InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Jorge Rizzo (Traductor)
ISBN : 8417167331
Editorial: Roca Editorial (08/02/2018)

Calificación promedio : 4.26/5 (sobre 29 calificaciones)
Resumen:
En la tierra de las muñecas existe la magia.En la tierra de los humanos existe la guerra.En ambos sitios existe el dolor.Pero cuando se unen, existe la esperanza.Karolina es una muñeca que vive en la Tierra de las Muñecas. Pero cuando el rey y la reina de su país son derrocados, Karolina será enviada a la ciudad humana de Cracovia, en Polonia, donde se encontrará reencarnada en una nueva muñeca de la tienda de juguetes propiedad de un veterano de la Primera Guerra M... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (25) Ver más Añadir una crítica
Guadi96
 13 octubre 2020
Así se despide la autora de este libro, haciéndonos una petición. Un petición que, corriendo los tiempos que corren, es más necesaria que nunca.
He de admitir que “El fabricante de muñecas” llegó hasta mí de manera totalmente accidental. Nunca había oído hablar de este libro, ni de esta autora, ni de la trama. Simplemente apareció como recomendación en Goodreads, leí la sinopsis y… bueno, siguiendo un impulso lo compré… y cómo me alegro de haberlo hecho.
El fabricante de muñecas” me ha recordado mucho a novelas como “El niño con el pijama de rayas”, ya que sitúa la trama en la Segunda Guerra Mundial, pero contada desde un punto de vista muy tierno e inocente, concretamente desde el punto de vista de una muñeca. Quizá sea este el hecho lo que ha provocado que la historia me pareciera más dura aún. Ver cómo había cosas que el lector intuía o sobreentendía, pero que personajes como la muñeca o los niños no sabían o entendían, era realmente desolador y duro.
Para poneros en situación, la historia comienza cuando el alma de Karolina -una muñeca- llega al mundo de los humanos gracias a la magia de un fabricante de muñecas -Cyril-. Karolina viene desde la Tierra de las Muñecas, un lugar que ahora está en guerra porque las ratas lo han invadido y, no mucho tiempo después de su llegada al mundo de los humanos, tiene lugar la invasión de los alemanes a Polonia en la Segunda Guerra Mundial. Cyril es mitad alemán, por lo que puede aceptar su identidad alemana y así tener derecho a una mayor porción de racionamiento de la comida, cosa a la que accede para así poder ayudar a un amigo judío y a su hija.
Hasta aquí la historia puede parecer incluso bonita, ya que nos presentan una situación difícil en la que alguien bondadoso decide ayudar a otros… pero es justo aquí cuando empieza a volverse cruel. Como era de esperar para los lectores, los alemanes empiezan a encerrar a los judíos en guetos y, posteriormente, los envían “a un lugar desconocido” (los campos de concentración). Cyril decide ayudar con su magia a su amigo judío y a su hija, transformando en muñeca a la hija de este y a unos cuantos niños judíos más. Así que consigue introducirse en el gueto y sacar a los niños-muñecos de allí metidos en una casa de muñecas.
Una vez más, parece que la historia va por buen rumbo, pero en medio de todo esto aparece la figura de Brandt, un soldado nazi que comparte las mismas habilidades mágicas que Cyril, solo que Brandt decide usar su magia para imponer la ideología nazi, no para ayudar. Brandt quiere que Cyril colabore con él para deshacerse de los judíos y que así Alemania pueda triunfar sobre el resto del mundo, pero cuando se entera de que Cyril ha ayudado a los judíos, ordena que lo arresten… y aquí es cuando todo va cuesta abajo y sin frenos.
Cuando llegué a esta parte de la trama, sabía lo que le deparaba inevitablemente al fabricante de muñecas, lo que no sabía era lo duro que me iba a resultar leerlo. Y no, la autora no nos describe lo que le hacen los nazis, ni siquiera lo dice explícitamente; es más, voy más allá, ni siquiera menciona las cámaras de gas. Recordemos que la historia está contada desde el punto de vista de Karolina, y ella no sabe tal información. Simplemente nos describe una escena muy emotiva y triste en la que Cyril y Karolina se despiden una vez han llegado a Auschwitz; pero lo más duro no es eso, sino ver cómo un soldado le dice al fabricante que volverá a encontrarse con su muñeca una vez se haya duchado. Karolina realmente se lo cree, pero Cyril sabe muy bien a dónde se dirige… y el lector también. No hace falta mencionar que Cyril y Karolina nunca vuelven a encontrarse, ¿verdad? Karolina se pasa años en una pila junto a otros juguetes abandonados que pertenecían a personas que también murieron allí, hasta que su recipiente está demasiado desgastado y no puede contener su alma más tiempo. Entonces, llega la hora de que vuelva a la Tierra de las Muñecas.
