InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Nieves Calvino Gutiérrez; (Traductor)
ISBN : 8401024374
Editorial: Plaza&Janés (08/10/2020)

Calificación promedio : 4.08/5 (sobre 44 calificaciones)
Resumen:
Un hombre inocente fue condenado por asesinato hace veintidós años. Su abogado no parará hasta verle libre. Pero quienes le encerraron ya mataron una vez. Y están preparados para volver a hacerlo.

NADIE LO CUENTA MEJOR QUE GRISHAM.

En la pequeña ciudad de Seabrook, Florida, un prometedor abogado llamado Keith Russo fue asesinado a tiros una noche mientras trabajaba hasta tarde en su despacho. El culpable no dejó pistas. No hubo testigos... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (43) Ver más Añadir una crítica
elrincondelharlequin
 18 enero 2021
¿No os ha pasado alguna vez que veis un montón de libros de un autor en las librerías y os entran ganas de leer alguno?
Esto es justo lo que lleva años pasándome con John Grisham. Siempre que voy a una librería de segunda mano veo un montón de novelas suyas. Y lo mismo me ocurre en las tiendas de libros o en las bibliotecas.
Con el tiempo descubrí que este autor es uno de los grandes recomendados en el género del thriller. Me gusta leer este tipo de temática, por lo que decidí darle una oportunidad y “los guardianes” ha sido mi primer contacto con su prosa. Ha sido una lectura especial.
Nada más empezar, conoceremos a Cullen Post. Post es un abogado que decidió dejar su trabajo cansado de tener que defender, una y otra vez, a personas culpables por obligación. Tanto sus clientes como él sabían que habían cometido esos crímenes. A pesar de no notar ni una pizca de arrepentimiento en sus caras, tenía que defenderlos con uñas y dientes en el juzgado. El no se convirtió en abogado para hacer esto.
Años más tarde, cuando la carrera de abogado parecía un camino imposible de retomar, llegó esa llamada que cambiaría su vida.
Vicki le ofreció formar parte de “Los guardianes”. “Los guardianes” son una asociación, sin ánimo de lucro, que se encarga de ofrecer justicia a todos aquellos que el sistema ha olvidado. Su misión es ayudar a todas esas personas que fueron declaradas culpables injustamente y encarceladas por un crimen que no cometieron.
Ahora Post tendrá que ayudar a Quincy Miller, condenado a cadena perpetua por un crimen que no cometió hace ya 22 años.
Un abogado asesinado, ninguna pista y ningún testigo. ¿Conseguirá Post ayudar a Quincy?
Hasta aquí puedo decir. Para saber más, tendréis que leer la historia completa.
Los guardianes” ha sido una lectura que me ha sorprendido bastante.
John Grisham tiene un estilo de escritura sencillo que hace que la narración sea ágil, rápida y muy fluida. En ningún momento se hace pesada, sino al contrario. Conforme vas avanzando la historia te va atrapando cada vez más.
Me ha parecido un gran logro que el autor consiga mantener la intriga hasta el mismísimo final. Vas teniendo teorías e imaginas lo que puede ocurrir, pero en ningún momento puedes adivinar cómo va a llevarse esto a cabo. Es algo que quiero destacar ya que pocos libros logran realizarlo. Tenerlo todo tan bien hilado de forma que no te esperas nada.
En este suspense también tiene mucho que ver la narración tan realista que utiliza el autor para todos los eventos que van teniendo lugar. Me ha sido imposible no comparar esta historia con uno de esos casos que vemos en series o películas policiacas.
La novela estará narrada en primera persona, desde el punto de vista del personaje de Cullen Post. Pero, también encontraremos algunos capítulos narrados por otros personajes que aparecerán a lo largo de la trama.
El libro no se centra únicamente en el caso de Quincy Miller, sino que irá alternando entre diferentes investigaciones que Post tendrá que realizar para defender al resto de clientes de “los guardianes”. Desde mi punto de vista, esto le aporta a la trama incluso más realismo y profundidad. No se resuelve todo por arte de magia ni con pistas sacadas de la manga. al ser casos cerrados desde hace años es muy difícil encontrar pistas nuevas o testigos. Hace falta tiempo, ir realizando búsquedas y analizar bien la información de la que disponen para poder ir realizando avances.
