InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Sara Cano Fernández; (Traductor)
ISBN : 8420433608
Editorial: Alfaguara (06/09/2018)

Calificación promedio : 3.81/5 (sobre 16 calificaciones)
Resumen:
¿No oyes el tic-tac? El libro en el que se basa la película La casa del reloj en la pared, con Cate Blanchett y Jack Black, producida por Steven Spielberg. Después de la muerte de sus padres, Lewis debe irse a vivir a la mansión de su excéntrico tío Jonathan. Pronto descubre que su tío y su vecina, la señora Zimmermann, no solo son un poco extraños, sino que ambos son magos. Pero ¿qué es ese inquietante tic-tac que resuena en la casa? ¿Qué peligros se esconden de... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
Yani
 10 octubre 2018
Las adaptaciones cinematográficas siempre traen cosas buenas. Desconocía este libro y, hasta que no vi el trailer de la película, no figuraba en mi lista mental de libros por leer. Cuando me enteré de qué se trataba, noté que sonaba exactamente como la clase de historias que me gustan: una mezcla de fantasía y terror, con elementos góticos y un castillo o mansión como escenario.
Los hechos transcurren en New Zebedee (Michigan, EE.UU) y corre el año 1948. Nuestro protagonista es el pequeño Lewis Barnavelt, quien se queda huérfano y, al comenzar la historia, se dirige a la casa de su tío Jonathan para vivir con él. Inmediatamente se da cuenta de que tanto su tío como la vecina, la simpática Florence Zimmerman, esconden algún secreto. La casa está llena de relojes pero… ¿por qué Jonathan se levanta por las madrugadas y se preocupa por el tic tac incesante que surge de una pared? ¿Tendrá relación con el antiguo propietario de la casa, el peligroso mago Isaac Izard?
Tal vez la palabra “mago” suene a spoiler, pero en realidad no lo es: esto se sabe desde las primeras páginas. Jonathan y la señora Zimmerman son hechiceros (utilizan magia blanca, mientras que Izard se dedicaba a la magia negra) e intentan integrar siempre a Lewis… hasta cierto punto. Así como los adultos, Lewis también tendrá sus secretos. Este libro no es para nada introductorio a una saga, sino que se siente como un escalón inevitable para lo que está por venir. A pesar de que los lectores solemos quejarnos de los inicios de saga lentos y explicativos, me pareció que este libro perdía fuerza en el apuro: el sistema de magia no queda claro y bien establecido, los magos muestran lo que hacen, no hay consecuencias y a veces se olvida el motor de la historia. En cuanto al sistema de magia, Jonathan tiene muchos libros pero apenas llegamos a conocer el contenido de los mismos. Me pareció un recurso desaprovechado.
Pasando ahora a lo positivo (porque las falencias de este libro se compensan con los aciertos), debo hablar sí o sí de los personajes. Me parecieron muy naturales en todo momento e incluso se ganan la simpatía apenas “entran a escena”. Tanto el tío como la señora Zimmerman ofrecen diálogos graciosos y animados, que le quitan la gravedad al asunto para que el libro sea llevadero, sobre todo pensando en que apunta a un público muy joven. Lewis es un niño que podría ser como cualquiera, que incluso sufre bullying por parte de alguien a quien aprecia y debe adaptarse a una vida nueva. Y Lewis tiene miedo, pero también tiene una gran imaginación con la cual combatirlo. A pesar de lo pequeño que es, se hace responsable de sus errores y la narración se vuelve muy bonita cuando se enfoca en sus sentimientos. Luego están los personajes desagradables, como Tarbys y Mangomartillo, aunque encontré una perspectiva tendenciosa sobre ellos: los malos, los que están para que el público los odie, son personas de clase media- baja. No me pareció inocente. Quisiera hablar de otro personaje que me pareció un desperdicio, pero sería spoiler y es innecesario que lo mencione.
¿Cuáles son los elementos que hacen que esta novela se clasifique como “gótica”? Son los que suelen encontrarse en los libros más famosos de esa corriente del romanticismo, con una vuelta de tuerca del siglo XX. En “La casa de…” no falta la noche de Halloween, ni el cementerio, ni la casa que guarda secretos. Tenemos los fantasmas, tenemos los sueños y la magia que toca cada uno de los capítulos del libro de Bellairs. Esto es meramente técnico, pero es bueno establecerlo. Y hablando de técnica, el estilo de Bellairs me pareció algo sofisticado para los más jovencitos. Sin embargo, eso no quiere decir que quede afuera de las recomendaciones, sino todo lo contrario. Es bueno que encuentren este tipo de textos. La narración se hace cuesta arriba en algunos capítulos donde nada parece pasar y sólo funcionan como un puente entre los hechos. Las descripciones suelen ser mi parte favorita de los libros y, sin embargo, creo que algunas están manejadas con más dificultad que la que deberían tener. Por ejemplo, es el caso de la descripción de las Ilusiones Históricas, que además pone una barrera ante los lectores desinformados sobre esos asuntos.
Creo que he dicho suficiente. La atmósfera de este libro me hizo acordar a otros libros y eso siempre supone un desafío, ya que invita a hacer comparaciones ¿Recomiendo el libro? Sí, lo recomiendo. No siempre la pasé bien leyéndolo, pero me pareció una joya desenterrada del olvido y merece atención por sus cosas buenas. Con lo demás, es sólo cuestión de tener cuidado y ojo crítico, además de saber acompañar a los lectores jóvenes en el caso de que sientan curiosidad. Lewis es un niño cercano a la realidad y los demás personajes son demasiado extraordinarios como para perdérselos.
Enlace: https://desarmandoclasicos.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Bren
 13 marzo 2019
Curiosamente llegué a este libro porque vi anunciada la película, me di cuenta que estaba basada en un libro y antes de verla, me decidí a leerlo.
No he visto la película, así que no puedo opinar al respecto, pero el libro es una delicia, si bien es una historia, podría decirse infantil, pero con tintes góticos, realmente ha sido una maravilla leerlo.
Como buen libro de corte infantil tiene su doble lectura, por un lado, los errores que cometemos al tratar de impresionar a las personas, con tal de que seamos aceptados, al final, Lewis, nuestro protagonista, se metió en un follón de miedo y se quedó sin el amigo al cual quería impresionar y por otro lado, a hacer frente a las consecuencias de los actos cometidos, sin importar las razones por las cuales se hacen esos actos, al final toda acción tiene una reacción y poner la cara y hacer frente a esas consecuencias será la mejor manera de solucionar los problemas.
El personaje de Lewis es más bien anodino, no es un personaje atrayente per se, para mí los personajes que más me gustaron fueron el tío Jonathan y su amiga, la señora Zimmermann, divertidísimos los dos y la interacción entre ellos es realmente fabulosa.
Un libro bastante entretenido de leer, a pesar de que fue publicado originalmente en 1973, no es sino hasta el 2018 que Alfaguara nos ha hecho el enorme favor de editarlo en idioma español, la mala noticia, es que es una serie y no se han publicado los demás libros, espero que no tarden mucho, realmente he amado la historia y los personajes.
Por lo demás, es un libro que realmente queda recomendado, se lee fácil, se lee rápido y se la pasa uno bastante bien mientras dura la lectura, tiene un poco de todo, pero lo que más tiene es una historia algo terrorífica, que no cae en lo absurdo y que a mí en lo personal me ha encantado, claro ¿Quién no le gustaría tener un tío tan guay y además que es un mago de verdad?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Soraya47
 26 septiembre 2018
La historia empezará en el año mil novecientos cuarenta y ocho, una cálida y ventosa noche estival. Lewis, un niño que se acaba de quedar huérfano, va camino de un pueblo en el estado de Michigan. Allí vive su tío Jonathan en una mansión muy peculiar. Nada más llegar le presentará a su buena vecina la señora Zimmermann, que se encuentra escuchando junto a una de las paredes de la grandiosa casa. Su tío le hablará de un extraño misterio y el tic-tac de un reloj. Pero Lewis es un niño obeso y algo patoso que por conseguir la amistad del chico más popular del colegio despertará lo que debía continuar oculto.
Vais a leer una historia para escapar de la realidad. Creo que en sí no es tanto que esté escrito para gente más joven, sino el que no esté escrito para adultos lo que nos atraerá. al menos, conmigo lo hizo. El recuerdo de la infancia, la nostalgia de cuando leemos cuentos sin violaciones, crímenes atroces… Regresaremos al olor de galletas de chocolate recién horneadas magos, brujas, hechizos, el extravagante comportamiento de algunos de sus protagonistas nos irán metiendo en el mundo de la magia. La casa tenebrosa del tío con sus pasadizos secretos, la grandiosa biblioteca, espejos que reflejan sitios lejanos y exóticos. ¿Quién no desea perderse unas horas ahí y salir de la rutina?
Estos libros se escriben para eso. Y este logra su objetivo. Libros de nigromancia, pentagramas, un bastón mágico coronado por una bola de cristal en la que, de vez en cuando, parece verse un extraño castillo en miniatura; la magia blanca luchará contra la magia negra, ¿qué clase de libro de magos sería si no hubiera esta lucha?
El bien contra el mal, la luz contra la oscuridad, los vivos contra los muertos… Escrito con un lenguaje suave, con los sobresaltos justos para no perder interés en el relato, la trama se verá muy pronto. No será así con el desenlace, llevándonos a un final cerrado…, pero abierto a otras posibles aventuras de los protagonistas.
Me ha gustado, me lo he pasado bien y como siempre digo, ese debe ser el fin de cualquier novela. Por cierto, es el libro en el que se basa la película La casa del reloj en la pared, de Cate Blanchett y Jack Black, producida por Steven Spielberg, que ahora veréis en anuncios constantemente hasta su estreno. No sé cómo será la película, pero sí puedo deciros que vale la pena antes leer el libro y dejar que las horas pasen buscando el origen del enigmático tic-tac de un reloj que nadie sabe dónde se esconde.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7
 29 septiembre 2018
Hace unos meses vi el trailer de una nueva adaptación cinematográfica: La casa del reloj de la pared. Me llamó mucho y me enteré de que era la adaptación de un libro juvenil algo antiguo (se publicó en el año 1973). Cuando le eché una ojeada a las novedades de Alfaguara, vi que habían reeditado el libro por el estreno de la peli (que no se cuando es) y me dije: es la oportunidad perfecta de conocer la historia antes de ver la peli en el cine. Aquí van mis conclusiones.
Lewis se acaba de quedar huérfano por lo que se muda a la gran mansión de su tío en New Zebedee. Allí pronto se dará cuenta de que algo extraño pasa. Se oye un Tic Tac muy fuerte por las noches y su tío se pasea después de medianoche apagando todos los relojes de la casa. ¿Qué secreto esconde Jonathan y su gran amiga, La señora Zimmermann?
En términos generales, la novela me ha gustado y me ha mantenido entretenida durante todas sus páginas. Desde el principio empiezan a pasar cosas y es una historia que no se demora y va al meollo de la cuestión. Es bastante cortita, de letra grande y a mi me ha durado unas dos horas. Muy amena y entretenida.
Lo que más me ha gustado de todo es la ambientación: el autor recurre a darnos algunos sustos y a crear una atmósfera inquietante y llena de cosas imposibles dentro de la mansión de Tío Jonathan. Lo que pasa es que el John Bellairs no se demora y solo nos da alguna pincelada y a mi me hubiera gustado que se describiera de forma más extensa la mansión y sus habitaciones llenas de misterio. Me he quedado con las ganas de visualizar en gran profundidad el lugar, y por eso, espero que la película solucione el problema y nos deleite con un recorrido más visual por la mansión. Las escenas del pueblo, y sobre todo, del cementerio me han encantado y es como si estuviéramos de verdad allí la noche de Halloween del año 1948.
En cuanto a los personajes: los peculiares Jonathan y Zimmermann me han encantado. Siempre se
están peleando y insultándose de las maneras más graciosas pero son grandes amigos y casi siempre los veremos juntos a lo largo de la historia. Parece que esconden algo y que saben más de lo que ocurre con ese Tic Tac de lo que aparentan. Lewis, nuestro protagonista, es un niño que acaba de perder a sus padres y su vida cambia completamente cuando se tiene que mudar con su tío. No tiene muchos amigos porque es muy regordete y casi siempre está solo. Pero enseguida se verá envuelto en el misterio de la mansión y hará algo que lo cambiará todo, pero para mal. Siempre se está quejando y llorando y por eso no he empatizado mucho con él, pero bueno. Es un niño.
La trama y el misterio no son nada del otro mundo, pero están muy bien llevados y te mantienen enganchado/a hasta el final. Como me ha pasado con las descripciones, me hubiera gustado que el autor se detuviera en explicar más todo el tema del reloj y de los antiguos propietarios, pero hay que recordar que es un libro enfocado sobre todo en un público infantil, y siendo un middle grade, está genial tal como está. Si lo hubiera leído de niña, estoy segura que me hubiera fascinado y hubiera estado mucho tiempo hablando y obsesionada con esta historia y por eso la recomiendo sobre todo para niños y niñas de 8 a 13 años aunque es un libro que puede disfrutar todo el mundo, como lo he hecho yo.
En definitiva, La casa del reloj en la pared me ha parecido un libro infantil/juvenil muy entretenido lleno de misterio y magia. Con una ambientación inquietante y bella, esta historia te mantendrá pegado/a en sus páginas hasta el final. Aunque me ha gustado mucho, lo hubiera disfrutado más si lo hubiera leído siendo más pequeña por lo que veo este libro ideal para los niños/as de la casa.
Enlace: https://addicionaloslibros.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AnaGranger21
 20 mayo 2019
Adoro las historias propias de Halloween y con aire a las novelas de Roald Dahl, así que cuando supe de la existencia del libro La casa del reloj en la pared de John Bellairs, supe de inmediato que no podía perdérmela y no os imagináis cuanto me alegro de haberla leído.

Cada noche salía corriendo, me lanzaba sobre mi cama y me marchaba con Lewis, su protagonista, a la misteriosa y encantada New Zebedee. La novela escrita en 1973, pero ambientada en 1948 y cuya adaptación cinematográfica se estrenó esta semana pasada, nos cuenta la historia de Lewis, de diez años, quien acaba de quedarse huérfano. Debido a ello, se va a vivir con su tío Jonathan, un al que no conoce, pero pronto nota que es un hombre peculiar y muy bueno. Otra persona que se volverá clave en su vida es la señora Zimmerman, su vecina y la mejor amiga de su tío. Juntos, esta extraña pareja, cuidará de Lewis al que no le pasará inadvertido el extraño tic tac que resuena tras las paredes del caserón de su tío. Muy pronto Lewis descubrirá que su Jonathan y la señora Zimmerman son brujos (pero de los buenos) y que, antes, la casa donde viven pertenecía a un brujo malvado que urdió un siniestro plan cuyo propósito desconocen, pero que tiene que ver con el reloj que ocultó en las paredes del caserón. El tiempo corre en su contra y si no descubren rápido que oscura sorpresa les tiene preparada el reloj, puede que no quede nadie que lo cuente.

La casa del reloj en la pared me ha encantado de principio a fin y, pese a que ya no soy una niña, lo he disfrutado como si lo fuera. Es una historia sencilla, pero muy mágica y entrañable, donde se le coge mucho cariño a los "padres" adoptivos de Lewis y al propio Lewis, quien descubrirá la magia y con ella los pros y contras de su uso. El niño vivirá veladas maravillosas gracias a la hechicería, días tristes, ya que al patoso y gondinflas de Lewis le costará encajar en la escuela, y otras noches realmente terroríficas en las que se enfrentará a apariciones de ultratumba, a siniestras luces del colores.... y al propio reloj.
A nivel narrativo, la trama está muy bien contada y no es nada infantiloide en su desarrollo, con lo que el ritmo nunca decae. Defiendo que cualquier adulto con alma de niño disfrutará muchísimo con las aventuras de Lewis, y los niños muchísimo más. Fue una alegría inmensa para mí, descubrir que éste sólo era el primero de una serie de libros protagonizados por estos entrañables personajes y cuya continuación, titulada Una figura en las sombras, saldrá este noviembre.

La casa del reloj en la pared de John Bellairs es una novela infantil preciosa con tintes de terror, repleta de magia, muy imaginativa y genial escrita que encantará a los niños, sobre todo, a los primeros lectores (a lectores más creciditos, como yo). ¡Altamente recomendable! ¡Mil gracias a Alfaguara Infantil por el ejemplar!
Enlace: https://elaventurerodepapel...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
AnaGranger21AnaGranger2120 mayo 2019
Lewis se fijó en que el chaleco tenía cuatro bolsillos: de los dos superiores asomaban limpiapipas, y entre los dos inferiores colgaba una cadenita hecha con clips. Un extremo de la cadena estaba enganchado a la ruedecilla con la que se daba cuerda a un reloj dorado.

Jonathan van Olden Barnavelt se sacó la pipa humeante de la boca y le tendió la mano.
—Hola, Lewis. Soy tu tío Jonathan. [...] Bienvenido a New Zebedee.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
YaniYani10 octubre 2018
Cuando ocultas algo, sientes que cualquier otro secreto está relacionado con el tuyo.
Comentar  Me gusta         30
Suenosentreletras7Suenosentreletras729 septiembre 2018
Suena así por detrás de todas las paredes: arriba, en el ático, abajo, en el sótano; en los armarios, las despensas y los salones. Y a veces parece ir más lento. Sigo teniendo la esperanza de que pare. Pero luego retoma el ritmo y continua.
Comentar  Me gusta         00
egarciavergaraegarciavergara04 enero 2019
Creía en la magia, aunque le habían enseñado a no hacerlo. Su padre se había pasado una tarde entera explicándole que los fantasmas se debían a los rayos X que rebotaban desde planetas lejanos. Pero Lewis era un muchacho testarudo.
Comentar  Me gusta         00
aracelitarifaaracelitarifa11 diciembre 2021
Y en lo que respecta a la casa del número 100 de High Street, era tan maravillosa o más que la ciudad, además de ser un tanto extravagante y bastante más que un poco terrorífica.
Comentar  Me gusta         00
Video de John Bellairs (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de John Bellairs
¡Qué comience la magia! Tráiler de 'La casa del reloj en la pared'! Jack Black y Cate Blanchett protagonizan esta adaptación de la novela juvenil de John Bellairs.
#EscuchaElTicTac
otros libros clasificados: a partir de 9 añosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Completa el título de libros infantiles y juveniles

Manolito ...

Gafitas
Gafotas
Manotas

10 preguntas
32 lectores participarón
Thèmes : Infantil y juvenilCrear un test sobre este libro