El único rayo de luz que se atisba al final de la historia es cuando, mientras vuela hacia la Tierra de las Muñecas, Karolina ve que la guerra ya ha acabado y que, poco a poco, la gente está volviendo a recuperar su vida. Entre esa gente se encuentra Rena, la hija del judío a la que salvó Cyril, la cual ya no es una niña, sino una joven muchacha. Mientras tanto, en la Tierra de las Muñecas, al igual que en el mundo de los humanos, la guerra también ha acabado y los supervivientes están intentando volver a recuperar sus vidas. Un paralelismo de ambos mundos que se mantiene vivo durante toda la trama y que nos muestra que las guerras no entienden de razas, ni de idiomas, ni absolutamente de nada… las guerras afectan a todos por igual (incluso a los muñecos en este caso).
Me ha parecido una novela totalmente fascinante, no por las descripciones de lo que sucedía, sino, quizá, por la carencia de ellas. Es decir, por la inocencia con la que todo se contaba. Creo que hacen falta en el mundo muchas más lecturas así; lecturas que nos recuerden los fallos que hemos cometido a lo largo de la historia y que no debemos repetir, pero a la vez contado con tanta ternura e inocencia que haga que el mensaje llegue aún más directo al corazón.
Es un libro bastante cortito (256 páginas) y se lee de manera muy ágil y amena, por lo que creo… no, no creo, estoy completamente convencida de que debería ser una lectura obligatoria en institutos. Seguro que no dejaría a nadie indiferente, ni a niños, ni a profesores.
Enlace: https://booksinneverland96.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MiTijuanaLectora
 25 enero 2019
La historia del Fabricante de Muñecas esta contada en dos tiempos; en primer plano en Cracovia a inicios de la guerra en 1939 y en segundo plano en la Tierra de las Muñecas, quienes a su vez luchaban en su propia guerra con las ratas. Karolina, una muñequita de madera, era la costurera de la tierra de las muñecas, pero no era una costurera cualquiera, en cada creación puntada a puntada les adhería sus deseos más anhelados. Era conocida y apreciada por muchos habitantes del lugar, pero algo le hacía falta a Karolina, algo sucedía que la hacia sentir marcada como la herida de su carita, se sentía sola aun a pesar de ser tan importante lo que ella hacía ahí, sentía que no era suficiente, que ella estaba destinada a algo más grande e importante que solo coser deseos en los trajes de los soldados del rey y la reina de la tierra de las muñecas.
Llego el mal tiempo a la tierra de las muñecas y fueron invadidos por ratas que destruían todo a su paso, se comían las casitas y los adoquines de dulce, quemaban a las lindas muñequitas de papel, que en tiempos mejores eran unas bailarinas excepcionales que daban maravillosos espectáculos, los cuales todos apreciaban. Así llego el día en que las ratas desterraron a Karolina de su casita y aunque muy valientemente ella trato de defender su hogar, eso no fue suficiente pues su vida corría peligro por lo que decidió huir al bosque. Fue en el bosque donde vivió una temporada, refugiándose en los troncos, hasta que un día se encontró con un soldado de juguete llamado Fritz, y con la ayuda del viento bondadoso, el Dogoda, fue traída de vuelta al mundo de los humanos.
Un buen día Karolina despertó con un cuerpo de madera reconstruido, donde no quedaban rastros de la marca en su carita y un lindo pero frágil corazón de cristal, fue cuando descubrió que quien le había llamado era El Fabricante de Muñecas, el señor Cyryl Brzezick, quien evidentemente al descubrir que la muñeca tenía vida estaba escéptico, pensando que solo era su imaginación y los deseos de recrear la muñeca que tanto había apreciado su madre. Pero al despertar y darse cuenta que Karolina seguía ahí, igual de parlanchina, fue que decidió creer sin hacerse más preguntas.