Nunca he leído ningún libro que trate el tema policial desde el punto de vista de los abogados. Y justo por eso, la lectura me ha parecido muy interesante. Seguir el trabajo de un abogado para defender a su cliente es un proceso complicado. Pero también, muy similar a las investigaciones que hacen los detectives.
Me han gustado mucho los razonamientos que iba dando Post frente a las nuevas pistas y obstáculos que iban apareciendo en su camino. Como interrogaba a los testigos, como defendía a sus clientes, manejando al milímetro, y de una forma muy astuta, cada pedazo de información con el que contaba para poder utilizarlo a su favor. Me ha encantado. Los juicios me parecían batallas de ingenio, donde los abogados tenían que saber aprovechar todo lo que pudiesen conseguir para enfrentar al fiscal y convencer al juez de la inocencia de su cliente.
Investigando he descubierto que John Grisham trabajó hace años como abogado. Esto se nota mucho en la novela, ya que toda la historia está muy bien documentada. Se ve que el autor sabe de lo que habla y no se está inventando las cosas porque sí. Lo mejor de todo, es que la información y los términos que usa en la novela, no hacen la trama aburrida ni pesada en ningún momento. Sino que, logra engancharte y que vivas la historia en tu propia piel. Es como estar viviendo una película.
Algo que también me ha gustado mucho, es que se critique el tema de la justicia en la novela. A través de la personalidad irónica de Post y los comentarios que este va haciendo ante las diferentes situaciones vamos viendo que la justicia no es perfecta. Sino que más bien tiene un lado oscuro. Policías corruptos, fiscales que solo se interesan en un veredicto favorable para ganar prestigio en la sociedad o jueces que no se implican en los casos. Muchas veces los procesos legales no son imparciales. Hay que tener en cuenta que en EEUU son los ciudadanos los que eligen a sus fiscales. Esto hace que la justicia se vuelva algo partidista y subjetiva.
Somos humanos y se pueden cometer errores, pero lo difícil es admitirlos. Es impresionante lo poco que le importan a la gente los demás. Un hombre ha sido encerrado en la cárcel de manera injusta y al resto no le importa. Prefieren no reabrir esos casos, a pesar de que las pistas no señalan a esa persona como culpable o a tener pistas que cambian completamente el veredicto. Me alegro mucho de que existan personas como Post, que no creen ciegamente en el sistema.
Sobre los personajes, deciros que unos tendrán más importancia en la historia que otros. Son reales, con sus propios problemas que afrontar. Rápidamente empatízas con ellos y su causa.
Con el que más he logrado conectar es con Post, ya que con él pasaremos más tiempo. Juntos iremos recorriendo diferentes estados, acompañándole durante sus investigaciones. Post es un buen hombre que debido a su antiguo trabajo se vio obligado a conocer las dos caras de la justicia. Debido a esto, no se cortará un pelo en ir comentándonos su opinión sobre todo lo que vaya ocurriendo en la novela.
Es una persona inteligente y astuta que nunca dará un paso en falso. Todas sus acciones siempre están justificadas. Me ha gustado mucho como personaje. Es una de esas pocas personas en el mundo que se dedican a defender a los más débiles. A todos aquellos olvidados que ya no pueden luchar por su inocencia. Me encanta como da el 110% en cada investigación, creyendo siempre ciegamente en la inocencia de sus clientes.
En conclusión, “Los guardianes” es una novela de abogados donde se enseña el lado más oscuro de la justicia. Con el paso de las hojas la trama se va volviendo adictiva. Sus razonamientos y sus desarrollos, tan realistas, hacen que no puedas parar de leer. La historia te atrapa completamente, como si se tratara de una película. La intriga te mantiene pegado al libro prácticamente hasta el final. Si te gustan los thrillers, es para ti. Te gustará.
Después de este descubrimiento, me quedo con muchas ganas de leer más libros de John Grisham.
Enlace: http://elrincondelharlequin...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
carlotenia
 06 diciembre 2020
En las primeras páginas vamos a conocer a Cullen Post y su encomiable labor. Él era abogado, pero algo le ocurrió durante su trabajo hace ya tiempo, que hizo que su vida se pusiera patas arriba y decidió dejarlo. Se hizo pastor de la Iglesia episcopaliana, pero al tiempo por circunstancias volvió a dar un vuelco a su vida e ingresó en una entidad sin ánimo de lucro llamada El Ministerio de Los Guardianes, dedicados a remover causas antiguas de sentencias que ellos están seguros de que son injustas, intentando exonerar a los procesados que o bien están cumpliendo cadena perpetua o están en el corredor de la muerte. de hecho se nos presenta con el caso de Duke Russell, que está a punto de recibir su última comida antes de pasar a la inyección letal, y de repente, ocurre un milagro! Hay un aplazamiento y Post le regala un poco más de tiempo a su cliente de vida y de esperanza. Con esta premisa se nos presenta un thriller legal que no es a lo que estamos acostumbrados los amantes del thriller de secuestros y asesinatos, pero no deja de ser igual de atractivo e interesante.
Junto a Post, en Los Guardianes trabajan Vicky, Frankie, que fue el primer exonerado de la Institución, y Mazie. Cada uno con una labor muy concreta pero todos muy unidos. No cobran a sus clientes, y viven a base de subvenciones, incluso a veces poniendo dinero de sus bolsillos cuando tienen gastos extras, tienen que pasar la noche en un Motel, y surge algo inesperado. Me ha gustado mucho la labor de equipo que nos muestra Grisham en la novela, todos están super unidos, son cautos, toman las decisiones después de mucho meditar, por ejemplo, no aceptan un caso si no están completamente seguros de que la persona a la que van a defender es verdaderamente inocente, y si alguna vez cuando han empezado a investigar se han dado cuenta de que esa persona era culpable, han abandonado la representación. van todos a una y en su humilde Sala de Juntas, tienen las fotos de todos sus exonerados, que si mal no recuerdo hasta la fecha son 8. Son como ángeles, han salvado la vida de esas 8 personas! Su labor no es descubrir quien fue el culpable del delito, sino reunir testigos o pruebas nuevas suficientes que hagan determinar al Juez que se procesó erróneamente a la persona que tienen entre rejas o a la espera de la muerte, y decida reabrir el caso y ponerlo en libertad. Son procesos costosos, tortuosos, y largos, muy largos, y a veces esas personas ven como se les pasa el tiempo y la vida. Hay momentos muy sentimentales en la novela pese a que trate un tema así.
Una de estas personas será Quincy Miller, que lleva preso 22 años acusado y condenado por el asesinato de Keith Russo, su ex abogado, quien lo arruinó en el divorcio. Testificaron contra él varias personas, la primera su ex mujer, y además la prueba principal, una linterna con salpicaduras de sangre que apareció en su coche, aunque él siempre ha negado que fuera suya, sorpresa! Desapareció en un incendio bajo la custodia del sheriff. Quincy escribe una carta a Los Guardianes y después de estudiarlo deciden hacerse cargo de su caso. Comienza entonces una carrera contra reloj para Los Guardianes y en especial para Post, porque aunque no esté en el corredor de la muerte se trata de sacarlo de la cárcel cuanto antes. Y comienza el grosso de la novela, donde vamos a acompañar a este abogado a recabar información, contactar con el antiguo abogado de Quincy, que se dejó la piel en su defensa pero que vive aterrorizado (brutal una parte donde este abogado le relata una experiencia a Post, de lo mejorcito), y contactar con los ex testigos, un "chivato" y otras personas relacionadas con el juicio, todo esto teniendo en cuenta que han pasado 22 años y muchos de ellos han rehecho sus vidas, no quieren recordar ese episodio, tienen miedo, sus familias no son conocedoras de lo que hicieron, o directamente están muertos. Aunque se centran en la historia de Quincy Miller, también de pasada se nos relatan otros condenados y una condenada a los que están intentando salvar, ya que son varios casos los que llevan a la vez y asistiremos al pesar de Post ya que con algunos van a fracasar porque no les queda tiempo material para recabar nuevos argumentos en su defensa.
