todo adquiera sentido.
La novela no es muy larga y está distribuida en 48 capítulos cortos. Esto hace que se lea en muy pocos días.
Los personajes están bien definidos y una de las mejores cosas que tiene la historia es el tratamiento del bullying y de la pederastia sin caer en demasiados detalles macabros ni sensacionalistas. Temas delicados tratados con bastante juicio y sin abusar de ellos.
Esta, además, es la primera obra en solitario de este autor por lo que se le adivina un gran futuro en este campo ya que es un guionista consagrado.
En definitiva, recomendable para los adictos a la novela negra.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Bookworm
 14 febrero 2020
La sinopsis de "El hombre que nunca le haría daño a nadie" fue lo primero que me llamó la atención de este libro y aunque no conocía de nada a Roger Rubio, confieso que una de las cosas que me animó a leerlo fue saber que su autor tiene una larga carrera escribiendo para algunos programas de televisión, que sé que será justo lo que a otros les eche para atrás, pero después de haber leído novelas de otros autores que también tienen experiencias en guiones televisivos como Agustín Martínez, o Santiago Díaz Cortés y de haber disfrutado tanto con sus historias ni lo dudé. Sabía que como mínimo iba a encontrarme con una historia muy visual y seguramente con bastante ritmo, que es algo que me encanta. Aunque me pilló en medio de otra lectura, decidí ojear las primeras páginas y cuando me dí cuenta ya me había merendado medio libro. También tengo que decir que no es muy extenso, la verdad, así que ha sido una lectura muy rápida y que he disfrutado mucho.
Como indica la sinopsis, en esta historia hay un hombre (ese que nunca le haría daño a nadie) que disfruta planeando hasta el más mínimo detalle la muerte de algunas de las personas de su entorno. Es un aficionado a las novelas negras y juega a imaginar el crimen perfecto, pero eso sí, sin llegar a cometerlo jamás.

Para cada una de sus potenciales víctimas abre un cuadernito negro en el que va a anotando hasta el más mínimo detalle de su vida, horarios, costumbres... e imagina la forma de matarlas, pero solo eso, lo imagina, así que cuando una de sus víctimas muere de verdad (el subdirector de un banco), no puede con la culpa y confiesa ser el autor del crimen. Para él una cosa es fantasear con la muerte de alguien y otra muy diferente es tener la sangre fría para llevarlo a cabo, así que aunque llega a la comisaría contando su historia, poco menos que lo tachan de "pobre loco" y lo mandan de vuelta a su casa, hasta que los cadáveres empiezan a amontonarse.
El primer cadáver que aparece en escena, sin embargo, no es el del subdirector del Banco, sino el de Brenda una prostituta, que nos servirá para situarnos en el tiempo, ya que los capítulos llevan un pequeño título que nos sitúa unas horas o días, antes o después de la muerte de Brenda.
Sobre el argumento ya no os cuento más. Solo os diré que atrapa y que poco a poco te vas formando una idea en la cabeza en la que tienes muy claro qué puede estar pasando, hasta que de repente... deja de estar tan claro. Me han gustado mucho los giros y las sorpresas que esconde esta historia y también la pareja protagonista, que son los encargados de llevar a cabo la investigación y que a medida que esta avanza, van a ir respetándose y entendiéndose mejor.
Por un lado tenemos al Inspector Domingo Campos, divorciado y padre de un adolescente. Lleva demasiado tiempo haciendo un trabajo que ya no le llena y tiene la curiosa capacidad de abstraerse durante unos breves minutos a lo largo del día y en diferentes situaciones e imaginarse haciendo otro tipo de trabajo que nada tiene que ver con el suyo (locutor de radio, taxista, pianista, profesor, médico...)

Por otro lado está la Subinspectora Begoña Ortiz, que en un principio creyó que sería la encargada de llevar el caso hasta verse relegada tras la llegada de Campos. Es tenaz y trabajadora, con fama entre sus compañeros (hombres, claro) de ser ambiciosa y adicta al trabajo y no resulta especialmente simpática. Me ha gustado mucho este párrafo que refleja realmente la situación real de cómo son las cosas todavía hoy en muchos trabajos en lo que a las mujeres se refiere.
Otra de las cosas más interesantes de la novela es el escenario de toda la trama y es que el autor nos lleva de paseo por las calles de Barcelona continuamente. Me puedo imaginar a cualquier lector que conozca bien la ciudad disfrutando mucho al reconocer todos los escenarios.
Sinceramente, la novela se devora. Además de tener un ritmo que no baja en ningún momento, te va dando pistas que te hacen pensar que ya está todo el pescado vendido desde la mitad del libro, para acabar sorprendiendo al lector con un final que me ha encantado. Es una historia que va al grano, no pierde el tiempo en descripciones que no van a aportar nada a la historia y que creo puede tener mucho que ver con la experiencia del autor a la hora de trabajar en televisión. Desde luego ha sabido crear una historia muy ágil y visual con la que he disfrutado desde la página uno.
No sé si es el principio de una serie o no, pero no me importaría volver a encontrarme con Campos y Ortiz en un nuevo caso, aunque siendo sincera, empiezo a preferir los libros autoconclusivos, la verdad.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
RosaDracos
 14 enero 2019
Me ha sorprendido mucho, lo he disfrutado, tanto por los personajes como por desarrollarse la acción en Barcelona, mi ciudad natal... incluso menciona la calle donde viví mi infancia y adolescencia!!
La trama puede parecer bastante trillada: pareja mixta de policías que investigan una serie de asesinatos; y realmente, en este aspecto no aporta nada nuevo, aunque en algunos momentos me ha sorprendido.
Lo más llamativo es el sospechoso que nos presentan desde el principio del libro. Es un hombre anodino, que pasa totalmente desapercibido, sin amistades, sin relaciones personales, pero fanático de la novela negra (me ha hecho gracia leer que en determinado momento se gasta 187 euros en libros) y con un hobby un tanto peculiar: escoger una persona real, investigarla a fondo, hacerle un buen seguimiento, averiguar sus rutinas, planear y llevar a cabo todas las acciones para su asesinato... pero sin el último paso que sería cometerlo.
Cuando empiezan a aparecer cadáveres asesinados según sus planes, se entrega y confiesa su participación.
Me han gustado los investigadores: un inspector de policía, muy concienzudo, pero ya un poco quemado; y una subinspectora, con un carácter arisco.
Pese a la mutua antipatía al empezar a trabajar juntos, poco a poco llegan a respetarse el uno al otro, compenetrándose perfectamente en la investigación.
El inspector tiene un rasgo inédito: cada vez que entra en algún sitio o pasea o se para en un semáforo, tiende a ensimismarse, imaginándose a si mismo desarrollando otra profesión durante unos minutos (profesor, pianista, camarero, taxista....).
La narración se desarrolla sin pausa, ágilmente, manteniendo la coherencia del argumento y los personajes.
Al final no puede faltar el consabido giro, que para mí ha sido totalmente inesperado y no lo hubiera imaginado nunca, y es un digno colofón a un libro que he leído, como aquel que dice, por casualidad.
Muy recomendable!!!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (4) Añadir cita
AliAli04 abril 2019
La infancia marca el carácter de las personas y él no olvidaba la suya.
Comentar  Me gusta         30
MGArangurenMGAranguren17 marzo 2019
El rostro no envejece por los años sino por las bofetadas que la realidad nos va dando.
Comentar  Me gusta         10
MGArangurenMGAranguren17 marzo 2019
Los cambios no necesariamente ocurren cuando pasan las cosas sino cuando tomas la decisión de que pasen.
Comentar  Me gusta         00
MGArangurenMGAranguren17 marzo 2019
Sé que no añoran el pasado, solo se añoran a ellos mismos cuando tenían veinte años.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
64 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}