La convivencia entre ellos les alegraba los días, Karolina, al igual que el Fabricante de Muñecas, ya no estaban solos y se tenían el uno al otro. Un buen día que el señor Cyryl se disponía a llevar una casita de muñecas que había sido pedida por el señor Jozef Trzmiel para el cumpleaños de su hija Rena, era acompañado por la Muñeca, quien estaba ansiosa por ver el exterior pues había estado confinada a la tienda porque no cualquiera cree en la magia, fue ese gran día cuando ella no pudo con la emoción de ver a una niña y ser apreciada de diferente manera, que no pudo más y esbozo unas palabras que después se convirtieron en una conversación. Para fortuna del señor Brzezick, los Trzmiel lo tomaron con calma y estaban encantados, fueron visitantes frecuentes y así inicio una bonita amistad.
Desafortunadamente para la época los Trzmiel eran judíos y llego lo inevitable, poco a poco fueron marginados y maltratados, el Fabricante de Muñecas aprovecho que era mitad Alemán para conseguir alimento y ayudar a sus amigos, conforme pasaban los días todo iba empeorando, cada vez eran más rechazados los judíos y no era bien visto que los habitantes de Cracovia fueran sus amigos. Esto no le importaba al señor Brzezick, aunque tomaba sus precauciones para poder seguir ayudando, hasta que no le fue posible pues todos los judíos fueron trasladados y aunque hizo un esfuerzo por despedirse de sus amigos no lo logro.
Con la llegada de los Alemanes llego otro mago, pero no era un mago cualquiera, era un mago integrante de las SS, Brandt, quien al visitar en una ocasión la tienda debido a un incidente que tuvo su hermana y sobrino en el lugar, fue que descubrió que Karolina tenía vida, suscitando con ello unos insistentes encuentros para unir fuerzas como magos. Siendo precisamente en esos encuentros cuando Brandt le mostró a el Fabricante de Muñecas los poderes de transformación que podían realizar y a pesar de la insistencia no logró convencerlo, pues sus ideas eran retorcidas, la forma en la que utilizaba su magia era egoísta y no hacia el bien de la forma que buscaba Cyryl.
Fue así como Cyryl aprovecho la oportunidad para visitar a los Trzmiel en el campamento donde se encontraban, y de una manera muy especial rescatar a 13 niños, incluidos Rena, desafortunadamente fue descubierto y llevado al temible Auschwitz Birkenau donde fue separado de Karolina, quiene al paso del tiempo y el desgaste fue nuevamente llevada a la tierra de las muñecas por el viento bondadoso.
Esta historia, nos hace ver que a pesar de vivir tiempos adversos podemos siempre creer en la magia, aferrarnos a algo para no perder la esperanza. A pesar de que la historia esta ambientada en un hecho trágico para la humanidad, sus capítulos llenos de magia, como los encuentros con la Lakanica y el valiente Mitz la hacen ser una historia que fácilmente puede ser leída por un niño a partir de los 12 años, quien de una manera sutil podría conocer un poco de la historia del holocausto, pues no maneja descripciones tan detalladas y gracias a los toques mágicos logra tenerte siempre atrapado. Debo decir que aun cuando se trata de la historia de una muñeca mágica, el libro definitivamente logra contagiarte la nostalgia que siente Cyryl cuando es separado de sus amigos, los sentimientos de impotencia de no poder hacer más por ellos, la incertidumbre que vivían día a día los judíos y el sentido de desamparo que sufrió Karolina cuando fue arrancada de su amigo el Fabricante de Muñecas.
Es una historia que no puedes dejar de leer.

Enlace: https://mitijuanalectora.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Edd62
 13 abril 2020
Magia, es más que simple fantasía, es lograr que en otros, mediante el valor, y la compasión, prevalezca la fe y la esperanza . Pero como todo, incluso las guerras, es, saber que nada dura para siempre.
Una muñeca, un soldado de juguete un ratón y un Fabricante de muñecas y ex combatiente de la primera guerra mundial, son elementos esenciales para lograr magia, tal vez no para todos, pero si para algunos.
El holocausto, es siempre un tema cruel, duro, casi tabú.
Narrado en esta forma permite la aproximación al mismo, con un tinte de fantasía, sin restarle la importancia, lo inhumano, para difundirlo entre niños y jóvenes, de manera menos desgarradora, pero con toda la intención, de que , al otorgar su conocimiento, no se repita, algo tan atroz...