Me ha parecido increíble la ardua labor de esta entidad, lo complicado de escarbar en algo de hace 22 años, con todas las consecuencias, incluso ponerte en peligro, porque esas personas que mataron a Keith Russo, si descubren lo que se está removiendo no harán nada para evitarlo? Efectivamente algo sucede, que me tengo que callar para no desvelar una parte importante de la historia pero desde luego Los Guardianes se la juegan demasiado.
Estructuralmente, la novela es bien sencilla. Con 48 capítulos que no son nada largos, se lee estupendamente. No se hace densa ni se encasquilla, y eso que es difícil, porque inevitablemente el autor tiene que darnos información legal, jurídica, de la cárcel, que conoce de sobra, pero, y creo que en eso Grisham es un artista, lo hace de tal manera que no acaba siendo un manuscrito denso ni soporífero. No te aburres, al contrario, se despierta tu curiosidad y quieres indagar y saber más porque los aspectos que nos relata son instructivos, son cosas que desconoces y que te sorprenden y llaman tu atención. He aprendido muchísimo del sistema jurídico de Estados Unidos, como se puede desmontar un juicio entero o como se puede montar una sarta de mentiras delante de un jurado popular sin que se den cuenta y te crean a pies juntillas. La verdad es que no me cansaba de leer, los testimonios son todos interesantes, las interacciones entre personajes también, las pruebas y evidencias palpables se complementaban con pruebas científicas, y todo me ha gustado mucho. Eso sí, preparaos para muchos personajes, no tanto los principales, que los podréis controlar bastante bien, sino porque aparece mucho secundario necesario: testigos, fiscales, abogados, jueces, otros espontáneos... Y quizás os podáis perder un poco. A veces tenía que parar un momento y situarme, saber de qué caso leía y saber de quién hablaba. Me ha ocurrido un par de veces entre tanto personaje, pero quizás hubiera sido buena idea hacerme un esquema. Pero no os preocupeis porque como os digo los personajes principales están muy bien trazados, y entre todos ellos destaca Post Cullen, es como el héroe de la novela por todo lo que consigue. Con bastantes dosis de humor todo hay que decirlo, momentos complicados, emotivos, chulescos, con su fina ironía, su inteligencia, y sus triquiñuelas, él y su propio defendido, Quincy Miller, son los auténticos protagonistas de la historia.
El final una vez has pasado más del ecuador de la novela es previsible, pero como hay cosas que aún hay que dejar cerradas y bien atadas, realmente no sabemos qué va a pasar con Quincy, si tendrá que volver a la cárcel, si será exonerado, y si es así, en cuanto tiempo se resolverá su expediente y seguirá preso.
En definitiva, estamos ante una novela con una trama buen armada, con un par de giros argumentales muy buenos, algunos pasajes sobresalientes en la que podremos conocer un sistema judicial americano que en ocasiones funciona muy bien y en otras ocasiones es corrupto a más no poder o simplemente falla más de lo que debiera, algo que es extrapolable a España. Y por si todo esto no fuera poco, sólo me queda deciros que la novela está basada en hechos reales, ya que una institución similar a Los Guardianes, que en realidad se llama Centurion Ministries, y trabaja para sacar a inocentes de la cárcel. Y por supuesto hay un Cullen Post de verdad, que se llama de otra manera, pero igualmente es un héroe. Y cuando acabas la novela y descubres que todo lo que has leído está ocurriendo en este mismo momento en otro lugar, la verdad es que te sientes muy pequeño, y necesitas un rato para asumirlo todo.
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_Netherfield
 11 diciembre 2020
Cuando hace veintidós años condenaron a Quincy Miller a cadena perpetua por el asesinato de Keith Russo (el abogado que llevaba su divorcio), se le cerraron las puertas de la sociedad y con estas la esperanza y la compasión. Sin dinero, sin familia y sin nadie que le apoyara, solo le quedaba cumplir con la sociedad y vivir el resto de sus días en prisión. de nada sirvió que gritara su inocencia, que las pruebas aportadas en el juicio fuesen manipuladas, que los testimonios no se ajustasen a la verdad y, entre otros elementos, que los informes periciales pseudocientíficos fueran más que dudosos. Ante este panorama judicial, y por mucho que su abogado defensor se desgañitara proclamando la inocencia al jurado, al final no se pudo impedir la sentencia condenatoria.
Se cierran las puertas y se tira la llave. ¿Qué es lo que queda? Para el protagonista de nuestra historia una última oportunidad, la que viene de la mano del Ministerio de los Guardianes, una asociación sin ánimo de lucro que salva a sus clientes in extremis. Para ellos, el "no, es imposible, ya no hay remedio" es un elemento que debe despejarse para después desecharlo y así enfocarse solo en lo factible, en la verdad y la inocencia de sus clientes. Para ello realizan todo lo necesario, trabajan y emplean todo su aliento, mueven los recursos disponibles y sacrifican sus vidas con el único propósito de llegar hasta la imparcialidad y la justicia.
Así pues Los Guardianes aceptan el caso de Quincy Miller, un equipo formado por el abogado y sacerdote episcopaliano Cullen Post, la fundadora de la asociación Vicky Gourley, la directora de litigios Mazy Ruffin y el antiguo cliente François Tatum (Frankie). Todos ellos trabajan pro y para demostrar la inocencia independientemente de que se consiga resolver el caso y dan prioridad a su objetivo principal: demostrar la verdad para obtener la exculpación y la absolución de su cliente.
Hace veintidós años hallaron asesinado en su despacho a Keith Russo, un abogado de Seabrook (Florida), una pequeña ciudad de once mil habitantes. Su mujer, Diana, encontró el cuerpo tendido en el suelo con dos disparos en la cabeza de una escopeta de calibre 12. Después de la conmoción y la sorpresa, el sheriff Bradley Pfitzner se ocupó diligentemente de la investigación, que culminó con la cadena perpetua de nuestro protagonista. Un proceso de lo más interesante en el que parece que la verdad que tuvo validez para los testigos fue la que el dinero y los tratos judiciales pudieron proporcionar, porque la prueba principal se perdió en un incendio muy oportuno y las técnicas periciales también fueron más que dudosas. Así nos encontramos con Quincy Miller, un hombre de color arruinado por su divorcio y muy enfadado con el abogado que le representó en él, Keith Russo. Un proceso preparado con un previsible final, ya que a nuestro reo le pusieron en el camino las piedras que le llevaron directo a la cárcel para los restos.
Pasaron los años y el juez murió, el sheriff se jubiló y su abogado se retiró, diluyéndose el caso en el tiempo. Para los habitantes de Seabrook solo es una historia acaecida en su pasado por alguien que debe resarcirles, pero para Quincy Miller es el presente y el futuro, una herida abierta y lacerante... ¿por qué debe cumplir una penosa condena si es inocente?
En Los Guardianes, John Grisham construye y deconstruye principalmente la historia judicial de Quincy, que vendrá hilada junto a la de los otros cinco clientes en los que actualmente está trabajando la asociación. Por medio de un narrador en primera persona, el abogado y sacerdote Cullen Post, se nos da a conocer lo que sucedió, cómo y quién lo investigó y la vida de la víctima, además de otros hechos y datos recogidos en el expediente judicial que dieron forma a un conjunto de tramas en las que, según se avanza, observamos que no todo está tan olvidado y enterrado como se creía. En esta pequeña ciudad de Florida todavía viven personas a las que no les interesa que se desentierren los esqueletos que mostrarían el grave error judicial (más bien la gran manipulación) que se produjo veintidós años atrás.
El autor nos regala un thriller trepidante en el que nos invita a navegar por el sistema judicial y penitenciario estadounidense, donde los contrastes entre la justicia y la injusticia, el altruismo y la impunidad, son los vientos que hacen que el lector entre en dinámica enganchándose de una forma ágil y entretenida a los giros y vueltas de tuerca, atrayéndole de esta manera hacia una lectura adictiva en la que solo puede suspirar por un apoteósico final.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Vane24
 29 noviembre 2020
"Los guardianes" de John Grisham, es de esas novela que devoras sin dudarlo, que te enganchan y que no nos van a dejar indiferente.
Fiel a su estilo, John Grisham nos trae una historia sobre abogados, leyes, y presos. Pero no es una historia cualquiera, ya que en esta ocasión el autor se centra en la pena de cárcel y en las miles de personas que están pagando una condena por un crimen que han cometido otros. Las injusticias, la delgada línea del sistema legal entre lo correcto y la corrupción.
"Los guardianes" se centra en un grupo de personas, que por diversos motivos forman una asociación con dicho nombre. Esa asociación, escarba entre las miles de cartas que reciben, la de aquellos casos en que podríamos considerar que han sido encarcelados de manera inocente. de esta manera, se dedicarán a sacar información de hasta debajo de las piedras si es necesario para conseguir nuevas pruebas y presentar una petición de revisión de caso y exonerar a dicha persona.
En la historia que nos cuenta el autor, Los guardianes han logrado salvar del corredor de la muerte a 6 personas, y durante la lectura de la novela, seremos testigos de la liberación de dos más.
"Los guardianes" es un thriller muy bien construido, que nos va a enganchar por saber que ha ocurrido realmente en los crímenes. Y también nos va a hacer pensar, ya que se tratan temas tan delicados como el racismo, la corrupción, venganza, odio...
Es muy llamativo como se puede manipular a una persona para que en juicio diga lo que te interesa. Como esas personas, arrinconan esa etapa de su vida en un rincón del cerebro, para apenas acordarse de a quién han mandado a la cárcel y condenado a muerte hace más de veinte años.
Pero también como es posible que ciertos jueces, o el jurado mismo, tome como prueba fiable la palabra de un "experto", que con tan sólo una foto, afirma que lo que se ve en la foto es grande e incluso que pertenece a la víctima. Sin pruebas, sin análisis. Cómo aceptan que una persona diga que vio una silueta de una persona, y que sí, que a pesar de ser de noche, de estar a cierta distancia, esa persona es el acusado.
Una pequeña reflexión sobre lo delgada que es la línea de la justicia, y valga la redundancia, las injusticias que se cometen. Sólo pensar en la cantidad de inocentes que pueden estar en la cárcel, o incluso haber fallecido por ser condenados a muerte, nos revuelve el estómago. Pero por desgracia es real, y la corrupción está a la orden del día en muchos ámbitos, como nos demuestra el autor, incluso en las fuerzas del orden y en la justicia.
Post, nuestro sacerdote y abogado protagonista, nos va a traer una lectura muy interesante, y además llena de aventuras, ya que la manera en que tiene de investigar él y su grupo es un tanto peculiar. Tendremos hasta una casa encantada, con fantasmas, cadáveres en los armarios y sucesos inexplicables. Con algunas escenas es imposible no soltar una carcajada.
En resumen, "Los guardianes" es una buena lectura, con acción y en la que no decae el ritmo en ningún momento de sus 398 páginas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Claudia
 03 diciembre 2020
Cuando tuve la oportunidad de leer esta novela, lo primero que captó mi atención fue el hacho de que se tratase de una novela que va, en cierto modo, a la inversa.
Ya conocía casos de asociaciones que liberan a presos que injustamente han sido condenados (pues ellos no cometieron el crimen), pero nunca antes me había encontrado con una novela que tratase el tema.
¿Y por qué digo que va a la inversa? Pues porque normalmente, el thriller busca encontrar al culpable y encerrarle, mientras que en este caso nos encontramos con un abogado que trata de demostrar la inocencia del condenado y soltarle.
Hay que destacar la originalidad de la obra, pues si bien es cierto que hay varias novelas que nos muestran la perspectiva de un abogado, hasta ahora en mis manos no había caído una obra en la que lo importante no es buscar al verdadero culpable, sino ayudar a un personaje secundario a demostrar su inocencia. Porque sí: el personaje en torno al que gira esta obra no es el condenado, sino Cullen Post, abogado y sacerdote.
