InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : B086WQTVKY
156 páginas
Editorial: Lumen Editorial (18/06/2020)

Calificación promedio : 3.84/5 (sobre 28 calificaciones)
Resumen:
Cuando tenía once años, un sicario mató a mi padre. Yo era una niña que no imaginaba que algo así pudiera pasar. Pero pasó. Todavía me cuesta creer que apenas treinta y cinco gramos de acero y un gramo de pólvora hayan podido acabar con una familia.

Cuando Héctor Abad Faciolince, autor de El olvido que seremos, leyó esta primera novela, decidió publicarla de inmediato; muy poco después Lumen se sumaría a su entusiasmo. Tras el éxito en Colombia y mien... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
margazquez
 10 January 2021
Cómo maté a mi padre” es una historia autobiográfica contada en primera persona por su protagonista, Sara Jaramillo Klinkert.

La autora nos va desgranando algunos recuerdos de su infancia en la finca donde vivía con sus padres y sus cuatro hermanos, rodeada de naturaleza y animales. Una infancia feliz de una familia acomodada que se vio interrumpida de forma abrupta cuando el padre, abogado de profesión, falleció a manos de un sicario.
Estamos en Colombia y es la era del narcotráfico. Sin embargo, el libro no se adentra en ese mundo, sino en las consecuencias que para toda la familia, y en especial para la autora, tendrá la ausencia prematura del padre y en su manifiesta incapacidad para seguir adelante sin él.

Además del núcleo familiar compuesto por la escritora, sus padres y sus hermanos, por las páginas del libro desfilan otros personajes que también dejarán huella en el lector, como puede ser el caso de Catalina -la chica que ayudaba en las tareas del hogar- o la vida de un tío de la autora que no dejará indiferente a nadie.

Se podría decir que el libro no tiene una estructura demasiado convencional y también que hay algún pasaje que crea cierta confusión en el lector al cambiarse el punto de vista de la narración, pero son detalles que no afectan en exceso al ritmo de la lectura, que en todo momento se mantiene ágil.
A pesar del duro tema que trata, la autora consigue ganarse desde el principio al lector, claramente por su forma de contar las cosas, con un estilo depurado, cercano y exento de florituras pero bello a la vez.

El libro trata el tema de la muerte de un ser querido de un modo emotivo, sincero y con la profundidad y seriedad que requiere, pero siempre lo hace con cierta contención, alejándose de esos libros que de forma descarada buscan la lágrima fácil en el lector, lo cual se agradece porque, incluso así, resulta difícil salir indemne de su lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Domiar
 28 December 2020
Cómo maté a mi padre, Sara Jaramillo Klinkert.
Hola a todos.

Hoy os traigo una pequeña curiosidad, Cómo maté a mi padre, de Sara Jaramillo Klinkert. Está editado en tapa blanda por Lumen y tiene 185 páginas llenas de añoranza, nostalgia y dolor.

La historia...

Esta es la historia de una familia, una familia acomodada que vive en Medellín, Colombia. Allí, nuestra protagonista, una niña de once años, es feliz con la mamá, el papá y sus hermanos, el mayor y los trillizos, que llegaron por sorpresa para volver del revés la vida pacífica que llevaban hasta entonces.

El papá es abogado, y de un tiempo para acá vive muy asustado, se le nota especialmente intranquilo cuando ve una moto. Las motos pasan a ser el principal terror de esta familia, y de nuestra pequeña de once años, aún niña para muchas cosas y lo suficientemente mayor para darse cuenta ya de muchas otras.


Es cuestión de tiempo que el fatídico momento acabe por llegar. Un día llaman a la casa por teléfono de forma insistente. Lo acaba cogiendo Catalina, la doncella. A partir de ahí la vida de la niña cambiará para siempre e irá asistiendo impotente y poco a poco a la práctica destrucción de la familia, cuyo desencadenante será ese momento, en el que una bala acabó con la vida de su padre.
Los personajes...

