InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 6078244469
Editorial: Laripse (02/05/2019)

Calificación promedio : 5/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Entre lo abstracto y lo corpóreo reúne la obra poética de dos autores que que pertenecen al taller literario Fernando Pessoa de la ciudad norteña de Cuauhtémoc, Chihuahua, México.
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
joseluispoetry
 17 enero 2020
ENTRE LO ABSTRACTO Y LO CORPÓREO.
YESENIA GONZÁLEZ
La poesía que encontramos en Yesenia González se enmarca perfectamente dentro de la lírica, es decir, dentro de una poesía cuyo contenido temático —ya sea el amor, el desamor, la nostalgia, el silencio o la muerte, esos grandes temas universales— expresa una intensa emoción enriquecida con un lenguaje efectivo y altamente connotativo, de una significación altamente metafórica. Encontramos en sus páginas un poderoso, sugestivo, evocador ambiente melancólico que inscribe a la autora dentro de la corriente del subjetivismo romántico. Belleza trágica, sensibilidad y fantasía. No hay, como suele suceder con la mucha poesía escrita por mujeres, un solo ápice de conmiseración, laceración o exceso que la haga derrumbarse. Descubrimos en Yesenia González a una poeta mucho más madura, más integral, una poeta en toda la extensión de la palabra, porque ha aprendido, con el transcurrir de los años, a pulir su obra con la paciencia, minuciosidad y precisión como la que ostenta un descontinuado relojero. En este libro, en dupla con Eli Miramontes, ella enfoca la parte abstracta porque su línea es completamente espiritual, etérea, en ese viaje a la semilla del corazón humano.
ELI MIRAMONTES
La línea escritural de Eli Miramontes, tanto en su narrativa corta como en su poesía, estará siempre permeada por un realismo crudo, a lo Emile Zolá tal vez, a lo Arthur Rimbaud, literatura lumpen que define como suyos a todos aquellos elementos carentes de clase social y no por elección, sino por desgracia, una verdadera tropa de infelices, como diría Jesús Gardea, un hato de desarrapados sus personajes, quienes desarrollan, para sobrevivir, una serie de actividades marginales. Prostitución, delincuencia, parasitismo alimentario y social que viven siempre al borde del hambre o del crimen y habitan en las vecindades periféricas donde existe un hacinamiento, una gran falta de oportunidades y un fuerte arraigo al pensamiento mítico o salvaje del cual nos habla el gran estudioso y antropólogo Claude Levi Strauss. Por tal motivo, en este libro, Eli Miramontes es un poeta de lo corpóreo, y reúne en sus textos la crudeza del amor y del desamor con una claridad espantosa, estridente, y no por ello menos una válida propuesta la suya. La aspereza es un vocablo que bien pudiera definir la propuesta temática de este escritor. La aspereza temática envuelto en esa suavidad que le otorga el lenguaje. Para Eli Miramontes, la concreción, lo tangible, lo que se vislumbra claramente, es lo que realmente cuenta, por eso es tan corpóreo.
ENTRE LO ABSTRACTO Y LO CORPÓREO
Ambos, Yesenia González y Eli Miramontes, poéticamente, son antagónicos, pero en cuanto a la percepción vital resultan ser dos grandes amigos, y ambos muy complementarios. Se apoyan siempre y van de la mano como hermanos en todos y cada uno de sus proyectos. En este libro, Entre lo abstracto y lo corpóreo, cuya portada se la debemos al artista gráfico cuauhtemense Iván Durán, reúne sus más recientes y más depurados trabajos poéticos. Ya les dije el qué, ahora les toca a ustedes los lectores descifrar el cómo, para ello, sólo basta con adquirir el libro. Enhorabuena por todos nosotros sus lectores.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (13) Ver más Añadir cita
joseluispoetryjoseluispoetry20 enero 2020
ESQUIZOFRENIA
Se me ocurre que tu piel está en contacto con la mía, y te estratifico en mi memoria, si fuera así de fácil aproximarme a ti, a tu boca, a tu cuello, avanzar a lo dulce salado de tu cuerpo, sería todo diferente; este cosquilleo que empieza en mis dedos y termina en mis piernas, ¡mm! Delicioso pensamiento: Tu voluntad en mis manos, la desnudez de tu cuerpo y esa delicia de orgasmos deliberados. Palabras más, palabras menos, adquiriendo movimiento calor y color. Tus besos que aumentan mi ritmo cardiaco, acelerando todo, imaginando caricias no permitidas, una pasión secreta para mí, para muchos, un mundo furtivo en tinieblas brillando. Yo tu reclusa en esta cárcel de falso ropaje de tiempo y olvido, con un presente confuso, ¿Porqué te necesito?, nadie puede reprocharme, si sólo mis garfios y yo sabemos de ti, tus manos como serpientes enredadas a mi piel, dibujan tu figura en mi desnudo cuerpo, éste empeño de sentirte y acariciarte a cada rato me hace vivir convulsa, lucho por arrancar esas imágenes de amor despiadado, ceñida a tus caricias, a esa concupiscencia de sentirte y complacerte poco a poco; es entonces donde apareces entre la bruma oscura, te amo la primera, te amo la segunda, te amo la tercera de la veces y decido no callar, aferramiento, que se yo, este deseo oscuro, sordo, dándome vida. En un sillón frente a la pared, molesto, irritante, llevando mis manos a la cabeza una y otra vez, mil imágenes protagonizando una pesadilla. Un día, otro más, hasta acumular setecientos treinta. La tranquilidad interrumpiendo, cuestionándome, ¿Por qué tu? el que me hace pasar desapercibida, el que nunca gira su cabeza ni para mirarme, yo, piel contra piel. Si fuera así de fácil, imagino que mis manos avanzan por tu pecho suavemente, y que más allá de todas mis limitaciones, todo al mismo tiempo, tu boca, la mía, nuestros labios acortando la respiración, la pasión consumiendo mis deseos, mejor dicho, nuestros deseos, esta obsesión desaparecería al instante y lo único que puedo hacer es respirar hondo, voy perdiendo mi halito, ese frio en mi cama, en mi habitación quemando, ¿Por qué me faltas? ¡Explicar, no puedo! Ahí suspendida, con los ojos abiertos en un vago fantaseo, contemplo segundo a segundo lo vivido en tu tiempo, en el nuestro, en ese quien sabe. Con una pausada respiración estas tocándome, escucho mi gemir que deforman mis palabras. Mis piernas perfilan tu carne en un delicioso cansancio dejo escapar mi miedo en el manto del cielo que a medias nos cubría; mis manos con libertad se deslizan, acortan tu respiración acortas la mía. Quizá un golpe de suerte abrió la puerta y te dejo a mi lado, ni siquiera sentido tiene cuestionarme si fue verdad o mentira, si tú galopas en el instante mismo en que te grito, es por eso que te toco, no porque dude que estés aquí, si nunca te fuiste. Los dos conocemos demasiado este juego para creer en el, preciso seria que me abandonaras así. Mi boca no suelta palabras, de nada te sirve dejar mi vencido cuerpo. Lucho por hacerte real. Somos el perfecto punto de lo blanco y negro que es el gris entre mis sabanas, chispas, ráfagas instantáneas donde tu desnudez brilla loca manía de explosiones e impulsos seguirán corriendo a tu encuentro. Con un inverosímil desistir. Entonces me uno a ti, hacia delante, hacia atrás, a un lado, a otro o giro alrededor de ti. Abro una puerta, otra más, a la oportunidad de tenerte, separarme de ti no me lo pidas porque no puedo. Sin acerté daño doblo mis miedos, los pongo en mi puño y los lanzo al viento; en el placer de mis sueños fluye tu ritmo lento como agua en sabana ardiente, tu desnudez se difumina en la fantasía.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
joseluispoetryjoseluispoetry20 enero 2020
LÁGRIMAS ANTE EL AURICULAR (1)

Si no contesto tus llamadas
es porque estoy con la mujer que ocupa tu lugar en el lecho,
el que dejaste enfriar por seguir al amante,
joven,
fuerte
y bello,
que te enfermó el sentido de la realidad.

Después de una noche plena de sexo,
escucho los mensajes donde lamentas amargamente
haber renunciado al calor del hogar,
por una quimera de amor condenado
a consumirse en las llamas del fastidio.

Tus hijos, aún sufren tu ausencia y desdén
y desconfían de la sinceridad de las lágrimas
con que noche a noche bañas el auricular.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
joseluispoetryjoseluispoetry20 enero 2020
NO QUIERO SER.

Los amplios olanes
no logran disimular las artificiosas caderas
que agitas en tu andar descompasado.

Con falda y calzado obsoletos
y atractivas medias de popotillo,
por las noches recorres las calles corruptas,
e irrumpes en cantinas de buena muerte,
en busca de clientes deseosos
de diez minutos de mal sexo
o quién te brinde una copa de peor vino,
y bailas.

Ni el escandaloso carmín de tus labios,
ni las largas pestañas postizas,
o tus cejas arrancadas hasta ser sólo un recuerdo
y las costras de maquillaje de bajo costo,
pueden cubrir la cara del hombre
que no has querido ser.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
joseluispoetryjoseluispoetry20 enero 2020
PSEUDO AFLICCIÓN

Los llantos de las plañideras
no pueden ocultar tus gemidos.

A cada lágrima de tus ojos verdes de gata en celo,
evocas cuando recorriendo
palmo a palmo tu piel ardiente
nos fundíamos en una mezcla de pasión desenfrenada
y sudor azucarado.

El lecho donde ya no haremos más el amor
pierde poco a poco el calor de nuestros cuerpos enamorados.

Ya no estaré contigo.
Ante el ataúd lloras mi partida,
lloras la muerte que tanto pedías Dios
y que ahora te ha concedido.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
joseluispoetryjoseluispoetry20 enero 2020
AMOR EXPIADO

Durante años de soportar
a un tiránico esposo
ha sido forzada a mentir sobre sus afectos
Y su disposición al placer.

Son mudos testigos,
de este amor hueco,
sin sentido,
los crucificados santos y cristos,
ante los cuales, ella,
expía los excesos de cada noche
con un hombre no deseado,
deseando a otro.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: poesíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG




Test Ver más

¿Quién escribió este libro de poesía?

Marinero en tierra

Rafael Alberti
Pedro Salinas
Gerardo Diego

10 preguntas
38 lectores participarón
Thèmes : poesía , latinoamericana , españolaCrear un test sobre este libro