InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Todos nosotros (16)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Hada
 03 diciembre 2020
Que pasada de libro.....¡¡¡¡...De lo mejor que he leído....espectacular....
Un libro excelentemente bien narrado, de una agilidad asombrosa.
Javier sabe perfectamente donde cortar cada capitulo para mantenerte enganchado y con la intriga por todo el cuerpo.
La novela transcurre en dos época, el Madrid de los 80, el de la Movida Madrileña y el Madrid del año 2002.
Me ha encantado la parte de los 80, yo viví esa época y aun añoro ese Madrid que nos describe el autor, ese brillo, esas noches sin fin.... esa música.... en plena transición..... y como nos la demuestra en los dos personajes principales, el inspector Diego Álamo, joven, con métodos mas adecuados a la época, demócrata. bien formado..... y Roberto Guzmán, su polo opuesto, un policía duro, con métodos heredados del franquismo... y en esta dualidad nos muestra como las cosas cambiaron con la transición...
La segunda parte se situa en el año 2002. Diego Álamo ya es subcomisario, nuevos policías jóvenes aparecen en escena, con metodología mas actual....

La construcción de los personajes es maravillosa, y sobre todo me ha encantado sus sentimientos, sus emociones.... no solo su labor policial sino también lo que sienten, lo que piensan...lo que padecen....
La documentación de diez. Y el final.....apoteósico ¡¡¡

Recomiendo esta novela en donde Madrid se convierte en un personaje mas.


+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Sirmactres
 09 noviembre 2020
Impactante y violenta. Así se podría resumir sin fallar la última novela de Javier Menéndez. En ella nos vamos a encontrar una historia dura y cruel que se adentra en los bajos fondos de la mente humana y que nos hará reflexionar sobre el poder de la educación en los años de la infancia y como ésta influye de manera que sea capaz de normalizar la violencia si se ha crecido con ella como base en la educación.

La novela se vertebra en dos partes separadas en el tiempo en 20 años en los cuales notaremos los cambios que tanto el personaje principal, Diego Álamo, como la sociedad en la que transcurren los hechos se suceden y se dejan notar tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Así, en la primera parte, en la década de los ochenta, con la transición casi en pañales y los coletazos de la dictadura aún presentes en los estamentos oficiales como el cuerpo de policía, donde, aunque ya hay sangre nueva, todavía se ejecutan algunas acciones a la “antigua usanza”. La segunda parte transcurre 20 años después, ya en una democracia asentada y se nota en que los métodos policiales, y los propios policías, han cambiado.

La parte más dura de la novela vendrá dada en la primera parte en los capítulos de una de las chicas que permanece secuestrada, conoceremos su calvario y las atrocidades que su secuestrador le infringe a ella y a otras de las chicas secuestradas. En la segunda parte, el punto de vista lo pondrá el verdugo, un cazador de chicas, listo y calculador, con un nivel de maldad que pone los pelos de punta.

Del otro lado, la investigación, que va creciendo conforme avanzan y se modernizan los métodos policiales. En la primera parte será una tarea más de campo y de pisar las calles mientras que 20 años después se nota el avance tanto en medios como en métodos. En ambas partes se convierte en un buen ejercicio narrativo que aporta siempre coherencia y seriedad con los datos y con los hechos que se tienen, resultando un buen trabajo que no decae, haciendo la lectura amena y casi adictiva.

La historia, dura y violenta como he comentado, mantiene el ritmo y la tensión durante toda la trama, y en la última parte sube de nivel haciendo que el final se convierta en todo un acierto, complejo y bien resuelto.

Hay quizás demasiadas referencias a canciones o espectáculos de la época, y que si bien sirven para situar el contexto de la acción en la década en la que se desarrollan, llegan a cansar por su cantidad. Y es una cosa es, por ejemplo, que al inspector le guste cierto tipo de música y la escuche cuando tiene ocasión, o en un contexto o situación determinado, y otra que a cada momento sepamos si en la radio suena Perales o Mecano, o que se está viendo en el cine o en el teatro, ya que contado de esa manera no aporta nada ni a la personalidad de los personajes ni al desarrollo de la trama. Entiendo que puede ser interesante para aquellos que aun no habían nacido en esa década, que por cierto parece que está de moda en las novelas últimamente.

Otra cosa que me ha descolocado un poco es que tratándose de una novela donde no hay censura a la violencia y algunas escenas son duras y crueles, el autor habla de violar como de “entrar en ella”, eyacular es “vaciarse” , llegar juntos al orgasmo, o correrse a la vez, es “”arribar juntos”. Solo son unos ejemplos que me han parecido chocantes por inusuales.

Con todo esto hay que decir que Todos nosotros es una buena novela negra, de las que mantiene el interés en todas la páginas, bien documentada, con una trama que podríamos llamar clásica y que resulta muy efectiva. Que presenta unos personajes carismáticos y bien trabajados, con sus luces y sombras y adaptados a la época en la que se desenvuelven. Con un buen equilibrio entre violencia y misterio y que sirve muy bien como vehículo de denuncia social en la que el bien y el mal están bien representados haciendo ver que somos seres muy complejos y que siempre hay luz al final del túnel, aunque para algunos sea demasiado tarde.

Podríamos tener a Diego Álamo en próximas entregas, y seguro que sería de nuevo un acierto.

Enlace: https://www.sirmactres.com/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AndreaGG
 26 octubre 2020
El hallazgo del cadáver de una joven totalmente desnuda que parece haber sido atropellada pone a la policía tras la pista de un asesino en serie que va tras jóvenes en bares de copas. Los encargados de llevar a cabo está investigación serán Diego, un joven inspector de policía recién llegado al cuerpo y su compañero, un hombre ya curtido en las artes policiales. ¿Podrá esta peculiar pareja atrapar a este sádico asesino en serie o será el psicópata más inteligente que ellos?

No suelo leer muchos thrillers pero cuando la editorial se puso en contacto conmigo para ofrecerme leer este libro la verdad que me intrigó mucho la historia y le di una oportunidad. En general la historia me gustó mucho ya que me mantuvo intrigada hasta el final ya que no se desvela quién es el que comete los crímenes hasta la conclusión del libro. Lo que más me gustó del libro fue la ambientación ya que el autor describe muy bien los lugares donde se desarrollan los sucesos. La historia transcurre en Madrid y se mencionan muchos barrios de la capital y otros pueblos y ciudades de la comunidad. Creo que esto me ha gustado tanto porque ahora que vivo en Madrid he tenido la oportunidad de visitar la gran mayoría de estos emplazamientos y eso creo que hizo que estuviese más inmersa en la historia. Otra cosa que me gustó es la cantidad de referencias que aparecen de los años 80 ya que la mitad del libro se desarrolla en esa época. Se nos describe muy bien como era la situación política y social de esos años y creo que el autor hizo un muy buen trabajo de documentación. Es verdad que a mí en algunos momentos tantos datos se me hicieron un poco pesados pero creo que son necesarios para situar al lector. El libro está dividido como en dos partes. La primera parte que se desarrolla en el Madrid de 1981 y en la que se intercalan capítulos contados desde el punto de vista del inspector Diego y por otro lado capítulos contados desde el punto de vista de una víctima del asesino. Y luego tenemos la segunda parte que se desarrolla en el 2000 y en la que se suceden los capítulos narrados desde el punto de vista de los inspectores encargados del caso y capítulos contados bajo el punto de vista del asesino. En cuanto a los personajes decir que me han gustado y que están bien desarrollados. Algo que destacaría del libro es que se describen algunas situaciones de violencia explícita y algunas personas pueden pasarlo mal leyéndolo. Como única pega que le pondría al libro es el romance que yo creo que era innecesario y algunos comentarios que me chirriaban un poco pero por lo demás es un buen thriller. En definitiva un thriller que os mantendrá enganchados desde el principio y que no podréis soltar hasta el final.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
librossiemprelibros
 16 octubre 2020
Es una buena novela negra. Bien escrita y detallada, especialmente en cuanto a ambientación para situarnos a los años 80 en los que comienza, y terminando a principios del siglo XXI con una evolución de personajes que no esperaba y la aparición de otros. La fuerza de la trama, además de la truculenta historia en sí, recae en sus personajes, especialmente en Diego. Engancha, tiene una buena y cruda trama con escenas muy difíciles de asimilar que recomiendo.
Comentar  Me gusta         00
Fesaro
 15 octubre 2020
Hoy os traigo una novela de sombras, de lugares oscuros y fríos, con malos que bien podrían ser modelos a diseccionar por un comité de expertos psicólogos en contraposición de los buenos, personajes a los que ellos no les gustaría que se le etiquetasen como héroes, pero que arrojan luz sobre esas sombras de las que hablábamos antes.



Todos nosotros es una novela policíaca que para el que no me quiera seguir leyendo solo le pido que se lleve el nombre en la memoria y que cuando pueda la lea porque sin lugar a dudas su historia, sus personajes y todo el trasfondo que está sumergido entre sus páginas merecen la pena. Se acercan fechas de regalos y esto es apostar a caballo ganador para quien guste del género negro.
Todos nosotros tiene un buen comienzo, uno de esos intrigantes que te dejan con ganas de saber más, una figura abstracta lo suficientemente atractiva como para entregarte al proceso que unos cientos de páginas te harán llegar a ese dibujo completado.



Mientras tanto la trama comienza con el atropello de una chica desnuda en una calle de Madrid en una fría noche de 1981. El caso se lo asignan a los inspectores Diego Álamo y Roberto Guzmán. El primero un inspector de la nueva hornada, de la primera promoción de la policía que vio la luz con la democracia. Roberto Guzmán, su compañero, es un policía de la vieja guardia, de aquellos que vivieron la dictadura, sus normas y una forma de trabajar distinta a como se intenta en los nuevos tiempos de democracia. En definitiva un clásico con mal humor, pero que en el fondo no es un mal tipo.



Descubren que Elena Vicuña, la chica atropellada había sido secuestrada y tal vez en un descuido de su o sus captores huyó, cuando por accidente un coche la atropelló. Investigando les llega la información de que existen otras dos denuncias de chicas de edad similar que también han desaparecido sin causa aparente y que su último paradero conocido fueron locales de la noche madrileña.



Comienza así una investigación contrarreloj vertiginosa en la que nuestros dos protagonistas muestran como era el trabajo policial en una época donde no había móviles, cámaras de seguridad ni los avances científicos que hay hoy en día y que facilitan mucho más las cosas para los policías y en jaque a los malhechores.



La novela discurre en forma de capítulos cortos, llenos de intriga, emoción y que pone en vilo al lector. Una estrategia por parte del autor que hace que nos sea difícil despegarnos del libro.



En esta primera parte de la trama (la novela consta de dos, una que se desarrolla en 1981 y una segunda que transcurre veinte años después) se alternan los capítulos de investigación de nuestra original pareja con otros muy oscuros y duros narrados por una de las chicas secuestradas. Estos últimos son capítulos duros, violentos que harán encogerse nuestro corazón y desear que nuestros policías salven a la chica pronto. En esta parte el autor sabe contagiar a los lectores de cierta angustia ante los hechos.



En la segunda parte, en el año 2001 en un corto periodo de tiempo vuelven a desaparecer varias chicas jóvenes que habían salido de fiesta. Todo hace recordar a lo sucedido veinte años atrás y en los estamentos policiales volverán a saltar las alarmas ante la posibilidad de desenterrar un caso que abrió una herida incurable.



Esta novela es una auténtica máquina del tiempo que te lleva a los ochenta y a principios del siglo XXI con tal fidelidad que uno parece vivirlo in situ. Todo ello gracias a los continuos de detalles culturales como películas, música, obras de teatro y hechos notables que ocurrieron en esos años. El libro resuma nostalgia con su poquita caspa postfranquista por todos lados. Una novela llena de simbolismos donde el autor va dejando un montón de situaciones que nos harán reflexionar sobre diversos aspectos de la condición humana, de cómo uno es algunos momentos no deja de ser esclavo del tiempo que le toca vivir.



Los personajes son dignos de conocer, los buenos agradan y uno se entrega a ellos y los malos provocan repulsión. de todos ellos sin lugar a dudas destaca Diego Álamo, un hombre que representa al policía vocacional, ese hombre que entiende que su trabajo le gusta y que lo más bonito es servir y ayudar al prójimo. A pesar de esto queda retratado de forma edulcorada, al contrario, es un tipo que tiene todo para triunfar, pero la suerte es esquiva y salvo momentos de felicidad vive instalada en una continua melancolía del que necesita cerrar puertas abiertas para poder vivir en paz.



Una historia muy recomendable porque tiene un escenario atractivo, una trama que no da respiró y llena de giros que en todo momento la hacen atractiva, unos personajes que seducen con su personalidad y un caso intrigante hasta su resolución al final de la novela.



Y solo me queda preguntaros ¿Dónde estabais vosotros entonces?


Enlace: http://librosenelpetate.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MarB
 12 octubre 2020
Confieso que al principio la historia empezó muy bien y estaba muy intrigada, pero con el paso de los capítulos el autor empezó a meterse en la política, en historia y en detalles del año 1981 que a mí me sacaban de la historia, incluso de vez en cuando menciona leyes y sucesos - como el caso Alcàsser - pues no eran detallitos, llegaban a ser páginas y siempre eran durante la investigación cuando descubrían alguna prueba y perdía el interés. Esto es algo que también pasa durante el 2002, vuelve a entrar en demasiados detalles - para mi gusto - e incluso se centra mucho en dar a conocer en la propia historia de cada personaje, lo que quiero decir es que me explica su infancia, cómo se hizo policía y más aspectos de su vida que a mí no me importan, si me dices que es un personaje que voy a ver durante una saga o trilogía pues sí, pero si es solo en un libro siento que no es necesaria tanta información. El final es que la verdad me gustado, pero no me ha sorprendido porque el culpable de todo para mí era un personaje secundario y tampoco he llegado a conocerlo mucho.
Enlace: https://linteresantes.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Javier Menéndez Flores (1)Ver más




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
88 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}