InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8437604834
Editorial: Ediciones Cátedra (18/09/2006)

Calificación promedio : 4.57/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
Pedro Muñoz Seca (1881-1936) recogió los últimos restos del " género chico " para crear el " astracán " , género teatral con un fuerte acento sobre el componente humorístico. " La venganza de Don Mendo " , estrenada en el Teatro de la Comedia en 1918, es su obra más famosa, y une a una divertidísima trama un recorrido por casi todos los metros y formas estróficas de la poesía castellana. Completan esta edición las páginas conservadas de " El pendón de Don Fruel... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
AliCeL
 15 octubre 2020
Como hace mucho que no hablamos de ninguna obra de teatro, hoy os traigo una de las que están en mi TOP 3! Así que preparaos para una reseña algo más extensa de lo habitual.
La venganza de Don Mendo de Pedro Muñoz Seca.
Es una obra de teatro con sarcasmo, ironía y sátira que se mofa de las historias de caballeros medievales con un humor que roza lo inteligente y lo absurdo.
Para empezar, tenemos a Don Mendo que es un noble enamorado de Magdalena hija de Don Nuño (otro noble). La historia empieza cuando Don Nuño le dice a su hija que se va a casar con Don Pero que es privado del Rey. Así que: Don Mendo la visita por la noche, como casi siempre (una de mis escenas favoritas, por cierto), pero esa misma noche aparece Don Pero que lucha contra Don Mendo por el honor de Magdalena. Don Mendo, enamorado y pillado por la corte del castillo, miente diciendo que había entrado para robar las joyas de Magdalena. Esta, que es una trepa (o aprovechada) le sigue el juego. Así, Don Mendo está en el calabozo a la espera de su ejecución cuando la comitiva (que justo ese día era la boda) baja porque Don Pero duda de la pureza de Magdalena. Esta, la muy lagarta (referencia 1), pide que le empareden con una mano fuera para que se vea que es él. Bueno, pues Moncada que es amigo de Don Mendo le salva. Y aquí, empieza la vengnzada de Don Mendo.
Para empezar, os digo que está escrita en verso con un juego de rimas increíblemente sagaz que aporta mucho a toda la obra. Es algo que me gusta mucho porque imita esa forma de hablar que solemos pensar que tenían en esta época (todavía luchaban los católicos contra los musulmanes en la península).
En cuanto al humor en esta obra de teatro es del tipo que más me gusta: los juegos de palabras. Para esto me remito a dos “chistes” que son mis favoritos:
DON MENDO
[…] Y el de Vedia
dijo: No os aburriréis;
os propongo, si queréis,
jugar a las siete y media.
MAGDALENA
¿Y por qué marcó esa hora
tan rara? Pudo ser luego…
Aquí el juego está en que Las siete y media es un juego y no una hora (repito, es mi escena favorita del libro) Os dejo el enlace a la escena de la película:

NUÑO
Aunque cumplí los sesenta
aún mi brazo tiene brío
para saldar esa cuenta
con Pero.
[…]
JUAN
Tiene razón.
Para lavar el baldón,
la mancha que nos agravia,
Conde Nuño, henos de Pravia.
Para los que no lo sepáis, Henos de Pravia era (o es) una marca de jabón. “Para lavar […] la mancha que nos agravia” (Lo sé, pero a mí me hace mucha gracia)
En fin, hay muchas cosas como estas en toda la obra.
Todo este enredo es aún más cómico a medida que avanza el libro y se van presentando más personajes hasta el final. de esta obra se dice que “muere hasta el apuntador” (y en versiones cinematográficas como la que hizo Fernando Fernán Gómez, ese dicho es literal).

Recuerdo haber leído el libro con mi madre (tendría unos 10 años) cuando íbamos en el tren de camino al médico o en casa mientras cocinábamos (y aprendí muchas palabras, las cosas como son). También recuerdo haberme reído a carcajadas y que esa risa era contagiosa para muchos. Por supuesto, no es muy común que una niña de diez años lea una obra de teatro en verso en voz alta en el tren y con su madre. Soy rara, lo sé (puede que por eso ahora mucha gente rara se sienta a mi lado en el transporte público).
Esta obra de teatro ha sido algo común entre gran parte de mi familia (la que vive cerca de mí, que ya sabemos que las familias españolas suelen tener muchos primos y tíos por ahí perdidos). Mis padres (antes de que yo naciera. Que monos ellos) fueron a ver una representación teatral de la obra, la película que he mencionado antes (la de Fernando Fernán Gómez) la hemos visto (TODOS) una cuantas veces (yo les he obligado en su gran mayoría) y en 2010 tuve la maravillosa oportunidad de verla representada en una versión dirigida por Tricicle (un grupo cómico catalán que os recomiendo mucho).
Así que, hasta aquí os digo que el libro es un ∞/cualquier número.
A partir de aquí os hablo de la película y de la representación teatral:
En cuanto a la película hay muchos detalles que me encantaría comentar, pero como hay muchos y creo que me he venido muy arriba con la reseña, solo voy a hablaros de dos:
Don Pero y sus cuernos: Pues bien, en esta película, cada vez que Don Pero se sienta o se pone su casco aparecen en el encuadre unos cuernos que mágicamente están en su cabeza. Podríais decirme que es por ser el Duque de Toro, pero creo que queda claro que son los cuernos que le pone Magdalena, que es más coqueta que las clásicas gallinas (referencia 2). No encuentro ninguna foto y es una pena, pero estaré pendiente y en cuanto la tenga la pongo!
La zarza y la mora: Vale , he hecho trampas. En este punto hay varias cosas de las que voy a hablaros. Es de las últimas escenas: en la cueva. Allí se han ido citando todos los personajes para liarse unos con otros o para vengarse. Bien, pues en la cueva hay una zarzamora.
Don Mendo se está haciendo pasar por un trovador y con él van unas mujeres (una de ellas es una “mora” que además está enamorada de él) que bailan con su música. Don Mendo se quiere vengar de Magdalena y cuando Azofaifa (la bailarina) lo descubre, quiere ella vengarse de Magdalena. Pues el chiste es el siguiente: la mora (Azofaifa) está escondida en una zarzamora. No sé por qué me hace tanta gracia eso. Además de que cuando Azofaifa (SPOILER) mata a Magdalena, Don Mendo le dice: ¿Qué has hecho maldita mora? ¿De quién me vengo yo ahora?
Aquí tenéis un vídeo de esta escena:

Os prometo, que yo me rio mucho con esta escena. de verdad.
Sobre la representación teatral dirigida por Tricicle sólo puedo decir que fue la primera que fui a ver (fuera de las del colegio, claro) y que tiene un lugar importante para mí. Cosas como las zapatillas de deporte de Magdalena o la escena del balcón en la que claramente fue un añadido de este grupo, son detalles que no voy a olvidar nunca. Me encantaría poder volver a verla como si fuera la primera vez.
En fin, que espero que me hayáis aguantado, que os haya gustado la reseña y que os animéis a leer (o ver, esta vez se acepta) esta maravillosa obra del Teatro español que merece mucho la pena.
Enlace: https://thebookslayers.home...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
aesede
 25 febrero 2019
La risa está asegurada, como siempre, con esta astracanada maravillosa que es La Venganza de Don Mendo. Aún siendo una obra de teatro, apetece leerla en papel y disfrutar de su verso y de sus juegos de palabras. La mejor del género, sin duda, un clasicazo.
Comentar  Me gusta         00
Maresminombre
 01 febrero 2019
Muy entretenida. Tiene unas rimas muy originales y divertidas.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
aesedeaesede25 septiembre 2019
¡Trece de mayo ya!… ¡Quién lo diría!
Llevo en esta prisión un mes y un día
sin por nadie saber lo que acontece…
¡Y hoy es martes, gran Dios!… ¡Martes y trece!…
¿Por qué el terror invade el alma mía?
¿Por qué me inspira un miedo extraordinario
esa cifra, ¡ay de mí!, del calendario?
¡Ah, no, cifra fatal!…No humillaréis
el valor de don Mendo; no podréis;
todos iguales para mí seréis…
¡Trece, catorce, quince y dieciséis!
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
aesedeaesede25 septiembre 2019
¡Puñal de puño de aluño!
¡Puñal de bruñido acero,
orgullo del puñalero,
que te forjó y te dio bruño!…
Puñal que en mi mano empuño,
en cuyos finos estríes
hay escritas con rubíes
dos frases a cual más bella:
"Si hay que luchar no te enfríes.
Si hay que matar… descabella".
Comentar  Me gusta         00
aesedeaesede25 septiembre 2019
Tiene razón.
Para lavar el baldón,
la mancha que nos agravia,
Conde Nuño, henos de Pravia.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: humorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Literatura mexicana

Es el primer libro publicado por Carlos Fuentes.

Los días enmascarados
La región más transparente
Aura
Agua quemada

15 preguntas
9 lectores participarón
Thèmes : literatura mexicana , poesía , novela , cuentos , teatroCrear un test sobre este libro