InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Patricia Antón de Vez (Traductor)
ISBN : 8415631200
Editorial: Salamandra (21/01/2016)

Calificación promedio : 3.42/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
A punto de poner fin a una dilatada carrera plena de éxitos y reconocimiento, Henry Marsh —uno de los neurocirujanos más eminentes de Gran Bretaña— ha querido exponer a los ojos del mundo la esencia de una de las especialidades médicas más difíciles, delicadas y fascinantes que existen. El resultado es este volumen que ha cautivado y conmovido tanto a los críticos más exigentes como a todo tipo de lectores, y que poco tiempo después de su publicación se encaramó a l... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
Bren
 30 diciembre 2017
Henry Marsh, considerado el mejor neurocirujano de la Gran Bretaña, nos comparte en este libro sus experiencias la mayoría de ellas, donde las cosas no han resultado como debieran
"Ante todo no hagas daño
Atribuido a Hipocrates de Cos 460 A.C"
Nos comparte que tanto él, como sus colegas médicos en cualquier especialidad son solo seres humanos, personas que tienen fallos, pero estos fallos tienen enormes consecuencias, por lo tanto, nos muestra ese pequeño cementerio que arrastra en su interior, no de manera morbosa, si no mas bien, de manera humana, realista, la forma en que cada una de esas lapidas ha sido un recordatorio de lo que sus fallos le han hecho a otras personas, situaciones con las que tiene que vivir día a día.
«Todo cirujano lleva en su interior un pequeño cementerio al que acude a rezar de vez en cuando, un lugar lleno de amargura y pesar, en el que debe buscar explicación a sus fracasos.»
RENÉ LERICHE, La filosofía de la cirugía, 1951
Por supuesto, no todas son tragedias, tiene muchos casos exitosos, no en balde es considerado el mejor en su especialidad, pero con una enorme humildad, Marsh, nos explica como en realidad, si, claro que la experiencia importa, si, claro que los conocimientos valen, pero es la suerte, la mala y la buena, la que juega sobre todo un papel importante en el éxito o fracaso de una operación de cerebro.
De una manera sencilla, mordaz, increíblemente fascinante, Marsh nos cuenta la forma en que se hace médico, como decide hacerse neurocirujano. Su narración es tan ágil y tan sencilla que podemos comprender fácilmente de que nos habla.
"Al fin y al cabo, una cuarta parte de la sangre que
bombea el corazón va a parar al cerebro. Está visto que pensar es un proceso que exige muchísima energía"
Vivimos con Marsh, como es difícil hablar con los pacientes, con sus familiares, no solo para dar diagnósticos muchas veces desalentadores, si no también explicarles consecuencias de una operación y peor aun dar la cara cuando las operaciones no salen bien, todo un arte el hablar con las personas siendo medico, algo que Marsh de manera muy humana nos hace ver, porque al final, no todos los médicos tienen esa empatia que se requiere o sencillamente la fortaleza, la franqueza o el coraje de dar la cara
"Cuando he tenido que dar malas noticias, nunca sé si lo he hecho bien o no. Los pacientes no van a llamarme después para decirme «Dr. Marsh, me ha gustado muchísimo cómo me ha dicho que iba a morir», y tampoco para soltarme «Dr. Marsh, lo ha hecho fatal». Lo único que puedes esperar es no haber metido demasiado la pata.·
Todas esas situaciones en las que se tiene que luchar con colegas de los que se depende para salir adelante, como anestesistas, enfermeras, radiologos, etc, porque al final el medico cirujano no es su jefe y si alguno decide no cooperar para que se lleve a cabo la operación, el traslado, otorgarle una cama, etc, puede resultar en una frustración tremenda, en atrasos, en malos tratos a los pacientes, que sin embargo, como bien recalca Marsh, los pacientes difícilmente reclaman, ya que son pacientes, no clientes y en esa tesitura, por naturaleza, no reclaman lo suficiente.
"Como les digo siempre entre risas a mis residentes, los médicos no sufren lo suficiente"
Lidiar con el aparato burocrático, informes, cambios de administración, cambios de sistemas, que el gobierno considere lo que se supone mejor para los pacientes sin considerar lo que opinan los especialistas y quienes los tratan diariamente, la salud publica apabullada de crisis de administración, con lo que no queda mas que lidiar constantemente, porque no se tiene otra opción
"Operar es la parte más fácil, ¿sabe? —dijo finalmente—. Cuando uno llega a mi edad, se da cuenta de que todas las dificultades tienen que ver con la toma de decisiones."
Lo que supone para un médico con practica y experiencia tener que soltar el bisturí a los practicantes, saber que tiene que hacerlo con la angustia de saber que pueden equivocarse y que solo él será responsable de esa equivocación, pero vamos, alguien tiene que enseñarles y tienen que tener practica, puesto que los médicos con experiencia, algún día se jubilarán.
Marsh, nos lleva también a través de su trabajo altruista a Ucrania, como es que llega ahí, como se compromete a esa causa para ir a atender pacientes en un país pobre, con pocos recursos y lo poco que puede hacer ahí.
Un libro fascinante, donde vemos la cara personal de uno de los mejores médicos en su especialidad, no solo en Gran Bretaña, puesto que es considerado uno de los mejores del mundo y honestamente esa sencillez de él para contarnos sus experiencias, las buenas, las malas, las mundanas, no hace mas que hacernos darnos cuenta que a pesar de todo, por muy buenos médicos que sean, solo son personas que hacen un trabajo y que detrás de esas mentes y manos mágicas, también se esconden inseguridades, miedos, fracasos y una vida llena de altas y bajas.
Un libro que recomendaría para cualquiera, me encanto y realmente lo disfrute muchísimo, cada capitulo lo titula con uno de esos nombres extraños que tienen las enfermedades del cerebro y donde nos explica lo que significa y como se trata.
Extraordinario.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lector_salteado
 22 enero 2019
Un libro que nos levanta el ánimo, como dijo Ian McEwan. Henry Marsh no sólo es un brillante neurocirujano, sino también un excelente escritor. Su narrativa fluye con la elegancia, la precisión y la lucidez de un británico muy cultivado. No parece la escritura llana, arrogante o seca de un escritor técnico que escribe para lectores técnicos, en este caso sobre la cirugía de cerebro. Esto quizás tenga que ver con que antes de estudiar medicina Marsh estudió filosofía, ciencias políticas y economía. Su incursión por las humanidades y las ciencias sociales antes de su anidamiento en la medicina le ha permitido escribir este libro tan fascinante que se lee con la facilidad de un best-seller y la profundidad de un cálido y erudito libro de arte. Marsh muestra que los médicos también son seres humanos, aunque lo olvidemos cada vez que alguna enfermedad de importancia o incluso un dolor sin mucha importancia nos hagan olvidar como pacientes esa verdad tan trivial. Creo que es interesante el origen del libro: Marsh emprendió su escritura motivado por el libro de Daniel Kahneman, Pensar Rápido Pensar Lento, que trata sobre patrones típicos de errores humanos. Marsh se sintió aliviado al conocer por Kahneman que muchos de nuestros errores ocurren simplemente porque así funciona la mente humana y no por negligencia -mala praxis médica en este caso-. También me pareció interesante confirmar una vez más que la profesión de médico es muy vocacional. Hay personas que sienten fascinación por la medicina, por eso terminan siendo médicos. de los cirujanos en particular, Marsh habla de la excitación que les provoca la violencia controlada y altruista que despliegan en el quirófano. Esto no está muy lejos de la hipótesis de Sigmund Freud sobre la sublimación: los cirujanos serían algo así como asesinos que lograron educar sus impulsos para que sean socialmente aceptables. Opino que también es conmovedora la vida que llevan los neurocirujanos según cuenta Marsh. Interactúan con la muerte cada día. Saben -y un poco disfrutan del vértigo- de la posibilidad de salvar la vida de una persona condenada por un tumor maligno de cerebro. En una misma jornada laboral pueden vivir varias cirugías, varias rondas de visitas a internados, reuniones con médicos en formación, reuniones con burócratas empresarios de la salud, junto con las vivencias familiares como cualquier persona. En síntesis, creo que este libro de Marsh es muy bueno. Es entretenido, está bien escrito y reparte humanidad por todos lados. Humaniza a los médicos, a los enfermos, a los familiares de enfermos y a todos los trabajadores de la salud. Marsh es un humanista. Por eso, con la misma honestidad y precisión de Jack The Ripper, disecciona a los burócratas y empresarios de la salud. También los políticos tienen su turno. Es inevitable que se genere una amistosa confianza entre Marsh y el lector de este libro poco común.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Tontoelquenolea
 01 septiembre 2019
Volumen estructurado en capítulos en los que se relata una patología o intervención concreta, dando a conocer, a lo largo de cada uno de ellos, la historia de los pacientes así como la del autor, sus éxitos y sus fracasos, su experiencia como médico y también como paciente.
El autor esboza a lo largo de la obra reflexiones sobre la medicina, el sistema de salud, la vida o la muerte. A pesar de tener un cierto contenido técnico, no es una lectura demasiado complicada incluso si no se tiene relación con la sanidad, aunque en mi opinión puede no resultar demasiado interesante si no es un campo que atraiga al lector.
Personalmente, es un libro que no me enganchó en ningún momento, resultándome aburrida la lectura en muchos capítulos, por lo que lo intercalé con otras lecturas cuando me sentía tentada de abandonarlo sin terminar.
El autor, pese a intentar dar una imagen de humildad y sencillez, me resultó un poco pedante, sin desmerecer, por supuesto, la profesión que eligió y la responsabilidad intrínseca que acarrea cada uno de sus actos.
Un libro recomendable para tener otra visión de la medicina, pero que, desde mi punto de vista, se centra demasiado en lo bien o lo mal que hace las cosas el médico de forma aislada, dejando de lado la gran labor del equipo multidisciplinar, del que depende la vida del paciente, la cual no sólo está en manos del médico, sino de otros muchos profesionales.
Enlace: https://www.instagram.com/to..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
andyd
 25 abril 2019
Este libro bien podría llamarse las vivencias del Dr. Marsh, porque de eso se trata: los veintisiete años de experiencia como neurocirujano del autor. Historias de dolor, fatalidad y muerte.
Comentar  Me gusta         00
Video de Henry Marsh (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Henry Marsh
Textos del compositor alemán Ludwig van Beethoven y de los británicos Henry Marsh y Adam Kay.
otros libros clasificados: medicinaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Has leído El Principito?

¿Cuál es la profesión del narrador que encuentra el Principito en el desierto?

Periodista
Aviador
Pastor
Taxidermista

7 preguntas
223 lectores participarón
Thème : El principito de Antoine de Saint-ExupéryCrear un test sobre este libro
{* *}