InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Alejandro Palomas (Traductor)
ISBN : 8408117254
Editorial: Planeta (25/06/2013)

Calificación promedio : 5/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Júlia Reig y Andreu Balart, unidos desde antes de nacer por la intensa amistad entre sus madres, llevan más de tres décadas celebrando juntos la noche de San Juan. A pesar de algunos desencuentros, sus vidas, avanzando siempre en paralelo, han conocido el amor y el desamor, la alegría y la decepción. Pero nunca han fallado a la cita de San Juan.
El verano que empieza es una emotiva y luminosa novela que aborda el delicado equilibrio entre la felicidad y el d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
SandraCP
 12 junio 2018
Me resulta difícil explicar todo lo que implica para mí este libro. Creo que, con la introducción que he hecho, ha quedado más que demostrado todo lo que me trasmite y me hace sentir con su narrativa. Hace poco me preguntaba una amiga el porqué. Realmente mi vida es muy diferentes a la de los protagonistas, jamás he vivido en un pueblo pequeño ni he podido disfrutar de tener el Mediterráneo a unos pasos de mi casa y, por suerte, he tenido menos desgracias. Entonces, ¿por qué empatizo tanto con ellos? ¿por qué Andreu y Júlia son como de mi familia y soy feliz con sus alegrías y lloro con sus desgracias? Creo que la "culpable" es su autora, Sílvia Soler, que, con una narrativa cercana y sencilla, ha conseguido crear una historia llena de magia en la que los protagonistas brillan con luz propia. He tenido la suerte de haber leído otra novela suya, Un año y medio, y os aseguro que, aunque es una historia coral, consigue que ese ambiente familiar y acogedor que muestran sus protagonistas, se trasmita igual que ocurre en este caso.
No quiero entrar mucho en detalles ya que, en una novela que cuenta la vida completa de dos personas desde antes de nacer, con poco que diga, destripo media novela. Pero hay que señalar la intensidad de sus dos protagonistas. Andreu es el único hijo de Joan Balart, un hombre callado y reservado con largos periodos de depresión, y Elvira, una gran pianista que llena de luz la vida familiar. Por este motivo, Andreu es una persona reservada, en ocasiones excesivamente tímido, pero que sabe ganarse el cariño de las personas que le rodean por su ternura y por saber leer el alma de la gente. Por el contrario, Júlia es la mayor de tres hermanos de la familia compuesta por Valentí y Roser, con una vida más movida y alegre que sus amigos. al ser la mayor, Júlia desarrolla ese papel de protectora de los suyos, sin dejar nunca de ser una mujer libre e independiente que luchará por todos lo medios ser feliz y llevarse siempre bien con los demás. Ellos dos son el centro en torno al que gira toda la novela pero estarán acompañados de sus familias, sus amigos y sus parejas y el resto del pueblo que vivirá pendiente del transcurso de la vida de los hijos de Elvira y Roser. Nombres como Selma, Ignasi, Ruth, Ernest, Valentina, Violeta, Aleix, Emma, Ía o Flavia les acompañarán a lo largo de sus vidas y pronto empezarán a formar parte también de nuestra familia.
Si por algo destaca este libro, además de por sus personajes, es por las descripciones de las localizaciones. Desde la primera página que comienza con la frase "No hay ningún mar tan azul como este" empezamos a imaginar cómo son los lugares donde pasan el tiempo los Balart y los Reig. Empezando por ese mar Mediterráneo que tan azul se vuelve en determinados momentos, descubrimos múltiples rincones de Sorrals, el pueblo imaginario en el que está situada. Por descripciones y, según palabras de su autora, podría ser cualquier pueblo ubicado entre las comarcas catalanas del Maresme y La Selva. En él encontraremos sus playas, el casino donde van los jóvenes a pasarla noche de Fin de Año, la plaza del pueblo, la biblioteca, etc. Pero si hay un lugar con el que se quería el 90% de los lectores es, sin duda, la casa Balart, es decir, la casa de la playa de la familia de Andreu. Las descripciones son tan maravillosas que en tu mente aparecen la butaca de Joan Balart, el tocadiscos, la lámpara de araña del salón y, por encima de todas las cosas, el jardín. Todo el mundo querría tener un jardín así, lleno de flores, árboles, césped para que jueguen los niños y una gran mesa de madera donde celebrar todos los años San Juan. Si cerrara los ojos, creo que podría ver la mesa preparada para esa noche: con el mantel blanco de hilo arrastrando por las esquinas; los platos, cada una con una forma diferente ya que no hay tantas iguales y con las servilletas metidas dentro; y en el centro, una gran fuente con flores, entre ellas, hortensias azules y una flor de magnolia que impregna con su olor toda la mesa.
Por último, habría que hablar de la historia que narra el libro, ¿no? Esta vez no va a ser así. No es una historia especial ni novedosa, es la historia de dos familias normales y corrientes, como cualquiera de nosotros, que pasan por momentos muy buenos de felicidad pero que también sufren grandes tragedias pero no por ello dejan de luchar por ser felices e intentar hacer felices a los que les rodean. Sin embargo, es una grandísima novela. de las que emocionan desde las primeras páginas. No es necesario nada más para hacer disfrutar al lector.
¡Disfruten de ella!
Enlace: http://miviajeliterario.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (24) Ver más Añadir cita
SandraCPSandraCP12 junio 2018
Intenta sentarte frente al mar, un día de verano, de cielo azul y poco viento, cuando la línea del horizonte se dibuja tan clara como si un niño pequeño lo hubiera trazado con una escuadra, y piensa que la calma puede astillarse en cuestión de minutos: unas nubes en la lejanía y un relámpago que ilumina un trozo de cielo y, al cabo de un rato, el trueno. Y otro rayo y otro trueno, cada vez el tiempo que pasa entre uno y otro es más breve. La tormenta se acerca. Se levanta un aire frío y húmedo, inquietante, que parece cargado de malos presagios y el mar se remueve hasta que las olas son bien visibles donde antes había un espejo. Empiezan a caer gotas gruesas y, ahora ya sí, llueve en bote de punta. De la calma a la tempestad sin avisar. Esto ocurre. Y a sus vidas llegó una tempestad que ninguno de ellos hubiera podido imaginar, la más devastadora.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
SandraCPSandraCP12 junio 2018
Saben, aunque no lo recuerdan, que la calma puede hacerse añicos en cuestión de minutos y que allí donde había silencio y quietud puede nacer el revuelo. Que las olas pueden levantarse, amenazadoras, y desplomarse con una fuerza inclemente, que el horizonte -ahora inalterable- puede desdibujarse, cubierto por el temporal hasta desaparecer. Un día u otro llegará la tempestad, y rayos y truenos y nubarrones llenos de oscuridad. Lo saben, pero no quieren saberlo, porque hoy son jóvenes.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
SandraCPSandraCP12 junio 2018
No es que haya cambiado algo. La vida, sencillamente, se había vuelto del revés. Como un calcetín al que se le ven las costuras o como una botella que alguien ha puesto boca abajo para vaciarla hasta la última gota. Todo ha cambiado. Yo he cambiado. [...] Qué pena damos todos con este intento desesperado de detener el paso de los años, de aferrarnos con las dos manos a los recuerdos para que no alcen el vuelo o se hunda o estallen como una burbuja de jabón.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
SandraCPSandraCP12 junio 2018
Quizá se trata simplemente de dejar que pase el tiempo, creer ingenuamente en ese legendario reparador de heridas, hasta que llega el momento de admitir que la lesión está curada y ya no sangra aunque siga presente. Es entonces cuando nace la necesidad de no dejar que la memoria se desvanezca del todo. No queremos perder los recuerdos, aunque duelan. Pequeñas punzadas que no permiten que el corazón se duerma del todo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
SandraCPSandraCP12 junio 2018
Yo le dije:«Esta noche te he soñado», y él hizo un gesto con la boca, como de «y a mí qué», y ya está. Pero al cabo de unos días me preguntó si lo había vuelto a soñar. Y me pidió que lo intentara, porque él intentaría soñar conmigo y quizás nos encontraríamos dentro de un sueño. [...] ¡Esto es imposible! ¡Los sueños no se pueden forzar!
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: TradiciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro


Lectores (2) Ver más




Test Ver más

¿Has leído El Principito?

¿Cuál es la profesión del narrador que encuentra el Principito en el desierto?

Periodista
Aviador
Pastor
Taxidermista

7 preguntas
123 lectores participarón
Thème : El principito de Antoine de Saint-ExupéryCrear un test sobre este libro
{* *}