InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Isabel García Adánez (Traductor)
ISBN : 8435018385
Editorial: Edhasa (23/04/2009)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 13 calificaciones)
Resumen:
Thomas Mann (1875-1955) es un clásico indiscutible de la literatura alemana. Hizo del ser humano, condicionado por su contexto político y social, y del conflicto que puede surgir entre la vida y el arte o la inteligencia, el centro de buena parte de su extensa obra narrativa, en la que destacan, entre otros títulos, Los Buddenbrook (1901), Tonio Kröger (1903), La muerte en Venecia (1912), La montaña mágica (1924), considerada a menudo su obra más importantes, Mario ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
lauli
 01 febrero 2019
¿Qué se puede decir de una obra de semejante magnitud? Salí de esta novela absolutamente deslumbrada, agotada también, como si hubiese efectivamente pasado siete años con Hans Castorp en la cima de los Alpes, y sobre todo con muchos interrogantes que me sugieren que quizás sea una novela que amerita varias lecturas (aunque tendrá que esperar un tiempo).
La montaña mágica es una novela de iniciación, donde el joven e inexperto Hans Castorp va experimentando la enfermedad, el amor, la elevación espiritual, la irritación, la cercanía de la muerte, la violencia, la exaltación artística, y va dejando de ser un joven "mimado por la vida", como Mann expresa en reiteradas ocasiones, para poder volver a tomar su lugar en el llano, con el resto de la humanidad. La novela está repleta de diálogos profundísimos sobre la vida y la muerte, la salud y la enfermedad, el progreso y la tradición, que en gran medida encarnan los grandes debates de la belle epoque, época en que transcurre la novela. Esos diálogos son puestos en boca de personajes memorables y originales como Settembrini, Naphta, Behrens y Peeperkorn, y es la vehemencia y la impronta personal de cada uno de ellos la que anima el debate y nos manipula como lectores.
Mann refleja de manera brillante el proceso que va llevando hacia la primera guerra mundial. Las diferencias culturales entre los huéspedes del sanatorio pasan de ser meramente una cuestión de color o de esnobismo a convertirse en escenas sumamente violentas cuando el antisemitismo y el fanatismo político irrumpen en escena. Los diálogos entre los antagonistas amigables que son Settembrini y Naphta van subiendo de tono hasta culminar en un duelo. Los progresos técnicos, tan alabados por el doctor Behrens, pasan de estar del lado de la vida y de la curación a ser vehículo de muerte y aniquilación en los campos de la primera guerra mundial, donde los obuses levantan "a la altura de una casa un chorro de tierra, de fuego, de hierro, de plomo, de humanidad despedazada."
No es una novela de lectura sencilla o pasatista. Requiere paciencia y mucha atención. Pero vale muchísimo la pena.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         21
Maresminombre
 30 enero 2019
No ha sido de mi agrado. Es un libro con unos personajes muy fríos, aunque entiendo que serán el reflejo del lugar y de la situación en la que se encuentran. No he conectado con ningún personaje, ni para bien ni para mal. La historia no me ha resultado interesante. Además entremezcla la trama con muchas discusiones filosóficas y algunas de ellas me han resultado muy difíciles de seguir (por no decir imposible). Eso sin hablar del capítulo que está escrito en francés en su mayor parte. He tenido que recurrir al enlace que compartieron unos compañeros del grupo de lectura para enterarme de qué trataba (me pregunto qué harían para leerlo las personas que no sabían francés cuando aún no existía internet). Un libro muy denso y muy extenso.
Comentar  Me gusta         00
gdavila
 12 marzo 2018
Es un libro de una densidad abrumante pero necesaria para alcanzar la profundidad filosófica que expone. Creo que es más preciso catalogarlo como un libro de iniciación filosófica que de Literatura. En particular, recomiendo el libro para leerlo con serenidad y calma.
El paso del tiempo, la enfermedad y la muerte, son temas constantes en la historia.
Comentar  Me gusta         20
joselu
 30 enero 2019
Un libro complicado de leer. Se necesita hacerlo con calma y con conocimientos de historia y filosofía ( no hace falta ser un experto, pero si darse cuenta de lo que se discute y del periodo que cuenta, antes de la primera guerra mundial). Disfruté mucho con su lectura, tuve la impresión de estar asistiendo a la construcción de una catedral literaria.
Comentar  Me gusta         00
AngeloDoretto
 28 mayo 2019
Me fascinó el contexto y el clima que construyó Mann para lograr posicionarse de una manera relativamente cómoda y cercana a temas existenciales y profundos. Logré conectar con el libro , encuadró de manera muy tangible sentimientos como la angustia y la pulsión de muerte que me resultaron por demás interesante.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (37) Ver más Añadir cita
joseluispoetryjoseluispoetry17 diciembre 2019
El influjo espiritual y estilístico de Nietzsche es reconocible, sin duda, ya en mis primeros ensayos de prosa que vieron la luz pública. Toda posibilidad de formación en general presupone un ser, el cual posee la voluntad instintiva y la capacidad para seleccionar, asimilar y reelaborar todo de manera personal. Goethe dijo que para hacer algo es preciso ser algo. Pero incluso para poder aprehender algo, en el sentido elevado de esta palabra, se necesita ya ser algo. Fue un proceso complicado, que adoptaba una actitud totalmente frente a la influencia callejera y popular del filósofo, frente a todo simplista "renacentismo", frente al culto al superhombre y al esteticismo a lo César Borgia, frente a toda palabrería acerca de la sangre y de la belleza que entonces estaba de moda entre los grandes y entre los pequeños. El joven de viente años que era yo comprendía la relatividad del "inmoralismo" de este gran moralista; cuando yo contemplaba la comedia de su odio contra el cristianismo, veía también su amor fraterno a Pascal y entendía aquel odio en un sentido completamente moral y no, en cambio, psicológico. En una palabra yo veía a Nietzsche ante todo al hombre que se superaba a sí mismo. No tomaba en él nada a la letra, no le creía casi nada, y justamente eso es lo que hacía que mi amor por él tuviese un doble plano y fuese tan apasionado.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
joseluispoetryjoseluispoetry22 enero 2020
Qué era, pues, la vida. Es el ser de lo que, en realidad, no puede ser, lo que oscila entre un dulce y doloroso vaivén sobre el límite del ser en ese proceso continuo y febril de la descomposición y de la renovación. No era ni siquiera materia y no era espíritu. Era una veleidad secreta y sensual en el frío casto del universo, una impureza íntimamente voluptuosa de nutrición y de excreción, un soplo excretor de ácido carbónico y de sustancias nocivas de procedencia y de naturaleza desconocidas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
joseluispoetryjoseluispoetry17 diciembre 2019
¿Qué fue para mí la filosofía de Nietzsche sobre el poder y la "bestia rubia"? Casi un motivo de perplejidad. Su glorificación de la "vida" a costa del espíritu, ese lirismo que ha producido consecuencias funestas en el pensamiento alemán, sólo había una posibilidad de que yo me asimilase: tomándolo como ironía. Es cierto que la "bestia rubia" aparece también en mis producciones juveniles; pero está casi íntegramente despojada de su carácter bestial y lo único que resta es el pelo rubio junto con su ausencia de espíritu; yo la hacía objeto de aquella ironía erótica y de aquella afirmación conservadora mediante la cual el espíritu como él sabía muy bien, se comprometía muy poco en el fondo. Es posible que la transformación personal que Nietzsche sufrió en mí significase un aburguesamiento. Pero éste me parecía, y me parece todavía hoy, más profundo y más inteligente que toda la embriaguez estético-heroica que Nietzsche provocó, por lo demás, en el plano literario. Mi experiencia de Nietzsche representó el presupuesto de un periodo de pensamiento conservador que acabó en mí hacia la época de la guerra; pero, en última instancia, me proveyó de la capacidad de resistir a todos los encantos de un romanticismo malo, que pueden brotar, y que todavía hoy surgen en tantos sentidos, de una valoración no-humana de las relaciones entre vida y espíritu.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
joseluispoetryjoseluispoetry23 diciembre 2019
La muerte era de una naturaleza piadosa y significativa y de una belleza triste, es decir, muy espiritual; pero al mismo tiempo completamente de otra naturaleza, casi contraria, muy física, muy material, y entonces no se la podía considerar ni como bella ni como significativa, ni como piadosa, ni incluso como triste. La naturaleza solemne y espiritual se expresaba por el sinuoso ataúd del difunto, por la magnificencia de las flores, por las palmas que, como se sabe, significaban la paz celeste; además, y más claramente todavía, por el crucifijo en las manos del abuelo difunto, por el Cristo bendiciendo, de Thorswalden, que se hallaba derecho, a la cabecera del féretro, y por los dos candelabros erguidos a ambos lados y que, en aquella circunstancia, habían adquirido igualmente un carácter sacerdotal. Todas esas disposiciones encontraban aparentemente un sentido exacto y bienhechor en el pensamiento de que el abuelo había adquirido para siempre su figura definitiva y verdadera.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
joseluispoetryjoseluispoetry17 diciembre 2019
ESBOZO DE MI VIDA.
No he evocado aquí ni las experiencias que contribuyeron a formarme en mi infancia y en mi primera juventud, ni la impresión imborrable que me causaron los cuentos de Andersen, ni aquellas tardes en que escuchábamos cómo nuestra madre nos leía Stromtid, de Reuter, o nos cantaba canciones al piano, ni el culto que profesaba a Heine por la época en que escribí mis primeros poemas, ni las horas apacibles y llenas de entusiasmo que, después de salir de la escuela, pasaba leyendo a Schiller, junto a un plato lleno de rebanadas de pan untadas con mantequilla, mas no quiero pasar del todo por alto ciertas experiencias grandes y decisivas, debidas a lecturas que realicé por los años a que hemos llegado ya en este relato: me refiero a la exeriencia de Nietzsche y a la de Schopenhauer.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: novela filosóficaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre filosofía?

Son considerados los padres de la filosofía occidental:

Aristóteles y Pitágoras
Demócrito y Sócrates
Aristóteles y Platón
Pitágoras y Sócrates

10 preguntas
28 lectores participarón
Thèmes : filosofíaCrear un test sobre este libro
{* *}