InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8423352331
Editorial: Destino (27/04/2017)

Calificación promedio : 3.88/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Valeria Santaclara necesita reunir la fuerza necesaria para abrir un sobre cerrado que está en su poder desde hace años y en cuyo exterior alguien ha escrito «El perdón». Para ello, y no por casualidad, acude a la consulta de la psicóloga Laia Vallverdú, quien a través de las sesiones de terapia la ayudará a recomponer el puzle de su existencia desde la infancia acomodada en el Gijón burgués de finales de los años 20, la relación conflictiva con su hermana, las circ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
Bajolapieldeunlector
 16 septiembre 2018
Valeria Santaclara tiene ochenta años y vive en una residencia de ancianos donde todo se dispone a su gusto a base de talonario. Su altivez y los lujos que paga han hecho que se gane el nombre de la marquesa. Sin embargo nadie se imagina que detrás de esa rigidez y frialdad hay dolor, hay miedo a abrir el sobre que su hermana Gadea la dejó antes de morir, con el título "El perdón". Y esas dos palabras a Valeria, que se imagina lo que esconden dentro, la laceran y duelen en lo más profundo de su ser.
Por eso cuando ve el nombre de Laia Vallverdú, anunciando sus servicios como psicóloga, en una placa en la antigua casa en la que vivió junto a su familia, decide acudir a consulta. Sólo a hablar, ella no necesita que la curen....sólo recordar su pasado, a las personas que ya nos están junto a ella, y quizás conseguir esa fuerza para poder enfrentarse a la verdad de lo que oculta el sobre.
Laia es psicóloga y se ha trasladado a Gijón por amor. Dejó su vida, su trabajo y sus pacientes por comenzar una nueva etapa junto a Emma, en una ciudad en la que parece que la lluvia no tiene fin. Y que, en determinados momentos, la oprime y genera una necesidad imperiosa de ver un rayo de sol cuando siente su estado de ánimo caer.
La terapia nos acercará a Valeria, un personaje que me provocó diferentes sensaciones. Por un lado, rechazo al ver los prejuicios que arrastra, menospreciando lo del resto y dando más importancia a lo que ella posee sin tener en cuenta lo verdaderamente relevante. El odio a todo lo que era su hermana y a lo que no era, alejándose de lo que para ella era lo correcto. Pero su forma de hablar del pasado, cómo vivió la guerra civil en el Gijón de la época con solo diez años, las anécdotas felices que cuenta...todo eso la hace más real y humana, la acerca más al lector, pues se aleja de esa frialdad que la representa.
Esta terapia empezará lenta, sin ser "terapia" para Valeria. Incluso menospreciará el trabajo de Laia. Quizás defendiéndose por buscar apoyo en alguien, por la necesidad de contar, de expresar el miedo que la corroe ante lo que su hermana Gadea la podrá decir en la carta. Y especialmente por el temor a que la culpabilicen por los males que se cometieron y que quizás no llegaron a darse. Pero acabaremos por tener otra visión de ella. Más tierna quizás.
Dentro de esa terapia no sólo conoceremos más a Valeria, también las inquietudes de Laia, su psicóloga. Su nueva situación junto a Emma, cómo comenzará a forjarse dentro de ella una idea que nunca esperaba tener. La ansiedad ante lo que puede venir y, al mismo tiempo, la ilusión que implica ese paso adelante.
También serán nuestras narradoras Emma y Feli. La primera es la pareja de Laia, que a través de su diario nos conquistará con su dulzura y naturalidad. Con el amor tan fuerte que demuestra ante los planes que tiene Laia, con la pasión por darle todo a la mujer que cambió su forma de ver el amor. Pero también nos contagiará su angustia por perderla, esa sensación de dependencia que se generaría si la otra persona no está.
Y Feli, una mujer con un pasado duro, el de una familia rota en la que la felicidad ya no tenía cabida. Trabaja limpiando en la residencia de Valeria pero también se encarga del cuidado de su padre, por lo que sólo verá un respiro en la escritura y en los brazos de Guille. Aunque comenzar a fisgonear en los recuerdos de Valeria, en las fotos y cuadernos que hay en su habitación, se convertirá en una rutina que la permitirá fantasear sobre quién es Valeria realmente.
"La noche que no paró de llover" es una novela donde las mayores protagonistas son estas cuatro mujeres que nos acercarán a su día a día, sus inquietudes y sus miedos. Mujeres que nos muestran una variedad de vidas y situaciones absolutamente cotidianas y naturales. Creíbles. Para mí representan parte de nuestra sociedad. Y se tratarán temas tan humanos como el miedo, el amor, el perdón de los demás y el de uno mismo, la maternidad, los males cometidos y la liberación de lo que nos atormenta. Laura Castañón convierte lo cotidiano en algo extraordinario a través de ese estilo tan personal y emotivo que tiene.
Además, homenajea a su ciudad, a Gijón, a lo que se vivió durante la guerra civil. A las innumerables historias que se esconden en su actual cotidianidad, nos rescata parte de ese legado histórico que muchos ya han olvidado. Y nos recuerda que, efectivamente, en esta ciudad no siempre llueve.
Enlace: https://bajolapieldeunlector..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Lunilla
 20 noviembre 2017
Había leído varias reseñas muy positivas sobre esta novela, sabía que era diferente, llena de ese algo que gusta tanto y yo he podido ratificarlo, tiene ese componente especial que enamora, La noche que no paró de llover.
La historia la protagonizan varias mujeres: Laia, Emma, Valeria Santaclara y Feli. Cuatro mujeres opuestas en todo que nos van a ir contando su vida, sus inquietudes y todo lo que llevan dentro de una forma diferente. Laia es una psicóloga que actualmente vive en Gijón junto a su chica Emma. Tiene una consulta y allí un martes se presenta Valeria, una anciana que quiere hablar y que necesita poder abrir un sobre que su hermana le dejó antes de morir y ya hace quince años de eso, Valeria por fin reúne el valor para hablar de su inquietante vida a Laia. Emma mientras nos irá contando en propia voz mediante un diario su historia de amor y su vida actual con Laia, sus miedos, sus inseguridades y como poco a poco iremos conociendo la vida en común de dos mujeres tan distintas, pero que el amor ha unido poderosamente. Feli, por otro lado, es una mujer trabajadora y que se esmera en todo cuanto hace, quiere escribir una novela, pero tiene demasiados miedos y complejos para atreverse a ello. Cuida de su padre en silla de ruedas, y casualidad de la vida, trabaja en la residencia donde vive Valeria.
El gran peso protagonista es de Valeria sin duda alguna, pero Feli destaca por ese halo de inocencia y franqueza, de peculiaridad y sobre todo de nebulosidad que le rodea. No sabemos qué pieza es en esta historia, pero que cuanto más la conocemos más nos emocionamos con ella. Mientras que Laia y Emma nos embriagan con una historia de amor diferente y poderosa, un amor entre dos mujeres que dejarán su vida anterior para amarse y honrarse mutuamente a pesar de todo lo que pueda pasar ya que son una pareja peculiar. Una historia de amor preciosa, con sus momentos más crudos y trágicos y que regalan al lector momentos inolvidables, también divertidísimos con una Emma tan directa, tan real... contándonos sus problemas tan concretos y simples, que nos sentiremos muy a su vera, dándole fuerzas, ánimos y comprendiéndola mucho. Luego esta Laia, más lejana, más huidiza, pero que poco a poco encajaremos sus silencios, y sus miedos, una mujer de verdad, con ideas claras y con muchas ganas de encontrarse ella misma y saber que es lo que realmente quiere en su vida. Y todo esto narrado de una forma tan simple, tan fácil, tan de verdad que parece que Laura cuenta nuestra historia de amor, nuestra vida, nuestros desafíos y nuestras desilusiones. Una completa visión de la mujer en todos sus términos.
Laura Castañón ha construido una historia llena de genialidad por los cuatro costados. No es una lectura fácil ni tampoco complicada, es una lectura diferente, con una narración sublime y elegante, pero también a veces es confusa, no es concisa, es una prosa llena de emoción, de pasión por sentir, pura pasión por la vida; yo entiendo que la autora narra desde el corazón y a veces el corazón no sabe como decir las cosas y se rodea de dramas, historias y confusiones varias, para luego dar por fin con la clave. La historia en sí misma no cuenta nada original, es el mismo drama de siempre, la guerra civil, las tragedias que se vivieron pero contadas por una voz difícil, agresiva como es la de Valeria: una visión totalmente diferente a lo que habitualmente leo, algunas cosas difíciles de entender, pero que hay que conocer también. Aquí la visión la tiene Valeria, una mujer con unas fuertes convicciones de derechas, y que retoma los recuerdos de cómo vivió los amargos momentos del antes, del durante y después de la guerra civil en Asturias, y sobre todo cuenta la historia de su casa, de su familia, de su vida. Una niña y ahora anciana que lo tiene todo, excepto algo que todavía no tiene y que espera encontrar hablando con Laia, su psicóloga, y que sin darse cuenta un día dará con esa clave.
La novela es una novela de personajes. Aunque la trama es fundamental y cuanto más lees, más atrapada quedas, tanto de la excelente prosa de la autora como de la historia de Valeria y su miedo a descubrir la carta de su hermana. Los secretos y las almas perdidas albergan en esta historia. Los lazos de unión entre todas estas mujeres y esa noche que no paró de llover son unos momentos inolvidables e inesperados imposibles de intuir y que me dejaron sin habla. Hay también varios momentos terribles, que parten el corazón, pero como siempre digo, la vida es eso, seguir adelante, sobrevivir a ello y sobre todo, conseguir vivir en paz contigo mismo y sin remordimientos y que luego el destino y el azar cumpla su cometido. Y en esta historia se refleja eso: esos momentos vitales que se quedan grabados, adentro, que no salen y que se quedan enquistados dentro, pero que el destino loco hará que todo fluya. Una muy buena novela intimista, incuestionable en su mensaje y que recomendaré sin duda. Una obra diferente que se tiene que leer despacio, saboreando y analizando cada detalle. Una obra llena de palpitantes emociones, muy diferentes y que me ha dejado con muchas ganas de más de mi tocaya Laura, su autora. Por cierto, una bonita metáfora, en mi humilde opinión, la del título.
Enlace: https://eltemplodelalectura...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Bookeandocm
 08 octubre 2018
Cuando el destino puso a Enma en el camino de Laia, una catalana afincada en Madrid, jamás podía imaginar que terminaría viviendo en Gijón, una ciudad a cuyo clima no es fácil adaptarse. Pero el corazón tienes motivos que la razón no entiende, y Laia Valverdú decide ir tras Enma y asentarse junto a ella en Gijón. Allí, en un antiguo edificio restaurado, montará su consulta de psicología y conocerá a Valeria Santaclara, su primera paciente: una octogenaria que, mucho tiempo atrás, vivió en esa misma dirección y que decide aprovechar las sesiones con Laia para reunir las fuerzas necesarias con las que abrir un sobre que le dejó su hermana Gadea antes de fallecer y en el que reza “El perdón”; ese sobre que lleva con ella la friolera de dieciocho años.
Valeria Santaclara es una mujer acostumbrada a tenerlo todo, una gijonense de buena cuna, que aun a sus años disfruta marcando la diferencia. Apodada por sus compañeros de residencia como “La Marquesa” por el estatus que ostenta incluso entre aquellos muros, ocupando dos habitaciones que ha decorado con sus propios muebles, mantiene a sus años una figura envidiable, y sus martes, el día que acude a la consulta de Laia, transcurren entre compras, sesiones de peluquería y largos paseos por El Muro. Pero Valeria es una mujer encorsetada, pura fachada y poco a poco esas sesiones con su terapeuta irán derribando muros y acercándonos a su esencia.

Imagen relacionadaLa noche que no paró de llover es una preciosa novela intimista que nos invita a una lectura sosegada en la que también habrá lugar para las sorpresas y algún que otro giro inesperado. En lo del ritmo, insisto: si tienes prisa, no es el momento de emprender esta lectura. Una novela rica en personajes: tan bien matizados, tan llenos de vida, de luces y sombras, de ilusión, de miedos...que es imposible no dejarse arrollar por ellos. Cada cual se nos va desvelando con la debida mesura y, pese al ritmo pausado, la tensión está más que mantenida. de hecho, va in crescendo, meciendo al lector con esa prosa tan cuidada y envolvente de la que hace uso la autora para explorar temas como los celos, la culpa, el perdón, la soledad, la maternidad o el amor en sus infinitas manifestaciones. de esto último, del amor, encontraremos mucho aquí: puro, incondicional, desinteresado y generoso. Pero también encierran sus páginas mucha maldad y dolor, y es curioso porque está tan bien conjugado que cierras el libro queriendo más.
Varios narradores, en tercera y primera persona, se irán alternando para ir desgranando la historia de cuatro mujeres: Laia y Enma, Valeria Santaclara y Feli. Siempre existen favoritos; los míos: Enma y Valeria. Enma, la pareja de Laia, ha arrastrado a esta última hasta Gijón, su ciudad natal, y quiere que el nuevo hogar de ambas sea perfecto. Es dulce, insegura, espontánea, divertida, generosa, en ocasiones caótica y, por encima de todo, maravillosa. Ella, en primera persona, a través de un diario nos irá contando como transcurre su relación con Laia, cómo se enfrenta a su nueva condición sexual y cómo encaja todo esto en su entorno. Lo hará sin pauta alguna, con la misma frescura y naturalidad que lo siente, despertando nuestra sonrisa o conmoviéndonos con el torbellino de emociones que derrama. Laia es su contrapunto: más racional, más comedida, más culta y más hermética, aunque también aporta mucho juego a la historia. Valeria no se va a caracterizar por despertar simpatías en el lector, todo lo contrario. Sin embargo, es un personaje muy potente ante el que nadie permanece impasible: una mujer altiva, clasista y acostumbrada a jugar a caballo ganador, que nos irá contando su historia al tiempo que conocemos la vida de una familia de clase alta desde el Gijón de la Segunda República hasta nuestros días. Por último, entra en escena Feli, una aspirante a escritora que trabaja como limpiadora en la residencia de Valeria y que, a ratos, sueña con una vida mejor. Quizá su historia ha sido la que menos me ha gustado o queda en un segundo plano frente a la fuerza de las relativas a Valeria, Laia y Enma.
Una novela inolvidable con un plantel de lujo donde Gijón se convierte en uno más de los personajes; una historia que nos hará reflexionar y nos invita a tomar las riendas de nuestra vida y a disfrutar cada momento, porque solo nosotros somos dueños de nuestra felicidad.
Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MegRaven
 26 enero 2018
Valeria Santaclara es una mujer con mucha vida dentro, anécdotas de un pasado convulso y bélico, enfrentamientos, disputas familiares... pero también guarda un gran pesar que no la permite disfrutar de los que serán sus últimos años, así que visitar a Laia supondrá una catarsis emocional para ella y todo un viaje en el tiempo para nosotros, los lectores, que podremos ser partícipes de cómo la guerra se abrió paso por tierras asturianas y hasta qué punto la desconfianza y la envidia anidaban incluso en los círculos familiares, allí donde más seguro deberías sentirte. Una mujer algo "chapada a la antigua" con la que no siempre es fácil simpatizar, pero también de la que más llegamos a descubrir. Es por esto que para mi Valeria es la protagonista indiscutible de la novela, porque el resto de personajes armonizan con su historia sin deslucirla. Esto no significa que no sean importantes o no tengan nada que aportar.
Todo lo contrario.
Los capítulos están repartidos de tal modo que en cada uno cobre protagonismo una de nuestras mujeres, siendo narradora de todo cuanto acontece en él pero sin perder un fino hilo conductor que irá hilvanando sus vidas hasta fundirlas en una historia común.
Laia y Emma son psicólogas, son compañeras de piso y son novias. Aunque esto último apenas lo sabe nadie, Emma no sabe ni cómo sacarle el tema a su madre y el único que al parecer ha detectado lo que realmente se cuece es Richy, hermano de Emma y a su vez, tan gay como ella. Pero Laia anda distante, extraña, desconocida. Algo sucede en su cabeza y Emma nos hace partícipes de sus inseguridades a través de un diario donde da rienda suelta no solo a sus pensamientos, también a su prosa más poética. Son capítulos muy informales, dicharacheros, con una leve vis cómica y fragmentos musicales que a la alocada Emma se le van pasando por la cabeza.
Por su parte, Laia suele brindarnos las sesiones que comparte con Valeria con un papel bastante pasivo, como el nuestro, escuchando sus narraciones y dándola pie a sacarse de dentro todo lo que ha callado por tantos años, lo que ya no tiene a quién contar.
¿Y Feli? ¿Quién es Feli? Trabaja en la residencia de ancianos donde vive Valeria, a quien conocen como "La Marquesa" y por quien siente tanta curiosidad como desprecio. Feli se distrae de la monotonía asistiendo a clases de escritura creativa y es allí donde conocerá a Guille, un hombre con el que comenzará a fantasear rescatando recuerdos del oscuro pasado de su ciudad para intentar darlos forma de novela. ¿Y quién sabe más del intenso pasado que vivieron sus gentes que Valeria, la hija del Doctor Santaclara? Aunque hurgar en el pasado de otra persona sin su consentimiento puede provocar que secretos indeseados salgan a la luz. Muchos, muchos secretos.
Con un marco histórico que se funde de manera sutil en las idas y venidas cotidianas de estas cuatro mujeres, 'La noche que no paró de llover' es una historia sin pretensiones, de prosa elegante y personajes que cobran vida por sus dobleces, sus imperfecciones, lo naturales que se mueven ante nuestros ojos y lo fácil que es sentirlas y quererlas. Sus breves pinceladas políticas son siempre desde una perspectiva neutral sin mayor interés que el de alumbrar los sucesos que acontecieron a finales de los años 20, siempre envueltos por el amor entre Emma y Laia, la pasión oculta de Feli o los sentimientos confusos que arrastra Valeria. Una historia que ahonda en nuestros conflictos internos, en las formas que adopta el mal y en cómo hacerle frente a sus garras.
Enlace: https://elcuervodealasrotas...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
BajolapieldeunlectorBajolapieldeunlector16 septiembre 2018
"Empecé a querer que los días fueran eternos y que las noches no se terminaran jamás, que tus caderas me contaran de ti lo que no me decían de tus ojos, que tus pies me escribieran las huellas para perseguirte. Y a beberme tu tiempo, y a aprenderme los misterios con los que engañabas mi deseos, y a despertarme en mitad de la noche pronunciando tu nombre cuando no estabas a mi lado"
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: intimistaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
117 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}