InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417146520
Editorial: Ediciones Espuela de Plata (21/09/2018)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:
Cuando se nos ha ocultado buena parte de la obra literaria y artística producida en el primer tercio del siglo XX, aquella escrita por mujeres, reeditar Una sombra entre los dos es descubrir que durante décadas nos han dejado huérfanos de una novela de ejecución impecable, que se adelantó a su tiempo en cuanto a técnicas narrativas, elogiadas y muy reconocidas en autores posteriores, y que ofrece una visión de la realidad desde un punto de vista novedoso, el de la m... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
cocoabooks
 10 marzo 2019
Elisabeth Mulder es una escritora española, nacida en Barcelona, muy conocida en su época, primera mitad del siglo XX. Con el tiempo, y cómo ha pasado desde siempre con muchas mujeres que han destacado en su sector, su voz fue silenciada y pasó al olvido. Por suerte, en los últimos tiempos, son cada vez más las editoriales que rescatan esas voces. En este caso ha sido la Editorial Renacimiento quién nos ha traído a Elisabeth Mulder y su “Una sombra entre los dos”.
La prensa, en su momento, consideró esta obra como la “primera novela española de reivindicación feminista” (prólogo de Pepa Merlo, p. 9) a pesar de que Elisabeth no estaba de acuerdo con esa afirmación pues no era su idea al escribirla. La idea de la autora al escribir la novela era demostrar que la sociedad española, que se supone había avanzado mucho en cómo se trataba a la mujer y en cómo su situación en la sociedad se había normalizado, era solo una fachada. Un vistazo a ésta sociedad bastaba para darse cuenta de que las cosas no habían cambiado.
Una sombra entre los dos nos habla sobre los hermanos Argensola, siendo la protagonista Patricia. Los dos hermanos son cirujanos pediatras; muy famosos en su sector por méritos propios. Ambos dedicaban su vida a su trabajo y a formarse más y más en él. Pero su familia y los demás de la clase alta a la que pertenecían, no veían con buenos ojos que Patricia hubiese estudiado una carrera y encima se dedicara a ella. En Juan era algo noble y maravilloso, en Patricia no; ella debería casarse, dedicarse a su marido, a sus futuros hijos; y mientras todo eso pasara, debería llevar una vida llena de frivolidades. Pero ninguno de los dos hermanos estaban a favor de esa forma de vida y Juan apoyaba a Patricia, se complementaban.
Pero un buen día, Patricia conoce a Julio Alcázares, un joven, elegante y rico abogado, perteneciente a una familia de más alta alcuña que los Argensola. Y se enamoran. Y, cómo no, Patricia es la que tiene que ceder, renunciar a su fuerte personalidad, a sus sueños, para mantener tranquilo el hogar y no poner en entredicho la reputación de Julio.
“- Eso a mí no me interesa. Yo no me he casado para ser esclavo de la carrera de mi mujer.
- Y yo no me he casado para jugar al «bridge».
- No juegues al «bridge».
- ¿Y qué quieres que haga?
- No hagas nada. Es el ideal de las demás mujeres. ¡No sé de qué te quejas!
- de que se me impongan los ideales de las demás mujeres, precisamente.” (P. 179)
Pero, por suerte, y poco a poco, Patricia empieza a cuestionarse esa relación y esa sociedad que oprime a las mujeres, que las limita a una vida llena de sinsentidos, sin ninguna finalidad y que las vuelve locas; las agobia, las deprime. Esa inactividad a la vez llena de actividades sociales que no le dan tregua y que son tan perjudiciales para ellas, se ve perfectamente reflejada en el personaje de Pilar, la hermana de Julio.
Por otra parte, Juan Argensola, conoce a Soledad; una mujer que no pertenece a su círculo y que nunca será aceptada en él por ser una prostituta; pero al bueno de Juan eso le trae sin cuidado; prefiere ver a la mujer que hay detrás de ese título, conocerla y descubrir la maravillosa y gran mujer que hay detrás. Es este personaje bondadoso que ofrece, junto a Patricia, una perspectiva más dura sobre la situación de las mujeres y cómo son tratadas por la sociedad.
“Todo el ideal, toda la esperanza, todo el formidable desgaste del cuerpo y del alma para esto: comer. Comimos mi hijo y yo. Si no del trabajo que eleva, del trabajo que degrada. […] Fue solo una lucha desigual y brutal con la vida y por la vida.” (P. 142)
“[…] desde que tuve que ganar el sustento de Andresín, mi vida fue esa odisea vulgar, obscura, pero angustiosa y bárbara, de las mujeres arrojadas por fuerza a la cuneta de la sociedad, donde se mueren, se pudren, se vuelven locas o echan raíces de plantas venenosas y devuelven triplicado el mal que les hicieron.” (P. 143)

