InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Xohana Bastida Calvo (Traductor)Xohana Bastida Calvo (Traductor)Xohana Bastida Calvo (Traductor)
ISBN : 8467597771
Editorial: EDICIONES SM (21/09/2017)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 21 calificaciones)
Resumen:
Esta es la historia de una chica, de un chico y del universo.


Natasha
Soy una persona que cree en la ciencia y en los hechos.
No en el destino. Ni en los sueños, que nunca se cumplen.
Y tampoco soy de esa clase de chicas que se enamora perdidamente de un desconocido en una atestada calle de Nueva York.
No cuando mi familia está a punto de ser deportada a Jamaica.
El amor no tiene cabida en mi vida.
... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (21) Ver más Añadir una crítica
Lawerson
 30 enero 2019
Como os he mencionado al principio, El Sol también es una estrella es el segundo libro que la autora publica en España, una historia autoconclusiva sobre el destino, las coincidencias y la magia de las pequeñas cosas. Aunque los principales narradores van a ser Natasha y Daniel, en algunos de los capítulos nos vamos a meter en la piel de otros personajes que tienen un pequeño papel en la historia, así como objetos inanimados o sentimientos, que cumplen con esa función de las casualidades, y nos hacen ver, a su manera, el efecto que puede tener algo tan pequeño como un saludo o una sonrisa en la vida de alguien. La verdad es que el libro se lee solo. Tiene una frescura única, y una originalidad que llama y atrapa, no solo por sus personajes, sino por lo atrevida que ha sido la autora en esta ocasión, con unos capítulos que no se paran en las largas descripciones ni se mete en demasiados líos, capítulos de una corta extensión, capaces de contar lo justo y más importante para que esa magia de las oportunidades, casualidades y pequeñas acciones sigan sucediendo. Como digo, el libro es una sucesión de páginas y capítulos que se leen de manera ágil, rápida y sin que te des cuenta, sin tener de por medio capítulos extensos y aburridos que dan lentitud. Gracias a los cambios de perspectiva y el estilo de la autora, El sol también es una estrella es un libro que, si te pones, te lo puedes leer en una tarde sin ningún tipo de problema.
Sin embargo, para mí tiene fallos gordos que no terminan de ir con mi estilo de lectura, de ahí que este libro me haya decepcionado y no haya sido para nada lo que yo esperaba. El primer punto a comentar es que toda la historia, toda, sucede en una tarde. Y ahí entra el que dos personas que no se conocen de nada empiecen a hacerlo y, lo que es peor, empiecen a enamorarse o, directamente, se enamoren. Y digo lo peor porque no me creo yo que, una chica que no cree en nada de eso del amor a primera vista o el amor hacia una persona a la que acaba de conocer, se enamore en un par de horas. El romance no ha sido creíble para mi gusto, y de verdad que esperaba que la historia se desarrollara a lo largo de los días, semanas o meses, a lo que estoy acostumbrada. Desarrollar una historia en tan solo una tarde hace que, vale, esos aspectos y mensajes que quieres dar sobre las coincidencias y lo que provocamos de manera inconsciente en la vida de personas desconocidas, se vea bien. Pero lo demás me ha sonado a surrealista y me he creído poco, cosa que me da mucha pena. Por supuesto, dentro de todo esto entra el romance, que empieza con un chico persiguiendo a una chica de repente, a la que no conoce de nada, y cree que algo le tiene preparado en su vida porque alguien en el metro se ha puesto a rezar, y él lo ha tomado como una señal en cuanto le ha visto a la chica un símbolo. Así que, por supuesto, lo primero que hace es perseguirla y decirle todo el rato que se va a enamorar de él. Es raro. Muy raro.
Por último, decir que me ha decepcionado porque, al escribir de esa manera, se quedan los personajes muy planos, y no me han transmitido nada. No he llegado a conocer a Natasha ni a Daniel, su familia es un borrón que está ahí para dar sentido a lo que nos quieren contar. Pero ya está. No hay lazo emocional, no me ha dicho nada ninguno, y después de Todo, Todo, esperaba dar con personajes que se quedaran conmigo tanto como lo están haciendo Maddy y Olly.
Como positivo, destacar lo que ya he mencionado, la ligereza de la historia y de la lectura, que se lee de un tirón, la frescura que da la autora y lo valiente que es por narrar una historia de manera diferente que puede encantar, o puede no gustar como es mi caso. A pesar de ello, reconozco que se ha querido atrever con algo nuevo y diferente, algo que poco se ve en la literatura juvenil de hoy en día, y es algo que le agradezco, que intente demostrar que aún quedan muchas cosas por ver y escribir. Junto a esto, destacar también lo bien informada que está la autora en cuanto a las culturas y costumbres, tanto Jamaicanas como Coreanas en este caso, y los diferentes estados que pueden vivir los inmigrantes en Estados Unidos, desde la deportación hasta el sueño inalcanzable americano, que es lo que realmente le da vida a la lectura junto al tema de las coincidencias, el destino, las consecuencias de nuestros pequeños actos y lo que nos tiene preparado el universo, que es un tema que me ha gustado verlo porque muchas veces pienso en ello y Nicola Yoon ha conseguido que, a través de su historia y sus personajes, especialmente Natasha, haya reflexionado sobre ello. Pero ya digo que este no es el libro que concuerda conmigo, ya que estoy acostumbrada, quizás para mal, a un estilo completamente diferente, y este pues me ha sabido a poco.
En resumen, El Sol también es una estrella es un libro atrevido y con una historia que consigue hacernos reflexionar, pero que no me ha convencido y ha demostrado que no es el tipo de libro y narración que va conmigo, a través de unos personajes que no han conseguido dar todo lo que esperaba, y una trama que se ha quedado por el camino.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Nedyah
 26 octubre 2017
Me va a resultar muy difícil plasmar en esta reseña todo lo que me ha hecho sentir esta historia. al cerrar sus páginas me he sentido completamente satisfecha y relajada, como si la historia hubiese revelado la verdad del universo xD. No sé, es difícil explicarlo pero todo lo que les sucede a los protagonistas, y las cuestiones que se van planteando a lo largo del día en el que transcurre la historia, hace que tú misma también te hagas las mismas preguntas y sientas que la vida está compuesta por decisiones y actos que no sólo nos transforman a nosotros mismos, sino también a las decisiones y los pasos de todas las personas de nuestro alrededor con las que vamos teniendo mayor o menor contacto, ya sea nuestra familia más cercana, nuestros amigos o incluso aquel desconocido al que le brindamos una sonrisa en mitad de una calle abarrotada de gente. Todos y cada uno de nuestros actos forman una cadena, al más puro estilo de cadena de favores espontánea, que nos conecta entre sí. Parece que me he vuelto muy filosófica pero, si leéis esta historia, entenderéis el motivo, y sin duda os animo a ello porque es una novela que me ha fascinado de principio a fin.
Natasha lleva desde pequeña viviendo en Estados Unidos. Viajó con sus padres procedente desde Jamaica y ha rehecho su vida en el país de las oportunidades. Sin embargo, Natasha y su familia siempre han tenido que vivir con el miedo de ser deportados, ya que su situación en el país es ilegal. Y ese miedo se vuelve realidad cuando la policía detiene a su padre por conducir ebrio y descubren la verdad, obligándoles a abandonar el país en las próximas 24 horas. Ante la inminencia de los hechos, Natasha intenta hacer todo lo posible para evitar la deportación, buscando ayuda en un abogado especialista en esos temas.
Mientras tanto, Daniel vive dentro de una familia muy tradicional. Sus padres trataron de formar parte del sueño americano y se trasladaron desde Corea a Estados Unidos con el fin de formar una familia y darle a sus hijos el futuro, la educación y la estabilidad económica que no habrían conseguido nunca en su país natal. Por ese motivo, los padres de Daniel son tan estrictos con él y con su hermano mayor. Todo su futuro está planeado: ir a la universidad para estudiar medicina y así aspirar a un futuro brillante. Pero Daniel detesta esos planes y su único deseo es hallar su propio camino a través de la poesía, su pasión. Aún así, acepta la reunión que le ha concertado su padre con un exalumno de Yale y, el mismo día en que Natasha va a reunirse con su abogado de inmigración, será el día en que Daniel se cruce con ella por la magia del destino. Ese encuentro cambiará sus vidas para siempre, pero no será las únicas vidas que cambien en el camino...
El Sol También es Una Estrella es una historia que ha conseguido emocionarme y calarme hondo con su mensaje y la forma narrativa de la autora. Es una novela autoconclusiva que nos habla sobre el destino, las coincidencias y la magia de las pequeñas cosas, de todo lo que hacemos en nuestro día a día y que, sin darnos cuenta, crea una reacción en cadena.
Los principales narradores de esta novela son Natasha y Daniel, pero también nos encontramos con capítulos intercalados que nos permite conocer las memorias de otros personajes con los que Daniel y Natasha se van cruzando a lo largo del día que pasan juntos. Todos esos personajes, como los padres de Daniel y de Natasha, el abogado de inmigración y su secretaria, la mujer de seguridad del Centro de Inmigración, etc, nos hacen ver y entender el efecto que puede tener algo tan insignificante como una sonrisa, un gracias o un gesto de empatía. Es pura magia y sucesión de casualidades guiadas por una pluma fresca y original que atrapa desde la primera página. Los capítulos son muy breves. La autora no se detiene en descripciones y va al grano, a lo que de verdad importa y atrae la atención del lector: las emociones, las casualidades de la vida y las reacciones que se van dando entre los protagonistas y las personas con las que conectan y se cruzan.
Quitando que Natasha y Daniel sean dos jóvenes de diecisiete años que se enamoran casi desde el primer vistazo, más por él que por ella, y que todo transcurre en un solo día, la historia no tiene nada negativo. Para mí no ha sido una novela sobre el amor adolescente y creo que por eso no me resulta tan grave el instalove en toda regla que tiene lugar. Para mí lo vital de esta historia es el resultado de la situación tan peculiar en la que los protagonistas se conocen y empiezan a meditar y entender que las cosas ocurren por un motivo, que todo tienen su razón de ser y que cada paso que damos afecta a todo a nuestro alrededor. Si lo enfocamos desde el punto romántico, es más que evidente que el romance en cuestión de horas resulta poco creíble, por muy adolescentes hormonados que sean los personajes principales. Pero, en este caso, no he sentido el romance como el eje de la historia, sino como una excusa para enfatizar y matizar la conclusión final y me ha gustado mucho.

El Sol También es Una Estrella narra una historia preciosa desde diferentes puntos de vista, haciendo que las tramas secundarias tengan la misma trascendencia que la principal. A raíz de la deportación de Natasha se habla de los problemas sociales y de la diversidad dentro de un país tan grande como Estados Unidos, y cómo todo ello afecta a las personas que llegan de fuera y que físicamente no casan con el estándar de la sociedad, ya sea por el color, por la cultura o por cualquier otro rasgo que los aleje de la típica imagen de ciudadano americano. Daniel y Natasha viven y sufren día a día las miradas y las conversaciones entre dientes por tener rasgos y procedencias diferentes y esta novela también profundiza en esa idea.
Nicola Yoon ha arriesgado con una pluma diferente y una historia original que transcurre en el plazo de 24 horas, dándole voz a unos personajes sencillos, cotidianos y con problemas reales y actuales que llegan al corazón del lector. Sin duda alguna, una lectura totalmente recomendable.
En resumen, 'El Sol También es Una Estrella' es una historia preciosa y entrañable que me ha enamorado por completo. Nicola Yoon arriesga con una pluma diferente, dándole voz a diferentes personajes que conectan entre sí a lo largo de 24 horas donde, el mínimo gesto, por insignificante que sea, inicia una reacción en cadena que provoca cambios, casualidades y oportunidades que reflejan la magia y la grandeza de todos nuestros actos. Natasha y Daniel estaban destinados a encontrarse y, con ello, a crear un punto de inflexión en sus vidas y en la percepción del mundo, del universo y de sus conexiones.
Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
un_capitulo_mas_
 14 junio 2019
Personalmente no soy muy fan del Instant love, me gusta que los personajes se vayan conociendo y enamorando de a poco, sin que se den cuenta. En este libro pasa todo lo contrario.
Entre al libro con una mente abierta y sabiendo lo del amor, sabiendo que los personajes sienten algo muy fuerte por el otro desde casi el primer momento, por eso no me voy a quejar de los tiempos.
Este libro nos presenta la historia de dos chicos, Natasha y Daniel, que se conocen y ¨enamoran¨ (porque yo no creo que se hayan enamorado) en un día.
Yo no creo que se hayan enamorado en un día, pero sí creo que se pudieron dar cuenta que lo podrían hacer con el tiempo, creo que se dieron cuenta que iban a ser personas importantes en sus vidas, y también pienso que sí pudieron gustar el uno del otro, pero no llegar a enamorarse.
Me encanto la diversidad que hay en este libro, desde personajes hasta costumbres. Natasha y su familia son de Jamaica, Daniel es descendiente coreano, y en el libro nos hablan bastante de cómo son ambos países y sus costumbres.
Me gustó mucho lo diferente que son Natasha y Daniel entre sí, Natasha cree en la ciencia y no mucho en los sentimientos, Daniel es lo opuesto, él se deja llevar por sus sentimientos, es un personaje que siente mucho y me pude conectar mucho con eso. Durante el libro se ve como ambos van aprendiendo el uno del otro, de sus personalidades y de sus formas de ver el mundo.
Lo que más me gusto del libro fue el hecho de que el universo narrase algunas cosas. En el libro te cuentan la historia de la policía, del chofer, de la camarera, del padre de Natasha, etc. Y eso me gustó muchísimo, les dio a personajes a los que no les daríamos importancia una historia, sentimientos, razones para hacer lo que hacen. También me gustó mucho que expliquen historias o hechos científicos, por ejemplo la historia del cabello de la gente de color, me pareció interesante que la autora haya decidido hacer esto y me gusto poder aprender de cosas que sirven para entender mejor la historia.
El final me dejo un sabor agridulce, si bien era algo que se podía anticipar durante el libro me pego fuerte. Me gusto que luego del final nos expliquen un poco que pasa con los personajes, que hacen en sus vidas. El final es abierto pero no me dejo con esa sensación de que es abierto, como si le faltase algo.
El libro se lee súper rápido, la forma de escritura de Nicola es súper ligera, los capítulos son cortos y entretenidos, además de tener muchas mini historias dentro de la historia general. Si el romance no les gusta este libro no es para ustedes, si están empezando a leer o quieren empezar a leer romance se los recomiendo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lilly
 12 abril 2018
Como habréis imaginado tras leer la sinopsis, en este libro el universo, más comúnmente conocido como el destino, juega un papel fundamental. Lo digo por si vosotros no creéis en esas cosas y os aburre u os parecen absurdos comentarios como 'estábamos predestinados a encontrarnos'. Puede que entonces simplemente odiéis a Daniel, ya que él cree fervientemente en que todo pasa por una razón. Puede que entonces simplemente os sintáis identificados con Natasha, quien cree en la ciencia por encima de todo. O puede que simplemente esta historia no esté hecha para vosotros; yo al principio sentía eso. No conseguía empatizar con ninguno de los protagonistas, de hecho pensé en dejar de leer porque no me atrapaba la historia, pero a medida que pasaba las páginas empecé a cogerles cariño. Son unos personajes especiales, muy peculiares, y hay que tener paciencia para lograr entenderlos.
Natasha es una chica de origen jamaicano, con un precioso pelo afro y las ideas muy claras. Vive ilegalmente con su familia en Estados Unidos hasta que, un día, les avisan de que van a ser deportados. En menos de 24 horas tendrán que dejar el país, pero ella se niega a aceptarlo. No quiere volver a Jamaica, se ha criado como una americana más y está muy enfadada con el mundo. ¿Por qué ellos? Natasha intentará por todos los medios encontrar una solución acudiendo a un bufete de abogados, pero no contaba con toparse con ese extraño chico que parece interesado en ella. Daniel es un joven norcoreano al que su familia siempre ha tenido bajo mucha presión. Su hermano mayor es un genio, va a ir a Harvard, de modo que Daniel tiene que estar a la altura o si no defraudará a sus padres. Además, su relación con dicho hermano es más bien nula pues éste siempre se ha encargado de ridiculizarlo delante de los demás, aunque Daniel desconoce los motivos que le impulsan a hacerlo. Tiene programada una entrevista para ingresar en Yale, pero no contaba con encontrarse con una chica fascinante.
No os voy a mentir (la verdad es que la sinopsis ya avisa bastante al lector): en esta novela hay instalove. Puede que no sea un enamoramiento profundo a primera vista, pero sí que se nos presenta su amor como algo inmediato por parte de Daniel. Natasha le parece muy interesante y cada uno de sus pequeños gestos hacen mella en él. ¿Es posible enamorarse en un sólo día? Eso es precisamente lo que ocurre en El sol también es una estrella. Me ha encantado el estilo de Yoon, y os confieso que me ha recordado mucho a la saga Desconexión de Neal Shusterman (reseña aquí). En este libro los narradores no son sólo Natasha y Daniel, sino también individuos con los que ellos se cruzan durante su día por Nueva York. de este modo, se nos da la posibilidad de conocer la historia de esa triste guardia de seguridad o de la mujer que los atiende en el restaurante, por ejemplo. En mi opinión, es un recurso que da mucho juego y que logra que te sumerjas por completo en la historia una vez te identificas con los protagonistas. Porque sí, me he visto reflejada en Natasha debido a su relación con su padre y sí, me he visto reflejado en Daniel en lo que se refiere a los sueños como buena estudiante de letras que soy. El final es bastante agridulce, un poco predecible tal vez, pero cierra bien esta historia llena de reflexiones, descubrimientos, pinceladas de conocimiento sobre otras culturas y, sobre todo, mucho amor.

Enlace: https://mioasisdepalabra.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AlhanaRhiverCross
 02 noviembre 2019
Dado que venía de leer Todo, todo, uno de mis libros favoritos de los últimos años, estaba complicado que la autora repitiera la misma hazaña de enamorarme sin que le pusiera ninguna pega. No ha sido problema porque me ha vuelto a enganchar con un libro de ritmo ágil, capítulos minúsculos y mucho amor y cuquismo por todas sus páginas, pero como las comparaciones son odiosas, no he podido evitar echar en falta más frescura y menos idealismo, puesto que se trata del rey de los instaloves donde los haya, una pareja que se enamora en un único día, apenas unas horas para conocerse y enamorarse y que ese amor sea el de sus vidas. Sí, sobre el papel es precioso y queda muy bonito, pero por el mismo motivo muchas de las reacciones y de las conversaciones que tienen quedan exageradas si relativizamos un poco.
No por ello me han gustado menos todas las reflexiones sobre la vida que tienen ambos personajes, y además me han parecido dos buenos protagonistas con historias personales muy interesantes. Aunque lo más importante, y lo que destacaría sobre todos los demás aspectos, es la diversidad y la reivindicación de los personajes no normativos (una chica jamaicana irregular y un chico surcoreano estadounidense de segunda generación) con toda la problemática que implica ser quienes son en un país supuestamente abierto a la sociedad multirracial.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (8) Ver más Añadir cita
patricropatricro28 octubre 2017
En japonés existe una expresión: koi no yokan. No significa exactamente «amor a primera vista», sino más bien «amor a segunda vista». Es lo que sientes cuando conoces a una persona de la que te vas a enamorar. Puede que no te enamores del tirón, pero de algún modo, sabes que es inevitable.
Comentar  Me gusta         30
LaiaLaia20 mayo 2018
Cuando alguien nace, las instancias superioes (Dios, una tripulación de extraterrestres enanos o lo que sea) debería equiparlo con un talonario de cheques regalo. Un vuelva-a-intentarlo, un lo-dejamos-para-otro-diía, un
anulador-de-Santa-Rita, un pase-para-salir-de-la-cárcel... En este momento, necesito usar mitarjeta de vuelva-a-intentarlo.
Comentar  Me gusta         00
LaiaLaia20 mayo 2018
La gente se pasa la vida entera buscando el amor; escriben poemas, canciones e incluso novelas enteras acerca del tema. ¿Pero cómo se puede confiar en algo que desaparece tan repentinamente como ha comenzado?
Comentar  Me gusta         00
un_capitulo_mas_un_capitulo_mas_18 junio 2019
Es lo que sientes cuando conoces a una persona de la que te vas a enamorar. Puede que no te enamores al instante, pero de algún modo sabes que es inevitable.
Comentar  Me gusta         00
un_capitulo_mas_un_capitulo_mas_18 junio 2019
El ser humano no es una criatura razonable. En vez de guiarnos por la lógica, nos dejamos llevar por nuestras emociones.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: químicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre el mundo de Harry Potter?

¿Cuántos libros componen la Saga?

8
5
7

13 preguntas
16 lectores participarón
Thèmes : Literatura infantil y juvenil , fantasía , sagaCrear un test sobre este libro
{* *}