InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8423334678
Editorial: Destino (06/02/2003)

Calificación promedio : 3/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
Un grupo de amantes de la novela negra persigue, desde hace años, la quimera de un crimen perfecto hasta que la realidad acaba enredándolos en algo que excede sus mejores sueños. Es entonces cuando el pasado emerge con su dramática verdad. Capitaneados por Paco Cortés, un escritor de noveluchas de quiosco, comprenden al fin que el hambre de justicia suele despertar la sed de venganza.
Andrés Trapiello homenajea un género admirable, suavemente parodiado a vece... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Pinky
 24 junio 2020
Ya llevo leídos unas cuantas obras ganadoras del Premio Nadal y todas me han gustado bastante. Así que para mí, el que una obra haya sido galardonada con este premio es un indicativo más que suficiente para decidime a leerla.
Este libro en concreto no lo elegí yo, sino que lo hemos leído en el club de lectura de mi biblioteca y, en general, ha gustado bastante.

La novela comienza el 23 de febrero de 1981, el día que en España se produjo un intento de glope de Estado por parte de algunos mandos militares, y que resultó fallido. Pero este hecho no es el que vertebra la novela, sino que es como un escenario de fondo que sirve como evidencia del triunfo de la Democracia y la nueva forma de vivir, frente al régimen que llevaba gobernando el país desde el final de la Guerra Civil. Lo que se refleja a su vez en la evolución que los personajes sufrirán a lo largo de la historia.

Paco Cortés es escritor de novelas policíacas de esas que se vendían en los quioscos. Usa pseudónimos rimbombantes para firmarlas. Sus novelas están ambientadas en ciudades americanas, protagonizadas siempre por el detective amargado pero a la vez heróico, seductor de mujeres bellas y a veces despiadadas, que sólo vive para su trabajo. Porque Paco es un fanático y entendido del tema, tanto que vive su vida casi como si él fuera uno de sus temerarios personajes.
Su pasión por el estudio del crimen perfecto es tal, que desde hace años preside la tertulia "Los amigos del crímen perfecto" o ACP, donde un número inconstante de personas se reunen a diario en un café para debatir sobre tan espinoso asunto. En las reuniones cada uno es nombrado como algún famoso escritor o personaje de novelas policíacas, y los miembros que lo forman son de lo más variopinto. Aún así, después de tantas reuniones y compartiendo esta afición, la mayoría han acabado por ser amigos.
El asesinato de uno de los personajes les llevará a intentar descubrir al culpable y su motivación, lo que pondrá en jaque a la ACP y llevará de una intriga a otra al protagonista hasta llegar a encontrar la verdad y a constatar que lo que ocurre en las novelas no tiene mucho que ver con lo que pasa en la realidad.
La novela comienza dentro de uno de los capítulos del último libro que está escribiendo Paco, por lo que nos deja descolocados y sin enterarnos de mucho, pero eso es solo al principio, no temáis. Después comienza lo bueno, porque esta novela no sólo tiene de bueno que sea policíaca y ambientada en España, sino que está plagada de referencias literarias sobre obras cumbre del género y a sus escritores más famosos. Los guiños son abundantes y muy bien insertados, ayudando a crear una atmósfera perfecta en la novela. Porque al leer esta historia, el humo de los cigarrillos, el vaso de whisky on the rocks y la gabardina a juego con el fedora no dejan de estar presentes en la mente del lector.

Aún así lo mejor de esta novela es el leguaje que utiliza el escritor. Un lenguaje gamberro, socarrón, muy adjetivado, que nos regala jugosas y afiladas descripciones, haciendo las delicias de los lectores que, como yo, somos amantes de este tipo de obras. Con un estilo muy particular, y para que sirva de referencia, parecido a escritores como Eduardo Mendoza y Fernando Fernán Gómez, entre otros, este libro nos regala una narración de diez en su primera parte. En el resto del libro aún se observan destellos de genialidad, pero la narración se vuelve algo más normal y desmerece bastante con esos inicios tan brillantes.
En cuanto a la resolución del crimen he de decir que es correcta y no deja hilos sueltos, aunque no es que te deje con la boca abierta, no es muy evidente y cumple para dar un cierre digno a tan brillantes espectativas.