Una sombra entre los dos se presenta cómo una crítica feroz a un sistema que oprime a las mujeres, que las denigran, las rebajan, las transforman en meros espectadores de una vida y un tiempo que transcurre sin que ellas hagan nada ni aporten otra cosa que su vientre y su completa dedicación al marido, al hogar, a los hijos. Que no es poco trabajo, pero no es el suficiente, ni el correcto, ni menos aún debería ser tarea solo de las mujeres.
Una sombra entre los dos también crítica a una sociedad que margina y da la espalda a esos hombres que apoyan a la integración y normalización de las mujeres en la sociedad; a unos hombres que confían en el poder y la necesidad de las mujeres en sectores considerados hasta hace poco para hombres. Una sociedad que vanagloria la vanidad de hombres cómo Julio, frívolos, machistas y débiles al tener miedo a competir contra las mujeres, a tratarlas cómo iguales porque eso implicaría dañar su ego y su statu quo.
Una sociedad así solo merece ser dinamitada, cuestionada y Elisabeth Mulder con su lenguaje, su magistral forma de narrar, de crear personajes, de desarrollar la historia, lo hace.
Porque una de las cosas que más me han conquistado, sorprendido y admirado, ha sido la maestría de la autora para escribir. El libro es una joya no solo por la temática, por los personajes o por el mensaje que transmite, si no por ella, por el uso que hace del lenguaje y de las técnicas literarias. Leerla es puro gozo.
Solo espero que su nombre sea cada vez más conocido. Que más personas la lean y admiren su narración y su voz. Rescatarla del olvido.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ClaraSierra
 21 marzo 2019
Los hermanos Argensola son los propietarios de una clínica. En en este caso es Patricia la responsable de operar a la hija de Pilar. Este suceso hace que Julio, el tío de la niña, se quede prendado de ella.

Desde ese momento va con cualquier excusa para encontrarla. Que si regalos a la niña, chocolates o paseos; con los que consigue pasar un tiempo precioso con la doctora que vive para y por su trabajo.

Patricia una tarde de pequeña acude a su hermano Juan porque se aburrre. Mercedes no quiere jugar con ella porque la considera bruta y su otro hermano Pablito no quiere jugar con niñas. Ante el consejo de Juan de estudiar y ser médico encuentra su felicidad.

Los hermanos son muy parecidos, no tienen nada que ver con el ambiente que les rodea. Su familia es de la alta sociedad y viven del que dirán. Su padre, Don Pablo, nunca da explicaciones de su vida y mucho menos las pide. Su madre prefiere no saber.

Julio a pesar de ser otro soberbio de la alta sociedad consigue que Patricia se enamore y se case con él. Por todos los medios intenta crear una «mujercita ideal» y la Patricia enamorada lo intenta, pero sin dejar escapar su ironía de ese mundo.

En el prólogo de Pepa Merlo nos lo compara con Una casa de muñecas de Enri Ibsen. Esta obra de teatro (que yo he visto, me encantó y la recomiendo a todos) es considerada el primer libro feminista. Una sombra entre los dos sería el primero en España.

En la primera parte de forma coral nos describe el mundo superfluo que rodea a Patricia. Donde todo es cara a la galería y del que tanto Juan, como ella, no son participes. Entre ellos hay una gran conexión porque ambos comparten los mismos ideales.

Podemos ver como en la luna de miel, ya empiezan los primeros roces en la segunda parte. Comenzando a ver como Juan se revela ante esa sociedad casándose con Soledad y teniendo el total y único apoyo de Patricia.

Hasta la tercera parte no llegamos a entrar en la mente de la protagonista. Creo en el año 1934 (fecha de su publicación) era necesario para comprenderla. Hoy en día, por suerte empatizas rápido con ella.

Creo que es un libro con un trasfondo muy actual. Donde nos muestra como la sociedad impone un papel a la mujer. Cuando lo ideales es que sea un trabajo individual. Donde cada una busque lo que realmente le haga feliz, guste al resto o no.

Siendo un libro con casi un siglo, su lectura es ligera. El estilo de Elisabeth Mulder es preciso en sus descripciones y con unos diálogos muy agudos. En ellos consigue que sepamos en realidad que piensa cada personaje.

Hacía tiempo que no me atrapaba tanto un libro, consiguió que me aislase del mundo en sus letras. Recomendado para los curiosos con el feminismo, amantes de los clásicos y de la buena literatura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Laotong_2x1
 21 marzo 2019
Elisabeth Mulder es una escritora española de la primera mitad del siglo XX. Conocida en sus años y olvidada posteriormente, es gracias a la editorial Renacimiento que tenemos este ejemplar.
Se tratra de una novela que muestra a través de Patricia, una cirujana pediátrica, la realidad de aquella época. Una sociedad que ha supuestamente cambiado y sin embargo, no existe cambio en absoluto. A pesar de que las mujeres ya trabajaban seguían siendo vistas como las que se tenían que quedar en casa, limpiando y cuidadando de los hijos. Eso es lo que le sucede a Patricia cuando decide casarse con Julio.
Durante el transcurso de la lectura, vemos como Patricia se va oprimiendo a sí misma,ella escoge ese estilo de vida y poco a poco se va dando cuenta de que eso no es lo suyo.
"- Eso a mí no me interesa. Yo no me he casado para ser esclavo de la carrera de mi mujer.
- Y yo no me he casado para jugar al «bridge».
- No juegues al «bridge».
- ¿Y qué quieres que haga?
- No hagas nada. Es el ideal de las demás mujeres. ¡No sé de qué te quejas!
- de que se me impongan los ideales de las demás mujeres, precisamente."
Una sombra entre los dos es sin duda una novela que no me llamaría la atención en las librerías, no es del género que me gusta, y sin embargo, me ha sorprendido: lo recomiendo.
"¿Una nueva vida? No: mi vida, que durante unos años estuvo suspensa, deformada, y que ahora continúa y se recobra."
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (2) Añadir cita
cocoabookscocoabooks10 marzo 2019
- Eso a mí no me interesa. Yo no me he casado para ser esclavo de la carrera de mi mujer.
- Y yo no me he casado para jugar al «bridge».
- No juegues al «bridge».
- ¿Y qué quieres que haga?
- No hagas nada. Es el ideal de las demás mujeres. ¡No sé de qué te quejas!
- De que se me impongan los ideales de las demás mujeres, precisamente.
Comentar  Me gusta         00
cocoabookscocoabooks10 marzo 2019
Todo el ideal, toda la esperanza, todo el formidable desgaste del cuerpo y del alma para esto: comer. Comimos mi hijo y yo. Si no del trabajo que eleva, del trabajo que degrada. […] Fue solo una lucha desigual y brutal con la vida y por la vida.
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Elisabeth Mulder Pierluisi (1)Ver más




Test Ver más

El ABC de los escritores

A: ¿Quién escribió "Orgullo y prejuicio"?

Margaret Atwood
Jane Austen
Isabel Allende

26 preguntas
77 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}