InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Ana Quijada (Traductor)ANIBAL LEAL FERNANDEZ (Traductor)ANIBAL LEAL FERNANDEZ (Traductor)
ISBN : 8445078828
Editorial: Booket (17/01/2012)

Calificación promedio : 4.09/5 (sobre 40 calificaciones)
Resumen:
La historia del nadsat-adolescente Alex y sus tres drugos-amigos en un mundo de crueldad y destrucción. Alex tiene, según Burgess, "los principales atributos humanos; amor a la agresión, amor al lenguaje, amor a la belleza. Pero es joven y no ha entendido aún la verdadera importancia de la libertad, la que disfruta de un modo tan violento. En cierto sentido vive en el Edén, y sólo cuando cae (como en verdad le ocurre, desde una ventana) parece capaz de llegar a tran... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (15) Ver más Añadir una crítica
dreamerofstories
 03 junio 2020
Alex de tan solo 15 años de edad se ve impulsado por destruir todo a su paso y creer que es lo más normal del mundo. Este jovencito nos ubica en una época gris, en donde el mal ha comenzado a predominar sobre el «bien» de una sociedad –por no decir las leyes-, por lo que para él el comerte atrocidades solo es sinónimo de diversión y libertad.
Con tan solo 15 años, nuestro amiguito Alex junto a sus tres drugos/amigos (Georgie, Pete y el Lerdo, mayores que él) se sienten capaces de ir por la vida como si ya fuesen unos hombres hechos y derechos. Pero nuestro protagonista, quien nos narra su propia historia, comienza a tener mucha hambre de poder, pues ha decidido –naturalmente- ser el líder de este pequeño grupo vandálico (?) sin importarle golpear o herir a unos de sus amigos. Y es allí cuando el mundo de nuestro protagonista cambia de una manera abrupta.
«Los conflictos son inherentes a la naturaleza humana».
Hace poco escuché esta frase de alguien muy cercano mientras conversábamos de un acontecimiento de la vida real, y de manera automática recordé la historia de este libro y es que, durante mucho tiempo, las sociedades han creado diversas «reglas» denominadas leyes que buscan parametrizar ciertos comportamientos colectivos, y que tienen como finalidad real el poder armonizar la convivencia entre los individuos.
Ciertamente, La naranja mecánica ha sido un libro que por años ha hecho pensar a todos sus lectores (les guste o no la historia). Incluso, muchos de estos lectores han sacado sus propias conclusiones, llegando a compararlo con la realidad actual de su país. Y ese fue mi caso.
Mientras leía la narración de Alexito, pensé infinidades de veces en aquellos jóvenes marginados que por ciertas actividades he llegado conocer, denotando que la manera en que hablan, las acciones que realizan, la forma en la que piensan es tan similar y característica de la mayoría de los individuos que viven en zonas donde este tipo de comportamientos es común. Es por esto mismo que escribí en el párrafo anterior que muchos lectores de este libro llegan a sacar sus propias conclusiones.
«La emoción del robo, de la violencia, las tentaciones de una vida fácil, ¿valen la pena cuando tenemos pruebas innegables, sí, sí, pruebas incontrovertibles de que hay un infierno?»
Este libro inicia con una introducción escrita por el mismo autor y traducida al español por Ana Quijada, en la que nos comenta un poco más acerca de por qué hay dos versiones del libro. Una versión con solo 20 capítulos distribuida en EE.UU. y adaptada al cine por Kubrik -lo cuál hizo la historia y al libro mucho más famoso-, y otra versión de 21 capítulos (su favorita como autor) distribuida en Inglaterra. Allí mismo, indica al lector que en la lectura encontrará un nuevo vocablo denominado nadsat y el cual no tiene una traducción literal pues ha sido su invento para disminuir el impacto de lo hechos. Debo decirles que me encantó mucho este nuevo lenguaje; al principio me costó las pausas, haciendo la lectura un poco tediosa, pero de unas pocas páginas pude disfrutar de los dos: de la lectura y del lenguaje nadsat.
Ahora bien, si hablamos netamente del libro, es decir, solo la estructura, trama y personajes, Burgess se ha súper sobrado con todo. Aunque la participación de los demás personajes se podría decir que es algo casi que fugaz en la historia -por todo este tema de que el protagonista es el mismo narrador-, los drugitos de Alex son personajes muy característicos en la historia, pues es gracias a ellos que Alex llega a donde tiene que llegar. Sus padres por otro lado, me parecieron muy «blanditos» con este hijo; por momentos detesté que no fuesen capaz de más, pero en otros momentos llegué a comprender el terror que su propio hijo les causaba.
La trama definitivamente es muy buena. Iniciar con un joven malvado, seguir con ese mismo joven malvado y sin remordimientos hasta que recibe su merecido, y después hacerlo «sufrir» para que se notara una evolución; para mí fue perfecto. Sin embargo, quiero tocar algo en esta parte. La trama me encantó, sí, pero no llegué a sentir que el «castigo» que recibió fuera lo suficiente. Muchas veces me frustró leerlo porque llegué a presentir que no recibiría el karma en su total esplendor. Comprendo, es un adolescente, pero aún así él sabía lo que estaba haciendo y aún así decidía hacerlo. ¡Le encantaba hacerlo! No lo odio por eso, porque tal como dice la frase posterior a este párrafo, la herejía de la edad es hacer lo injusto. Y recalco, nunca llegué a sentir que lo compadecía mientras «sufría», nuestro humilde narrador Alexito, jamás me llego a crear empatía después de que recibió el tratamiento por parte del Dr. Bodsky.
«La herejía de la edad de la razón. Veo lo que es justo y lo apruebo, pero hago lo que es injusto.»
¿Y ahora qué pasa, eh? Pido perdón al autor que ya está en el Después, porque al igual que su editor elegiría la versión distribuida en EE.UU. El capítulo 21 me pareció un prologo un poco nada realista, porque como dice un dicho de mi país: «Palo que nace torcido, jamás se endereza».
En definitiva, aunque al principio fue algo tedioso por las pausas para aprender las nuevas palabras -y las cuales terminé usando en la vida real, sin querer-, le agradezco mucho a mi amiga, quien me recomendó con tanta insistencia esta historia, y espero algún día verme la tan famosa adaptación cinematográfica. Por eso, a partir de ahora también recomendaré leer este clásico.

Enlace: https://dreamerof-stories.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Edd62
 15 octubre 2019
Recordad alguna vez a vuestro pequeño Alex que fue “
Controvertido libro de corte utópico, que Burguess, escribe en un tono directo, franco, mostrando libre y sin tapujos la violencia, engendrada al seno de la sociedad.
El libre albedrío, puesto al servicio de la literatura, y explicado de una terrible y desesperanzadora manera,
Mas controversia, por el uso de lenguaje, no convencional, al mezclar indiscriminadamente vocabulario ruso, para hacerlo aparecer como atemporal, al indicar que el slang, no cambia,
Brutal la violencia vertida al interior de su novela, aunque mayormente insinuada, no deja de ser explícita y abrumadora,
El uso de personajes en edades muy tempranas, es una evidente insinuación de la descomposición social que priva y , que sugiere va en escalada ( lo cual realmente está sucediendo, )
Mas controversias, la filmación de la película, que tergiversa formas, fondos, intenciones y muestra una violencia mas que explícita, haciendola aparecer como el motivo principal, la causa de todo, y de origen personal, por lo cual no puede ser evitada, modificada ni retirada del entorno. Lo que incrementa al borrar, de la historia el último capitulo del libro.
Burgues siempre se ofendió, por esta voluntaria omisión, ya que su intención, plasmada en este capítulo 21, era mostrar que el hombre puede cambiar y adaptarse, e integrarse socialmente,
Demasiadas explicaciones corren acerca de esta novela, demasiadas interpretaciones, demasiadas teorías , estudios, no todos aportan,
Yo me quedo con mi propia interpretación, la violencia, tiene múltiples factores, su erradicación, o al menos reducción, requiere por tanto de múltiples enfoques e intervenciones, más aún, los niños y jóvenes son los mas expuestos, por la carencia de brújula moral, capacidad de elección, discernimiento sobre el bien y el mal...lo que los convierte en Naranjas mecánicas.
La sinopsis, mas que conocida, Alex, malo malo, en grupo más aún, corre una juerga violenta, es detenido, encarcelado, sometido a un tratamiento para condicionar su rechazo a la violencia, es excarcelado, su conducta cambia, es enarbolado, por disidentes contra el gobierno, sufre un intento de suicidio, se salva, aparentemente el condicionamiento desaparece,
Y aquí aparecen dos finales diferentes, en uno sigue siendo malo, en otro se redime(uno es filmográfico, el otro literario )
En fin Alex , el 6666531, digno de ser recordado,
¿ y Ahora que pasa, eh?)
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
_Lau_
 15 noviembre 2018
Este libro me gustó, pero con reservas.
Por empezar el protagonista me cae mal y me cayó mal todo el libro. Hubo momentos (breves y efímeros) en que sentí algo similar a la lástima por él, pero entonces recordaba todas las cosas que había hecho y me decía a mi misma "No, ¿por qué lástima? él se lo buscó".
Me ha pasado muchas veces que ciertos personajes de libros me resultaban totalmente indiferentes, pero creo que esta es la primera vez en que un protagonista me cae tan visceralmente mal.
Leerlo es difícil. Se dice que es dinámico y que se lee rápido, y yo diría que eso es mitad cierto y mitad no. Es una novela corta pero no es para leerla con la mente cansada. También me pasó que cuando lo estaba leyendo me atrapaba, pero cuando lo dejaba me sentía reticente a seguir leyéndolo.
El autor inventó una jerga llamada nadsat de la que hay un glosario al final del libro. Es un semi-idioma que hablan los adolescentes problemáticos y que está basada en parte en el idioma ruso. Alex, el protagonista y narrador, usa ese lenguaje constantemente y habla de un modo muy informal. Estas palabras están tan, tan intercaladas en el relato que durante una buena parte del libro estuve más consultando el glosario que leyendo la novela en sí. Si no miraba qué significaban me perdía prácticamente todo lo que estaba siendo dicho.
Les recomiendo, si lo van a leer, imprimirse todo el glosario en una misma página para que les resulte más cómodo y rápido.
Esta es una novela violenta, cruda y muy dura. Es una distopía y al mismo tiempo tiene mucho de horror, pero no en el sentido de que asuste sino en el de que horroriza. Hubo un momento con algo especialmente atroz en que sinceramente pensé "¿qué demonios estoy leyendo?".
Alex comienza el libro drogándose con su pandilla para luego salir a delinquir. Si, Alex y sus drugos (amigos) en principio parecen como bullies a gran escala, pero muy pronto nos damos cuenta de que son personas crueles y desalmadas. Que esté narrado en primera persona (y lleno de opiniones personales) resulta muy, muy perturbador. Ah, y además es un chico de 15 años.
El autor no se dejó ninguna perversión afuera. Alex es un sociópata violento, cruel y drogadicto que ama la música clásica y es visto por sus padres como un gran hijo. Tiene un concepto extraño de lo que está bien y lo que está mal. Puede violar a una mujer en un momento, y más tarde hablar sobre disciplina y reglas (cuestionables y dudosas) sintiéndose una autoridad moral.
Tampoco me quedó claro si Alex es un personaje extremadamente complejo o extremadamente básico. Y me refiero únicamente a su personalidad y no a que el autor no se haya esforzado.
Es dificil quererlo y me encontré esperando que en algún punto del libro sufriera, y mucho.
Pero Alex tendrá su castigo, y he aquí lo más famoso de la historia. El gobierno tiene un método innovador para combatir la delincuencia y que visto desde un punto de vista únicamente práctico da resultado. Desde otro punto de vista moral o humano, es muy cuestionable. Alex mismo dice «y yo pensé, infierno y basura, si ustedes bastardos están del lado del Bien, me alegro de pertenecer al otro club».
He visto muchas opiniones comentando sobre la capacidad de elección de una persona entre ser bueno o malo, y que este sistema utilizado no les daba elección.Yo sinceramente no se cuál habrá sido la intención del autor (por momentos sólo parecía todo una gran excusa para hacer un libro morbosamente violento) pero la idea final que me llevé no es exactamente como la que vi en otras reseñas.
A ver si puedo ser clara. Lo que a mi me pareció perturbador no fue exactamente esa "desconfiguración" que le crean a los delincuentes (cuyo horrible método no es nada ético pero que parece ser la última solución desesperada, o simplemente un enorme "no se merecen otra cosa") sino al hecho de que se haya llegado a formar una personalidad así. El mal está tan profundamente arraigado en la mente de Alex y otros tantos chicos como él que un cambio sincero parece imposible.
El final del libro (el último capítulo que en algunas versiones quitaron) me pareció extraño y antinatural, si bien los capítulos anteriores me habían gustado. No me aportó un consuelo ni me dio esperanza porque todo es tan abrupto y con una explicación tan pobre que no me lo creí. Quizás si se hubiera desarrollado más en algunos aspectos habría resultado mejor, pero desde el principio hasta el final, mi opinión general sobre Alex fue muy mala.
Enlace: http://libros-fantasia-magic..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
mica_1320
 04 mayo 2020
La naranja mecánica, publicada en 1962 por el escritor inglés Anthony Burgess, y reconocida gracias a su adaptación cinematográfica a manos de Stanley Kubrick, nos sumerge en una Inglaterra del futuro, donde Alex y sus amigos (los Drugos) cometen sus crímenes.
La novela es contada en primera persona por Alex, quien usando un dialecto llamado Nadsat (inventado por el propio autor a partir del ruso), nos cuenta un periodo de su vida adolescente donde nos adentramos en su vida y su grupo de amigos, quienes como pasatiempo, se dedican a robar, golpear y abusar de las personas.
La novela, como ya dijimos antes, es contada por Alex (aunque en la adaptación cinematográfica es llamado Alex DeLarge, en la novela su apellido nunca es revelado), quien rompe con el canon de villano, pues nos ponen en escena a un chico (sólo tiene quince años al inicio) que es educado, respetuoso, calculador y con gusto por la música clásica. A simple vista, Alex podría pasar por un muchacho más de su edad, pero dentro sí esconde sus oscuros deseos y sed de violencia.
Sin entrar en detalles, él se somete al tratamiento Ludovico, el cual consiste en neutralizar las acciones violentas que pueda tener Alex, usando una droga que le genera malestar en el cuerpo al tiempo que lo obligan a ver imágenes violentas, asociando así este malestar con la violencia.
A partir de esto, Alex queda condicionado a no hacer el mal, lo que no significa que él quiera hacer el bien, sino que ha perdido su individualismo y libre albedrío, condenandolo a reprimir sus impulsos y capacidades.
En síntesis, el libro abarca todos estos planteos sobre la libertad y el poder elección, la moral y las capacidades personales.
Al comienzo puede ser un poco difícil de entender al usar gran cantidad de jerga nadsat, pero el libro viene con un glosario de estas palabras y además, mientras más se avanza en la historia, ya muchas de ellas son recordadas y no es necesario recurrir a dicho glosario.
Para aquellos que sólo vieron la película, la cual recomiendo ampliamente, les sugiero dar una oportunidad al libro, en el cual se ahonda mucho más en los pensamientos y motivaciones de Alex, así como también cuenta con el capítulo 21, el cual no fue adaptado en la película (ya que el director se basó en la versión norteamericana del libro, la cual no contenía este capítulo) y que le da un cierre mucho más apropiado a la historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
aituns
 20 octubre 2020
Hace tiempo que quería leer La naranja mecánica, no he visto la película y no sabía prácticamente nada de la obra a parte de la ultra violencia y un grupo de adolescentes. ⠀
Y me ha sorprendido y encantado. Narrado en tres partes,en primera persona y en lenguaje nadsat (nada a lo que una no se pueda acostumbrar y con ayuda de un glosario incorporado), esta obra habla sobre el condicionamiento de la participación en la sociedad y de la obligación de tener una conducta que se considere moralmente aceptable en ella. ⠀
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
JazzzJazzz17 diciembre 2018
"La bondad es algo que uno elige. Cuando un hombre no puede elegir, deja de ser hombre."
Comentar  Me gusta         20
ChicolectorChicolector07 diciembre 2017
You were not put on this earth just to get in touch with God
Comentar  Me gusta         00
ShorbyShorby02 febrero 2019
La violencia genera violencia
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: distopíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Anthony Burgess (1)Ver más




Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
56 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..