InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Albert Fuentes Sánchez (Traductor)
ISBN : B088YN2FTJ
Editorial: Espasa (02/06/2020)

Calificación promedio : 3.14/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
«No.» Una palabra sencilla, pronunciada en un porche en el verano de 1936. Un «no» que perseguirá a Kitty Milton y a su familia el resto de su vida.
Kitty y su esposo Ogden pertenecen a los Milton, una poderosa estirpe de Nueva York que pasa los veranos en su mansión de la isla de Crockett, su paraíso particular. En ese rincón privilegiado se suceden año tras año las fiestas a la luz de la luna, las historias de amor y las confidencias entre hermanos. Pero ta... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
S_In_Wonderland
 15 septiembre 2020
El fin del confinamiento supuso también la vuelta de las librerías y la reanudación de las novedades editoriales.
Una de ellas fue La casa de la isla de Sarah Blake, una historia sobre los secretos de una importante familia americana que todavía planean sobre ellos varias décadas después.
Y ya sabéis que a mí me pierden los dramas familiares e ir averiguándolos poco a poco saltando del presente al pasado, y viceversa.
Eso sí, con este he tenido mis más y mis menos ya que ha habido cosas que se me han quedado algo pobres.
Kitty y Odgen son un joven matrimonio que disfruta de sus primeros años de casados y de sus dos hijos pequeños. Pero la tragedia les sacude cuando el mayor muere en un horrible accidente.
Años después, cuando la Segunda Guerra Mundial comienza a vislumbrarse, Odgen decide animar a su esposa comprándole una pequeña isla con una gran casa.
Una casa que ha visto crecer a tres generaciones de la familia y que ahora Evie, nieta de Kitty, visita tras la muerte de su madre con sus primos para decidir si ponerla a la venta.
Allí, empaquetando recuerdos empezarán a descubrir lo que sucedió una noche de verano de 1959, que sacudió a toda la familia y de lo que jamás volvieron a hablar.
En este tipo de novelas lo habitual es que la narración se vaya alternando entre el pasado y el presente para ir desvelando poco a poco los hechos en los que todo se basa. Aquí, lógicamente, no es menos y mientras que en el pasado la autora nos va explicando varios hechos que marcaron a la familia Milton, en el presente conoceremos a los nietos de la familia que se están planteando vender la isla al no poder asumir los gastos que su mantenimiento conlleva.
Evie es la hija de Joan, una de las hijas de Kitty y Odgen, y es la que no está convencida de querer deshacerse del sitio en el que guarda tantos recuerdos de su infancia y la de su hijo.
Pero ordenando papeles descubre algunas fotos y decide comenzar a investigar un poco más sobre las personas que aparecen en ellas y lo que sucedió un verano de 1959.
Realmente este tema me tuvo muy intrigada buena parte del libro.
Saber qué era aquello de lo que jamás se volvió a hablar y qué pasó con algunos personajes me instaba a seguir leyendo. Lo malo es que el gran secreto que nos estaban vendiendo no me ha parecido para tanto. Yo me empecé a montar mis propias historias y, al final, resulta todo mucho más sencillo y menos escabroso de lo que pensaba en un principio.
Por otro lado, en los primeros capítulos, cuando se habla de los primeros años del matrimonio, se toca un tema que parecía que iba a dar mucho de sí (relacionado con la Segunda Guerra Mundial), pero que luego se vuelve a mencionar unas cuantas veces, se sabe cómo termina, pero no se explota lo suficiente y que tenía mucho potencial.
Además, no todo lo que sucede en la familia es descubierto por Evie y sus primos, algunas cosas siguen en secreto al final del libro, algo que me ha chocado un poco ya que creo que son bastante importante y trascendentales en la historia.
Tampoco quedan muy claras otros temas para el lector. La autora insinúa ciertas cosas sobre la orientación sexual de uno de los personajes, pero tampoco lo deja claro, y no entiendo la finalidad por la cuál lo ha hecho tan misterioso.