Dos historias paralelas , consecutivas, o incluso especulares ;
El país de las muñecas es arrasado por una invasión de ratas, Karolina, muñeca costurera, que añade deseos a sus trabajos, huye, y es transportada a Cracovia, en plena segunda guerra mundial, reparada y con el corazón reconstruido acompaña al fabricante de Muñecas en su transitar durante la ocupación Alemana. Convirtiéndose, a veces en sus ojos, amiga, confidente y en parte de su conciencia , Este se convierte en un punto de resistencia ante la crueldad de los soldados germanos, y un faro de esperanza para algunos Judios residentes y trasladados a un Campo de concentración. Usa su magia y consigue algunos resultados favorables..
Un poco lista de Schindler, un poco Diario de Ana Frank, narrado de manera clara, con un lenguaje llano y sencillo, ofrece la mano de la fantasía para acompañar al lector por el azaroso viaje que representa la guerra, buscando restarle lo grotesco, pero sin ocultar su cruda naturaleza.
al fin y al cabo “ Los magos rara vez se presentaban como héroes. Eran fuerzas de la naturaleza y desaparecían de la historia como el rocio con la luz del sol “
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
nefertiti5
 01 marzo 2018
El fabricante de muñecas se desarrolla en 2 tiempos, uno; la ciudad de Cracovia en 1940, el otro; el País de las muñecas.
La prosa es maravillosa, pausada y sin embargo, directa. Te atrapa y acabas leyéndote este libro en un suspiro. Los personajes de esta novela son muy reales, aunque entre ellos haya muñecos, y son tan cercanos al lector que te identificas con ellos. El miedo y el terror se palpa en cada página.
Esta es una novela con la que sufres, con la que vuelves a vivir el horror del nazismo, aunque en esta ocasión lo haces siguiendo un camino diferente pero, a pesar de ello, el resultado es el mismo. La autora ha sabido entrelazar un cuento con una historia que bien pudiera ser real y el resultado es, realmente, sorprendente. Esta novela, realmente me ha enamorado.
El fabricante de muñecas es una lucha entre el bien y el mal, entre un mago y un brujo. Es un recordatorio para todos aquellos que quieren olvidar el pasado, de que en las guerras todo el mundo pierde.
Comentar  Me gusta         80
LAKY
 21 octubre 2018
Karolina es una muñeca que tiene que huir de su país, la Tierra de las Muñecas, por una cruenta guerra que allí ha tenido lugar. Viaja al mundo real, en concreto a Cracovia (Polonia) donde irá a vivir a la tienda de un fabricante de muñecas; un hombre que con su magia le da la facultad de hablar, y moverse
El fabricante de muñecas, Cyril, es un veterano de la Primera Guerra Mundial, con ascendientes alemanes. Un hombre contrario a toda idea de guerra y violencia: un hombre que cree en la paz y que hace magia con sus manos, creando juguetes preciosos que alegran la vida de los niños
Pero estamos en la década de los treinta y pronto Hitler invade Polonia. Aunque el fabricante de muñecas se salva por su ascendencia alemana, él es contrario a la invasión y a lo que están haciendo los alemanes. Más cuando sus queridos amigos Joseph y su hija Rena -a quien le ha fabricado una preciosa casa de muñecas por su cumpleaños- se ven amenazados por ser judíos. Tanto el fabricante de muñecas como Karolina pondrán todo de su mano para salvar a sus amigos
Sin duda éste es un libro que entra por los ojos. Su portada es absolutamente divina, es imposible no fijarse en ella; y el título también invita a ver qué esconde en su interior. Y lo que esconde es una bonita historia que mezcla magia y realidad
No soy aficionada a la fantasía, lo sabéis. Y aquí hay fantasía. Sin embargo, incluso esa parte me ha encantado. Por la forma en la que la autora mezcla magia y realidad y por el aire totalmente distinto que le da a una historia mil veces vista y contada (y disfrutada por mí que nunca me cansaré de las novelas sobre la Segunda Guerra Mundial).
