InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Ediciones Siruela

Editorial española con sede en Madrid, fundada en 1982 por Jacobo Siruela. En el año 2000 fue adquirida por Germán Sánchez Ruipérez, entonces dueño del Grupo Anaya. Entre sus autores publicados destacan Italo Calvino, Bruno Schulz, Alejandro Jodorowsky, Jostein Gaarder, Fred Vargas, Clarice Lispector o Juan Eduardo Cirlot. También publican literatura infantil y juvenil.

Libros populares ver más


Colecciones de Ediciones Siruela



Publicaciones recientes de Ediciones Siruela


Críticas recientes
Elmarcapaginasrojo
 26 febrero 2020
Las furias: 436 de Katie Lowe
Hoy os traigo uno de esos libros que te gusta y no a partes iguales.



El comienzo de Las Furias es al estilo thriller. El descubrimiento del cadáver una chica es el punto de partida de la vida de Violet, una joven que vera como su vida sufre un cambio radical de la noche a la mañana tras un trágico accidente de tráfico en el que fallecen su padre y su hermana. Tras esto comenzara en una nueva escuela de élite, el colegio femenino Elm Hollow.



Rápidamente Violet conectará con tres compañeras, un poco misteriosas, Robin, Alex y Grace, con las que asistirá a las clases avanzadas de la señorita Annabel.



La novela es narrada por la protagonista que nos cuenta los hechos que tuvieron lugar durante su primer año como alumna en la escuela Elm Hollow. Unos hechos que cambiaron su vida y la de sus compañeras.



Hasta aquí la novela puede parecer un poco típica novela de instituto, con estereotipos de adolescentes, y en cierto modo sí, pero Las Furias tiene algo que engancha, aunque he de reconocer que me esperaba otra cosa.



La historia esta divida en 5 partes con los nombres de cada una de las estaciones que componen un curso académico. Con un lenguaje claro y sencillo y un ritmo desigual, ya que ha habido partes que me han resultado quizás un poco repetitivas, aunque mantiene el suspense hasta el final. Con un giro que me ha dejado completamente descolocada, lo que ha hecho que valore mejor la historia.



La autora nos acerca a una historia sobre la amistad, los miedos de la adolescencia y la necesidad de pertenecer a un sitio.La vida de 4 adolescentes, en ciertos momentos crueles, egoístas y oscuras. A esto le acompaña un halo de misterio que rodea a toda la escuela y en especial a la señorita Annabel. Una mezcla de brujería, rituales y magia, que a mí me ha desencajado y sobrado un poco de la trama principal. Y es que creo que sin esto me hubiese gustado más.



Para mí lo que más destaca es la crueldad que se tiene a esas edades, eso si llevada al extremo en la novela. La capacidad de dejarse arrastrar por amistades toxicas, y con consecuencias en este caso horribles.



Me ha gustado la forma en la que la autora ha sabido reflejar el papel de los padres en esta etapa de la vida. Y es que cada una de las protagonistas tiene una relación diferente con su familia y esto de alguna manera se acaba reflejando en sus actos.



Y es que la autora lanza preguntas tan interesantes como ¿a qué estarías dispuesta a llegar para encajar en un sitio?



Con respecto a que no era lo que esperaba me refiero a que buscaba una novela quizás un poco más adulta, tipo Las Chicas de Emma Cline y Las Vírgenes Suicidas de Jeffrey Eugenides (ambas me encantaron). Creo que lo que me ha sobrado de la trama es todo lo relacionado con el ocultismo y la brujería que para mi gusto está un poco demás y forzado.



Aun así, creo que Las Furias es un buen debut. Una novela sobre los peligros de dejarnos llevar por quien no debemos en la adolescencia.



NOTA: 3,5/5
Enlace: https://elmarcapaginasrojo.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_Netherfield
 23 febrero 2020
El caso del banquero asesinado de Augusto de Angelis
Ya sabéis que soy muy fiel a la colección de clásicos policíacos de Siruela, con la que además llevo una racha bastante buena porque he disfrutado mucho de los últimos títulos que he leído... es de esas colecciones que (redundando) colecciono. Hoy le toca el turno a un clásico policíaco italiano que tiene el honor de ser considerado como aquel que inauguró el género de novela negra en Italia. Ahí es nada. Os cuento.



Al comisario Carlo de Vincenzi le toca hacer guardia nocturna en su comisaría de Milán. Cuando se dispone a leer un libro y a pasar la noche lo más tranquila que pueda, se presenta en su despacho Gianetto Aurigi, conocido de su época estudiantil con el que, a pesar de haber seguido caminos totalmente distintos en la vida, sigue manteniendo la amistad. A Carlo le huele mal esa súbita aparición a las tres de la mañana, sobre todo porque no parece tener un propósito fijo. Gianetto se sienta allí pálido, recordando viejos tiempos, preocupado por el dinero y las deudas, pero sin muchas ganas de hablar... y de repente De Vincenzi recibe una llamada: se ha hallado un cadáver. ¿Lugar? El apartamento de Gianetto Aurigi. ¿De quién es el cadáver? Del banquero al que Gianetto le debe una suma de dinero colosal. Carlo mantiene la compostura, no deja traslucir nada. ¿Por eso está ahí Gianetto? ¿Qué pretende? Sin informar a Aurigi del motivo de la llamada y sin informar a nadie de que el sospechoso está en su propio despacho, se dirige al lugar del crimen. ¿Es capaz su amigo de asesinar? Todas las pruebas apuntan a que sí, pero De Vincenzi no bajará los brazos hasta que esté seguro, tanto si es inocente como si no lo es.



La acción, que se desarrolla en apenas 24 horas (dejando a un lado el epílogo) asemeja una puesta en escena teatral. Salvo contadas escenas en la comisaría y algún otro apartamento vecino a la escena del crimen, no nos movemos del piso de Aurigi. Ahí es donde el autor maneja toda la investigación y a los personajes, que van desde el propio comisario y su ayudante Cruni a varios individuos que juegan su papel en el drama (el sospechoso principal, la prometida del sospechoso principal, el futuro suegro, un detective privado, los vecinos, el criado...). Lees toda la novela imaginándote un gran escenario con De Vincenzi en el centro como pilar inamovible de la historia y a los demás personajes pivotando a su alrededor mientras los va moviendo de una habitación a otra, haciéndoles entrar y salir de escena cuando le conviene para mantener siempre en el centro de la historia al sospechoso que es motivo de atención en ese momento. He disfrutado muchísimo del concepto que usa el autor, es muy visual, muy escénico y muy dinámico.



Y luego está el comisario Carlo de Vincenzi, debatiéndose constantemente entre la amistad y el deber, convencido de que algo huele muy mal en la escenografía del asesinato y cuyo único objetivo es descubrir lo que ocurrió en ese apartamento antes de que llegue el juez instructor. Tiene que demostrar la inocencia de Aurigi sea como sea porque, si llegados a ese punto no tiene pruebas de la culpabilidad de otro sospechoso, todo apuntará a Gianetto y ya no podrá hacer absolutamente nada por él. Así, en una carrera contrarreloj en la que se juega su puesto y su carrera, decide que las vías reglamentarias y legales se le quedan cortas y debe utilizar métodos no tan ortodoxos, sean cuales sean, porque su conciencia así se lo exige. Atravesará momentos de desconcierto, de angustia, de dudas... pero cada minuto cuenta y juega sus cartas como estima conveniente para llegar a sus objetivos. Durante estas 24 horas, la burocracia no es una opción. Me ha gustado mucho De Vincenzi. Muchísimo.



De todos modos os soy muy sincera. El lector en algunos aspectos va muy por delante de De Vincenzi (estoy pensando, por ejemplo, en un supuesto giro a mitad de la historia que se ve venir de lejos y no sorprende más que al comisario); además, el culpable yo creo que es bastante anticipable y que llega determinado momento en el que tampoco sorprende demasiado. Sé que hay lectores que se acercan a este tipo de misterios con la mentalidad del siglo XXI en que ya lo hemos visto todo en un libro y nada nos sorprende. No es mi caso, ya lo sabéis. Intento leerlo todo siempre desde la perspectiva de la época en que fueron escritos estos clásicos, y en esta historia (para mí) el personaje principal es tan sólido y la puesta en escena tan ágil, que es de esos misterios que disfrutas por el desarrollo más que por la resolución: el final te da un poco igual mientras te cuenten bien cómo llegar hasta él (no desmerezco el final, que conste, simplemente creo que esta novela destaca más por otras cosas).



El tono general de la obra es muy italiano sobre todo en los diálogos, un tanto sobreactuados en el drama, pero precisamente eso es lo que le da el toque diferenciador con respecto a los clásicos policíacos británicos, por poner un ejemplo, que resultan mucho más irónicos y agudos. Por lo demás, la narración es muy fluida sin mayores florituras, se lee del tirón (por cierto, que a mi entender se hace una alusión velada a Hércules Poirot en determinado momento de la novela... o a lo mejor estoy leyendo demasiado a la Christie últimamente xD).



El comisario De Vincenzi vio la luz en 1935 con este caso y llegó a protagonizar unos quince libros. La producción de Angelis era tan prolífica que, para que os hagáis una idea, en 1936 vieron la luz hasta seis novelas protagonizadas por este personaje. O las tenía guardadas en un cajón a la espera de ser publicadas cuando salió el primer libro o su ritmo de escritura (y creación) era vertiginoso. El caso es que fueron quince, y si no hubiese sido por los avatares de la existencia del autor y su prematura muerte (la vida de este señor da para otro libro, con pena de prisión por oponerse a Mussolini y su propio asesinato incluidos), quien sabe cuantos más hubieran sido.



En definitiva, y por si no ha quedado claro, El caso del banquero asesinado me ha gustado mucho y su personaje principal me ha parecido todo un descubrimiento. Ojalá se anime Siruela a seguir publicando más libros de esta serie.


Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
SeleneJuliet
 23 febrero 2020
Corazón de Tinta de Funke Cornelia
Pasada la sorpresa de leer en mi libro, que del libro de uno de los protagonistas, salen los personajes a deambular por la vida real, mientras que, como intercambio un ser querido es absorbido por las páginas, el libro se me hizo un poco, bastante, pesado y largo.

El hilo conductor de la trama, es siempre el mismo y se repiten las aventuras en pos de resolver las presencias y las ausencias, comprobando además que no era solo uno, el capaz del prodigio de poblar espacios con los personajes de los textos.

Creo que es una linda novela para niños, pero me parece demasiado larga para que los atrape en su lectura.
Comentar  Me gusta         00
{* *}