InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8417451447
Editorial: Versátil (01/05/2019)

Calificación promedio : 4.32/5 (sobre 14 calificaciones)
Resumen:
Becca Price se ha rendido. A sus 17 años, solo es capaz de sentir alivio deslizando una cuchilla de afeitar sobre su piel. Tras un intento de suicidio, su madre decide internarla en el Centro de Salud Mental Delva, un psiquiátrico de Londres, en contra de su voluntad. Por suerte, no estará sola. Anna, su compañera de cuarto, es descarada y decidida, aunque los límites que le impone su mente son más férreos que las paredes del psiquiátrico. Elizabeth prefiere ocultar... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 11 July 2019
No conocía de nada a Carolina Casado antes de que la editorial me enviara la nota de prensa y de hecho, por algún motivo ubicaba su nombre dentro de un género literario completamente distinto. Tras salir de mi error y todavía con la resaca emocional tan profunda que me había dejado otra lectura de temática similar unos días antes, decidí que a lo mejor era esto lo que me estaba pidiendo el cuerpo para desconectar de tanta fantasía. No me equivocaba aunque quizás sí que he notado que dos novelas centradas en la depresión seguidas son demasiado para mi corazoncito y con Un acorde menor mi ritmo de lectura ha bajado considerablemente aunque por cuestiones ajenas a la historia. O quizás debido a la historia, según se mire. En cualquier caso, he podido conocer a una autora que pasa directa a mi lista de fidelidad porque ha sabido conmoverme tanto con sonrisas como con lágrimas.
Aunque en conjunto la novela esté muy equilibrada entre los buenos y los malos momentos, como advierte la propia autora antes de iniciar el primer capítulo, debemos tener claro que podremos afrontar una lectura así porque ya desde el principio comienza con escenas duras (que no morbosas). Con esta advertencia, me preparé para lo peor, para una novela al estilo de Por trece razones que me hundiría en un mar de lágrimas, moqueos e impotencia, pero no ha sido para nada (pero para nada) como me lo esperaba. Sí que es cierto que me he emocionado en muchísimas de sus escenas porque es evidente la carga sentimental que envuelve toda la trama y en más de una ocasión, sobre todo hacia el final, los giros argumentales me han dejado con el corazón en un puño, pero no se puede obviar que se trata de temas serios y que no es una novela light si lo que se busca es mero entretenimiento y diversión. Es más, Becca comienza su narración en persona como la superviviente de su intento de suicidio y sin ninguna intención de cambiar de idea con respecto a la vida: una fuente de sufrimiento continuo que quiere cortar (y nunca mejor dicho) cuanto antes. En contra de su voluntad, su madre decide encerrarla en un psiquiátrico y tirar la llave.
Las relaciones que se crean entre Becca y el resto de personajes son fundamentales para que la trama vaya avanzando tanto a lo largo como en profundidad. Así, su madre y su padrastro son sombras opresoras para Becca, que aún no ha superado la pérdida de su padre hace algunos años, pero la indiferencia que muestra su madre hacia ella tampoco es que haya ayudado a dejarle más opción. Cuando Becca ingresa en el centro, a quien primero conoce es a su compañera de habitación, Anna, una chica vivaz, súper extrovertida y con ganas de comerse el mundo con su energía: todo lo contrario a Becca. Poco a poco va conociendo a otros miembros de su grupo de terapia como son Alec, Elisabeth y Gus. Con su amistad comenzará a sentir de nuevo y nosotro@s con ella y la parte del romance es simplemente una monada de subtrama, muy juvenil y con todos los ingredientes que suelen rodear al primer amor. En realidad las emociones que se van cruzando por las páginas nos llevan a ir conociendo paulatinamente a cada personaje, algunos de ellos con el pequeño misterio añadido de por qué están ingresados en un psiquiátrico y que no llegaremos a descubrir hasta bastante avanzada la novela. Es increíble como Carolina Casado ha conseguido dotarles de una personalidad tan diferente entre ellos y que a la vez me caigan bien todos por igual. Puede que parezca difícil conectar con un personaje que, por ejemplo, sufre anorexia si nunca hemos tenido de cerca ningún caso personal con este trastorno alimenticio, pero la autora se las ingenia para darle una naturalidad restándole dramatismo a la situación de forma que lo comprendamos como si se tratara de cualquier otra enfermedad física, que solemos comprender mejor. Por supuesto, también hay una figura clave que engloba a todos a todo el grupo de amigos: Martha, su psicóloga, quien irá orientando a Becca poco a poco en el camino hacia la comprensión de lo que le ocurre y cómo podrá recuperar su vida, en todos los sentidos. Así vamos viendo la evolución que claramente sufre Becca con respecto al mundo y a las personas que la rodean y todas las relaciones van cambiando sin que apenas nos demos cuenta, en especial con su madre, con su padrastro, con Alec, y por supuesto, respecto a sí misma.
Todo el entorno (amig@s, profesor@s, padres y madres, parejas…) de los personajes que aparecen pueden reflejar a personas reales que tienen que convivir día a día con un enfermo mental adolescente y aunque toda la novela se desarrolle en un centro de salud mental, son muchas las reflexiones externas que hace Becca para sí misma en la que va mostrándonos cómo era su vida antes de ingresar, y cómo la falta de empatía y de comprensión tanto de los demás como de ella misma ante lo que está ocurriendo puede agravar un problema ya de por sí complicado. Carolina Casado escribe desde la experiencia, directa o indirecta, y eso es algo que se aprecia a lo largo de toda la novela, ya sea por vivencias propias o por documentación académica. Cada uno de los trastornos mentales que aparecen son parte de nuestra sociedad y en muchos casos desconocemos sus síntomas y sus tratamientos (ya no digo tratamientos clínicos, sino saber tratar a una persona que padezca uno de estos trastornos). al ser una novela juvenil, incluso se puede hacer una lectura a modo educativo porque la mayoría de la gente no sabe ni cómo actuar ante un problema así ni cómo comportarse ante los sentimientos de un enfermo mental, por eso tampoco he entendido muy bien el sentido de ambientar esta historia en Londres cuando sería mucho más cercana si tuviera lugar en cualquier ciudad española. Aquí se puede ver todo eso expresado en las interacciones entre todos los personajes que forman el grupo de amigos de Becca, cada uno sufriendo su propio calvario personal por nimio que nos parezca al resto que no estamos dentro de sus mentes. Por ello, los temas clave que envuelven la trama son la importancia de la salud mental, del bienestar emocional y del apoyo anímico en el entorno familiar y social.
La narración es exquisita en cuanto a estructuras y metáforas, logra que conectemos con los pensamientos y los sentimientos. La forma de escribir que tiene Carolina Casado me ha enamorado desde las primeras páginas y reconozco que es algo que no me esperaba y no sé muy bien por qué porque no llevaba ninguna idea concreta sobre su estilo. Sin embargo, respecto a la corrección y edición debo decir que el libro cuenta con un buen número de erratas (porque se ve que son erratas como el cambio de orden en dos letras o la falta de alguna), no demasiadas para que lleguen a molestar pero sí las suficientes como para que llamen la atención. A cambio, tenemos como recompensa las ilustraciones finales de los cinco personajes para que los vayamos identificando según van apareciendo y conociendo a Becca, y además la edición incluye detallitos musicales para introducir los capítulos secundarios que hay al final de cada capítulo principal (son como reflexiones off the record de Becca con algún recuerdo que venga a colación en ese tramo de la historia). Por último, para los amantes de la música, hay multitud de guiños con canciones y referencias a cantantes, aunque reconozco que yo he estado perdida con la mayoría de alusiones, supongo que por cuestión de gustos personales en cuanto a música.
8/10
En otras palabras, una lectura necesaria que nos abre las puertas de un mundo para la mayoría desconocido: el de la salud mental. Pese a que se desarrolla a través de los ojos de una adolescente, la envergadura del público puede ir mucho más allá del juvenil porque los problemas mentales no solo afectan a los jóvenes incluso si son ellos los enfermos. Me ha parecido una lectura súper completa, que abarca varios casos de problemas mentales que podemos tener a nuestro alrededor incluso sin ser conscientes de ello y me ha resultado en cierto modo una historia incluso educativa para llegar a comprender a las personas que tienen que enfrentarse a enfermedades invisibles. Así que no tengo ninguna duda de que tanto Un acorde menor como Carolina Casado pasan a ser recomendaciones fijas por mi parte.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Galena
 03 June 2019

Cuando vi este libro entre las novedades enseguida me llamó la atención porque abordaba el tema de las enfermedades mentales. Cada día se les da un poco más de visibilidad pero aun así hay mucho que no sabemos de ellas, se les quita importancia o se crean muchos estereotipos. La última vez que leí un libro que abordaba el tema aprendí mucho así que esta era una buena oportunidad, porque además partía de una premisa que me resultaba muy interesante.
Becca tiene depresión, se realiza cortes y ha intentado suicidarse varias veces. Tiene muchos problemas con su madre pero no sabremos exactamente cuales son hasta que la novela está bien avanzada. Es la protagonista y narradora y eso nos permite conocer un poco mejor de donde viene esa necesidad de cortarse. Yo padezco ansiedad, así que sé un poco como puede afectar una enfermedad mental al día a día, pero nunca entendí qué es lo que lleva finalmente a una persona a autolesionarse y obviamente la respuesta no es nada racional.
La depresión de Becca en el centro psiquiátrico se aborda únicamente con terapia, no sé mucho del tema, pero creo que la medicación a veces es muy importante porque la falta de dopamina en el cerebro puede hacer que mejorar nuestro ánimo si tenemos depresión sea muy difícil. Sin embargo, este es el enfoque que se le da y es realmente interesante ver cómo poco a poco va evolucionando su manera de pensar.
No obstante, la clave, creo yo, para la mejora de Becca y de sus amigos reside en la amistad que los une. Salir de la rutina de sus vidas, donde sus enfermedades dieron comienzo, y empezar esa nueva vida y hacer amigos es una gran motivación. Y además de conocer mejor como se siente una persona con depresión y la autoestima baja, sabremos un poco más sobre otras enfermedades. Yo las conocía todas pero se juega un poco con ir adivinando qué le puede pasar a cada uno de los amigos de Becca, ya que desde el principio aceptan no hablar acerca de ello.
Los grandes temas del libro son esos, las enfermedades mentales por un lado y luego la amistad por otro, y creo que este último ingrediente es el que hace que la novela sea tan interesante, porque los chicos se ayudan unos a otros a medida que se van conociendo más. También entra en juego el romance con una relación bonita y natural, muy dulce, si os gusta lo romántico la disfrutaréis.
Lo que quizá menos me ha convencido de la historia es lo abiertos que se muestran a colaborar los personajes protagonistas, a veces no sé si ser adolescentes hace que sea más fácil conseguirlo que si son adultos, pero en las terapias grupales en las que se organizan diferentes actividades veo un poco difícil que aceptasen de tan buen grado, ese aspecto que me ha parecido un poco utópico, pero es la única pega que le pongo.
La historia, en conjunto, presenta una trama completa y cerrada, con un buen recorrido y que cuenta con unos personajes bien construidos y un tema de fondo interesante. Valores como la amistad, la solidaridad, el amor, el quererse a uno mismo, etc son los grandes protagonistas de una novela que, a mi juicio, merece mucho la pena.
Lo dicho, una historia bonita que habla de superación, amistad y amor, amor por los amigos, por los padres y por uno mismo. Un ritmo ágil y una narración amena que consigue que en ningún momento sea aburrido, con algunos picos de emoción, un poco de aventura, incluso. Se nos nos abre a la posibilidad de empatizar con los personajes y entender un poco lo que se siente al estar bajo el influjo de las enfermedades mentales que se tratan, ya que a veces para las personas que nunca las han sufrido o no tienen cerca a alguien que las padezca puede ser difícil comprender cómo se vive con ellas.
La edición está muy cuidada, la portada me encanta, me parece muy correcta y hace referencia a la protagonista, es tapa blanda con solapas y al final incluye unas ilustraciones sobre los personajes, que también venían a color acompañando al libro. El papel es de buena calidad y me ha gustado mucho que se incluyeran teléfonos gratuitos que ofrecen ayuda psicológica.
Si os llama la atención la sinopsis os animo a darle una oportunidad, creo que es un libro con muchas posibilidades de gustar en general y tiene la ventaja de ser un libro único.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MonTse
 05 July 2019
Hacía mucho tiempo que no ponía tantos post-its en un libro como los que he puesto en este. Normalmente lo hago cuando una frase romántica me gusta, pero aquí he marcado frases bonitas y frases de ánimo, de las que quizá algún día vuelva a releer para recordar la importancia de vivir y de querer vivir. Porque este libro te enseña a eso, aunque quizá no sea lo que pretenda, lo hace, porque te presenta a unos personajes imperfectos que intentan recomponerse y descubrir que, realmente, nunca han estado rotos, solo son diferentes, y esas diferencias no deben destruir sus vidas, y para ello, lo primero es reconocerlo. 'Un acorde menor' es un libro maravilloso que todo el mundo debería leer, sobre todo si está pasando cosas como las que están pasando sus protagonistas, porque ayudará, estoy convencida de ello.
Este libro te enseña también que aunque puedas ver a una persona aparentemente feliz, normal, alguien corriente con una buena vida y todo lo que desee al alcance de sus manos, su interior puede no tener nada que ver con eso, puede estar lleno de oscuridad, de miedo, de desesperanza, puede no darse cuenta de lo buena que es su vida y lo buena que puede llegar a ser, y eso te deja claro que jamás hay que juzgar a nadie por cómo creemos que debe vivir con lo que vemos, porque nunca sabemos con lo que está luchando en su interior. Y demonios, puede haber muchos dentro de una persona, aunque intente por todos los medios no mostrarlo.
Aunque la protagonista de esta historia es Becca y es a ella a la que conocemos en profundidad, a través de sus pensamientos y sentimientos, es a través de ella como conocemos al resto y vamos descubriendo poco a poco sus propios problemas. Vamos viéndolos como ellas los ve, y sintiendo por ellos lo que ella va sintiendo, y terminas encariñándote de todos, y queriendo que todo les vaya bien, que consigan avanzar y reconstruirse, salir de ese lugar y tener una vida sencilla. Y cuando vemos como parece que lo van consiguiendo, poco a poco, ayudándose unos a otros, nos emocionamos igual que se emociona Becca. Y es maravilloso. Igual de maravilloso que es la figura de Martha, la psicóloga, el como los trata y está ahí para ellos. Siempre he pensado que los psicólogos son como un tema tabú, que se ven algo malo, cuando estoy convencida de que todos, en algún momento de nuestra vida, tendríamos que tratar con uno para que nos ayudara o como mínimo, nos escuchara. No creo que haya nadie en el mundo que en algún momento de su vida no se haya sentido un poco perdido y un poco roto, como los amigos de esta historia, y es importante saber pedir ayuda. Y dejarse ayudar.
Además de los problemas que los chicos deben superar, tenemos también romance. Un romance bonito y lento, que va poco a poco porque sus protagonistas primero tienen que encontrarse a sí mismos, pero que ver como avanza y las cosas que superan, le da intensidad a la trama, y momentos muy muy bonitos. de la pareja, reconozco que no me esperaba para nada todo lo que le ocurre a uno de ellos, aunque en algún momento algo me pude oler, todo por lo que pasa, me pillo desprevenida. Y me dolió en lo más hondo, y sufrí mucho. Realmente son varios los momentos del libro que emocionan y te hacen sufrir un poco, pero creo que también es necesario para comprender a los personajes, su situación y por qué están viviendo lo que están viviendo.
La pluma de la autora me ha encantado y estoy deseando leer más de ella. La delicadeza con la que escribe, la manera de explicarnos y transmitirnos lo que está sintiendo Becca en todo momento, porque el libro está escrito en primera persona a través de ella, consigue que nos sintamos parte de la historia, como si fuéramos un personaje más. Pero es que ha conseguido que me sintiera identificada con algunos sentimientos, aunque en mi caso no llegara al límite de estos personajes, pero si que me he sentido en parte como ellos en algún momento de mi vida, y eso me ayuda a ver lo afortunada que he sido por no darle más importancia de la que tenía realmente. Y es que nuestra vida tenemos que vivirla nosotros a nuestra manera, sin dejar que nadie nos la enturbie o nos haga pensar que somos menos de lo que somos. Pero eso es algo que cuesta mucho llevar a cabo, sobre todo en cierta etapa de nuestra vida en la que somos más vulnerables, ya sea por la edad o por lo que nos ocurra.
