InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8467057866
Editorial: Espasa (12/11/2019)

Calificación promedio : 3.9/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
La nueva novela de Heather Morris, autora de El tatuador de Auschwitz. Una novela basada en una extraordinaria historia real de amor y supervivencia. La belleza fue su condena y el amor su salvaciónCon solo dieciséis años, la prisionera judía Cilka Klein fue convertida en la concubina de uno de los comandantes de Auschwitz- Birkenau. Se salvó de morir de hambre, enfermedad o en las cámaras de gas, pero, tras la liberación, fue acusada de colaboradora y espía ante la... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
librosxdoquier
 09 enero 2020
Regresamos con una nueva novela ambientada en la Segunda Guerra Mundial. Heather Morris, tras el fenómeno global que supuso El tatuador de Auschwitz de la que se vendieron casi tres millones de ejemplares en cincuenta y un países, nos presenta ahora “El viaje de Cilka” que bien podría considerarse la continuación de El tatuador de Auschwitz. Heather Morris, australiana de nacionalidad, trabajaba en un importante hospital público de Melbourne cuando en 2003 su vida profesional dio un vuelco al conocer por azar a Lale Sokolov, un anciano que había sido prisionero en Auschwitz y al que convirtió en el protagonista de El tatuador de Auschwitz. Quienes habéis leído El tatuador de Auschwitz tendréis unas breves pinceladas acerca del personaje de Cilka Klein, una joven prisionera con la que Lale Sokolov coincidió en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau.
El viaje de Cilka” comienza con la liberación por parte del Ejército Ruso del campo de concentración de Auschwitz. Tras haber pasado todo tipo de penurias, vejaciones, violaciones y enfermedades, y cuando parece que se abre un nuevo mundo de esperanza frente a los ojos de Cilka, nuestra protagonista es acusada de colaborar con el ejército nazi por haber sido la amante forzada de un oficial nazi. Esto supondrá otro grave revés en la vida de Cilka quien, estando tan cerca de lograr la tan ansiada libertad es condenada a nada más y nada menos que quince años de trabajo en un gulag de Vorkutá, Siberia. Resulta estremecedor leer como Cilka, habiendo sido violada y sometida sexualmente por un oficial nazi para poder salvar su vida, sea posteriormente acusada de colaboracionista con el ejército nazi.
El gulag al que es trasladada Cilka se encuentra a noventa y nueve millas del círculo polar, por lo que os podréis imaginar las condiciones a las que se verán sometidas las prisioneras: Frio polar, escasez de comida y ropa, trabajos forzados, violaciones nocturnas por parte de los miembros del ejercito ruso, en definitiva, un campo de trabajos forzados que no dista mucho de los campos de concentración que establecieron los nazis por media Europa. Cilka ya ha, sabe lo que tiene que hacer para sobrevivir en un campo de concentración, de manera que solamente tiene un objetivo: hacerse invisible para así poder desapercibida. Sin embargo, las habilidades de Cilka (domina hasta cinco idiomas) pronto llamarán la atención y a pesar de tratar rehusar de la “suerte” que la acompaña, será asignada como ayudante en la enfermería del gulag lo que le permitirá gozar de la protección de la doctora Yelena Georgievna y evitar la realización de los trabajos forzados a los que se verán obligadas las demás prisioneras. Este nuevo destino, le permitirá a Cilka hacerse con medicación y alimentos que compartirá con sus compañeras de barracón.
Junto a Cilka conoceremos a Josie, una joven a quien tras serle arrebatada su familia fue apresada por desconocer el posible paradero de sus hermanos y posteriormente trasladada junto a su abuela al gulag de Vorkutá. Cilka tomará bajo su protección a Josie y hará todo lo posible por protegerla de los enormes peligros existentes en un campo de concentración.
En “El viaje de Cilka”, su autora Heather Morris, a través de los recuerdos y vivencias de Cilka, permitirá que el lector conozca también sucesos que tuvieron lugar en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau.
Como no podía ser de otra manera, “El viaje de Cilka” es una asombrosa historia de adversidad y superación, de coraje y determinación mediante la cual Heather Morris ha querido contribuir a dar a conocer al mundo las terribles experiencias de tantas y tantas mujeres durante la Segunda Guerra Mundial.
Para todos aquellos que leáis “El viaje de Cilka” descubriréis que Cilka, a pesar de ser encontró arrojada a dos de los peores infiernos en la Tierra que experimentó el siglo XX, es indestructible, una persona valiente capaz de sacar fuerzas de donde no las hay, de adaptarse al entorno, de anteponer las necesidades de los demás a las suyas, de intentar ayudar siempre a quien lo necesita, de aferrarse a la vida por encima de todo lo que le permitirá mantener viva la esperanza en este terrible y desolado lugar como es el gulag de Vorkutá. Cilka es un personaje que se enfrenta a los peores horrores y aun así mantiene un corazón lleno de fuerza y esperanza.
Los que nos seguís de continuo, sabéis que siempre recomendamos muchas novelas sobre la Segunda Guerra Mundial, las situaciones extremas, como una guerra, hace aflorar la esencia de cada persona, lo bueno y lo malo, pero pensamos que “El viaje de Cilka” una perspectiva algo distinta a las otras. “El viaje de Cilka” nos cuenta una historia desgarradora e inhumana pero también es un faro de esperanza, valor y amor que nos ayuda a creer que no todo está perdido en este mundo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AnaGranger21
 23 febrero 2020
El viaje de Cilka de la escritora neozelandesa Heather Morris, autora del éxito literario El tatuador de Auschwitz, nos relata una desgarradora historia real que, aunque dramatizada en algunas de sus partes, plasma de un modo sobrecogedor el terrible infierno al que tuvo que enfrentarse Cilka.
El viaje de Cilka nos cuenta la historia de Cilka Klein, una superviviente del Holocausto, que fue convertida en prisionera del campo de exterminio Auschwitz-Birkenau con tan sólo trece años. Con dieciséis años fue obligada a convertirse en la concubina de uno de los comandantes del campo y su labor allí se transformó, además, en ocuparse de que el resto de prisioneros entraran en las cámaras de gas. Cilka, pese a la mucho que sufrió en el campo de concentración, nunca perdió su humanidad, pero otros presos la miraban con recelo. Sometida como esclava sexual de un nazi y forzada a llevar tan espantosa tarea, Cilka "gozará" de ciertos privilegios que le permitirán sobrevivir al horror. Pero cuando, hace ya unos setenta y cinco años, los soviéticos liberaron el tristemente célebre campo de exterminio, Cilka descubrió que lejos de terminar la pesadilla para ella sólo acababa de comenzar. La brutal policía secreta soviética la acusará de colaboracionista del régimen nazi y la enviará a un gulag en Siberia donde tendrá que cumplir una condena de más de diez años. La autora nos desvelará el calvario de Cilka en la fría estepa rusa, sometida a la brutalidad de los temidos gulag, donde la joven tendrá que superar nuevos y terribles retos para sobrevivir.
Impacta mucho la historia de Cilka, pues su protagonista fue una mujer de carne y hueso. Su historia personal ha sido rescatada gracias a otro preso Lalo Sokolov, más conocido como el tatuador de Auschwitz. Éste conoció a la propia Cilka, por lo que pudo hablarle de ella a Morris quien, tras un arduo trabajo de investigación y numerosas entrevistas a supervivientes, pude desenterrar el destino de la pobre Cilka tras abandonar el campo. Desde luego, su odisea personal sería digna de una película.
Con la lectura de El viaje de Cilka me impactaron muchas de las escenas descritas por las que tuvo que pasar Cilka, pero también sentí una gran indignación. ¿Dónde estaban el resto de naciones que permitieron que muchos prisioneros (pues Cilka no fue la única) fueran denunciados falsamente y encarcelados por los soviéticos? ¿Cuántas Cilkas de otras muchas nacionalidades y condiciones habrá habido de las que no tenemos constancia y que sufrieron un destino similar o peor?
El viaje de Cilka de Heather Morris es una obra sobrecogedora, pero muy necesaria que llegue al máximo de lectores. Las historias de los supervivientes del Holocausto no pueden quedar reducidos a un puñado de testimonios horribles, son el reflejo de lo que sucede cuando se pierde la humanidad y se permite que gobierne la barbarie aupada por los prejuicios, la ignorancia y la más pura maldad. Debería ser un deber saber de estas historias, de la historia real de estas personas pues hechos tan horribles como el Holocausto no pueden ser olvidados, igual que no podemos mirar a otro lado con las injusticia de nuestro presente. ¡Mill gracias a la editorial Planeta por el ejemplar!
Enlace: https://elaventurerodepapel...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LAKY
 31 enero 2020
Cilka Klein sólo había cometido dos “pecados” en su vida: ser judía y ser guapa. Por ser judía fue llevada al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau. Por ser guapa fue utilizada una y otra vez por los hombres, usando y abusando de ella todo lo que quisieron y más.
Era muy joven cuando estalló la guerra y fue llevada a un campo de concentración; tan sólo tenía dieciséis años. Allí, un nazi se encaprichó de ella y la hizo su amante. Quizás por eso sobrevivió. Pero le costó caro porque, una vez perdida la guerra por Alemania y habiendo entrado los alíados en los campos de concentración para liberalos, ella fue acusada por los soviéticos de colaborar con los nazis y, por ello, condenada a prisión. de Auschwitz-Birkenau es llevada a un gulag llamado Vorkuta. Como se suele decir, “de Guatemala a Guatepeor”. Si los nazis le trataron mal, los rusos la tratan de la misma manera. Y las condiciones de vida eran igual de penosas sino más porque Vorkuta está en Siberia y, sin ropa de abrigo y sin apenas comida, condenada a trabajos forzosos ya os podéis imaginar que su vida allí no fue ningún camino de rosas.
La historia de Cilka, desgraciadamente, está basada en hechos reales. Cilka existió y le pasaron todas las cosas que la novela cuenta. ¿Cómo alguien puede sobrevivir a algo así, un campo de concentración y luego un gulag? Es un misterio. Sólo una fuerza de voluntad tremenda y unas ganas de vivir enormes lo explican.
La historia me ha conmovido profundamente. Lo de que como judía fuese llevada a un campo de concentración ya es algo asumido (desgraciadamente). Pero que, después de que los nazis abusaran de ella violándola repetidamente, fuese acusada de espía por ello…, es inimaginable. Sí porque, ¿qué voluntad podía haber en ella si un nazi le exigía acostarse con él? ¿podía negarse? Evidentemente, no. Era hacerlo o morir, no había opción posible y, por lo tanto, lo que le hacían era violación. Y, sin embargo, por ello es acusada de confraternizar con el enemigo, de espía, y condenada a diez años de trabajos forzados en un gulag. Increíble pero cierto.
Y si los nazis eran crueles, los rusos no se quedaban atrás. Cilka conservaba aún su belleza y enseguida un ruso se la quedó para él. Estamos en las mismas, ¿podía negarse?
Pero, como digo, Cilka era una chica con un carácter muy fuerte, valiente, inteligente, decidida y con un gran instinto de conservación. Y no sólo logró sobrevivir sino también hacer cosas por las demás. Consiguió aprender algo de enfermería y ayudar en el gulag a curar a las enfermas.
El personaje de Cilka es tremendo, tiene una fuerza bestial y es imposible no quererla y sufrir y penar con ella. Como digo, es un personaje real y ya salió –aunque muy de pasada- en la novela anterior de Heather MorrisEl tatuador de Auschwitz”. En aquélla Heather contó la vida de Lale Sokolov, un hombre al que conoció personalmente y que le contó su vida. Lale coincidió con Cilka en Auschwitz y le contó a Heather su historia; se ve que a ella le impactó y la creyó merecedora de una novela entera para ella solita. Sin duda, un acierto. Yo no he leído “El tatuador de Auswitch” (ahora me quedo con unas ganas enormes de hacerlo) y no sé cómo sería la historia de Lale pero la de Cilka, desde luego, tiene una fuerza tremenda y tenía que ser contada.
La novela está muy bien ambientada. La autora describe muy bien la vida en el gulag, un campo de trabajo que no se diferencia mucho de un campo de concentración. Esos barracones helados sin la mínima comodidad, esas raciones de comida aguadas y escasas, esos guardias crueles… Pero también nos habla de la camaradería que se formó entre las mujeres que compartían destino, cómo se ayudaban unas a las otras, cómo formaban una piña, una familia. Dentro del absoluto horror, también hubo historias bonitas.
La novela comienza con la liberación del campo de concentración de Auschiwitz y desde ahí avanza cronológicamente hasta el momento en el que Cilka fue liberada. La historia se cuenta de forma líneal pero con continuos flashbacks a la época en la que Cilka estuvo interna en el campo de concentración. Así sabremos cómo era la vida en el campo, para ella y para los demás reclusos.
Conclusión final
El viaje de Cilka” es una novela absolutamente preciosa que aporta una perspectiva un poco distinta de la Segunda Guerra Mundial. Una novela dura, con escenas que nos pondrán los pelos de punta y nos emocionarán pero también bonita pues, a pesar de las adversidades, Cilka lucha por sobrevivir y no olvida en el camino a sus compañeras a quienes ayudará en todo lo posible. Sin duda, os la recomiendo
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Poemas
 12 diciembre 2019
En esta novela, Heather Morris nos narra las peripecias de Cilka Klein, una joven judía que tras pasar tres largos años en el campo de concentración de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, y tras la liberación de este por parte del ejército ruso, es condenada a quince años a trabajar en un gulag (campo de trabajo) en Siberia por colaboracionismo y por mantener relaciones sexuales con el enemigo.
En el gulag, la vida no será nada fácil y nuestra protagonista tendrá que enfrentarse a toda una larga serie de infortunios. Pero no todo será malo, en medio de tanta fatalidad siempre habrá un pequeño rayo de luz en forma de amistad y amor que evitarán que la joven Cilka caiga en el pozo de la desesperanza.
La autora nos irá desgranando cómo la joven sufre el acoso y las violaciones reiteradas tanto en el campo de trabajo como en el gulag a manos, primero, de dos altos mandos del ejército nazi y luego de los prisioneros con privilegios del campo de trabajo, además de sufrir las inclemencias del frío polar, el hambre y la culpabilidad.
En medio de toda esa miseria y dolor, prevalecerá siempre la amistad, el amor y el espíritu de supervivencia.
Decir que el lector sufre leyendo las vivencias de la joven Cilka es quedarse corta. Como he dicho al principio, yo he estado con el corazón encogido (con un nudo en la garganta y la piel de gallina) prácticamente durante toda la novela . He leído muchos libros ambientados en las Segunda Guerra Mundial y en los campos de concentración, pero ninguno en un gulag, y, aunque sabía la penosa situación en la que estaban los presos, jamás me imaginé hasta qué punto. Acompañando a Cilka durante estas algo más de 300 páginas, sufriendo a su lado y casi llorando con ella, he sentido muy de cerca la angustia de eso presos y he hecho mía la angustia de la protagonista.
Así mismo, esta desgarradora historia nos trae un canto a la amistad, ya que nos demuestra que en las peores situaciones es cuando se forma un lazo de amistad mucho más fuerte y duradero que en cualquier otro momento. Cilka, a pesar de creer que está todo perdido y que jamás volverá a ser feliz después de todo lo que ha sufrido y ha tenido que hacer para seguir viva, encontrará en el amor (tanto romántico como fraternal) la fuerza y valentía para seguir adelante y superar todas las adversidades (que no serán pocas).
Esta ha sido la primera novela que leo de Heather Morris pero me ha gustado tanto y me ha llegado tan honda que no creo que tarde mucho en leerme su anterior novela, El tatuador de Auschwitz (por cierto, ambas tienen personajes comunes: en esta se habla tanto del tatuador como de su amada en Auschwitz, y creo que en aquella se habla de Cilka, pero son volúmenes totalmente independientes).
Enlace: https://conversandoentrelibr..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
DitaHunter
 22 diciembre 2019
3,5/5
¡Buenas! Gracias a la última Masa Crítica de Babelio, tuve la oportunidad de leer este fantástico libro: El Viaje de Cilka, un libro que sigue las vidas y penurias de Cilka, una de las supervivientes de Auswitch y el holocausto. Debo decir que en sí el libro me ha encantado, sobre todo porque refleja en sus páginas mi futura profesión, la enfermería, como algo vital y único en aquellos campos de concentración y reclusión de Siberia.
Entre las cosas que no me han gustado se encuentran
-La traducción deja mucho que desear, sacandome muchas veces de la novela.
-Es cierto que la autora hace una buena labor de investigación para traernos esta novela, pero habría sido genial poder leerla en primera persona, en lugar de tercera. Aunque también habría sido genial que, al ser en tercera, contarán más cosas sobre otras reclusas o el lugar donde vivían.
-Siento que única y exclusivamente le pasan cosas a Cilka, siempre, ya sean buenas o malas y eso me termina cansando
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (1)
BurgosConecta09 enero 2020
Heather Morris novela la peripecia de la adolescente que sobrevivió como esclava sexual de un oficial nazi para acabar en el infierno soviético.
Leer la crítica en el sitio web: BurgosConecta
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
AnaGranger21AnaGranger2123 febrero 2020
Sólo cuando la sacan de la prisión y la suben a empujones a un camión descubre que el invierno ha pasado, que la primavera no ha existido siquiera y que ya ha llegado el verano. Aunque el calor del sol es como un bálsamo para su cuerpo helado, ese cuerpo todavía vivo, su resplandor le hace daño a los ojos. Antes de que haya podido adaptarse del todo, el camión se detiene de golpe. Y ahí mismo, delante de ella, hay otro vagón de tren, otro tren de ganado pintado de rojo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
RalipbooksRalipbooks13 diciembre 2019
Digame que saldre de aqui. Que podre vivir una vida como la que que tienen otras mujeres jovenes. Que tendre amigas que no desaparezcan de un dia para otro. Que quiza descubra que el amor tambien existe para mi. Que tal vez pueda tener un hijo
Comentar  Me gusta         10
RalipbooksRalipbooks13 diciembre 2019
Ese fuego interior es el que la mantiene en marcha. Pero tambien es su maldicion. Porque la hace destacar, porque la distingue de las demas. Debe contenerlo, controlarlo, dirigirlo. Para sobrevivir
Comentar  Me gusta         10
RalipbooksRalipbooks13 diciembre 2019
De todas las cosas que he visto desde que estoy aqui, esta es la que recordare, a la aue me aferrare cuando la oscuridad de este sitio amenace con envolverme. 
Comentar  Me gusta         10
RalipbooksRalipbooks13 diciembre 2019
Estos hombres solo te tratan con delicadeza para suavizar su propia imagen, para que te abras a ellos. No deja de ser un acto de osadia, un truco
Comentar  Me gusta         10
Video de Heather Morris (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Heather Morris
Hay numerosos libros sobre el Holocausto, pero ninguno como este. Se basa en una increíble historia real detrás de uno de sus símbolos más potentes: los números azules tatuados en los brazos de los prisioneros de los campos de concentración.
Cuando a Lale Sokolov le fue encomendada la tarea de tatuar los números en las víctimas que ?como él? eran encerradas en Auschwitz, usó la mínima libertad que su rol le permitía para intercambiar joyas y dinero de judíos asesinados por comida para ayudar a otros a sobrevivir. de ser atrapado, lo habrían matado al instante.
Lale se propuso vivir una vida tan plena como le fuera posible dentro de esas terribles circunstancias. Una mañana, en la fila de prisioneros que esperaban para ser tatuados, una joven temblorosa llamó su atención. Para él fue amor a primera vista y se juró que, si lograba salir del campo, la buscaría hasta encontrarla. Durante cuatro años, Heather Morris entrevistó a un anciano Lale Sokolov. Apoyándose en sus encuentros y en abundantes documentos pero con la potencia de la mejor de las ficciones, El tatuador de Auschwitz narra esos hechos que permanecieron casi desconocidos durante más de setenta años. Por trágico que sea el relato, es un llamado a la esperanza y al coraje. Y, sobre todo, una inolvidable historia de amor y supervivencia.
+ Leer más
otros libros clasificados: comunismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Heather Morris (1)Ver más




Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
45 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}