InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Rosa Sanz (Traductor)
ISBN : 8418850167
Editorial: Roca Editorial (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.17/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
1893. En la ciudad de Nueva York son tiempos de un esplendor vertiginoso pero a la vez de una pobreza extrema y de cambios. El puente de Brooklyn está casi terminado y la ciudad se encuentra bajo el control de Anthony Comstock, quien lidera una brutal cruzada contra el vicio.

Anna Savard y su prima Sophie, ambas graduadas por la Escuela de Medicina para mujeres, atienden a los ciudadanos más vulnerables, aun cuando haciendo esto les podría suponer pon... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
LEMB
 13 abril 2021
De vez en cuando, me encuentro con una gran narradora de historias. Una de esas escritoras que escribe sencillo y seguro, de una manera que te atrapa con su narración. Sara Donati es la autora de una saga, bastante larga, aunque no totalmente traducida en España, que comienza con En tierras lejanas, una novela maravillosa que nos lleva a 1792 al norte del estado de Nueva York. La edad dorada tiene relación con este libro y los anteriores por el origen familiar de las protagonistas, pero se puede considerar una saga nueva.
Este es el desglose de libros de la saga Wilderness, por si tenéis curiosidad.
- Into the Wilderness, 1998 (En tierras lejanas)
- Dawn on Distant Shore, 2000 (A la luz del amanecer)
- Lake in the Clouds, 2002 (El lago de las nubes)
- Fire Along the Sky, 2004
- Queen of Swords, 2006
- The endless forest, 2010
Ahora voy a centrarme en La edad dorada, por muchas ganas que tenga de convenceros para que leáis En tierras lejanas (si no me equivoco, Anna es nieta, o bisnieta, de Nathaniel Bonner y Elizabeth Middelton); ahí os lo dejo). Deformación profesional de lectora «recomendadora».
Un libro largo, extenso, que además tiene continuación, algo a tener en cuenta, centrado a finales del siglo XIX en la ciudad de Nueva York (1883), que narra la vida de dos primas, huérfanas, que viven con su tía y ejercen la medicina. En muchos casos, se las puede considerar privilegiadas, no solo por sus antecedentes familiares (de ahí los libros anteriores) sino por su nivel de vida en un momento en el que Nueva York es un hervidero de inmigrantes, pobreza, enfermedades, huérfanos y otros muchos problemas.
Nada más empezar su lectura, me di cuenta de que la narración comienza como con un corte cenital en la vida de las doctoras Savard; la historia nos sitúa, como lectores observadores, en la vida de ambas mujeres y, a partir de ahí, tú intuyes que hay un pasado duro detrás, debido a su orfandad y a su naturaleza familiar, de la que se darán simplemente pinceladas, y que marcan su forma de relacionarse con el mundo y, principalmente, su relación fraternal. A medida que se avanza en la lectura, se van descubriendo instantes de ese pasado, pero más como algo anecdótico que como parte de la trama.
Anna es cirujana y atiende a mujeres. Su prima Sophie es obstetra, y su condición de médica está marcada por su origen racial. En la realidad de ambas, la falta de un control de natalidad, perseguido por ley, hace que las mujeres tengan muchísimos hijos y embarazos, con todo lo que ello conlleva para su salud física y mental. Además de su lucha personal por romper con el menosprecio de la sociedad, y de los médicos en concreto, por ejercer la profesión hasta hace no tanto exclusivamente masculina.
Si habéis leído alguna opinión más sobre este libro, habréis visto que casi todas coinciden en que lo más destacable es la ambientación, y es que la autora sabe cómo hacer que te traslades a esa época y a ese lugar, y lo hace casi sin esfuerzo aparente. Este sería el eje central de esta historia, pero la trama nos lleva a acompañar a Anna y su manera peculiar de ver el mundo, mucho más pragmática de lo que es habitual en una mujer de ese siglo. El contacto con unos niños huérfanos, que acaban de perder a su madre, la relación entre su prima Sophia y su mejor amigo Cap, gravemente enfermo, y su encuentro con un intrigante inspector de policía italiano, hacen que su vida dé un giro esencial. A partir de ahí, el resto: la realidad de los niños huérfanos, la verdad sobre las mujeres que no pueden controlar su existencia, el poder del hombre sobre ellas, la manera en la que la religión influye y condiciona la existencia de las personas, Nueva York como un personaje más, las relaciones familiares atípicas, la aceptación de cada uno como es, el pasado que nos marca, el amor físico y mental, la amistad, la verdad, las creencias, y, en cierta manera, la base de lo que fundamenta la sociedad estadounidense, constituida a partir de personas muy diversas, con creencias y con costumbres diferentes. Ah, bueno, y también hay un caso a investigar, como bien dicen en la sinopsis, que le añade interés a lo que estás leyendo.
Qué importante es plasmar Nueva York en esa época como un conjunto de nacionalidades que estigmatizaban: estaban los irlandeses, los italianos (a los que llamaban guineas porque no se les consideraba blancos del todo), los alemanes, la pequeña Francia... todos separados, incluso laboralmente. Las profesiones se relacionaban también con tu origen, independientemente de que hubieses nacido en Estados Unidos, eras lo que tus padres eran. de hecho, todos se sorprenden de que haya un inspector de policía italoestadounidense, ya que era una profesión más para los irlandeses. Así era Nueva York en esos años, una ciudad donde se concentraba un porcentaje muy elevado de inmigrantes.
Hay mucho más de lo que os he contado aquí, lógicamente, pero tenéis que animaros a leerla para poder disfrutarla. Sí, es verdad que hay continuación, pero aun así, yo lo he pasado muy bien con la historia, con Anna y su visión pragmática y defensiva de la vida; con Sophie y su determinación, sin dejar de lado su sensación de no pertenencia; con su peculiar familia, llena de mujeres excepcionales; con esa fuerza que rezuman los personajes que no se rigen por lo establecido; con el aprendizaje que viven como parte de su propia existencia; con mi personal descubrimiento de lo difícil que lo tenían las mujeres y lo agradecidas que debemos estar nosotras; y con la historia en sí y por dónde nos lleva.
Para resumir, una novela de ficción histórica, llena de hechos reales e, incluso, de personajes reales, algunos de los cuales aparecen con otro nombre para favorecer la ficción, que te traslada a una ciudad en crecimiento continuo, donde la inmigración, la familia, la pobreza y el poder de las convicciones sociales llevan a los protagonistas a tomar sus decisiones. Una historia de vida, de lucha y, sobre todo, de mujeres que intentan tomar las riendas de su existencia, aderezada con algo de intriga y con la sensación de que todavía queda mucho por contar.

Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
FINA
 24 marzo 2021
Un gran acierto como lectura.
Es dificil describir en pocas palabras lo que me ha parecido este libro, pero lo voy a intentar.
Es una obra de ficción increíble, conmovedora y muy interesante. A pesar de sus más de 800 páginas, no se hace pesada en ningún momento, hay diversas tramas que te mantienen enganchada de principio a fin.
Transcurre a finales del siglo XIX en Nueva York, con el puente de Brooklyn recién inaugurado y se centra a priori en la vida de las dos doctoras Savard; Anne y Sophie, que pertenecen a una familia algo atípica con mujeres intrépidas, avanzadas a su época y con una larga tradición o devoción medica.
Los personajes son perfectos, profundos y sencillos, con mucha personalidad y poco a poco se hacen querer como gran familia, creo que están muy bien construidos y perfilados todos. Entre ellos me quedo con Anna y la descripción que hace Jack de ella: "una mujer fuerte, inteligente, hermosa, implacable y segura de su lugar en el mundo". Los secundarios son todos entrañables y muy necesarios, todos aportan mucho al conjunto y con sus vidas en particular.
Es una historia de superación y emotiva en todo lo que tiene que ver con los hermanos Russo. Y también romántica, la relación entre Jack y Anne me ha parecido una delicia, muy tierna y natural, aunque todo ocurre muy rápido, me ha encantado esa complicidad y confianza, como encajan desde el primer momento.
Trata muchos temas y aparecen personajes reales de la época, las descripciones son muy detalladas, tanto de los lugares, los espacios, las costumbres, las desigualdades sociales, la discriminación racial, se nota el gran trabajo que hay detrás de investigación y documentación. Ha sido como un paseo por esa época viendo a sus gentes, a los niños por las calles, los pobres, los parques, los hospitales y todo de forma muy clara y precisa.
Entre las tramas destacar por un lado la familiar, con las relaciones de ambas doctoras, la persecución por parte de la Ley Comstock y la de los hermanos desaparecidos. Toda la búsqueda de los niños y la implicación de la iglesia, su parte buena y no tan buena, me ha gustado todo el realismo que desprende.
Me ha sentado algo mal descubrir al final que es una primera parte, ya que queda mucho por contar sobre la resolución de los casos de los asesinatos, sobre el pequeño Russo y la inevitable vuelta de Sophie, aunque espero que sea pronto y no tengo duda que la leeré con las mismas ganas que esta, ya que me ha dejado muy satisfecha y con ganas de más.
En resumen decir que es un libro muy completo, con amor de muchos tipos, intriga y asesinatos, emociones y ternura con los niños, de superación y con un final abierto a continuar, pero que merece la pena leer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
LAKY
 18 abril 2021
La historia transcurre en Nueva York en el año 1893. Allí viven Anna y Sophie Savard, primas, ambas médicas. Las dos trabajan con los más desfavorecidos. Precisamente, es atendiendo a inmigrantes italianos que Anna Savard topa con cuatro hermanos: dos niñas y dos niños que han perdido a sus padres. El futuro que les espera solos en la gran ciudad no es nada halagüeño y Anna decide llevárselos a casa de su tía, que fue quien crio a Sophie y a ella misma cuando ellas también quedaron huérfanas. Pero, cuando va a hacerlo, solo logra encontrar a las dos niñas, los niños han desaparecido. La niña mayor se llama Rosa y su madre la dejó al cuidado de sus hermanos, labor que se toma muy en serio. No descansará hasta encontrar a sus hermanos perdidos, labor en la que le ayudará Anna.
Por otro lado, Sophie se enfrenta a la enfermedad del hombre al que ama. Una enfermedad en ese momento mortal aunque en Suiza se experimenta con algún tratamiento.
La edad dorada” es una obra de ficción histórica que nos lleva a una Nueva York en su época dorada. En plena expansión física y demográfica, no para de recibir inmigrantes de todas partes del mundo y de construir edificios como el famoso puente de Brooklyn, justo a punto de inaugurarse.
En esa Nueva York las primas Savard han conseguido estudiar medicina. Lo han hecho en una escuela para mujeres pero lo han hecho. Incluso aunque Sophie es mulata, lo que complica aún más las cosas. No todo el mundo quiere verse atendido por una mujer ni todos los médicos, colegas suyos, las respetan. Como en botica, hay de todo: algunos médicos varones respetan su dedicación y buen hacer mientras que otros desprecian su trabajo por el único hecho de ser mujeres. Las clases pudientes acuden a los médicos varones y Sophie y Anna generalmente desarrollan su labor entre las clases menos favorecidas.
Siempre me resulta curioso como, sin buscarlo, muchas veces se relacionan mis lecturas. La semana pasada os hablé de “Nicole” de Virginia Gasull, protagonizada por la primera mujer médica del ejército francés y os contaba las dificultades con las que se encontraba por ser mujer en un ambiente tan masculino. Hoy os hablo de otras dos doctoras, en un período un poco anterior, que se encuentran con dificultades similares.
De la labor médica y de la discriminación por ser mujer nos hablará largamente este libro. Pero no sólo de eso. También de una sociedad por una parte desarrollada y en continuo avance pero por otro pazguata y retrógada. Una sociedad reflejada en el personaje más odioso de los que pueblan la novela: un policía de la moral que persigue prácticas como el aborto pero, incluso, la simple propagación de folletos o consejos para prevenir embarazos.
En la novela se entrecruzan varias tramas. La historia de Anna y su pareja, la de Sophie y la enfermedad de su gran amor, la de la familia italiana: la búsqueda de los niños perdidos y la integración de las niñas en la familia Savard, la persecución de los médicos que intentan evitar embarazos e, incluso, una investigación criminal.
Si por algo destaca esta novela es por sus potentes personajes. Anna y Sophie (en mi opinión, más aún la primera que la segunda), la pareja de Anna, los niños… Las dos mujeres protagonistas son dos mujeres fuertes, que han tenido que sufrir mucho en la vida y que arrean con todo lo que les pasa, ayudando incluso a los demás. Son dos personajes muy buenos y los secundarios están a la altura. Pero, ya digo, mi preferida es Anna y también Jack.
La ambientación es fantástica. Sin dar apenas datos históricos, la autora consigue que nos situemos en la época y en la ciudad de Nueva York y que podamos transitar por sus calles. Sabremos de su forma de vida, de la inmigración, de las desigualdades entre clases, de los avances tecnológicos y sociales –que a muchos repatean- . La verdad es que ha sido como ver una película de época.
Aunque el libro es un verdadero tocho pues tiene 800 páginas, la verdad es que su lectura resulta fluida y amena. La autora se toma su tiempo y va avanzando poco a poco y es verdad que hay capítulos en los que no pasan grandes cosas pero la vida de los propios personajes es tan interesante, que se lee a gusto y sin esfuerzo. El único “pero” es que no tiene un final cerrado lo que hace adivinar que habrá una segunda –o más- parte. Ya lo sabía por alguna otra reseña pero, según iba leyendo, pensaba que esa posible continuación se centraría en diferentes aspectos de los personajes pero que habría algunas cuestiones (como los asesinatos) que quedarían totalmente cerrados y me ha sorprendido ver que no es así. Habrá que esperar por lo tanto a su continuación para ver cómo se resuelve todo.
Conclusión final
La edad dorada” es una bonita novela que nos lleva a Nueva York de finales de siglo XIX de la mano de dos mujeres, dos doctoras, fascinantes. Recomendable.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
YoleoNovela
 16 marzo 2021
Comienza una mañana de marzo de 1883 en la ciudad de Nueva York donde Sophie Savard, es especialista en obstetricia y pediatría y su prima Anna Savard, también médica es, ante todo, cirujana. Ambas atienden a los ciudadanos más desfavorecidos de la sociedad. Esa mañana Anna recoge a cuatro niños pobres cuyos padres han desaparecido y al que les esperaba un futuro incierto. Anna deberá tomar entonces una decisión que la afectará personalmente. Mientras, Sophie Savard, de origen criollo pero de apariencia serena y profesional, atenderá a una joven en un parto en el que descubrirá la necesidad de aferrarse o no su juramento como doctora.
Pocas veces tengo la ocasión de leer novelas tan extensas. Cierto es que los libros de ficción histórica suelen poseer más páginas dado el extenso desarrollo y el peso de las tramas. Aun así, son pocos los libros de tan larga extensión que llegan a mis manos.
En la primera página esta novela contiene un Dramatis personae recopilando los personajes más importantes. Lo usaremos como apoyo a la lectura.
Este libro contiene cuarenta y cinco capítulos de extensión variable, escrito con un narrador omnisciente y una prosa pulcra y clara.
El nivel de documentación es altísimo. La ambientación se sitúa en el año 1883, en la ciudad de Nueva York, momento en el que se está construyendo el puente de Brooklyn y su inauguración el 24 de mayo de 1883, todo un acontecimiento popular con fuegos artificiales incluidos.
Pero también, hay que situarse en la sociedad de finales del siglo XIX, una sociedad que padece de enfermedades como la viruela, la disentería y la septicemia entre otras muchas afecciones y en la que la luz eléctrica aún no había llegado.
Anna y Sophie Savard representan a ese número reducido de mujeres fuertes, indomables, que se enfrentaron a la sociedad del momento. Mujeres que no se quedaban de brazos cruzados ante el maltrato, el abuso, la pobreza, la inmigración o el problema racial que inundaba las calles de Nueva York. A pesar de las condiciones de la época, en la que las mujeres estaban bajo las razones de ley, costumbre y decoro de la sociedad neoyorquina de 1883, las dos primas se abren paso ante una comunidad médica mayoritariamente masculina y en la que los médicos varones creían poseer el derecho de experimentar con nuevas técnicas sobre en el cuerpo de las mujeres.
Esta novela es necesaria porque representa la importancia real de conocer una visión diferente y más completa de Nueva York, una ciudad con un número considerable de inmigrantes, una ciudad en la que vivían miles de niños en las calles, la mayoría huérfanos y la realidad de la vida hogareña de una mujer en 1883, que fue mucho peor de lo que imaginamos actualmente.
No le pongo mayor nota por su final abierto, preparado para continuar en el siguiente libro, el que espero leer cuando tenga la mínima oportunidad.
Sin duda, esta novela reúne los ingredientes de la ficción histórica: una historia absorbente de mujeres fuertes, una sociedad con claroscuros y vientos de cambio, un semillero de personajes secundarios a la altura, con un merecido romance de película y una chispa de misterio que convierten a esta lectura en un placer insuperable para los amantes de la novela histórica.
CONCLUSIÓN
Percibí el crecimiento sutil de la historia mientras leía, el crecimiento de los personajes y el peso de las tramas bien narradas. No olvidéis leer las notas de la autora al final del libro en la que cuenta cómo surgió la idea de esta novela y qué partes son reales y cuales han sido modificadas para la creación literaria.
Como último os diré que estuve como una mosca pegada a la miel leyendo esta novela. Las más de ochocientas páginas han resultado para mí insuficientes y espero la siguiente entrega con entusiasmo.

Enlace: https://www.yoleonovela.com/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
loslibrosdesu
 08 diciembre 2021
Esta historia nos adentra en Manhattan en el año 1883, un tiempo muy diferente al nuestro.
Entre estas páginas conoceremos a dos primas, Anna y Sophie, una de raza blanca y otra de color respectivamente, ellas son dos médicas en un mundo gobernado por hombres.
Gracias a ellas, viviremos la medicina en esos tiempos, el machismo, el racismo, hasta una organización legal llamada "La supresión del vicio" con la cual veremos las ridículas leyes que tenían en esa época.
También encontramos historias de amor, muertes, niños perdidos, investigaciones, juicios y muchos otros temas.
Hay muchos personajes como Jack, Cap, Elise, la entrañable tía Quinlan...
Al principio del libro tenemos una descripción de los personajes, y al final las notas de la autora, que nos descubre algunas cosas de la lectura y son muy interesantes de leer.
El libro tiene 800 páginas, pero en ningún momento se me ha hecho pesado, al contrario, ¡se hace corto!
Estoy esperando una segunda parte para acabar de resolver algunos puntos que han quedado en el aire.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
LEMBLEMB02 abril 2021
La joven se puso los guantes muy despacio y se unió a la cola para desembarcar, furiosa porque le recordaran que no podía ser ella misma en público. Tenía que ser la persona que veían los blancos: una mulata bien vestida, elegante, reservada. Supondrían que era una institutriz, una ama de llaves, la maestra de alguna escuela para negros, la esposa de un pastor o comerciante. Alguien que supiera leer, pero no el significado de una palabra como estetoscopio, y menos aún para qué servía.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
LEMBLEMB06 abril 2021
He tratado mujeres que se introdujeron jabón de sosa, acido carbólico, alcohol, ginebra, quinina, lejía... la lista es larga y los resultados suelen ser feos. Las mujeres con algo de dinero emplean medicamentos. La mayoría toman infusiones; otras envenenan con arsénico. Muchas lo intentan tres o cuatro veces, y luego busca ayuda en otra parte. Las más pobres se ocupan de sí mismas. usan pajitas, alambres y cañas, casi cualquier tipo de cuchara o instrumento largo y delgado. Tubos de goma, sondas de metal, ballenas de viejos corsés. Su folleto no aborda ninguna de estas cuestiones, y por lo que he podido ver, no daba instrucciones sobre cómo provocar un aborto.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB04 abril 2021
Muchas mujeres se retiran al recibir un halago, pero Anna se extasiaba cuando le enseñaba una nueva perspectiva de las cosas. La sonrisa que se pintó en su cara le indicó que aquel era uno de esos momentos.
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB31 marzo 2021
—No podemos cambiar el pasado, doctora Savard.
—Pero podemos hacer algo por el futuro.
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB06 abril 2021
—Ahí está. Esa es la parte más difícil: tener la fuerza necesaria para aceptar el dolor, hacerle frente y dejar que disminuya con el tiempo, que lo hará.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: medicinaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Familias en la literatura

"Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo" ¿El personaje de qué libro está hablando?

Dr. Castel, de La Peste
Meursault, de El extranjero
Javier, de Cambio de piel

14 preguntas
40 lectores participarón
Thèmes : novela , familiaCrear un test sobre este libro