InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466660496
Editorial: Ediciones B (18/01/2017)

Calificación promedio : 2.62/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Cuando Lucrecia recibe el encargo de convertirse en la negra literaria de Dana Green, no imagina hasta qué punto va a complicarse su vida... Lucrecia Vázquez trabaja como «negra» literaria para una gran editorial y convive como puede con el síndrome de Tourette, que le provoca multitud de tics. De inteligencia brillante y personalidad muy compleja, ha construido un mundo a su medida dentro de las cuatro paredes de su apartamento de Barcelona, del que apenas sale... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 28 noviembre 2017
Si digo que la novela negra está de moda no creo que esté descubriendo el Santo Grial. La literatura, como todo, va por modas; que duren un año, dos, quizás cuatro o cinco, depende de muchos factores. Nos bombardean con tropecientos títulos sobre lo mismo hasta que sale una nueva moda. Y que esas modas las crean las editoriales a su conveniencia yo creo que lo sabemos también todos (o deberíamos). En La escritora me he encontrado dos cosas: a una autora que se nota en cada página que adora la novela negra (pero que también tira a dar hacia alguno de sus clichés), y también una crítica feroz al mundo editorial y su manejo de las necesidades y gustos de los lectores (a los que no siempre se nos trata con respeto). A una autora que escribe sobre el género que le gusta pero que al mismo tiempo sabe perfectamente el mundo editorial en el que vive, y lo dice. Porque sí, a ratos parece una sátira sobre las manos que manejan los hilos de los libros que pueblan luego nuestras estanterías y del género pleno de psicópatas que nos invade desde hace años, pero hay que recordar que las sátiras se burlan de la realidad. Y solo por eso la autora ya me ha caído bien, muy bien. Y encima me ha gustado mucho el libro.
Quien primero aparece ante nuestros ojos es la protagonista femenina, Lucrecia Vázquez, quien trabaja para la Editorial Universo escribiendo novelas protagonizadas por el detective Sam Fisher llenas de casquería, asesinatos, mutilaciones... con seudónimo, claro. Una mañana descubre el cadáver de Dana Green (grande la procedencia del nombre), la autora para la que iba a trabajar como negra literaria. Su cuerpo ha sido devorado por ratas mientras aún estaba viva. Tras este asesinato llegan más, como no podía ser de otro modo, y Lucrecia comienza a perfilarse como sospechosa. El encargado de resolverlos es Gerard Castillo, mosso con un pasado un tanto rarito que todavía no ha superado y que huyó a Barcelona desde Madrid. Lucrecia tiene síndrome de Tourette además de varios trastornos asociados a él, un pasado traumático y una personalidad muy compleja; Gerard es buena gente y buen poli pero se dispara con facilidad, tiene accesos de ira, y esa pobre muchacha incapaz de controlar sus tics físicos y vocales le provoca mucha curiosidad. Dos protagonistas un tanto especiales destinados a entenderse mientras las muertes truculentas se suceden una detrás de otra. Gerard no sabe a quién creer y Lucrecia no se sabe jamás si miente o si dice la verdad. Trama servida al canto.
La autora sabe que riza mucho el rizo en algunas situaciones, que todo es como muy rocambolesco, muy de "telenovela", como se llega a decir en algún momento, pero creo que es evidente que es buscado y consciente. Es una novela negra pero con sus propias reglas, riéndose un poco de sí misma, de lo irreales que están llegando a ser estas tramas y esos psicópatas en su afán de ir más allá, de distinguirse unos de otros, cada vez más escabrosos, más sangrientos, más inverosímiles y exagerados... Y aun así no deja de ser una buena novela negra con toques de thriller, más bien ligera precisamente por estos destellos en los que demuestra que es muy consciente de sí misma, con un sabueso que se ríe a carcajadas más a menudo de lo normal y en situaciones no muy apropiadas y, sin embargo, truculenta cuando toca. El sabor de los clásicos del terror también está muy presente y Conde no los esconde: Poe, Lovecraft... Y aunque no se hace mención a este relato en la historia, yo diría que las ratas hambrientas de El entierro de las ratas, del irlandés Bram Stoker, son un precedente claro del método que se usa para los asesinatos.
Gerard me ha caído muy bien (y he sufrido por él, todo sea dicho); Lucrecia no tanto (y mira que lo he intentado). La relación que va surgiendo entre ellos resulta un tanto forzada, la ves venir de lejos y a pesar de todo no molesta. Es como si la trama quisiera alejarse de clichés haciendo precisamente uso de ellos. No me importaría nada seguir las andanzas del sargento, aunque con ese final dudo si la autora tiene algo parecido en mente (espero que sí, Gerard Castillo es un buen poli literario). La ambientación bascula entre Barcelona y Galicia, aunque cuando realmente se luce es en los capítulos ambientados en tierras gallegas. Precisamente sobre el final que comento antes (en el que la autora deja preguntas en el aire y a elección del lector responderlas como prefiera o mejor interprete), me ha gustado y yo tengo mi opinión formada, esté equivocada o no.
En cuanto a lo que comento al principio, la crítica al mundo editorial y a lo particulares que pueden llegar a ser los escritores está ahí constantemente (quizás me equivoco, pero creo que Carmen Conde tiene mucho sentido del humor y de la autocrítica y no tiene ningún reparo en demostrarlo)... e incluso se pone en evidencia a los lectores en algunos casos. Pero hay un párrafo concreto que me encanta. ¿Exagerado? No sé, os dejo juzgar a vosotros... Yo lo he leído ya varias veces y me parece muy acertado, se aproxima mucho a mi opinión sobre este tema. Sé que es largo, pero no lo dejéis pasar, merece la pena.
"¿Qué quieres? Es el mundo editorial que nos da de comer. Así que si Alejandro consigue concluir su novela, la publicaremos con un seudónimo bien raro, que suene a escandinavo. Un seudónimo impronunciable y repleto de ø, æ, ä y ö. Luego, en la contracubierta nos inventaremos varias reseñas extraídas de tres o cuatro prestigiosos y conocidísimos diarios, como por ejemplo The Bananas Republic, The Sri Lanka Independent o The Sebastopol Publishers. Diremos que el autor es un tejedor de intrigas sensacional, que es la nueva voz de la novela negra, o que es un narrador superlativo. Y por si no fuese suficiente, adornaremos el libro con una faja verde chillón que diga que ha vendido un millón de ejemplares en Bután y que ha sido traducido a ochenta y siete idiomas, incluyendo el kikuyu y el arameo clásico... Antes de que nadie se dé cuenta de que es un pedazo truño, ya habremos vendido los cinco mil ejemplares de la primera edición, lo suficiente para recuperar gastos y para que a Alejandro se le caiga la cara de vergüenza cuando comiencen a lloverle las críticas en los blogs literarios, que las habrá. Tú puedes comprar a un par de periodistas que te hagan una buena reseña en su diario, pero a no a cinco mil lectores. Y los lectores no son idiotas, por mucho que a nosotros nos gustaría que lo fueran"
He disfrutado de la historia, se lee fácil y rápido, y esa esencia de novela negra ligera y autocrítica le beneficia. Me he quedado con muchas ganas de leer su primera novela, Para morir siempre hay tiempo, que echando un vistazo también está protagonizada por una escritora difícil. No sé si es una dinámica que la autora tiene intención de continuar o si solo es coincidencia, pero yo encantada porque adoro las novelas protagonizadas por escritores con problemas, muchos problemas (Stephen King tiene la culpa).
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lectoraaburrida
 02 abril 2018
Puntos buenos del libro:
- Las alusiones a obras literarias; son muy buenas y sin destripar ninguna historia.
-La autora nos deja adentrarnos en el entramado del mundo editorial y sus sombras.
-El sentido del humor en los diálogos (la autora debería plantearse escribir ese género).
Y ya.
La trama de thriller no me ha gustado. Ha abusado de todos los tópicos imaginables (protagonista con una tara física y mental pero muy inteligente, gore a raudales, poli listo, poli tonto... ) y luego deja cabos sueltos al acabar el libro. Pero mi mayor queja es contra la misma autora... Llevo ya unos cuantos años leyendo oara distinguir cuando la autora habla por boca de sus personajes y en este caso, ha sido.. Pfffffff. Policías que se ríen de sus víctimas, que se recochinean ante un claro caso de trastorno alimenticio, ante la obesidad de una persona.. Y el mismo policía que hace ascos al sexo de una gorda con un delgado, luego alaba "que una mujer delgada coma como una lima, sin miedo, como una mujer sana"... Me temo que la autora tiene un serio problema de gordofobia.. Y de feofobia... El narrador nos recuerda más de 20 veces en el libro "que la protagonista es fea, muy fea"... Por supuesto que debía repetirlo por si a mitad del libro se me había olvidado.
