InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

María del Mar Hernández (Traductor)Enrique Flores (Ilustrator)
ISBN : 846980880X
Editorial: ANAYA INFANTIL Y JUVENIL (08/09/2016)

Calificación promedio : 3.41/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
A su vuelta de Tierra Santa, Ivanhoe, hijo de un caudillo sajón, participa en el torneo que proclamará " reina de la belleza " a su amada lady Rowena. El joven resulta herido, pero vence a los caballeros normandos que apoyan a Juan Sin Tierra (quien pretende coronarse rey en ausencia de su hermano, Ricardo Corazón de León). Con la ayuda del judío Isaac y de su hermosa hija Rebecca, Ivanhoe iniciará la lucha contra los usurpadores. Ambientada en la convulsa Inglate... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
UnaiGoiko74
 16 agosto 2020
Ivanhoe es una novela seudo histórica (ya que muchos personajes y hechos descritos son ficticios) que narra una historia de amor, honor y gloria ambientada en la Inglaterra del S. XII. El estilo descriptivo es claramente romántico, muy en la línea de la novela de caballerías. Uno de los temas centrales de la novela es el del orgullo identitario, en concreto, el orgullo sajón, que encarna el nacionalismo inglés (aunque los sajones también invadieron con anterioridad a los nativos de la isla), el del pueblo oprimido, que resiste estoicamente frente al opresor normando. Cabe destacar en este punto, la utilización partidista que Sir Walter Scott hace de la historiografía británica, en un momento de exaltación nacional y de impulso imperial y colonial de la corona británica; sin olvidar tampoco que las fuerzas reaccionarias integradas, entre otras potencias, por el imperio británico, acababan de vencer a Napoleón unos años antes en la batalla de Waterloo. Por lo tanto, no sería descabellado plantear que Scott establece un paralelismo entre sajones-normandos y reaccionarios ingleses-revolucionarios franceses.
“- Pues esto es mejor que mejor; se han llevado al loco sajón para servir al señor normando. ¡Locos estamos todos los que servimos y más despreciables para su diversión que si tuviésemos sólo la mitad de nuestro sentido! Pero yo me vengaré -añadió poniéndose en pie con la impaciencia de la supuesta injuria y empuñado el venablo- (…) me creen viejo, pero verán, solo y sin hijos como estoy, la sangre de Hereward en las venas de Cedric” (Cedric el sajón, padre de Ivanhoe)
La historia arranca en una Inglaterra convulsa, en la que Juan sin tierra reina en ausencia de su hermano Ricardo Corazón de León, embarcado, este último, en una cruzada contra los “infieles”. Saladino firma una tregua de cincuenta años con los cruzados y estos van regresando a sus países de origen, entre ellos Ivanhoe y un Ricardo que viajará de incognito, tomando distintas identidades (el holgazán negro, el caballero negro, etc). Juan, aliado con varios nobles normandos, pretende usurpar el trono de su hermano y, en “Ivanhoe” se narra como Ricardo logrará, junto a unos aliados inesperados, abortar este plan y salir en defensa del pueblo sajón.
El protagonista de la novela es Wilfredo de Ivanhoe, caballero de origen sajón, hijo de Cedric, que durante las cruzadas sirvió fielmente a Ricardo corazón de León. Luchará por lograr la mano de su amada, la noble sajona Lady Rowena, y para ello deberá de superar innumerables pruebas y peligros. Su némesis es Brian de Bois-Guilbert, caballero templario cruel y sin escrúpulos que se encaprichará de Lady Rowena al contemplar su gran belleza. Otros personajes populares que se asoman, con distinto protagonismo, por el texto son Robin Hood (Locksley) o el fraile Tuck.
Por otro lado, si he comentado antes que el ensalzamiento nacionalista tiene una importancia vital en el escrito, otro tema que Scott no elude, dejando relucir indirectamente su posicionamiento al respecto, es el del antisemitismo.
“-¡Un perro judío -exclamó el templario- aproximarse a un defensor del Sagrado Sepulcro!
-¡Por vida mía! -dijo Wamba (el bufón)-. Parece que los templarios gustan más de la herencia de los judíos que de su compañía.”
Los judíos eran los “banqueros” de Europa, en los tiempos que no existían los bancos; prestaban dinero a los nobles, reyes, etc., a cambio de una comisión (práctica habitual de las entidades financieras actuales), por ello, se ganaron la fama de usureros. Fue esta dependencia económica, este control, esta condición de acreedor, y no su religión (que no resultaba turbadora a la hora de solicitar el préstamo), la razón por la que los poderosos odiaban a los judíos, alimentando ese odio entre sus subordinados.
“(…) bandas de forajidos salteaban los caminos y tenían sitiados en sus dominios a los nobles, que, en guerra unos con otros por su filiación, eran débiles, la mayor parte de los cuales tenían sus propiedades hipotecadas a los judíos. Para liquidar la cuenta con éstos, haciendo frente a la usura, cuando podían asesinaban al acreedor, quedando impunes.”
O como diría el personaje del prestamista, Isaac de York:
“(…) yo no obligo a tomar dinero, pero cuando clérigos y laicos, príncipes y priores, caballeros e hidalgos llaman a la puerta de Isaac, no piden prestado sus siclos en términos tan inciviles. Entonces soy el amigo Isaac, y me ruegan y me aseguran que sería una vergüenza para ellos no pagar el vencimiento, y que tengo en ellos amigos incondicionales. Pero cuando llega el día de pagar y pido lo mío, entonces soy un judío maldito, y todo lo malo e incivil que se guarda para los extraños.”
Por último, para ilustrar la visión que sobre la gloria (entendida desde un punto de vista caballeresco) tienen los distintos personajes, Scott enfrenta a Ivanhoe y a la bella judía Rebecca, hija de Isaac, en este extracto, que recuerda mucho a la mítica escena de “el caos es una escalera” de Juego de Tronos T3x6:
“ (…) ¿Qué os quedará os quedará como premio de la sangre vertida, del trabajo y dolor sufridos, de las lágrimas causadas por vuestras hazañas, cuando la muerte rompa vuestra fuerte lanza o sobrepase a vuestro caballo de batalla?
- ¿Qué queda? -repuso Wilfredo-. La gloria, mujer, la gloria, que dora nuestro sepulcro y eterniza nuestro nombre.
- ¡La gloria! La gloria es una armadura cubierta de orín que cuelga sobre la tumba olvidada del guerrero. Es el borroso epitafio que un monje ignorante enseña al viajero. ¿Eso es recompensa al sacrificio de todo afecto? ¿De una vida que transcurre miserablemente y que convierte a otros en miserables?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lauli
 19 abril 2020
La acción de la novela transcurre en 1193, cuando el rey Ricardo Corazón de León intenta regresar a Inglaterra tras ser tomado prisionero por Leopoldo V al regresar a Europa tras su participación en la tercera Cruzada. En su lugar gobierna su hermano, Juan Plantagenet (o Juan Sin Tierra, como se lo conoce popularmente) joven, ambicioso, cruel, y rodeado de un séquito de nobles arribistas e inescrupulosos, que quieren arrebatarle el trono a Ricardo. A su vez, los nobles anglosajones, reducidos al grado de “franklins” desde la invasión normanda de 1066 y la derrota del rey Harold II en la batalla de Hastings, sueñan con reinstaurar una monarquía anglosajona que reivindique el derecho de sus ancestros de gobernar Inglaterra. En este trasfondo, Scott coloca varias líneas argumentales interconectadas: la del complot de los nobles contra Ricardo; la del caballero Ivanhoe, desheredado por su padre Cedric por unirse a la corte normanda, que busca reivindicarse y ganar el corazón de Rowena, su amor de toda la vida; la del judío Isaac y su hija Rebecca, que sufren vicisitudes terribles debido al anti-semitismo imperante e institucionalizado, y que es en mi opinión es la más interesante de toda la novela; y la de Robin Hood y sus “merry men of Sherwood”, que aparecen memorablemente en varios episodios de la novela.
El relato tiene todos los condimentos para ser sumamente entretenido: justas, concursos de arquería, bandidos, banquetes, conflagraciones, batallas, juicios por brujería, enterrados vivos e historias de amor. Es una combinación que no puede fallar y no falla. Se le ha criticado mucho la inexactitud histórica de muchas de las afirmaciones de Scott, así como la presencia de muchísimos anacronismos. En mi opinión, el pasado de la novela es una construcción literaria, y debemos tomarla como tal. He leído que se le critica haber empleado el inglés de Shakespeare, que vivió en siglo XVI, para sus personajes del siglo XII. Es cierto, pero el inglés de Shakespeare es la forma más antigua del inglés moderno. Emplearlo le permite a Scott marcar distancia temporal, pero también que el lector pueda entender lo escrito, ya que para leer el anglosajón o el “middle English” de Chaucer hay que aprender otra lengua o recurrir a la traducción.
Esta novela ha sido relegada en la tradición crítica, que sólo ha considerado la saga escocesa de Scott (que tengo muchas ganas de leer). Sin embargo, creo que habría mucha tela que cortar en cuanto al rol de las mujeres en la novela (en particular, la historia de Urfried me parece digna de un análisis profundo), la cultura del macho de la violencia, el alcoholismo y el saqueo, que en la novela parece pintoresca pero tiene un trasfondo terrible de brutalidad; y sobre todo el retrato ambiguo del pueblo judío, con un personaje, Isaac, que presenta todos los estereotipos anti-semitas, y otro, Rebecca, que parece reivindicar a una raza maldita en Inglaterra con su sabiduría, su inteligencia, su compasión y su dignidad. Una gran experiencia de lectura!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Lalectora
 03 mayo 2020
En una de las escenas de la película Matilda, la protagonista está leyendo Ivanhoe y se aferra a él después de que una discusión con su padre le haga sentirse aún más sola de lo que ya se sentía. Tengo esa escena grabada en la mente desde que ví la película por primera vez, así que ¿cómo iba a resistirme a la leerlo?
La historia se desarrolla en una época convulsa, estamos en medio de Las Cruzadas y hay fuertes luchas entre sajones y normandos.
Nuestro supuesto protagonista, Ivanhoe, regresa de Las Cruzadas para recuperar su buen nombre, a su amada Rowena y luchar contra las intrigas del Príncipe Juan para usurpar el trono a su hermano Ricardo Corazón de León que se encuentra en Tierra Santa, pero al pobre casi ni le olemos. Se pasa más de media novela desaparecido. Sin embargo, la historia está plagada de grandes personajes que me han hecho disfrutar de lo lindo. al pobre Ivanhoe se lo comen con papas los demás, como el misterioso Caballero Negro, el peculiar fraile Tuck, Robin Hood y su banda, el templario bravucón Brian de Bois-Guilbert o la exótica Rebecca. No sorprenderá a nadie si afirmo que Rebecca es mi personaje favorito, creo que estamos de acuerdo en eso.
Aunque a veces es quizás demasiado descriptivo no se me ha hecho pesado en ningún momento y además, ¡cuánto he aprendido sobre la moda de la época! 😆. En cuanto al rigor histórico, quizás Walter Scott tendió a romantizar todo un poco, pero a una buena novela de aventuras yo solo le pido que me entretenga y me haga pasar un buen rato y eso lo ha conseguido con creces.
Llena de aventuras, acción, intriga... Ingredientes más que suficientes para una buena historia. Perfecta para evadirse y sumergirse de lleno en torneos de justas, asaltos a castillos y alegres forajidos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
pvg85
 25 abril 2020
🔸️Estamos en la Inglaterra del siglo XII, con el Rey Ricardo Corazón de León perdido en las Cruzadas y un pueblo dividido entre sajones y normandos. Sus opositores no pierden ocasión y todos buscan la vía para usurpar el trono: por un lado tenemos a su hermano Juan a quien sus consejeros le dicen que ha llegado el momento y, por otro, a Cedric el sajón quien sueña con unir a su protegida Rowena con Athelstane formando así una unión de realeza sajona. Además está Ivanhoe, hijo de Cedric y repudiado por este al mostrarse fiel servidor de Ricardo; Wamba y Gurth, siervos de Cedric; Isaac de York y Rebecca, padre e hija judíos; Brian de Bois-Gilbert, reconocido caballero templario; Locksley y su banda de forajidos…y varios personajes más que conforman una trama llena de aventuras, historia, traiciones, justas, amor, desamor, risas…muy completa como se puede entrever.
🔸️No tenía previsto leerlo pero, gracias a la lectura conjunta del #clubclásicosjuveniles, me animé y estoy muy contenta por ello. Ha sido un placer compartir cada martes en el post nuestras impresiones y disfrutar del libro tan bien acompañada.
🔸️‘Ivanhoe' ha sido toda una sorpresa para mí, además de perfecta para estos días de incertidumbre. Puede que al principio me abrumara un poco con tantos personajes, pero nada que un ‘dramatis personae' casero no pudiera solucionar. Me han gustado mucho las descripciones detallistas del autor y la gran variedad de personajes, pues los hay de toda clase social y religión. Mis preferidos, como para la mayoría, han sido Rebecca (verdadera protagonista de la trama), Wamba y Gurth. También destacaría el templario Brian por su complejidad y, cómo no, las estupendas apariciones de Robin Hood y su banda. Y algo totalmente inesperado ha sido lo poco que interviene el personaje que da nombre a la novela, Ivanhoe, del cual se podría decir que es el nexo entre todos los personajes y poco más.
🔸️Si buscáis desconectar y distraeros estos días con una buena ambientación medieval, grandes personajes y aventuras sin igual, no la dejéis pasar.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
libelulaVAN
 04 noviembre 2020
Invanhoe fue escrito en 1820 y contiene muchos ingredientes como amores felices y pasiones frustradas, batallas, pequeñas miserias, diálogos muy inteligentes, canciones, tiranos derrotados y reyes triunfantes. Si bien unos de los protagonistas da nombre a la novela, son muchos más los personajes importantes y relevantes (por supuesto Rebecca es mí preferida).
Empecé la lectura con un poco de recelo, pensé que me iba a resultar pesada pero pasando el primer capítulo (en el cual no sabía dónde estaba parada 😂) me enganche de tal manera que incluso leí más capítulos de los que se debían leer diariamente en la lectura conjunta del @clubclasicosjuveniles
Fue una gran lectura de este bimestre y lo que me queda claro es que quiero leer más de este autor.
Comentar  Me gusta         00
Video de Walter Scott (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Walter Scott
Cuento del escritor escocés Walter Scott.
otros libros clasificados: CaballerosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
64 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}