Estamos también ante una familia americana que se ha labrado su poder y reputación. Es acomodada y las apariencias y el qué dirán lo son todo. Es por ello que se puede llegar a entender el por qué de muchas cosas, cosas que no pasaron y cosas que pasan, pero tampoco lo veo tan importante como para no querer jamás sacar el tema.
Kitty adora a sus hijos pero no les deja tener la vida que ellos quieren. Tener un buen empleo, un buen matrimonio, no hablar de según qué cosas, que la gente no se entere de otras, lo es todo, y al final prima más todo eso que el amor e, incluso, la salud.
Se jactan de ser tolerantes y aceptar a todo el mundo, pero su actitud cambia cuando alguien de color o de otra religión se introduce en la familia, pero jamás sin perder la educación y los buenos modales.
Es por eso que no terminan de caer bien, pero tampoco hasta el punto de odiarles. Tienen muchos matices todos ellos y ya está en manos de cada uno decidir cómo juzgarlos.
El libro tiene un ritmo muy lento. Todo va sucediendo poco a poco, algo que, en general, me suele gustar mucho ya que da oportunidad a que conozcamos a los personajes en profundidad y todos los detalles de los hechos que van sucediendo y que ocasionan el gran final. Pero es cierto que no me ha tenido demasiado enganchada. Tenía interés, pero ya está, no me dejaba con ganas de seguir leyendo sin parar.
Había partes y personajes más interesantes que otras, especialmente todo lo que estaba ambientado en el pasado, y otras que parecían más de relleno.
Tampoco me ha acabado emocionado y rompiendo el corazón, algo que suele pasar mucho en este tipo de historias. Está bien escrito, pero me ha parecido un poco frío en conjunto.
La casa de la isla es un libro sobre el enigmático pasado de una adinerada y poderosa familia americana. Una familia que esconde secretos y que quiere seguir manteniendo su reputación y estatus por encima de todo, incluso de la felicidad de sus propios hijos.
Un drama familiar del que esperaba mucho y que, aunque ha estado bien, no llega a destacar por encima de otros.
Enlace: http://beingsaray.blogspot.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bookworm
 25 junio 2020
Una mansión en una isla maravillosa.
Tres generaciones de una familia privilegiada.
Un secreto silenciado durante décadas.
Esto es lo que la fajilla de la novela nos dice que encontraremos dentro de esta novela y efectivamente no nos está engañando. El “problema” (y lo digo entre comillas porque para unos lo será y para otros, como es mi caso, no) es que muchos lectores imaginarán una historia que te mantendrá pegado a las páginas mientras devoras hojas sin parar esperando la revelación de ese “secreto” y esta novela hay que leerla justamente al revés, poco a poco. Es un libro al que hay que dedicarle tiempo, no se puede leer a salto de mata porque será complicado reconectar con la historia cada vez que lo vuelvas a retomar.
La casa de la isla” es una buena historia, pero confieso que me ha costado un poco entrar en ella. En cuanto empecé a leerla me gustó el estilo de la autora, su prosa me ha parecido elegante, de ritmo más bien pausado, quizás algo descriptivo de más en algún momento, pero por otro lado eso hace que te imagines perfectamente tanto el entorno de esa idílica isla como a los protagonistas de la historia.
De hecho creo que lo mejor de la novela, es la caracterización de los personajes. Están muy bien desarrollados, tanto los principales como los secundarios, llenos de matices que los hace muy reales, aunque también es cierto que no me he identificado con ninguno de ellos y en este sentido sí que hubiera agradecido un árbol genealógico porque nos moveremos entre tres generaciones de Milton en diferentes épocas y en algún momento resultó algo confuso, sobre todo cuando se repiten nombres de generación en generación.
La novela divida en tres partes (La anacoreta, A capela y La isla) nos contará la historia de los Milton, fundadores de un importante banco de inversión que supervisó el final de la Gran Depresión y tuvo un importante papel en el Plan Marshall.
En la primera parte se alternarán los capítulos que transcurren en la década de los años treinta, cuando Ogden Milton, que lleva un tiempo haciendo negocios en una Alemania cada vez más dominada por el nazismo, le regala a su esposa Kitty la bonita isla de Crockett. Cree que para ellos será una forma de comenzar de nuevo tras una terrible tragedia ocurrida en la familia mientras él estaba ausente en un viaje, precisamente por Alemania, y que ha tenido a Kitty un poco desconectada del mundo. En esta primera parte también conoceremos a Evie, nieta de Kitty y Ogden, que ya en la actualidad y tras la muerte de su madre debe decidir junto a sus primos qué hacer con la isla. Ya no están en los años treinta y los Milton de la actualidad no están en la misma situación económica que los Milton de los años treinta.
En la segunda parte seguimos encontrando a Evie, pero esta vez los capítulos de ella se alternarán con los de los Milton hijos en la década de los cincuenta, a quienes acompañarán unos secundarios tan importantes como ellos y que formarán parte de ese "secreto" que no se nos revelará hasta la tercera y última parte de la novela y para mí la más importante e interesante. Será la tercera parte de esta historia la que nos lleve directamente a la isla en dos momentos diferentes, en la actualidad acompañando a Evie y a su prima Min y también a la noche de 1959 que marcaría un antes y un después para todos los personajes presentes en la casa aquella noche.
Es cierto que mientras uno lee está deseando saber qué ocurrió en la isla que es tan importante para todos, y te vas haciendo muchas preguntas. ¿Por qué Evie desconoce tantas cosas sobre su madre? ¿Por qué sus primos parecen saber algo más que ella pero no acaban de concretar qué? ¿Por qué para Evie es importante conservar la isla y para algunos de sus primos no?

El caso es que a medida que vas leyendo uno puede ir imaginando más o menos por dónde van a ir los tiros, aunque no todo es tan sencillo de adivinar. Aún así, diría que lo más importante del libro no es descubrir el secreto que guardan, diría más bien que es una novela que habla de la influencia del pasado en el presente, de cómo esos primeros Milton de clase alta estaban llenos de prejuicios (eran los famosos wasp (White, Anglo-Saxon and Protestan) y no se mezclaban con quienes no eran como ellos, nos cuenta cómo todo eso fue cambiando y cómo esos cambios les afectaron directamente, algo muy evidente que podemos ver en los Milton de la actualidad, pero no puedo decir mucho más sin entrar en spoilers.
Es una novela multigeneracional muy bien escrita, a la que sinceramente también siento que le sobran algunos capítulos, sobre todo protagonizados por la Evie de la actualidad que me han resultado algo lentos, pero en general tengo que decir que ha sido una buena historia que toca temas muy interesantes como los privilegios de las clases sociales, la tensión racial, el antisemitismo o el sentimiento de culpa por decisiones tomadas que quizás no fueron las adecuadas.
Es una novela para leer despacio, con paciencia y creo que disfrutarán de ella quienes busquen una buena prosa sin importarles el ritmo de la lectura.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lunilla
 28 julio 2020
Cuando descubrí este libro entre las novedades de Planeta y vi de lo que iba me enamoré de él, La casa de la isla. Veranos de esplendor.
La novela relata la vida de tres generaciones de la familia Milton: en los años 30 con Kitty y su esplendorosa familia; el verano de 1959 con los hijos de Kitty ya adultos y, por último, nos trasladaremos a la actualidad para conocer a una de las nietas de Kitty, Evie. Toda esta familia está rodeada de secretos y tragedias. Una familia que engloba las diferentes visiones de cada época, y sobre todo, muy importante, las diferentes visiones de la vida. Tras esta familia se encuentra el centro de la historia, donde pasa casi todas las cosas, y es tan importante como la propia trama, y es la isla de Crockett. Una isla que fue comprada por Ogden Milton, marido de Kitty, y que en la actualidad está muy desmejorada, y sus nietos no tienen casi con que mantenerla. En ese momento tan crucial está Evie, que ve como su mundo se desmorona si se tiene que desprender de lo único que le recuerda a su madre, la isla, y en contrapunto, está su marido y, en general, su vida.
Así comienza una historia muy bonita, pero llena de tragedias, secretos, y cargada de muchos sentimientos. Cuenta la historia de una familia adinerada, bien acomodada, en los años treinta, y como a raíz de un suceso espeluznante y tremendamente duro la historia de la familia Milton se tuerce. Se convierten en una familia donde los secretos se callan, se ocultan, y las apariencias lo son todo, y como todo un pasado repercutirá en la siguiente generación, privándoles de una libertad que muchos de sus antepasados soñaron y que no pudieron tener. La novela contiene multitud de temas muy interesantes, el clasismo de aquella época, el qué dirán, el racismo en los años 50 y 60, los secretos familiares que se hinchan como globos y, puff, un día te explotan en la cara; incluso toca el nazismo, los negocios de algunos estadounidenses con estos y, por supuesto, las malas decisiones tomadas en aquellos años que todavía queman. Hay un caldero de cuestiones que dejan al lector pensar en cómo muchas familias se destruyeron por estos temas y como, esta familia, ha seguido adelante, sufriendo, anhelando algo que nadie ha podido explicarles, hasta que todo, por fin se cierra con una sola palabra, aquí. Una novela que finaliza de una forma apoteósica, llena de acción y muchísimos sentimientos. Nos dejan tocados, y con un gran sabor de boca, sabiendo que hemos leído una gran novela.
Los personajes son especiales. Es una novela coral, son muchos los personajes que protagonizan esta historia, y todos ellos tienen un papel vital en ella. Quizás los más relevantes sean Kitty, Joan y Evie como personajes femeninos y Len, Moss y Reg como los masculinos. Estos seis personajes son entrañables por diferentes motivos, algunos entiendes todas sus acciones, y les quieres tal como son, incluso con sus errores, y otros son más introvertidos, menos francos, y más primarios. Es una novela de personajes, donde sus historias y su psicología son fundamentales. La autora le ha dado a cada uno una forma de ser distinta, intentando acaparar todas las personalidades posibles logrando engrandecer si cabe a los personajes dotándoles de vida y verosimilitud, incluso en épocas pasadas. En cuanto a la ambientación, la autora da muchísima relevancia a las descripciones, y a las costumbres. La autora es muy detallista y muy pulcra: nos podemos escabullir a la isla desde el minuto uno contemplando la maravillosa vista de aquel lugar, aquella casa majestuosa o la atención especial que pone describiendo los lugares, las escenas e incluso las reflexiones de cada uno.
Cuando comencé a leer la historia se me trabó. No entendía esta narración (o traducción) difícil y no era lo que yo pensaba. Craso error. Fue la primera parte, luego comenzó la verdadera historia, entrando en profundidad en esas sagas familiares que tanto me gustan, ahondando en la amistad, en el amor, en las disputas, en las mentiras y secretos... Una de las cosas que más me ha impresionado es como narra el clasismo tan depurado de los años 30-60, como eran las “buenas mujeres”, las que sabían lo que estaba bien y lo que estaba mal; cómo entra de lleno en una historia de amor que no fue historia finalmente, y cómo el pasado se entromete en los hijos de los hijos y la tristeza y el sinsentido se heredan, pero como finalmente la isla recompone, de nuevo, a la última generación Milton. Una historia completísima, que finalmente me ha cautivado, con un final trágico, pero emocionantísimo que me ha tocado mucho la fibra. Una historia para leer lenta, saboreando cada momento, y disfrutando de cada una de las páginas.
Enlace: https://eltemplodelalectura...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
deliciadelibros
 16 julio 2020
Esta historia familiar no podría ser más bonita y con tantos sentimientos. Detalla tres generaciones de una familia rica y privilegiada. Me ha encantado la manera de la que se habla de política y del tema racial que hace cambiar la dinámica del país y de una familia. Los Milton sufren tragedias y traiciones, pero siempre están unidos. La isla para ellos se convierten en su refugio, y también en su estabilidad. al principio de la historia es 1935, Kitty y Ogden Milton tienen una relación perfecta, hijos adorables y una vida llena de apariencia. Ocurre una tragedia y Ogden le compra una isla en Maine a Kitty. Esa isla tiene demasiada importancia tanto en el pasado como en el futuro, y más cuando Kitty hable de algo que nunca olvidarán que puede afectar a sus generaciones. En 1959, Len Levy es empleado en el banco de Ogden. Casi todos en la familia odian a Len porque es judío, sin contar, que un amigo de Len es negro y ahí van ocurriendo más cosas. En 1990, los nietos de Kitty y Ogden ya no pueden mantener la mansión y quieren venderla, pero una de sus nietas se niega. Tiene una forma de narrar tan bonita, amena y cercana que hace que los personajes sean "familia" tuya y sufras, te enfades o te alegres por ellos. Las sagas familiares en los libros siempre me han gustado, porque siempre hay drama, secretos, mentiras y eso hace que vaya cambiando el rumbo de los acontecimientos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
MarisaCB
 14 diciembre 2020
Sarah Blake, escritora estadounidense y autora de novelas tan reconocidas como "La carta" nos trae desde su imaginario una novela prometedora; la invitación a un drama familiar contada por tres generaciones.
La historia, ambiciosa por la cantidad de temas, muy diversos, y problemáticas que abarca, se inicia con un evento particularmente atrevido y conmovedor que crea amplias expectativas sobre las siguientes páginas.
La sutil y elegante pluma de Blake logra mantener la atención del lector, a pesar de que no consigue explotar una trama que tiene todos los elementos necesarios para convertirse en una gran obra gracias a las situaciones interesantísimas en las que se ven envueltos los personajes principales.
Se destacará en la escritura de Blake el estilo poético y reflexivo del que hace gala en ciertos momentos para enfatizar puntos importantes de la historia.
Siendo una novela en la que el marco histórico es muy amplio, Blake hace un gran trabajo al acentuar extraordinariamente la época de la Recesión y la Segunda Guerra Mundial para sentar las bases dramáticas y su influencia en la novela. Es tal el grado de dedicación puesto en ello que la historia parece estar basada en hechos reales, o lo que es lo mismo, le otorga un aspecto más real y credibilidad al conjunto.
Debido a esto, los continuos saltos narrativos obligan al lector a mantener toda su atención en la lectura, haciéndose por momentos un verdadero reto de comprensión lectora por las ambiguas introducciones de los tiempos narrativos.
Exceptuando a los personajes principales que destacan por su profundidad, generando con ello atracción y empatía, el resto del elenco se encuentra desdibujado, dejándose eclipsar por los protagonistas.
Aunque desafortunadamente la autora no logra conectar de forma contundente a los personajes y sus historias, sí logra hacer que la narrativa fluya en un argumento interesante, incluso honesto y valiente, al tratar temas como el racismo.
Personalmente es un libro que, por partes, me ha costado leer. A pesar de ello, debo aplaudir los detalles enriquecedores que la hacen recomendable para aquellos lectores que gustan de la novela típicamente estadounidense de historias de familias y secretos.
En conclusión "La casa de la isla" es una novela para pasar el tiempo, que seguramente atraerá a más de uno a seguir a esta autora que confío que me atrapará más con otras historias interesantes de este corte.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: saga familiarVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Personajes de la literatura infantil y juvenil

¿Qué pasatiempo o deporte practicaba la reina de corazones en Alicia y el país de las maravillas?

Golf
Croquet
Críquet

10 preguntas
77 lectores participarón
Thèmes : Literatura infantil y juvenilCrear un test sobre este libro