En resumen, tengo claro que no estamos ante un libro de autoayuda ni creo que sea lo que pretendía la autora al escribirlo, pero si tengo claro que estamos ante una historia que puede ayudar a muchas personas, una historia que la autora ha escrito desde el conocimiento más profundo, y eso se nota. Es una historia de adolescentes con problemas, pero también de amistad, de sueños por cumplir, de miedo, de secretos, de esperanza, de amor, de familia y como esta es una pieza clave para superar los obstáculos, y no puedo hacer otra cosa que recomendaroslo, porque merece mucho la pena, porque está escrito desde el corazón, y porque conocer a Becca y al resto de chic@s ha sido algo maravilloso. 'Un acorde menor' es de esos libros que se recuerdan siempre, porque su historia te deja huella, estoy convencida de ello.
Reseña en el blog ↓↓↓↓
Enlace: http://amor-y-palabras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Nedyah
 26 June 2019
Tenía muchas ganas de adentrarme en la lectura de esta novela. Como ya comenté en el IMM de mayo, cuando recibí esta novedad por parte de la editorial, la sinopsis me transmitía la sensación de que sería una historia intensa pero llena de mensajes motivadores y de superación; una novela que hay que leer para comprender la complejidad de la mente humana y lo estereotipadas que se encuentran las enfermedades mentales. Esta novela de Carolina Casado nos permite adentrarnos en profundidad en la vida de sus personajes, en especial de Becca, y ver más allá de las apariencias, de entenderlos y normalizar situaciones y enfermedades que, de la noche a la mañana, pueden adueñarse de nosotros.
Un Acorde Menor es una historia que nos habla de la lucha de Becca, principalmente, y de cuatro jóvenes más con los que comparte estancia en una institución psiquiátrica. La vida de Becca ha estado llena de dolor desde la muerte de su padre y se ve incapaz de enfrentar la vida desde entonces, situación que la ha llevado a tratar de suicidarse tres veces. Y así, tras su último intento fallido de suicidio, su madre y su pareja, Tom, toman la decisión de internarla en un psiquiátrico para que la ayuden. Becca, en principio, se toma esa decisión a desgana y con odio hacia su madre, con la idea de que solo quiere alejarla de su vida para poder ser feliz con Tom sin distracciones. Sin embargo, lo que de primeras tenía aspecto de cárcel y encierro, acaba convirtiéndose para Becca en un lugar donde, con la ayuda de Martha, su psicóloga, y un grupo de jóvenes con diversos problemas y enfermedades mentales, será capaz de enfrentarse a sus demonios, aprendiendo en el proceso a afrontar sus miedos con valentía y con la ayuda y el apoyo de personas que llegarán a formar parte importante de su vida y su día a día.
Esta novela nos presenta un grupo de jóvenes con problemas diferentes que encontrarán en la amistad y pilar fundamental en el que apoyarse y luchar por ser cada día mejores, dejar atrás los miedos y aceptar que las enfermedades o trastornos que padecen no tienen el poder para limitarles o etiquetarles como ellos se imaginan. En Un Acorde Menor conocemos a Becca, una joven de diecisiete años que, desde la muerte de su padre, no ha vuelto a ser la misma, arrastrando tras de sí unos demonios que cada día luchan por salir a la superficie en forma de cortes y autolesiones en su cuerpo. Becca se siente agotada y cansada de luchar día a día por encontrar fuerzas para sobrevivir, para callar las voces de su cabeza que la humillan y le repiten hasta la saciedad lo poco que vale. Sin embargo, con la ayuda de Martha y la amistad que encontrará en otros pacientes de la clínica, Becca será capaz de exorcizar sus demonios y aprender a vivir y superar los problemas.
Anna es una compañera de cuarto de Becca, una chica divertida, extrovertida y vivaz cuya enfermedad le limita más de lo que parece a simple vista. Tiene un gran ingenio y siempre anda con una sonrisa pintada en la cara, pero a veces los miedos se llevan dentro...
Elizabeth es una chica dulce, tierna y muy tímida que lucha contra la imagen que le devuelve la mirada en el espejo; siempre va con ropa holgada y contando las calorías que ingiere.
Gus es un chico que vive marcado por su obsesión con la limpieza y los gérmenes. Sus pautas de comportamiento lo han llevado a controlar cada mínimo aspecto de su vida.
Y, por último, tenemos a Alec, un chico que llama la atención de Becca nada más ingresar en la clínica y cuya enfermedad desconoceremos hasta mitad de la trama, siendo un punto de inflexión tanto para nuestra protagonista, Becca, como para la evolución de todos los personajes.

Lo más importante de esta novela, y en lo que los protagonistas encuentran el apoyo y la fuerza necesarios para salir adelante, es la amistad. Todos son jóvenes con problemas que marcan sus vidas, que les impiden ser libres y felices, encontrando en la amistad verdadera, y en el apoyo de las personas correctas como Martha, la psicóloga del grupo, el camino para romper barreras, para hablar de sus miedo y aprender a combatirlos y aplacarlos. Becca aprenderá a perdonarse a sí misma, a hablar de sus miedos y a normalizar su situación, apreciando lo bueno que tiene en la vida y tratando lo malo con un cambio de mentalidad, ofreciéndose la capacidad de hablar de sus problemas con naturalidad y no haciéndose callar. Me ha resultado admirable la capacidad de superación y el cambio de visión de todos los protagonistas, mostrando que de todo se sale, en especial si mantienes una actitud positiva ante la vida y te rodeas de las personas correctas y que te quieren.
Carolina Casado ha desarrollado una novela profunda, realista y marcada por un bonito y gran mensaje de superación y de aceptación. Es una historia que nos muestra el epicentro de las enfermedades mentales, del infierno por el que pasan aquellos que la padecen y la marca y etiqueta con la que viven; así como el trabajo que hay detrás de los profesionales que están ahí para ayudarles en el proceso de recuperación y aceptación que, lejos de ser rápido y cuesta abajo, está lleno de altibajos y retrocesos. Es una trama sobrecogedora y necesaria para entender estas enfermedades, para ponerse en la piel de sus personajes y para entender mejor el origen y el modo de hacerles frente en busca de la normalidad.
En resumen, 'Un Acorde Menor' es una novela que nos habla de la lucha de cinco jóvenes por volver a la normalidad, por sanar sus mentes y encontrar por fin el camino hacia la libertad y el control de sus vidas. Nos adentramos en una historia que nos muestra el epicentro de las enfermedades mentales, del infierno por el que pasan aquellos que la padecen y la marca y etiqueta con la que viven; así como el trabajo que hay detrás de los profesionales que están ahí para ayudarles en el proceso de recuperación y aceptación. Es una trama sobrecogedora y necesaria no solo para entender mejor estas enfermedades, sino también para concienciarnos y hacernos ver que el mejor tratamiento y camino hacia la sanación es contar con el apoyo de amigos, familiares y profesionales que, más allá de juzgar o etiquetar estados mentales, ven a la persona y no a la enfermedad.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7
 16 June 2020

Hoy os traigo la reseña de Un acorde menor, escrito por Carolina Casado y publicado por Ediciones Versátil. Tenía muchas ganas de leer algo de la autora ya que no paro de oír maravillas sobre sus libros. También me llamaba mucho la atención que la autora fuera psicóloga, me moría por saber como plasmaba su experiencia y conocimiento del campo a sus historias. Aquí os dejo mis conclusiones de Un acorde menor.
Becca se ha intentado suicidar por tercera vez y esta casi lo consigue. Debido a esto, su madre y su padrastro deciden ingresarla en un centro psiquiátrico. Esto Becca lo ve como una traición y piensa que va a estar en una especie de cárcel. Pero allí encontrará a personas que, como ella, están sufriendo: Anna, Elizabeth, Alec y Gus. Enseguida se harán amigos y juntos intentarán vencer los miedos y la oscuridad que les asola la mente.
He disfrutado mucho de este libro pero también he sufrido de lo lindo y es que nos encontramos ante un libro muy duro. Se trata el tema de las enfermedades mentales y quieras o no, te llega a afectar por todo lo que pasan nuestros protagonistas. Lo que más me ha gustado es que es absolutamente real. La autora retrata a la perfección la cuestión de las enfermedades mentales y cómo es la vida en un psiquiátrico especializado en adolescentes. Considero que la autora ha tratado con respeto y con cariño este tema , algo que siempre es de agradecer.

Sobre todo creo que es muy duro porque la autora nos enseña que el mayor daño que sufrimos nos lo hacemos nosotros/as mismos/as y eso es muy difícil de aceptar y de solucionar. Nosotros nos ponemos los límites y no nos damos cuenta o sentimos que no tenemos la fuerza para ponerle fin. Yo me he sentido identificada con Becca, pero las enfermedades de los demás son tan comunes como la de nuestra protagonista. Creo que es un libro muy necesario ya que enseña unos valores preciosos y , sobre todo, muy adecuados. Es un rayo de esperanza para todas esas personas que están sufriendo.

Me ha encantado como está contada la historia, como es el día a día de los pacientes, con las clases y la terapia. Como Becca y sus amigos van formando un grupo que se vuelve cada vez más inseparable, como se ayudan los unos a los otros, como se caen y se levantan...el poder de la amistad aquí es muy fuerte y me ha parecido algo bellísimo y emotivo. Es una oda a la vida en toda regla. He marcado todo el libro de post its de colores y tengo que reconocer que este libro me ha ayudado y me ha levantado el ánimo. Me ha recordado que hay que seguir luchando, que no estamos solos y que vivir merece la pena.
En definitiva, Un acorde menor ha sido mi primer contacto con la autora y estoy muy contenta. Me ha parecido un libro duro, doloroso, pero también bello y esperanzador. Muy necesario. Creo que lo debería leer todo el mundo. Estoy deseando leer más libros de Carolina.
Enlace: http://addicionaloslibros.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
Citas y frases (17) Ver más Añadir cita
Suenosentreletras7Suenosentreletras716 June 2020
¿Cuántas veces te han sucedido las siguientes cosas, Becca? Creer que las personas que te miran en el autobús están pensando terribles cosas sobre ti, imaginar que cuando un amigo cancela un plan es por tu culpa y porque de verdad esté enfermo, sucumbir a las tentaciones de la mente cuando esta te dice que nunca saldrá bien…Todo esto genera una reacción emocional de tristeza que se adueña de tu día a día y sigue provocando sin cesar esa negativa manera de pensar. Es un círculo vicioso del que es difícil escapar si nadie le pone remedio, ni ganas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
GalenaGalena03 June 2019
—(…) A la gente no le suelen gustar los juguetes rotos.
—¿Y a ti si te gustan?
—Son mis preferidos. No puedo evitar compararlos con las personas. Todos nos sentimos rotos de una manera u otra, y a todos nos gusta que la gente nos cuide a pesar de ello. Los juguetes también se merecen esa oportunidad.
Comentar  Me gusta         30
MonTseMonTse05 July 2019
Es como si yo me pasara el día riéndome mientras murmuro a todo aquel que quiera escucharme que deseo morir porque la vida no tiene nada que ofrecerme. Que la belleza que desprenden los amaneceres, la cara oculta de la luna y las carcajadas cuando el viento se lleva su sonido ya no es suficiente. Nada es suficiente para arreglar la melancolía que cubre mis huesos.
Comentar  Me gusta         10
MonTseMonTse05 July 2019
Todo el mundo dice que el dolor nos hace más fuertes. Pero yo creo que lo que nos hace más fuertes son las personas que nos ayudan cuando nos esforzamos por no rendirnos. Nosotros tomamos la decisión de salvarnos, pero no seríamos nada sin aquellos que nos prestan su fuerza para volver a intentarlo.
Comentar  Me gusta         11
MonTseMonTse05 July 2019
Cuando te topas de bruces con toda esa rabia que has ido acumulando con el paso de los años, solo tienes dos opciones: alimentarla aún más o destruirla pidiendo perdón para volver a empezar.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: novela de superaciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Completa el título de libros infantiles y juveniles

Manolito ...

Gafitas
Gafotas
Manotas

10 preguntas
47 lectores participarón
Thèmes : Infantil y juvenilCrear un test sobre este libro