InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8494581368
Editorial: No reconocida (13/09/2016)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Aún no tenemos la descripción del editor en nuestra base de datos (contraportada)
Añadir la descripción del editor

También puedes contribuir a la descripción colectiva redactada por los miembros de Babelio.
Contribuir a la descripción colectiva
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 22 octubre 2018
Comienzo aclarando que comencé esta novela con muchas ganas de romance histórico porque otra de mis lecturas anteriores me había dejado con un síndrome de abstinencia bastante severo de este género así que mi siguiente elección tenía que ser una historia muy potente, intensa y que me llenara ese vacío que me dejó esa otra novela. Para empezar decidí ir un poco sobre terrero conocido y elegí a Romina Naranjo como autora (que tiene varias historias románticas de época) pese a que mi anterior incursión en su trabajo fue algo completamente distinto: Un Matrimonio de Anuncio (que podéis ver reseñada aquí). Por azar vi varias promos de sus novelas en Twitter y me decidí por esta, pese a que la portada no es que diga mucho mientras que el título casi lo dice todo. Porque sí, esta es una historia protagonizada por un hombre que busca venganza y yo tenía mucha curiosidad por qué, cómo y contra quién. Así que no me lo pensé más y acerté.
La trama se centra en la infancia, juventud y vida adulta de Sebastian Ross, el protagonista absoluto de esta historia. Es poco lo que pueda decir de él porque este personaje tiene tantas luces y sombras, tantos pliegues, que es necesario conocerlo para poder llegar comprenderlo. Es verdad que de entrada se puede pensar que sigue el modelo de hombre atormentado por su pasado de tantísimas otras novelas de corte romántico. Leyendo sólo la sinopsis se puede pensar eso y es verdad, pero hasta cierto punto. Lo que lo hace especialmente atractivo es que, a diferencia de otros personajes que siguen el mismo patrón, con Sebastian vamos viviendo ese pasado cronológicamente desde que empieza la novela, porque como ya he dicho, comienza con un Sebastian de niño. Así podemos conocerlo desde el principio, sufriendo y padeciendo muchísimas vejaciones en su tierna infancia y más adelante en su adolescencia: muertes y desgracias, rechazos, palizas, humillaciones… En definitiva, un continuo maltrato infantil por parte de su entorno, por el mero hecho de haber nacido bastardo en una familia de la aristocracia inglesa de mediados del siglo XIX.
Esta difícil situación, junto con la mala fortuna que parece perseguirle y los desprecios continuos de una parte de la familia Colum, van forjando poco a poco un carácter que tan bien queda cimentado por la destreza de la autora, de forma que paulatinamente el joven Sebastian deja pronto de ser un chico alegre, ingenuo y encantador, por su propia supervivencia en un mundo que le dice que ni siquiera debería haber nacido. Por eso mismo, se hace bastante fácil que podamos empatizar muy bien con el Sebastian adulto, porque personalmente no me suele gustar el tópico de hombre con carácter agrio que se comporta mal con todos porque sí, y ya si eso nos contarán qué traumas infantiles tiene para que sea inaguantable en el presente. Este no es el caso para nada porque además las verdaderas emociones de Sebastian las conocemos directamente desde su punto de vista, sus inseguridades, sus intenciones, sin que tengamos que ver sólo la perspectiva de la chica de turno que no entiende por qué él la trata como la trata, como suele pasar en otras historias que pueden ser similares. En otras palabras, para mí ha pasado a ser un personaje muy especial por toda su historia personal, su profunda psicología y la personalidad tan compleja que ha creado la autora.
En cuanto a Elizabeth, la chica de la historia, no tengo ninguna queja en concreto, pero simplemente creo que Sebastian es el protagonista que absorbe toda nuestra atención y eclipsa por completo a la pobre. Sin embargo, a su favor tengo que decir que aunque la chica empieza muy tibia, luego ella sola se va calentando cuando Sebastian regresa a su vida de la manera más insospechada y reaviva las cenizas de su relación. Como buena señorita casadera de familia respetable, Elizabeth Berkly se muestra recatada, encantadora y con una actitud muy pasiva respecto a su compromiso, que no para de posponerse. Está destinada a convertirse en la próxima marquesa, gracias también a los esfuerzos de la actual, Philippa Colum, que la adiestra a su manera para que el linaje de los Colum se perpetúe cuando se case con su hijo Adam. Pero Elizabeth espera sin prisa hasta que su deber de contraer matrimonio con el marqués de Worrington (sea quien sea el hombre que ostente este título) se haga realidad. Es la típica dama de la aristocracia inglesa que debido a su juventud y a los prejuicios de la época, resulta ser fácilmente manipulable por las malas influencias y eso combinado con las argucias de algunos personajes verdaderamente despreciables, le juegan una mala pasada con respecto a Sebastian y su condición de bastardo.
Sin embargo, para mi asombro Elizabeth resulta ser un personaje que termina sorprendiendo porque es más apasionada y con una personalidad más fuerte de lo que en un principio aparenta, cosa que ha hecho que haya disfrutado mucho más de la historia de amor que si sólo me convenciera el protagonista masculino. Así que en ese sentido, más puntos a favor. Por ello, como digo, el romance ha sido intenso porque ambos personajes se compatibilizan muy bien y el hecho de que la autora narre en tercera persona pero a través de los pensamientos y sentimientos de los dos, hace que podamos ver la misma escena desde todos los puntos de vista implicados y vivirla por partida doble. Además, como se ve en la sinopsis, la relación se fragua desde la juventud y va creciendo poco a poco hasta que, por azares del destino e injusticias de personajes muy odiosos, la vida los separa y los vuelve a unir cuando se han convertido en personas muy diferentes de los jóvenes que eran años atrás. Así que además tenemos la suerte de ver cómo se conocen, como empiezan a surgir los sentimientos y cómo evolucionan sus personalidades cuando esos sentimientos se intensifican pero hay demasiado rencor, justificado o no, entre ambos. Esa evolución me ha mantenido en vilo desde que empieza la relación, que por otra parte, avanza a paso lento y sólo podemos ir intuyendo las emociones de Sebastian y Elizabeth, porque la autora tiene la sutileza de dejar que seamos los lectores los que suframos viendo cómo están hechos el uno para la otra pero sin que los personajes lo sepan.

El conjunto de personajes que rodean a estos dos tampoco tiene ningún desperdicio y hay varios que destacan por sus marcadas personalidades o sus historias personales. En esta historia la “villana” es una mujer odiosa que no está dispuesta a dejar el marquesado en manos de un bastardo que representa la infidelidad de su marido. En este sentido, lady Philippa está pensada para que la odiemos y la autora lo consigue a la perfección, porque menuda mala pécora ha creado. En el otro lado de la balanza tenemos a Barton, el leal mayordomo personal de Sebastian, que ha conseguido inspirarme un cariño que sólo consiguen personajes que sufren (como diría Victoria Álvarez) el “síndrome Alonso de Entrerríos”, con un carácter súper estirado, con modales refinados y chapado a la antigua, y que sin embargo, nos inspira un profunda ternura. Además, cada escena que tenía con Sebastian me recordaba tantísimo al mayordomo Alfred cantándole sutilmente las cuarenta a Bruce Wayne/Batman en sus momentos más oscuros, que estaba destinado a encantarme, porque es el único que conoce todos los matices grises de su señor.
Respecto a la prosa de la autora, como decía antes, no era mi primera vez con ella y aún así ha logrado sorprenderme. También es cierto que mi primera experiencia no tenía nada que ver en temática ni estilo (era una novela chick-lit, comedia romántica actual) pero Romina Naranjo ha terminado de enamorarme con este estilo más sobrio y más elegante del género histórico. La época que refleja con sus descripciones y con los modales plasmados en las escenas consiguen una ambientación muy lograda para transportarnos a la regencia y el estilo victoriano. Con un ritmo pausado, la autora deja que saboreemos cada capítulo, sin prisas, contándonos una historia muy emocionante que abarca varios años de la vida del protagonista.
En pocas palabras, he descubierto un romance intenso, una historia de amor preciosa con muchísimos sentimientos en cada página que despiertan la empatía del lector hacia las emociones de los personajes. Marcado por la venganza me ha tenido enganchada desde el principio por el magnetismo que desprende su protagonista, pero además la he disfrutado doblemente porque ha supuesto para mí la confirmación de que Romina Naranjo es una escritora cuyo estilo me gusta mucho y que incluso cambiando de género, me convence. Voy a estar muy pendiente de su próxima publicación que también será romántica histórica, pero aún así, de momento tengo donde elegir porque se la ve cómoda con esta temática y ya son varias a sus espaldas. Si sois fans de los romances históricos, seguro que podréis disfrutarla tanto como yo porque a partir de ahora, esta novela es recomendación segura por mi parte.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro


Lectores (1) Ver más




Test Ver más

¿Cuánto sabes de Harry Potter?

¿Qué objeto le lanzaron los gemelos Weasley a Voldemort a la cara?

Una mandrágora
Bolas de nieve
La varita de Ron
La recordadora de Neville

10 preguntas
3 lectores participarón
Thème : J.K. RowlingCrear un test sobre este libro
{* *}