Cuenta la autora al final del libro que siendo adolescente visitó Auschwitz y lo que vio se le metió dentro. Quería hablar de ello y no sabía bien cómo. Un día, mucho tiempo después y tras una segunda visita, se le ocurrió una historia sobre un fabricante de juguetes, un hombre bueno que quería ayudar a sus congéneres sin importar de qué religión fueran. al final relacionar a ese fabricante de juguetes con los judíos y los nazis, fue algo natural. Con esta novela quiere rendir homenaje a todos esos héroes que no quisieron cerrar los ojos ante lo que estaba ocurriendo y que ayudaron a judíos. Igual sólo pudieron salvar a uno pero eso ya es más que suficiente. Para la autora, esos hombres -reconocidos como Justos por el estado de Israel- hicieron su particular magia
Me ha parecido preciosa la explicación que da la autora y, lo repito, la novela en sí.
Ésta se desarrolla a través de dos tramas paralelas, dando más importancia a una de ellas. La más importante es la que tiene lugar en Cracovia y se centra en una Karolina que habla y el fabricante de juguetes. Es una historia típica de las novelas centradas en este períodos: invasión nazi, desmanes nazis, persecución de judíos, guetos, campos de concentración. La otra trama, secundaria pero relacionada con la principal, nos cuenta qué pasó en la Tierra de los juguetes y por qué tuvo Karolina que huir de ahí. A través de los recuerdos de la muñeca se narra, una vez más, una historia de guerra y de persecución.
Me han gustado mucho los personajes de la novela. Por supuesto, el propio fabricante de muñecas, un hombre amable y agradable al que es imposible no apreciar. O Joseph y su hija Rena. Aunque quien se lleva la palma es Karolina, que es la más protagonista de todos. Y lo peor es que parece real, sí, a pesar de ser una muñeca que habla y se puede mover por sí sola, Karolina parece real
Todo es bastante crudo porque lo que cuenta -y lo que no- lo fue. Incluso si os fijáis bien en la portada, tan preciosa y colorida, quizás hasta naif, en la parte inferior rodeados de nieve, veréis dos amenazadores tanques.
La novela fluye con un ritmo adecuado. La historia resulta interesante y la prosa de la autora, cercana y amable pero también cruda cuando la ocasión lo requiere, hace que la lectura sea realmente amena
Se compara esta novela con “El niño con el pijama de rayas” y, si bien son dos novelas muy diferentes y el tono también lo es, yo sí que encuentro ciertas similitudes. Por ejemplo, la inocencia del niño alemán que aquí vendría encarnada en Karolina (si bien ésta es mucho menos inocente que el niño y más consciente de lo que ocurre); o la forma de cuento para adultos que tienen ambas novelas.

Conclusión final
El fabricante de muñecas” es una forma diferente y original de narrar el Holocausto. Una novela cruda disfrazada de cuento para adultos en la que la magia y la más cruda realidad se dan la mano para dibujar una historia preciosa que no dudo en recomendaros.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (15) Ver más Añadir cita
MelyMrMelyMr04 agosto 2018
"Si hay una cosa con la que espero que se quede el lector de este libro, es lo que Karolina le dijo a Brandt . Podemos decidir participar en actos de odio, o apartar la mirada... o aliviar el dolor que vemos en el mundo con valor y bondad.
Por favor, sed buenos.
Por favor, sed valientes.
Por favor, no dejéis que ocurra de nuevo."
Comentar  Me gusta         00
MelyMrMelyMr04 agosto 2018
Puedes destruir a una persona, Karolina, pero destruir su historia es mucho más difícil. Nadie se pierde realmente del todo mientras exista su historia
Comentar  Me gusta         10
MiTijuanaLectoraMiTijuanaLectora21 enero 2019
Aunque sea tan viejo que mis huesos sean frágiles como el yeso, te encontraré. Aunque nos separe un océano, te encontré.
Comentar  Me gusta         10
Suenosentreletras7Suenosentreletras705 marzo 2018
-Los Judíos como el señor Trzmiel profesan una religión diferente a la mía: no son cristianos. Tienen una relación diferente con Dios.
-Oh. Qué motivo más tonto para odiar a alguien.
-Si. Así es.
Comentar  Me gusta         00
anapeiganapeig15 marzo 2018
Se había dejado demasiadas palabras y demasiadas historias para otro día, suponiendo -equivocadamente- que tendría todo el tiempo del mundo para estar con sus amigos.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Segunda Guerra MundialVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
151 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..