InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8490618224
Editorial: Ediciones Palabra, S.A. (15/03/2019)

Calificación promedio : 3.42/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Rico, guapo, esperanza de madres ambiciosas y desesperación de sus hermanas, el marqués de Alverstoke no ve motivos para sacrificarse por nadie. Hasta que una pariente lejana, ajena a su egoísmo, recurre a él para solicitar su ayuda. Arrastrado de un drama a otro por la numerosa e imparable familia Merriville, Alverstoke se sorprende al descubrir que está lejos de aburrirse. La más fascinante de todos es la resuelta Frederica, que parece más preocupada por el bienes... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 07 mayo 2019
No conocía esta novela antes de la propuesta de lectura y resulta que es un clásico escrito en los años 60 por una autora de la que nunca había oído hablar. Además, tras una breve búsqueda también he podido conocer otras novelas de Georgette Heyer y todas ellas están ambientadas en la regencia con toques románticos. Reconozco que me esperaba un romance histórico del tipo Orgullo y prejuicio, con muchas escenas de tensión entre los dos protagonistas y un tira y afloja que mantuviera el interés, pero no ha sido para nada lo que me esperaba. de hecho, ni siquiera lo calificaría de novela romántica dado que el romance es mínimo en esta novela y por el contrario se parece más a una novela de época con situaciones rocambolescas al estilo de Mujercitas. Pero vayamos por partes desgranando todo lo que me he encontrado en Frederica.
De entrada se puede pensar que la historia está centrada únicamente en quien da nombre a la novela pero ni siquiera es el caso. El protagonista en realidad es el marqués Alverstoke, un aristócrata deslenguado, con un humor ácido y despreocupado de la familia y cualquier responsabilidad. A sus 37 años es un soltero codiciado por su fortuna y por su atractivo pero no está interesado en casarse ni en mantener ninguna relación más allá del cortejo de una noche. Se aburre con facilidad y no le importa que su reputación sea peor que sus actos. Hasta que conoce a Frederica, una de sus primas lejanas, cuando acude a pedirle ayuda desinteresadamente. Frederica es la mayor de cinco hermanos junto a Harry, Charis, Jessamy y Felix. Con 24 años ya es una solterona a la que se le ha pasado el momento de estar en el "mercado" de jóvenes casaderas y su único objetivo es presentar en sociedad a su hermosa y encantadora hermana Charis para que encuentre un buen marido. Su hermano Harry está en la universidad así que sobre ella recae también el deber de cuidar y educar a sus hermanos pequeños Jessamy y Felix, el primero demasiado serio para su edad y el segundo tan revoltoso y travieso que no para de darle quebraderos de cabeza.
Así que en realidad tenemos muchos más personajes de los que aparentemente suelen aparecer en una novela romántica al uso porque sigo pensando que no lo es. al contrario, aquí todos ellos tienen su propio protagonismo aunque lo cierto es que a todos los conocemos a través de los ojos de Alverstoke, que sin ser el narrador absoluto de la novela, sí que son sus pensamientos y sus acciones las que vamos conociendo de primera mano, así que también sus impresiones sobre lo que van significando Frederica y todos sus hermanos pequeños para él. Su evolución a través de los capítulos es lenta pero paulatina y aunque se ve venir a lo lejos cómo terminará todo, la novela sigue un ritmo agradable con multitud de situaciones cómicas gracias al pequeño Felix, que no para de meterse en líos, a los tejemanejes de las señoras de la alta sociedad que con su hipocresía juzgan a las dos hermanas Frederica y Charis, a una por ser feucha y demasiado lista y a la segunda por ser guapísima y muy tonta.
Sin embargo, debo decir que pasada la segunda mitad, por algún motivo, la lectura ha empezado a hacerse un poco larga, como si no avanzara lo suficiente y diera vueltas sobre lo mismo una y otra vez (más aventuras de Felix que salen mal, nuevas conversaciones para casamientos y enlaces de conveniencia, más conversaciones entre Frederica y Alverstoke que no llegan a ningún lado…). Quizás solo haya sido sensación porque la verdad es que todo lo que va ocurriendo resulta interesante, pero creo que algunas escenas sobran porque son más de lo mismo y pueden llegar a hacer la lectura un poco larga. Por el contrario, el final esperado se me ha hecho demasiado precipitado y todo se ha resuelto en 3 páginas contadas, algo que me suele chafar bastante cuando me parece sacado sin justificación. En este caso, no puedo decir que me haya disgustado porque, como digo, se veía venir y tampoco necesitaba mayores explicaciones para la resolución que me esperaba. El romance es lento, muy lento y solo aparece de forma secundaria entre todo lo demás, y aún así está presente en cada encuentro aunque solo sea en forma de shippeo para quien lee. Yo esperaba algo mucho más evidente y me he alegrado de que no haya sido así porque este aspecto es lo que diferencia esta novela de otras muchas.