Un personaje sufre una traqueotomía de urgencia y a los pocos días ya está gritando como poseso.. No tengo conocimientos médicos, pero es algo que me ha extrañado.
Otro punto.. Un personaje empieza siendo de Albacete y unas páginas más adelante es murciano y manchego... Me temo que la autora de geografía e historia no debe estar muy puesta, a saber:
1.) Un murciano no es manchego.
2.) Albacete y Murcia formaban región hasta 1978, año en el que Albacete pasó a formar parte de Castilla La Mancha.
3.) A no ser que su madre lo haya parido con la cabeza en Albacete y los pies en Murcia, las dos cosas a la vez son un poco difíciles.
¿Recomendaría este libro? Ya sabéis que yo en estos casos, tiro balones fuera... Allá cada uno en lo que quiera echar su valioso tiempo 😉
+ Leer más
Comentar  Me gusta         71
Breny
 28 noviembre 2017
No se como describir este libro, por un lado tenemos una novela negra en toda regla, asesinatos muy desagradables y una historia que desentrañar desde el pasado y por otro lado una narrativa ligera e incluso con sentido del humor.
Me ha gustado mucho, tengo que decir que aunque en ratos me ha parecido predecible el final logro sorprenderme, y aquí mi gran pero al libro, no me ha gustado el final, no es malo pero me parece que la autora dejo muchas cosas en el tintero, nunca me ha gustado que un libro te deje situaciones abiertas sin resolver, tal vez habrá quien me diga que quedaron resueltas las importantes, no lo se, el final demeritó mucho para mí gusto, por otro lado sentí que la autora pecó un poco de ingenua al escribir éste libro, fue como si viéramos a través de la historia que ella misma tiene una visión muy definida de lo que es una novela negra y quería hacerla a como diera lugar por lo tanto cayó en algunos clichés (novela negra = asesinatos salvajes y gores).
Aún con toda mi critica constructiva, tengo que decir que disfrute mucho del libro y que me lo leí casi de una sentada porque me atrapó desde la primera página, me encantó que me sacara algunas carcajadas y sobre todo me gusto que nos perfilara bien sobre todo a los protagonistas del libro.
Como ven es un libro que vale la pena leerse, ya me dirán ustedes si coinciden conmigo en mi opinión.
Yo recomendaría este libro, me pareció algo diferente, pero sobre todo entretenido, fácil de leer, digerible y además me hizo reír.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
mariacriado
 08 julio 2018
Una novela negra con tintes bastante gores que me ha sorprendido y gustado mucho.
La trama es muy imaginativa y original, llena de giros hasta el punto y final.
Eso sí, me gustaría hablar con alguien que la haya leído porque el final me da que pensar, me dejó un mar de dudas.
Me ha gustado mucho
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield17 diciembre 2017
¿Qué quieres? Es el mundo editorial que nos da de comer. Así que si Alejandro consigue concluir su novela, la publicaremos con un seudónimo bien raro, que suene a escandinavo. Un seudónimo impronunciable y repleto de ø, æ, ä y ö. Luego, en la contracubierta nos inventaremos varias reseñas extraídas de tres o cuatro prestigiosos y conocidísimos diarios, como por ejemplo The Bananas Republic, The Sri Lanka Independent o The Sebastopol Publishers. Diremos que el autor es un tejedor de intrigas sensacional, que es la nueva voz de la novela negra, o que es un narrador superlativo. Y por si no fuese suficiente, adornaremos el libro con una faja verde chillón que diga que ha vendido un millón de ejemplares en Bután y que ha sido traducido a ochenta y siete idiomas, incluyendo el kikuyu y el arameo clásico... Antes de que nadie se dé cuenta de que es un pedazo truño, ya habremos vendido los cinco mil ejemplares de la primera edición, lo suficiente para recuperar gastos y para que a Alejandro se le caiga la cara de vergüenza cuando comiencen a lloverle las críticas en los blogs literarios, que las habrá. Tú puedes comprar a un par de periodistas que te hagan una buena reseña en su diario, pero a no a cinco mil lectores. Y los lectores no son idiotas, por mucho que a nosotros nos gustaría que lo fueran.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: novela negra españolaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
22 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *}