InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de AlhanaRhiverCross


AlhanaRhiverCross
07 mayo 2019
No conocía esta novela antes de la propuesta de lectura y resulta que es un clásico escrito en los años 60 por una autora de la que nunca había oído hablar. Además, tras una breve búsqueda también he podido conocer otras novelas de Georgette Heyer y todas ellas están ambientadas en la regencia con toques románticos. Reconozco que me esperaba un romance histórico del tipo Orgullo y prejuicio, con muchas escenas de tensión entre los dos protagonistas y un tira y afloja que mantuviera el interés, pero no ha sido para nada lo que me esperaba. de hecho, ni siquiera lo calificaría de novela romántica dado que el romance es mínimo en esta novela y por el contrario se parece más a una novela de época con situaciones rocambolescas al estilo de Mujercitas. Pero vayamos por partes desgranando todo lo que me he encontrado en Frederica.

De entrada se puede pensar que la historia está centrada únicamente en quien da nombre a la novela pero ni siquiera es el caso. El protagonista en realidad es el marqués Alverstoke, un aristócrata deslenguado, con un humor ácido y despreocupado de la familia y cualquier responsabilidad. A sus 37 años es un soltero codiciado por su fortuna y por su atractivo pero no está interesado en casarse ni en mantener ninguna relación más allá del cortejo de una noche. Se aburre con facilidad y no le importa que su reputación sea peor que sus actos. Hasta que conoce a Frederica, una de sus primas lejanas, cuando acude a pedirle ayuda desinteresadamente. Frederica es la mayor de cinco hermanos junto a Harry, Charis, Jessamy y Felix. Con 24 años ya es una solterona a la que se le ha pasado el momento de estar en el "mercado" de jóvenes casaderas y su único objetivo es presentar en sociedad a su hermosa y encantadora hermana Charis para que encuentre un buen marido. Su hermano Harry está en la universidad así que sobre ella recae también el deber de cuidar y educar a sus hermanos pequeños Jessamy y Felix, el primero demasiado serio para su edad y el segundo tan revoltoso y travieso que no para de darle quebraderos de cabeza.

Así que en realidad tenemos muchos más personajes de los que aparentemente suelen aparecer en una novela romántica al uso porque sigo pensando que no lo es. al contrario, aquí todos ellos tienen su propio protagonismo aunque lo cierto es que a todos los conocemos a través de los ojos de Alverstoke, que sin ser el narrador absoluto de la novela, sí que son sus pensamientos y sus acciones las que vamos conociendo de primera mano, así que también sus impresiones sobre lo que van significando Frederica y todos sus hermanos pequeños para él. Su evolución a través de los capítulos es lenta pero paulatina y aunque se ve venir a lo lejos cómo terminará todo, la novela sigue un ritmo agradable con multitud de situaciones cómicas gracias al pequeño Felix, que no para de meterse en líos, a los tejemanejes de las señoras de la alta sociedad que con su hipocresía juzgan a las dos hermanas Frederica y Charis, a una por ser feucha y demasiado lista y a la segunda por ser guapísima y muy tonta.

Sin embargo, debo decir que pasada la segunda mitad, por algún motivo, la lectura ha empezado a hacerse un poco larga, como si no avanzara lo suficiente y diera vueltas sobre lo mismo una y otra vez (más aventuras de Felix que salen mal, nuevas conversaciones para casamientos y enlaces de conveniencia, más conversaciones entre Frederica y Alverstoke que no llegan a ningún lado…). Quizás solo haya sido sensación porque la verdad es que todo lo que va ocurriendo resulta interesante, pero creo que algunas escenas sobran porque son más de lo mismo y pueden llegar a hacer la lectura un poco larga. Por el contrario, el final esperado se me ha hecho demasiado precipitado y todo se ha resuelto en 3 páginas contadas, algo que me suele chafar bastante cuando me parece sacado sin justificación. En este caso, no puedo decir que me haya disgustado porque, como digo, se veía venir y tampoco necesitaba mayores explicaciones para la resolución que me esperaba. El romance es lento, muy lento y solo aparece de forma secundaria entre todo lo demás, y aún así está presente en cada encuentro aunque solo sea en forma de shippeo para quien lee. Yo esperaba algo mucho más evidente y me he alegrado de que no haya sido así porque este aspecto es lo que diferencia esta novela de otras muchas.

Por lo demás, me ha sorprendido muchísimo el estilo sarcástico de Georgette Heyer, una autora que domina la época sobre la que escribe y que la plasma tal cual eran las cosas, con sus convencionalismos y sus costumbres que hoy en día no entenderíamos (como que Frederica ya sea considerada una vieja solterona o que Charis necesite a su hermana como carabina para conocer a sus pretendientes, por ejemplo). Utiliza un lenguaje bastante actualizado para la época que refleja pero no se nota al ir leyendo y casi que se agradece que no use fórmulas anticuadas en las frases y se limite simplemente a darle un toque de ambientación de la Regencia pero sin resultar sobrecargada. Aunque lo que me ha resultado muy chocante es que apenas hay descripciones de entornos o de vestuario, ni tampoco hay casi descripciones físicas de los personajes (salvo que Charis es muy guapa y Frederica no tanto), cuando lo normal es que quien narra una historia con esta ambientación se recree a gusto en los entornos de mansiones, bailes y vestidos. Aquí hay lo justo y necesario para recordarnos la época en la que estamos pero nada más. Así que en ese sentido todo fluye a través de diálogos y de párrafos que nos muestran las relaciones y las interacciones entre los personajes de una forma muy amena.

En otras palabras, puede que me esperara otro tipo de historia porque estoy acostumbrada a juzgar un libro por su portada pero no ha importado en absoluto para que haya logrado sorprenderme muchísimo con esta historia diferente ambientada en una época muy típica para un romance atípico. Me ha entretenido mucho pese a que he tardado algo más de lo normal en leerlo porque sí que había partes en las que me costaba avanzar por la falta de novedad en la trama, pero no ha sido obstáculo para que me haya encantado descubrir esta lectura. Así que si os gusta la época y las comedias de situaciones, esta novela puede ser muy apetecible si queréis leer algo diferente.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}