Por lo demás, me ha sorprendido muchísimo el estilo sarcástico de Georgette Heyer, una autora que domina la época sobre la que escribe y que la plasma tal cual eran las cosas, con sus convencionalismos y sus costumbres que hoy en día no entenderíamos (como que Frederica ya sea considerada una vieja solterona o que Charis necesite a su hermana como carabina para conocer a sus pretendientes, por ejemplo). Utiliza un lenguaje bastante actualizado para la época que refleja pero no se nota al ir leyendo y casi que se agradece que no use fórmulas anticuadas en las frases y se limite simplemente a darle un toque de ambientación de la Regencia pero sin resultar sobrecargada. Aunque lo que me ha resultado muy chocante es que apenas hay descripciones de entornos o de vestuario, ni tampoco hay casi descripciones físicas de los personajes (salvo que Charis es muy guapa y Frederica no tanto), cuando lo normal es que quien narra una historia con esta ambientación se recree a gusto en los entornos de mansiones, bailes y vestidos. Aquí hay lo justo y necesario para recordarnos la época en la que estamos pero nada más. Así que en ese sentido todo fluye a través de diálogos y de párrafos que nos muestran las relaciones y las interacciones entre los personajes de una forma muy amena.
En otras palabras, puede que me esperara otro tipo de historia porque estoy acostumbrada a juzgar un libro por su portada pero no ha importado en absoluto para que haya logrado sorprenderme muchísimo con esta historia diferente ambientada en una época muy típica para un romance atípico. Me ha entretenido mucho pese a que he tardado algo más de lo normal en leerlo porque sí que había partes en las que me costaba avanzar por la falta de novedad en la trama, pero no ha sido obstáculo para que me haya encantado descubrir esta lectura. Así que si os gusta la época y las comedias de situaciones, esta novela puede ser muy apetecible si queréis leer algo diferente.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Galena
 15 julio 2019
Hace muchos años leí un libro de Georgette Heyer y Frederica será el segundo que lea de esta autora. Sinceramente, no recuerdo mucho de aquella otra novela, tendría que buscar en mis notas el título porque tampoco lo recuerdo, pero sí me quedé con la idea de que su pluma me había gustado. Es conocida por sus novelas “blancas” de romance histórico y por tener un estilo bastante pulcro y cercano a la época en la que se ambientaban.
Frederica parte de una premisa realmente interesante y me enganchó bastante al principio. La protagonista, quien da título a la novela, es jovial y decidida, muy segura de sí misma y su desparpajo conquista a Alverstoke, que por lo demás era un hombre al que ya nada le sorprendía y vivía la vida con cierto hastío. Las conversaciones entre ellos dos son lo más divertido de la historia, me encanta cómo interactúan y la personalidad de Frederica.
La narración es buena y la autora se cuida de mostrar detalles sobre aspectos que interesan a los personajes, como los globos o las fundiciones, y no siempre es fácil. También se incluyen algunas escenas hilarantes de humor que están bastante bien.
Aunque hay algo de romance, es cierto que la historia no gira en torno a él al completo y hay muchos otros personajes que intervienen, como los hermanos de Frederica. Entre Charil y Harry consiguieron hacerme perder la paciencia, realmente eran muy jóvenes a pesar de que las normas dictaban que al ser el varón mayor debía ser el cabeza de familia y por eso me gusta que se muestre a Frederica como la más capaz y competente a la hora de tomar decisiones.
La relación de Alverstoke con los más pequeños me gustó mucho, creo que es muy tierna y lo cierto es que hay muchos pasajes dedicados a los líos en los que los chicos se meten y como él procura solucionarlo o educarles. Sin embargo, me habría gustado que se incluyesen más escenas dedicadas a la relación del marqués con Frederica para entender mejor como se construye su relación y como se enamoran. Hay pinceladas pero habría estado mejor tener más tiempo para ellos y para la relación romántica, que ocupa mucho menos espacio del que yo me esperaba.
El final contiene un momento de tensión que no me esperaba y me pareció original porque incluye diversos factores en los que se mide la fuerza de los personajes y lo que de verdad les importa.
La edición es muy bonita, me sorprendió porque en físico la portada es más impresionante que lo que se ve en la pantalla y el diseño de las flores llega hasta el interior de las solapas. Es el primer libro que veo editado por Ediciones Palabra y me ha sorprendido gratamente, seguro que los fans de Georgette Heyer aman tener un libro tan bien cuidado de esta autora.
En general, fue una lectura agradable y que me ha gustado, pero no ha sido significativa, y en eso me llevo la misma sensación que obtuve cuando leí por primera vez un libro de esta autora. Buena narración, buena ambientación, personajes interesantes pero le falta algo más de fuerza, de sustancia para mi gusto. No obstante, no me importaría leer más historias suyas porque cuidaba mucho el lenguaje y la ambientación y eso falla en muchas otras novelas históricas románticas, no es tan fácil encontrarlo. Resumiendo, aunque no fue perfecta, es una lectura que he disfrutado y que se lee muy bien si os gusta el género.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
carlotenia
 03 agosto 2019
En esta novela vamos a encontrar dos personajes principales: Vernon, Marqués de Alverstoke y Frederica. El primero, un ser egoísta y altanero está acostumbrado a que todo el mundo le pida favores atendiendo a su dinero y su posición y título. Él rechazará de manera cruel todas las peticiones que le lleguen, particularmente de sus hermanas, que no hacen más que aprovecharse de él y hacerle teatros para que les saque las castañas del fuego.
Por otra parte tenemos a Frederica, dama de 28 años que se ha ocupado de toda la familia desde que murieron sus padres (ni más ni menos que cinco hermanos contándola a ella), y ahora ha decidido instalarse en Londres para presentar en sociedad a su hermana Charis, porque ya va teniendo edad de casarse. Pero necesita alguien que la introduzca en la sociedad de la época, en los bailes, los Clubs de lujo y demás para que se hermana se pueda dar a conocer y encontrar marido (así iba la cosa en esos tiempos). Ella ha decidido quedarse soltera y ejercer de madre de todos, y hará lo que sea necesario para que así sea. Por eso acude a Alverstoke en calidad de primo segundo o primo lejano, para que les eche un cable. No sabe donde se ha metido!
Al principio el Marqués piensa en despachar a su prima como haría con cualquier otro, pero su vida roza el hastío y el aburrimiento, y una serie de percances y encontronazos hace que se vea envuelto en embrollos tan surrealistas que le apetece relacionarse más con ellos porque al final lo sacan de su monotonía. Eso y que sus hermanas van a morir de coraje cuando vean como se desvive por una "familia de segunda", y eso le motiva mucho, hace que al final acabe conviertiéndose en el tutor de los hermanos pequeños, y empiezan a sucederse acontecimientos que nos sacarán una sonrisa.
La novela está situada en el período de la Regencia, a mí no me llama especialmente la atención, en este libro lo que más he valorado han sido los personajes y las pequeñas tramas que van sucediendo, pero es cierto y hay que reconocer que la autora es una auténtica experta en este período y así nos lo demuestra. No sólo por la ambientación, sino porque sabe relatarnos a la perfección las costumbres de la época, lo que se estilaba, lo que vestían las damas y los dandys. Hay aspectos que me han sorprendido mucho, por ejemplo eso de que las mujeres "en edad casadera" tuvieran que llevan carabina, y las que pasaban los 25 ya no las necesitaban porque ya no estaban en edad casadera... Madre mía, como ha cambiado todo. También los matrimonios no concertados, pero convenientes, era impensable por ejemplo que pudieras casarte con un hombre que no fuera de tu círculo y de tu status, también se habla de los inventos de la época. Todo interesante pero no es algo que ma haya quitado el sueño.
En cuanto a los personajes, hay de todo, indudablemente los protagonistas con mis preferidos. Por ejemplo la evolución de Vernon me ha gustado mucho, Frederica está tan ocupada de ocuparse de su familia (valga la redundancia) que no encuentra un momento para pensar en ella y eso me ha cabreado un poco. Los hermanos menores pues Felix que es el más pequeño y que realiza varias trastadas (una de ellas es la que hace que Frederica y el Marqués se unan más y que este último descubra su enamoramiento por Frederica), te hace sentir simpatía, por los demás casi que no. Por ejemplo Charis y Harry, los mayores, me han resultado insoportables. Supongo que eso es también parte del arte de la escritora, que consiga despertarte esas sensaciones, pero es que Charis es tan penosa y pazguata que no podía con ella jajajajaa.
Tengo que decir que si buscáis una novela romántica rollo Orgullo y Prejuicio, no es la vuestra, de hecho no es que yo sea amante de este tipo de novela, pero es lo que más me ha faltado, sí que hay muestras de cariño entre los personajes principales y diálogos entre los que se pican los dos, como que hay tonteo, y en el que Vernon se muestra protector con Frederica, algo que da mucha ternura, todo cargado de ironía que es lo que más me ha gustado. Pero no hay un enamoramiento que se va desarrollando paso a paso y en el que estamos deseando que ocurra el beso. Bueno, sí, un enamoramiento hay, pero es tan patético que mejor obviarlo. La novela, aunque con trazas de romanticismo, pertenece más al género histórico, en la que muestra los personajes tipo, los bailes de la época, un poco novela costumbrista. Os lo digo para que no os decepcione si vais buscando un novelón de amor.
Y pese a que no me ha molestado leerla, está bien escrita, ha sido fácil seguir el argumento y se lee rápido, vuelvo a recalcar que seguramente un amante del género la hubiera disfrutado mucho más que yo, me ha costado empatizar con algunos personajes, otros me han caído fatal, y eso sí, he aprendido mucho del Londres de la época. Pero no creo que por el momento repita con la autora.

Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Romancesencontrados
 12 mayo 2019
Frederica, de Georgette Heyer, es una novela romántica histórica publicada por primera vez en 1965, ambientada en el año 1818 y a pesar de haber sido publicada en inglés en varias ocasiones, no ha sido hasta este año que ediciones Palabra ha decidido traerla traducida a España. Son pocos los libros que he leído de la autora, el último hace más de 10 años y la verdad es que he quedado encantada con este nuevo libro y seguro que hará las delicias de todas las personas enamoradas de los libros de época.
Frederica lleva cuidando de sus hermanos pequeños desde que murieron sus padres y la verdad es que se ha apañado bastante bien y jamás se ha quejado por ello. Cuando su hermana Charis entra en edad de ser presentada en sociedad no le queda más remedio que pedir ayuda, ya que ella, por sus propios medios sabe que no será capaz de darle todo lo que ella necesita.
Es por eso que decide ir en busca de Alverstoke, un familiar bastante alejado de la rama de la familia, para solicitarle que la ayude en su empeño de presentar a Charis en la alta sociedad londinense. Alverstoke no es un hombre dado a ayudar a las personas; es egoísta e indolente, pero hay algo en Frederica que le atrae y decida ayudarla.
Poco a poco, sobre todo gracias a la forma de ser de Frederica, se enamorará de ella y es la primera vez en la vida del marqués que éste no sabrá cómo actuar para lograr lo que quiere, el amor de esa mujer que ha logrado derribar la coraza que tantos años le ha costado endurecer.
Como os he comentado antes estamos frente a una novela de época que a pesar de haber sido publicada en varias ocasiones, como podéis comprobar por las fotos que os dejo, jamás había sido publicada al español, así que cuando me llegó la nota de prensa y leí el primer capítulo, no dudé en pedirla pues me había llamado mucho la atención y la verdad es que no me arrepiento, pues me he encontrado con una novela divertida y adictiva.
Es cierto que la historia de amor que encontramos dentro de sus páginas no es arrasadora o impactante. Es una relación que se cuece a fuego lento y que apenas nos damos cuenta de cuándo sucede ya que está llena de momentos fugaces a los que si no prestamos atención es posible pasar de largo, pero a mí me ha gustado mucho.
Frederica es una mujer que se siente solterona y aunque ya se ha hecho a la idea no podría estar más alejada de la realidad. Me ha parecido una buena persona y bastante humilde y aunque es cierto que sus ideas están bastante alejadas de las que dictaba la sociedad, no por eso es prepotente o maleducada, al revés, es una chica humilde que prefiere cuidar de los demás antes que de ella misma.
Vernon, el marqués de Alverstoke también ha sido un protagonista que me ha gustado mucho. al principio puede parecer bastante prepotente y egoísta, pero pronto te das cuenta de que es una coraza que se ha creado a causa de las constantes peticiones de sus familiares más allegados. Por eso cuando Frederica llega a su vida queda tan fascinado, porque por primera vez conoce a alguien que no le quiere solamente por su dinero, sino por su compañía y sus conversaciones.
Pero no solamente podremos disfrutar de nuestros dos protagonistas, ya que el libro está compuesto de variados personajes. Charis, la hermana de Frederica, es quizás la que más peso tiene como secundaria a causa de su presentación y de los momentos en los que la trama gira alrededor de ella, pero no me puedo olvidar de Felix, el hermano pequeño de la familia y con el que no he parado de reír. Es un pillo de mucho cuidado y al menor descuido la ha liado parda, pero a la vez esa un niño dulce y cariñoso.
También podemos encontrarnos con Jessamy, otro de los hermanos y dotado de un carisma arrebatador. Harry, el hermano mayor de la familia es quizás el personaje más enigmático de los que hay, ya que apenas le conocemos y cuando aparece no es un personaje que me haya enamorado. Hay otros, como Mr Darcy Moreton, un hombre más que interesado en Frederica, pero que me ha caído fatal o Charles Trevor, el secretario de Alverstoke, que me ha caído bastante bien.
Como veis Frederica es un libro lleno de personajes y de momentos divertidos, pero a la vez lleno de convencionalismos y dotado de un humor sarcástico que hará las delicias de cualquier persona. Eso sí, como os he dicho antes, no esperéis un amor al uso porque no lo encontraréis.
Enlace: https://misromancesencontrad..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bibliotecariarecomienda
 28 julio 2019
Recibí este ejemplar gracias al programa Masa Crítica de Babelio, la verdad es que la portada es preciosa y me llamó mucho la atención. Frederica es una obra con solera, pues fue escrita por la autora Georgette Heyer en el años 1965.
Nos encontramos en la Inglaterra de la Regencia.
Frederica Merriville llega a Londres junto a su familia con el objetivo de presentar en sociedad a su hermana pequeña y conseguir, si es posible un matrimonio aceptable para ella, pero para hacerlo necesita la ayuda de un primo lejano de su padre, el marqués de Alverstoke. Frederica vuelca sus esfuerzos en su hermana, ya que ella a sus veinticuatro años, se considera ya toda una solterona que está fuera del mercado matrimonial. Adora a sus hermanos en especial a Charis, y está decidida a conseguirle un buen marido y evitar que languidezca en el campo.
Vernon, marqués de Alverstoke es primo bastante lejano del padre de Frederica. Es un noble altivo e indolente diría yo. al comienzo puede resultar un poco cruel el trato que tiene hacia su hermana y hacia su familia en general, muy acorde con el personaje que representa y su estrato social en la sociedad de la época. En principio nos dará la sensación de ser un hombre egoísta y excesivamente sincero rayando la crueldad con sus familiares. Estos consideran obligación del marqués mantenerlos y sufragar sus gastos. Su hermana, lady Buxton desea realizar un baile para presentar a su hija Jane en sociedad, su prima lady , desea lo mismo para su hija Chlöe. Así que Vernon aprovechará esta circunstancia para presentar a Charis, la hermana de Frederica bajo su protección, en el que será su primer baile de la Temporada.
El libro tiene cuatrocientas noventa y cuatro páginas divididas en veintiocho capítulos. La narración es en tercera persona realizada por un narrador omnisciente. Esta bien escrito y el estilo literario de la autora, aunque un poco antiguo, va en consonancia con la época en la que se nos narra la historia.
Debo decir que me ha costado la vida leer el libro y no porque la historia estuviera mal, sino porque para mi gusto peca de un exceso de narración y pocos diálogos, ya os digo que esto es un gusto personal, pero para mí tanta narración se me ha hecho muy aburrida. de hecho, a la mitad del libro me he dado cuenta de que no había ocurrido casi nada y me han entrado ganas de abandonarlo varias veces.
No me preguntéis el por qué pero me ha recordado a obras como la archiconocida Orgullo y prejuicio.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (1) Añadir cita
GalenaGalena15 julio 2019
Frederica tenía intención de retirar la mano mientras hablaba, pero el marqués se lo impidió, levantándola de la barandilla y besándola con suavidad. La joven tuvo la extraña sensación de haber sufrido una descarga eléctrica; incluso se sintió ligeramente mareada, y una vez que le marqués se hubo marchado, tardó unos momentos en volver al salón. Ya no era obligatorio que los hombres besaran la mano, y aunque los más anticuados seguían besando la mano a las mujeres casadas, el marqués no era anticuado, y ella no estaba casada. Se preguntó que había querido decir con eso, pero decidió no darle demasiadas vueltas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: familiaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El verdadero o falso de los personajes

Jean Valjean es un personaje creado por Leon Tolstoi.

Verdadero
Falso

10 preguntas
6 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}