Esta novela es una joya literaria, bastante desconocida y caída en el olvido, lo que me apena y pone de manifiesto una vez más, lo rendidos que estamos los lectores a la vorágine de las novedades y modas editoriales.
Por eso si sois de esos lectores que buscáis algo más que mero entretenimiento al escoger vuestras lecturas, creo que esta novela es un raro especímen muy digno de degustar para paladares más exigentes. Muy recomendable.

Enlace: http://misgrandespasiones-ro..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
pasiondelalectura
 07 marzo 2019
Comenzó como un libro interesante y ágil, un panfleto de las novelas policiales, de la policía y del medio de la edición, pero termina con un monólogo pesado y redundante sobre el "asesino" y sus móviles.
ACP es una tertulia que se reúne en un café donde se discute sobre novelas policiales. Uno de los miembros es un autor prolífico, pero que está aburrido y quiere cambiar de rumbo.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (17) Ver más Añadir cita
PinkyPinky05 abril 2020
Se trataba de un piso destartalado y decrépito, frente a Galerías Preciados, alquilado por Espeja el muerto a su dueño en 1929, y mantenido por su heredero con la misma renta y una falta de higiene que no hacía sino ir en aumento, en pro de la solera. Doce balcones a la calle, suelos de madera gastados por los remordimientos generales, un lor difuso a lejía y a vinagre, más de diecisiete habitaciones y aposentos ocupados en su totalidad por mesas en las que ya no se sentaba nadie y estanterías en las que dormían unos miles de ejemplares, algunos de hacía cuarenta años, llenos de polvo, testigos cabales de la historia de la empresa familiar y de la decadencia de la raza española. Lo peor de lo peor para los prestigios sólidos y modernos: casticismo puro.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
PinkyPinky05 abril 2020
-La vida de un policía- reconoció Maigret- es, por una parte, los casos en los que ha intervenido y, por otro, la relación con los compañeros. Pero olvidan antes que nadie, porque no podrían vivir con todo lo que la vida les echa encima. Ni siquiera a los que tienen más cerca les cuentan ni una décima parte de lo que sucede en su trabajo. Un policía vive siempre dos vidas, y de una de ellas, precisamente la de policía, lo olvida todo cuando sale de la comisaría. Pero sucede también algo curioso. Si un policía tiene que recordar, puede recordar casos incluso que hayan pasado cincuenta años antes.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
PinkyPinky05 abril 2020
La mayor parte de los crímenes perfectos no pueden resolverse nunca por una serie ilimitadad de coincidencias. En unos casos las coincidencias desbaratan lo que erea perfecto, y en otras, la casualidad convierte en perfecto un crimen que no era más que una chapuza.
Comentar  Me gusta         10
PinkyPinky05 abril 2020
Se abrió la puerta del despacho y apareció una dama de unos doscientos años, pequeña como un dije, envuelta en vapores de naftalina y con labios tan al rojo vivo que causaban una gran impresión. Vestía blondas blancas, encajes y sedas a medio planchar, que parecían haber dejado el baúl de los recuerdos media hora antes. Sí, se hallaban en una novela gótica. Seguramente la dama, a juzgar por la intensidad del carmín, acababa de comerse el hígado del señor Espeja el viejo. O como mínimo un cactus.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
PinkyPinky05 abril 2020
En las novelas policiacas todo debía ajustarse, y si no, se hacía que se ajustara. Una novela policiaca es como una contabilidad escrupulosa, y los arqueos deben cuadrar, y para eso el buen novelista policiaco tiene como mínimo un par de ases en la manga. Son como los tahúres. Eso lo sabe todo el mundo, pensaba Cortés, desde Poe hasta Conan Doyle, pasando por Agatha Christie.
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Completa el título de la novela

La guerra del fin...

del mundo
de los tiempos
del universo

10 preguntas
3 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}