El personaje de Cullen Post resulta de lo más interesante, no solo por esa mezcla de abogado y clérigo, sino que hay una lucha interna y una evolución con respecto a lo que siente, sus valores y su trabajo.
Presente y pasado llevan a Post a cuestionarse su vida y a avanzar en el camino que él cree correcto.
Todas las imperfecciones y aristas que hay en el protagonista, me han llevado a creerme al personaje, a sentir que lo acompañaba en este viaje y a ver, una vez más, que la belleza no está en la perfección, sino en lo que nos hace diferentes.
Pero esta novela no solo trata el tema de los condenados injustamente, sino que es una obra que trata tantos temas tabú al mismo tiempo, que ya solo con ello para mí ha merecido la pena leerla.
Para empezar, esta novela se mete en la controversia de la defensa de un culpable. Trata de humanizar un poco a los abogados, pero también mostrar el lado oscuro y ambicioso de algunos de ellos. Pero no es el abogado el cruel y despiadado, sino que es la persona que escogió la profesión la que causa este problema. No es el Derecho, es la personalidad.
Los temas de la pena de muerte y la cadena perpetua, eternos debates en la actualidad. El trato a los presos y la corrupción tanto en el sistema legislativo (policías, jueces, fiscales y testigos comprados) como en la propia prisión, me han parecido igualmente interesantes.
Alguien podría pensar que esto resulta cansino, pero John Grisham logra que no resulte reiterativo y que forme parte de la historia.
La trama, las descripciones y las explicaciones de lo que está ocurriendo en todo momento en la obra, hacen que desde el principio el lector se sienta parte y disfrute de una novela que entretiene y engancha desde el principio.
Pese a todo lo que he explicado anteriormente, esta novela no deja de ser un thriller en el que, aunque en un principio el verdadero asesino no parezca importar, sí va a ser buscado en una carrera contrarreloj para evitar que alguien pague por el mal de otro. Tan solo hay secretos que no deben salir a la luz y personas que poseen los medios suficientes y la frialdad de lograr que otros sean condenados.
Sin duda he disfrutado de esta lectura y de un autor que ha logrado sorprenderme con esta arriesgada propuesta.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (14) Ver más Añadir cita
AnaGranger21AnaGranger2126 enero 2021
Duke Russell no es culpable de los crímenes atroces por los que se lo condenó; sin embargo, está previsto que sea ejecutado por ellos dentro de una hora y cuarenta y cuatro minutos. Como siempre durante estas terribles noches, el reloj parece ir más deprisa a medida que se aproxima la hora final. He sufrido dos de estas cuentas atrás en otros estados. Una de ellas se completó y mi defendido pronunció sus últimas palabras. La otra se anuló con un desenlace milagroso.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
HumildeLectorHumildeLector04 diciembre 2020
En la América blanca, las cárceles son buenos lugares donde los malos pagan por sus crímenes. En la América negra, se utilizan con demasiada frecuencia como almacenes para mantener a las minorías fuera de las calles.
Comentar  Me gusta         40
libroscuentosyleyendaslibroscuentosyleyendas22 noviembre 2020
Me he cargado con la culpa de que haya gente inocente pudriéndose en prisión mientras violadores y asesinos deambulan en libertad.
Comentar  Me gusta         30
BookwormBookworm16 noviembre 2020
Este oficio puede ser un tanto turbio. Nos vemos obligados a tratar con testigos que han mentido, policías que han colocado pruebas, peritos que han engañado a los miembros del jurado y fiscales que han sobornado a testigos para que cometan perjurio. Nosotros, los buenos de la película, a menudo nos encontramos con que ensuciarnos las manos es la única forma de salvar a nuestros clientes.
Comentar  Me gusta         00
librosxdoquierlibrosxdoquier30 noviembre 2020
La cárcel es una pesadilla para quienes la merecen. Para lo que no, es una lucha diaria por mantener cierto nivel de cordura
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
99 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}