Además de Sara, la niña de once años, que será la narradora de la historia, por la novela aparecen y desaparecen el resto de familiares. La mamá, agotada por el dolor y el sacar adelante a una familia numerosa y revoltosa, a la que no le da la vida y que decide que los niños tienen que empezar a resolver sus propios problemas de la vida cotidiana, lo que conlleva un mayor grado de responsabilidad para la niña, que es la única que aporta un poco de seriedad, y es que a los once años ha tenido que madurar 30 de golpe. Santi, el hermano mayor, que acabará siendo un médico serio y poco empático, dedicado a sus pacientes y que cuenta las cosas sin un gramo de ternura, directas, duras y aunque duelan. Los trillizos, cuya fortuna será desigual. Uno de ellos, marcado por el color rojo desde su nacimiento, y que vivirá ajeno a todo y a todos, a su aire. Otro de ellos, que caerá en las drogas como vía de escape, todos tienen que escapar de alguna forma al hecho de que tu padre desaparezca de repente. Y el tercero, que fluye y está pero sin estar. Y el gran protagonista, el ausente. El padre cariñoso, cuyo ojito derecho era su niña de once años, a la que cuidaba y mimaba por encima de todo y cuya cara va desapareciendo cada día un poco más, sobre todo en esos primeros segundos al despertar cada mañana, donde todavía no recuerda que su padre ya no está y aún son segundos llenos de promesas felices que poder cumplir.

Mi opinión...

Es un libro muy breve y está escrito de una forma suave, elegante, muy bonita y muy nostálgica. Cada palabra, cada frase, te retrotrae al dolor, a la pérdida, al pasado feliz que nunca será y al futuro que podría haber sido. Es un libro para recrearte en cada palabra, palabras que suenan exóticas a este lado del Atlántico, como sinsontes, esos pájaros por los que la mamá se levanta a ponerles de comer, aunque no les ponga nada a sus propios hijos. Te rompe el corazón como describe su vida diaria cuando estaban todos, y como esa bala, es capaz de desestructurar una familia al completo, y de hacer descarrilar la vida de algunos de sus miembros, incapaces de sortear el dolor de otra forma.

Requiere lectura pausada pese a su brevedad, y hace pensar mucho, pensar en lo afortunados que somos todos los que tenemos a todos, y debe ser muy duro para aquellos a los que les falte alguien que ya nunca volverá. A la vez tiene algo de sedativo, de curativo, de hacer que el dolor se calme, se cure poco a poco y se duerma, aunque todos sabemos que permanecerá ahí, por siempre, hasta que otro día decida despertarnos.

COMO MATÉ A MI PADRE, SIETE.

PD: A veces al padre es necesario matarlo dos veces para poder seguir adelante.


Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
quepechadelibros
 07 March 2023
De Cómo maté a mi padre se dice que es una novela basada en un hecho real. Para mí, una novela basada en un hecho real es otra cosa. Yo la veo como una historia real ligeramente ficcionada.

Este libro nace de un curso de escritura en el que participó la autora. Pero, sobre todo, surge de su necesidad de sacar fuera todo el dolor que la muerte de su padre generó en ella misma y en su familia. Y lo que resulta de esto es un libro cargado de sentimientos: dolor, tristeza, miedo, rabia. Pero todo ello de una forma «contenida», muy digna. No hay una intención de buscar la lágrima o la compasión. de hecho, creo que consigue transmitir todos esos sentimientos integrándolos en la narración, pero sin que sientas que la «ensucian», que la «manipulan».

Esta es la historia de cómo una bala puede cambiarlo todo. de cómo una familia aparentemente feliz, sin más preocupaciones que las del día a día, puede quedar destruida en segundos. Y lo más duro es que esta no es solo la historia de la familia Jaramillo Klinkert.

En este libro se dan dos omisiones curiosas. La primera de ellas es la del nombre del padre de la autora. Nunca lo menciona. Cuando los muertos que la violencia relacionada con el narcotráfico en una ciudad se cuentan por miles, cada uno de ellos deja de tener un nombre para pasar a ser una cifra. Y esto es justamente lo que la autora quiere reflejar: que la historia del asesinato de su padre y lo que eso supuso para su familia es la de muchas otras familias en todo el país. Que son muchas las viudas y muchos los/as/es huérfanos/as/es que tuvieron que tratar de salir adelante.

La otra omisión es la del nombre de la propia ciudad de Medellín. La autora entienden que siento esta una historia común para muchas familias, no tiene sentido situarla en un lugar tan concreto. Porque esta violencia (y sus consecuencias) no solo se vivieron y se viven allí, sino que también lo han hecho, lo hacen y, por desgracia, lo harán en otros muchos sitios.

Este libro, a pesar de ser cortito y de leerse muy rápidamente, contiene una historia muy dura. Sobre todo, porque quien te la cuenta es alguien que la ha vivido en primera persona. La autora viaja hasta su niñez para contarnos qué sentía, qué pensaba, cómo intentaba poner orden a una situación tan caótica. Y consigue que entiendas lo que supuso algo así para una niña de apenas once años. Todas las preguntas que surgieron y que nadie podía responder. La pena, el miedo y, por supuesto, la rabia que eso generaron en ella. ¿Por qué mi padre ya no está? ¿Por qué mi familia ya no es la misma? ¿Qué va a pasar ahora? Es duro solo pensarlo.

Para mí, lo más impactante ha sido ver el daño que hace el silencio. Para muchas personas, callar es casi una reacción natural ante el dolor. Es casi como que, si no se dice en voz alta, no existe o no puede hacernos más daño, cuando la realidad es más bien la contraria. Hablar puede ser muy liberador. Pero lo cierto es que nadie está preparado para algo así. No se viene a la vida con un libro de instrucciones para actuar en estos casos. Y, aunque el tiempo demuestre que era la opción equivocada, tendemos a hacer lo que creemos más correcto en el momento. Y para Sara y su familia, eso significó callar.

También hay algo curioso con el título de este libro. Esa primera persona del verbo matar, que antes de empezar la lectura confunde un poco, tiene todo el sentido una vez terminada. No te diré más porque creo que merece la pena dejar que sea la propia Sara quien lo explique.

Tengo la sensación de que esta reseña está siendo un poco rara. Que estoy diciendo muchas cosas sin decir nada en realidad. Así que voy a cerrarla con una última reflexión.

Creo que Sara ha sido muy valiente escribiendo este libro. Tienes que serlo para enfrentarte a un trauma tan grande, a algo que ha hecho tanto daño a tu familia y a ti misma, y salir de ello habiendo sacado algo positivo: un libro, una conclusión, un cierre.

¿Qué se queda conmigo después de esta lectura?
Pues me quedo con dos cosas. Por un lado, la admiración que siento hacia Sara Jaramillo Klinkert por lo que te decía en el párrafo anterior. Todos/as/es tenemos nuestros traumas (en mayor o menos medida) y sabemos lo difícil que puede ser afrontar ciertas historias. Por eso, cuando alguien lo hace, es de admirar.

Por otro lado, me quedo con el esfuerzo de la autora por, a través de su propia historia, dar voz a todas esas familias que pasaron por experiencias similares. Creo que es un gesto muy generoso por su parte, a la vez que interesante. Series, películas y documentales han traído de nuevo la figura de Pablo Escobar a un primer plano y, en ocasiones, casi parecía que había una intención de «humanizarlo». Pero la única verdad es que este hombre, como tantos otros dirigentes de organizaciones criminales, no era más que un ser despreciable con una enorme capacidad para causar dolor. Y lo único que se debería humanizar en toda esta historia es a las víctimas a las que se les «robó» su nombre para convertirlas en cifras.

Entonces, ¿recomiendo Cómo maté a mi padre?
Sí. Es un libro duro, pero creo que también es interesante por la historia que contiene y que narra alguien que la ha vivido en primera persona. Es la historia que viene después del titular en el periódico y del funeral. La otra cara del narcotráfico.
Enlace: https://quepechadelibros.wor..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
David11
 08 December 2021
Colombia años 90. Un padre asesinado por sicarios. Una familia destrozada, rota. Una niña que ha de aprender a vivir una nueva realidad de golpe. Sara Jaramillo Klinkert (Medellín, Colombia, 1979) nos regala un viaje de aceptación a una situación traumática, desgarradora, no elegida y muy difícil de gestionar como es la muerte violenta de un padre que la adora. Una situación trágica que no comprende, que no ha elegido y que le hace rebelarse contra el mundo. Cada miembro de su familia, antes feliz y ahora rota, se crea su propio caparazón, su propio mecanismo de defensa. La naturaleza y las aves, las drogas o la fotografía dan salida a un dolor muy difícil de superar, y Sara nos va narrando, a partir de un dialogo interior, de una especie de diario emocional, lo duro que se hace dejar marchar a su padre definitivamente, continuar de una vez con una vida tan marcada y que, para ella, nunca va a ser la misma. Este libro intimista y duro nos acerca a una realidad que, aún estando enmarcado en un contexto de violencia en la Colombia de los años 90, podría ser la de cualquier pérdida familiar inesperada, sentimientos universales, dolor y tristeza profunda, aprendizajes forzados a los que te obliga la vida.
Una precioso libro que nos acerca al dolor del alma y las diferentes maneras de gestionarlo. Un libro muy recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
ratolinaentrelibros
 09 February 2021
Es una historia autobiográfica, contada en primera persona por su protagonista. Nos relata los recuerdos de una infancia en una finca, donde vivía feliz en plena naturaleza con sus padres y sus cuatro hermanos.
A los once años, esa vida idílica se ve sacudida por el asesinato de su padre a manos de un sicario.
Es a partir de ese momento, cuando la autora comienza a narrar la transformación que sufre su familia debido a este acontecimiento.
Un libro que no te deja indiferente. Que te remueve por dentro y te enfada a partes iguales.
Desde el primer día que leí la sinopsis quise leerlo, pero no fue hasta que #masacrítica me brindó esa oportunidad.
Comentar también que los libros de Lumen son preciosos, y solo su portada ya transmite.
Es una historia real, una historia que te desgarra.
Un voz de una Colombia marcada por la violencia.
Me ha gustado la forma narrativa y las descripciones tan detalladas.
Recomiendo encarecidamente que abras este libro por su primera página, sin prisas. Es duro leer sobre cosas o hechos que nos duelen.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (40) Ver más Añadir cita
margazquezmargazquez12 January 2021
Nadie puede irse de su propia vida ni del juego que esta le ha impuesto. Hay que llegar hasta el final, aunque nadie pueda precisar cuál es o dónde queda o cómo se llega. No hay instrucciones para ello, no existen en ninguna parte.
Comentar  Me gusta         50
EmilianoPDEmilianoPD23 December 2021
Nunca imaginé que la verde exuberancia pudiera albergar tanta desolación. El verde sobre el verde contenía todos los colores, todas las formas, todos los olores. Se había hecho más verde en nuestra ausencia y nosotros, en cambio, habíamos palidecido, como las ranas de los platanales, que son tan blancas que se vuelven transparentes, son tan transparentes que se vuelven invisibles, son tan invisibles que terminan estripadas bajo una pisada desconocida.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
IsaMtnezIsaMtnez31 December 2021
Cuando alguien se muere, uno tiende a aferrarse a los recuerdos, a unir los retazos. Es una lucha constante contra el olvido, a sabiendas de que no hay manera de ganarle. El tiempo pasa como un vendaval arrasando todo lo que no esté muy firme. Pero incluso las cosas más firmes amenazan con esfumarse. Yo he recreado la última cara de mi padre tantas veces que en ocasiones me pregunto si fue un invento de mi cabeza para tener de quién despedirse. Toda partida sin adiós es inconclusa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura07 January 2022
Los pájaros no pueden mirar atrás, supongo que necesitan hacerlo hacia delante para poder volar sin estrellarse contra los ventanales. Y sin embargo, se estrellan, porque hay que estar vivo para estrellarse alguna vez.
Comentar  Me gusta         20
DomiarDomiar20 December 2020
Llegué a casa de la abuela a esa hora en la que aún hay suficiente luz para creer que todavía no es de noche, pero tan poca para saber que ya no es de día.
Comentar  Me gusta         30
otros libros clasificados: testimonioVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
757 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro