InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Raquel García Rojas (Traductor)Raquel García Rojas (Traductor)
ISBN : 8416854351
Editorial: Ediciones Siruela (28/09/2016)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
«Una trama ingeniosa y apasionante, repleta de agudos rompecabezas y geniales hallazgos, y resuelta con un variopinto elenco de entretenidos personajes». 

DOROTHY L. SAYERS



George Furnace, prestigioso instructor de vuelo en el Aero Club Baston, muere en el acto cuando su avión se estrella en la campiña inglesa. Aunque aquellos que lo conocían están desconcertados, pues era un excelente piloto y el aparato estaba en perf... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 18 diciembre 2017
Desde que Siruela comenzó a lanzar esta biblioteca de clásicos policíacos, en mí tienen a una compradora compulsiva de cada título que saquen en ella, porque los colecciono cual cromos de Panini.
El que hoy os traigo es Muerte de un aviador, de Christopher St. John Sprigg, autor muy admirado por Dorothy L. Sayers que es más conocido por sus textos políticos, y al que solo le dio tiempo a publicar siete novelas de misterio (o whodunit) englobadas en la Golden Age británica antes de morir en la guerra civil española. Si no me equivoco esta es la cuarta de esas siete novelas de detectives publicadas, la primera traducida al castellano, y la primera también que leo suya (algunos de sus libros son casi imposibles de encontrar incluso en inglés).
La trama de inicio está perfectamente planteada. El doctor Marriott, obispo protestante de Cootamundra (Australia), está en Inglaterra para asistir a unas clases de vuelo para aprender a pilotar (le han ofrecido una avioneta para desplazarse por su diócesis, pero no sabe pilotarla), y para ello acude al Aeroclub Baston, regentado por Sally Sackbut con aparente mano de hierro (y buen corazón). al poco de llegar allí muere en un accidente uno de los mejores profesores con los que cuenta el complejo (Furnace, antiguo piloto de combate durante la Gran Guerra), y aunque todos lo catalogan como eso, un accidente, nuestro obispo, con conocimientos médicos, detecta algo que le hace ponerlo en duda. Cuando se lo comunica al forense, comienza una investigación que ya solo por la ambientación se antoja bastante más compleja de lo habitual en el género para la época en que fue escrita (sobre esto, y aunque ya sabemos que muchas veces los profanos son más listos que los investigadores en este tipo de historias, en este caso tiene su explicación que el forense no lo hubiese detectado primero por sí mismo).
Los whodunit de la época muchas veces se restringían a asesinatos e investigaciones en casoplones de la campiña, en pequeños pueblos o villas, y con tramas que dentro del enredo y meticulosidad de la trama, seguían un modelo muy predeterminado. En el caso de Muerte de un aviador no solo innova en la ambientación de la trama y la complejidad del mundo del pilotaje de la época, sino que la investigación toca temas poco vistos por aquel entonces en este género (como el tráfico de drogas) y sale del país para trasladarse también a Francia, llegando en algunos momentos a estar implicados en el caso hasta 3 detectives o policías además del obispo (aunque el peso lo llevan sobre todo los dos detectives ingleses). Eso otorga a la trama varios giros que en unos casos son impredecibles y en otros un tanto rocambolescos, aunque mantiene bien la intriga hasta casi el final (con algún bache muy breve y sucinto en cuanto a la agilidad de la trama hacia la mitad de la historia). Y por si fuera poco, una vez resuelto el caso aún nos espera alguna sorpresa (bueno, realmente son dos, aunque una de ellas es de esas que te dejan con cara de ¿ein? ¿a qué viene esto?... la otra sí que está a la altura de la historia y le da un estupendo colofón).
La ambientación, ese aeroclub en el que confluyen tanto pilotos de combate reciclados en profesores de aviación, gente normal que quiere pilotar, miembros de la nobleza cuyo hobby es tener una avioneta privada, así como celebridades del aire conocidas en todo el mundo por sus proezas recorriendo grandes distancias, dan buena muestra de la época en que fue escrita la novela. A mediados de los años 30, los pilotos (tanto hombres como mujeres) copaban titulares por sus marcas de vuelo y existía una gran rivalidad en un mundillo en el que no por conseguir grandes proezas eras considerado mejor aviador. El autor parecía estar muy documentado y conocer bien de lo que hablabla, pues además de Muerte de un aviador escribió dos novelas más con esta temática o ambientación.
En cuanto a los personajes, son muchos, y eso conlleva que algunos estén muy definidos y otros pasen más desapercibidos. A pesar de lo que pueda parecer, el obispo empieza muy fuerte y con mucho protagonismo, pues no obstante es él quien posibilita que haya una investigación por asesinato y que tengamos libro policíaco entre manos, pero una vez llevado esto a cabo, se diluye entre los demás personajes pasando a un plano secundario hasta el mismo final, donde el autor parece que quiere otorgarle el lugar de honor que parecía que iba a tener al comienzo de la historia aunque luego no sea así. Sobre los demás, aparte de los habituales del club de aviación, que conforman un grupo de sospechosos de al menos seis o siete personas, tenemos a los dos investigadores principales: uno local, el inspector Creighton, que se hace cargo de la investigación en primer término, y el inspector Bray, del Scotland Yard londinense, a quien acude Creighton en busca de ayuda en un determinado momento del caso. Este último, Bray, protagoniza alguna de las escenas más inverosímiles de la novela, pero hay que ponerse en el contexto y época en que fue escrita, y tener en cuenta que el género estaba empezando y que realmente esta historia y su ambientación fueron totalmente novedosas para la época.
A título personal, he disfrutado mucho de la lectura y me ha entretenido un montón, giros rocambolescos incluidos, aunque admito que se me ha quedado un escalón por debajo de Un hombre muerto, de Ngaio Marsh, también perteneciente a esta colección y que reseñé hace unos meses. Este último tenia una chispa que lo hacía muy especial, además de contar con un detective muy carismático (Siruela lanza a finales de enero Un asesino en escena, el segundo volumen del inspector Alleyn... muero de impaciencia).
No puedo terminar la reseña sin dejar de comentar que las portadas de esta colección son todas maravillosas. Mi más profunda admiración y reverencia a quien esté encargad@ de seleccionarlas. Y muy prontito, reseñas de Misterio en blanco y Muerte en la rectoría, que forman parte de esta misma colección.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: investigacionVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
31 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *}