InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Toni Hill (Traductor)
ISBN : 8425363705
384 páginas
Editorial: Ediciones Grijalbo (11/05/2023)

Calificación promedio : 3.63/5 (sobre 57 calificaciones)
Resumen:
Marcellus es un pulpo increíblemente curioso y descarado. Cada día, mucha gente pasa por delante de su tanque en el acuario de Sowell Bay, aunque pocos se detienen demasiado. En cambio, Tova, la limpiadora, le ha cogido cariño y, mientras barre, le cuenta cuánto echa de menos a su hijo, desaparecido hace treinta años en el mar.


A Marcellus no se le escapa nada y es mucho más inteligente de lo que nadie podría imaginar, pero nunca se le ocurrir... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (58) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 03 July 2023
Muchísimas gracias a la plataforma Babelio por permitirme participar en un edición privilegiada de su programa Masa Critica, gracias a lo cual he tenido la oportunidad de leer esta curiosa novela. Y muchas gracias a la editorial Grijalbo por el envió de este ejemplar.

La ciudad marítima de Sowell Bay ya no atrae a viajeros y familias como lo hacia antaño. Y esa decadencia se ha extendido a uno de sus principales atractivos turísticos, el acuario. Que es la morada de Marcellus, un enorme pulpo del Pacífico que es más inteligente que lo que uno podría pensar. Lo suficiente para saber como escapar del tanque en el que está confinado y robar comida y objetos que le llamen la atención. Y es capaz de ver la relación que hay entre la desaparición del hijo de Tova, la mujer de la limpieza y único ser humano que considera su amigo, y Cameron, un treinteañero que acaba de llegar a la ciudad en busca de sus orígenes y cuya vida es un desastre absoluto.

Si, no voy a negarlo. Lo que más me atrajo cuando leí la sinopsis fue la idea de un pulpo como narrador y encargado de resolver el misterio principal entorno al que gira esta historia. Pero creo que esa sinopsis y la publicidad entorno al libro son muy engañosos. Es verdad que Marcellus narra algunas partes de la obra y que es vital para su desenlace. Pero lo que yo entendí que todo el libro estaba narrado por el cefalópodo y eso era lo que despertaba mi curiosidad por la obra. Cuando, en realidad, la mayor parte del peso narrativo descansa en dos narradores, la anciana Tova y el joven Cameron. Así que en ese sentido me sentí un poquito estafada. Pero la verdad, reconozco que eso se debe a las ideas que yo me hice en torno a esta novela. de todas formas, la forma en que el pulpo sirve como eje conductor de la historia en muchos ocasiones, me parece muy original y muy conseguida. Hay que reconocerle a la autora su inventiva, porque poca gente tendría la santas narices de poner como narrador y protagonista a un pulpo. Que quizás no tenga tanta participación como me esperaba, pero que sin él la historia no sería lo mismo. Y hay que reconocer que cuando aparece, se lleva de calle todo el show y todo el acuario.

Por lo demás, señalar que estamos a una ante una novela que sorprende por lo sencilla que es en todos los sentidos. No estamos ante una historia que tenga giros de guion increíbles, o que trate de sorprender al lector, ni mucho menos. Y precisamente esa es una de las gracias de “Criaturas Luminosas”: el que sea directa y natural y no trate de pretender ser lo que no es, y la manera en que Shelby van Pelt maneja todo de forma que uno sabe que va a pasar en todo momento, pero aún así quiere seguir leyendo y no puede parar de hacerlo. Y es que, sinceramente, todo es increíblemente predecible desde prácticamente el primer cuarto de la novela. En una historia tan simple hubiera sido muy fácil enrocarse, crear una historia insípida y sin gracia a la que la falte de giros de guion le pasaría factura. Pero en su debut literario, van Pelt crea una historia entrañable y que fluye increíblemente bien. Se lee increíblemente rápido, de hecho cada vez que cogía este libro me ventilaba unas cien páginas sin casi darme cuenta. La pluma de la autora es muy sencilla y directa, pero a la vez tiene un tono colorista y vital, que creo que casa estupendamente con esta obra.

También creo que al que todo funcione, también ayuda la creación de unos personajes muy sólidos y muy bien diseñados. Y es que, además del pulpo Marcellus, la historia gira en torno a dos personajes: por un lado tenemos a Tova, quién emigro siendo muy niña a los Estados Unidos de America. Tras la reciente muerte de su marido, Tova está muy sola en la vida, siendo su único aliciente su trabajo como limpiadora en el acuario. Lleva una vida austera y parca, con la cual intenta contener la tristeza que le produjo la misteriosa desaparición hace 30 años de su único hijo, Eric. Y por el otro lado, nos encontramos con Cameron, un joven muy inteligente, pero que es incapaz de llevar el timón de su vida, y al que la búsqueda de su padre acabara llevando al pueblo de Sowell Bay y haciendo que trabe una bonita amistad con Tova. Son dos personajes que están muy bien hilvanados, el lector puede entender perfectamente cómo son y por qué se comportan como lo hacen debido a que conoce las circunstancias de sus complicadas vida. Ninguno de los dos son perfectos, ni mucho menos. En realidad son personajes humanos, profundamente heridos y tristes, cada uno a su manera busca coger las riendas de su vida. La autora les maneja de una manera entrañable y melancólica que logra conectar con el lector. La relación que se forja entre ellos dos se convierte en el hilo conductor de la historia, y lo que realmente sustenta el simple y poco sorprendente argumento. Además, a Tova y Cameron les acompañan una serie de secundarios que quizás no estén tan finamente trazados como ellos, pero que cumplen su función y dan mucho color a la historia. Mención especial para Ethan, que me ha parecido el más entrañable de todos.

La verdad es que, pese a todo lo que os he contado antes, hay que reconocerle a Shelby van Pelt unas buenas dosis de ingenio. Logra crear una historia en la que el misterio y la esperanza van de la mano, y en la que si escarbas bien te encuentras más de lo que aparenta simple vista. Una historia que habla de la soledad en la tercera edad, el duelo y la perdida, la búsqueda de la identidad o de lo que supone el aceptar hacerse cargo de uni mismo.

En definitiva , “Criaturas Luminosas” es en libro que tiene sus raíces en gente rota que por las circunstancias que acaba por encontrarse así misma en los lazos que empiezan a forjar a lo largo del libro, convirtiéndose en una historia increíblemente positiva, luminosa y good felling. Es un libro sobre la amistad y las segundas oportunidades muy entrañable y que se lee muy bien. No creo que le cambie la vida a nadie, pero desde luego que se disfruta mucho. Además me parece una lectura muy apropiada para el verano. No soy para nada lectura estacional, considero que cada uno lea lo que le apetezca, independientemente de la época del año. Pero admito que como novela para leer en el verano y desconectar es una buena elección. Ya no solo por su ambientación, también por la portada que tienes, con esos colores tan fuertes y vibrantes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         116
Inquilinas_Netherfield
 13 October 2023
Criaturas luminosas no es el tipo de libro que suelo traer al blog, aunque sí me gusta leer fantasía (o con elementos de fantasía, como es el caso)... ya he dicho más de una vez que llevo un par de años que reseño un 20% de lo que leo, y leo muy variado, solo que por aquí suelo traer clásicos en su mayor parte. El caso es que de Criaturas luminosas sí me apetece hablaros, porque es una lectura ideal para cuando necesitas un libro tranquilo, sencillo, acogedor y tierno; a veces la vida te pide cosas bonitas... y sí, con pulpos que narran su día a día en primera persona y que son más inteligentes y empáticos que el 95% de los humanos. ¿Por qué no?

La acción se desarrolla en el pueblo costero de Sowell Bay. Allí hay un acuario, y en ese acuario vive Marcellus, un pulpo gigante del Pacífico que tiene los días contados. La vida media de esta especie es de cuatro años, y eso quiere decir que cuando comienza la novela le quedan unos ciento sesenta días de vida... son animales muy inteligentes con una capacidad de aprendizaje y ejecución asombrosa, y Marcellus está dispuesto a aprovechar bien el tiempo que le queda. En ese acuario también trabaja Tova, una mujer de setenta años que perdió hace treinta a su hijo adolescente y hace dos a su marido. Salvo las reuniones quincenales de los martes con sus amigas de siempre, está completamente sola, y trabajar con esta edad es simplemente un modo de mantenerse activa. No le hace falta económicamente, le hace falta anímicamente. Por muy raro que parezca, entre Tova y Marcellus se establece una relación de entendimiento en el que ella habla y se desahoga y él escucha... sí, escucha, y comprende, y la entiende, y se apaña para transmitirle todo eso con ligeros abrazos de sus tentáculos (las marcas en sus brazos de las ventosas dan que hablar en el pueblo... ¿cómo te has hecho eso, Tova?). Cuando en el pueblo aparece Cameron, un joven de California en busca de un padre del que cree conocer la identidad, se ponen en marcha una serie de acontecimientos sobre los que, aunque parezca increíble, Marcellus tendrá mucho que decir... y hacer, porque estos humanos no se enteran de nada.

Criaturas luminosas es una novela sencilla, sin altibajos, sin escenas dramáticas aun cuando algunos de sus personajes estén pasando por situaciones bastante tristes o desagradables... todo el mundo tenemos bagaje a cuestas y tenemos que vivir nuestro día a día cargando con él, y eso es lo que muestra el libro. Coge una pequeña localidad en la que casi todo el mundo se conoce, donde las interacciones son casi siempre las mismas con la misma gente, donde todos acaban por enterarse tarde o temprano de lo que le pasa al vecino por mucho que ese vecino intente hacer las cosas con discreción y donde, por tanto, los chismes y el cotilleo están a la orden del día. Y en ese microcosmos es donde la autora abre pequeñas ventanas a grandes sentimientos, de esos que son inherentes a la raza humana y compartidos por casi todos sus miembros: la anciana de setenta años que se ha quedado completamente sola tras la muerte de su marido y su hijo y que sigue trabajando (aunque no le hace falta) para no tener que quedarse todo el día en su casa; el dueño del supermercado local, chismoso incorregible pero muy buena persona y secretamente enamorado de esa clienta que aparece todos los días a la misma hora y con la que solo tiene un trato de cortesía; ese grupo de amigas que se reúnen todos los martes desde hace décadas y que ve menguado su número a marchas forzadas conforme la edad va imponiendo sus reglas; la madre soltera y treintañera que ha sacado sola a su hijo adelante y que por fin ha encontrado el lugar para vivir donde se siente realmente a gusto... y el foráneo que llega desde California buscando a su supuesto padre y que al final no solo acaba echando raíces entre toda esta gente que le abre las puertas de su amistad y sus hogares, sino que descubre otras cosas mucho más inesperadas. Página a página la historia avanza cambiando de una historia a otra, sin ninguna prisa, tomándose su tiempo, una veces confluyendo varias tramas y otras dedicándose a una trama única.

Realmente la protagonista de esta historia es Tova, su soledad, su consciencia sobre la edad que tiene, la dependencia que esa edad puede llegar a acarrear en algún momento y las decisiones que debería tomar al respecto; sobre su casa familiar, una casa construida desde los cimientos por su padre, un inmigrante sueco; y sobre todo le da vueltas al modo en que perdió a su hijo cuando él tenía 18 años, porque no le cuadra la versión que le dieron las autoridades y porque no hace más que pensar en aquel día, en si estaría solo, en si alguien sabe algo y no lo ha dicho durante todo este tiempo. Tova es un mujer muy reservada, solo habla si tiene algo que decir, odia las conversaciones banales y odia que la gente se compadezca de ella; no quiere ser una carga para nadie y tampoco siente la necesidad de contarle a los demás cada paso que da en la vida. Por eso no resulta extraño que cuando más cómoda se siente es cuando está a solas en el acuario por la noches en su turno de limpieza, rodeada de todo tipo de fauna marina a quienes saluda al entrar y de quienes se despide al marcharse. Y por eso tampoco resulta extraño que un buen día su vida se cruce con la de Marcellus por circunstancias que no os voy a contar aquí, y comience una bonita (extraña, sí, pero bonita) amistad que cambiará la vida de ambos.

Y es que Marcellus es muy, muy especial... Es el único que narra en primera persona, sus capítulos son muy cortos y no demasiado numerosos. Pero no es el personaje principal de la historia aunque el marketing del libro y la propia sinopsis lo den a entender (si hay que buscar protagonistas en este libro, serían Tova, como ya comento arriba, y Cameron, el joven californiano que aparece en el pueblo); comparativamente hablando, Marcellus es el que menos páginas ocupa con mucha diferencia, pero sí es un personaje importante por el interés que despierta, lo peculiar de las cosas que dice y por lo determinante que es para que los acontecimientos vayan avanzando en la dirección que deben hacerlo. Y sí, hay que lanzarse a la piscina con él, porque si sois de los que pensáis "pero cómo va un pulpo a hacer esas cosas, saber esas cosas, pensar esas cosas... ¡no me creo nada de nada!", ni os acerquéis al libro. Este libro tiene elementos de fantasía, realismo mágico, como queráis llamarlo, y además son imprescindibles para creerte muchas de las cosas que pasan. Para que os hagáis una idea, Marcellus no solo le habla al lector de tú a tú, sino que sabe leer, entiende todo lo que dice la gente, es capaz de distinguir huellas dactilares y sabe (¡lo sabe!) cuando dos personas están (o no lo están) relacionadas genéticamente solo con verlas juntas... y además de todo esto es capaz de abrir cerrojos y se pasea por el acuario como Pedro por su casa cuando nadie le ve: tiene calculado que sus paseos no pueden durar más de 18 minutos y gestiona ese tiempo de cabeza sin problema. Y más allá todavía, este Marcellus que leemos en el libro toma decisiones y demuestra sentimientos que más parecen humanos que otra cosa. Es decir, incrédulos de la vida, a por otro libro; crédulos de las cosas bonitas que solo suceden en las novelas, adelante.

Y luego tenemos el "misterio" que rodea al tal Cameron y a ese padre que él va buscando (un magnate de la construcción) pero con el que no hay manera de ponerse en contacto... a ver, misterio-misterio no es (ni creo que sea la intención de la autora tampoco), porque el lector lo intuye en menos que canta un gallo, mucho antes de que se revele a mitad de libro (y Marcellus lo intuye en menos que se come un pepino de mar). Y Cameron no es el mejor personaje del mundo, porque tiene buen fondo pero en realidad es de esas personas que se regodean en sus desgracias y no se dan cuenta de que la gente les quiere (mucho, además) y le dan más oportunidades de las que se merece... es un poco niñato e inmaduro, para que nos entendamos, pero para eso es uno de los protagonistas de este libro: tiene su camino que recorrer y unas cuantas tortas que darse hasta llegar donde tiene que llegar. Sí que es verdad que a ratos hay escenas, situaciones, relacionadas con ese misterio que no se solventan de una manera, digamos, normal, porque si no el libro acabaría cien páginas antes... y también es algo predecible en ciertas cosas, pero oye, mira, que de perdidos al río y se lee a gustito. Tal y como está la vida es lo que muchas veces pide el cuerpo... y la cabeza.

En definitiva, Criaturas luminosas no es el mejor libro del mundo, obviamente, y sin embargo es de esas historias de las que vas a recordar la trama siempre, cosa que no se puede decir de muchas novelas que te impactan mucho en el momento de la lectura pero de las que transcurridas unos años no te acuerdas de la misa la mitad. Ya sea por la relación entre Marcellus y Tova, o por Marcellus y Tova cada uno individualmente, se queda contigo. Las criaturas del título muchas veces son todo lo contrario a luminosas, lo vemos todos los días en los informativos y también somos testigos en nuestro día a día, pero haberlas, haylas, y da gusto encontrárselas aunque sea en la ficción. Lo dicho, para leer arropaditos con una manta y tomando un té o un chocolate calentitos... cuando llegue el otoño de una buena vez, claro.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
MerMM
 27 July 2023
Criaturas luminosas es un título de lo más acertado pare este libro, reconozco que me costó un poco entrar en la historia, pero como tiene un lenguaje sencillo y bien articulado no puedes evitar seguir leyendo un poco más hasta que finalmente consigues meterte en la novela y consigue que empiece a importarte un poco lo que les pasará a los protagonistas.
Es un libro bonito y original, la idea de meter a Marcellus como un personaje clave me pareció un poco rara de entrada y como soy amante de las cosas que se salen de lo común decidí que era un buen libro para leer después de Faulkner, y en eso no me equivoqué.
Hay muchas cosas de este libro que me remiten al género romántico, con la diferencia de que la historia de amor no es el tema principal, pero la construcción de personajes y la estructura de la trama es igual, ya sabéis, primero crisis luego la búsqueda de uno mismo y/o nuevo amor, crisis de nuevo donde todo se va todo a la porra y resurgir de las cenizas y final con boda.
Es un libro que se disfruta y te da buen rollo, los personajes son entrañables, pero no dejan huella y me temo que al resto de la novela le pasará lo mismo (lo acabé ayer así que es pronto para saber 100% segura si ha dejado huella) pero aun así lo recomiendo, porque es entretenido y bonito y original y al final se trata de eso, de pasar un buen rato ¿no?
PARA QUIEN: Lectores con ganas de buen rollo, optimismo y que les recuerden que la vida es bonita, aunque a veces, complicada
LO MEJOR: Como la autora te mete un pulpo entre los protagonistas y te lo crees.
LO PEOR: que es tan bonito todo que cuando pasa algo que no es bonito ya sabes que se va a arreglar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         145
marta_lo
 10 July 2023
No ha sido una lectura de esas que vaya a recordar toda la vida, pero he pasado un buen rato leyendo esta novela.

La historia en sí es fantasiosa, y eso ya me suele costar un poco, ya que la fantasía no es un género que me llame mucho la atención, por lo que suelo necesitar algún aliciente interesante para leer. Igualmente, me ha parecido bonita, ya que nos habla de la amistad de una mujer y un animal, más concretamente un pulpo al que rescataron hace años y lo dejaron en cautiverio en el acuario del pueblo. Puede parecer algo loco, pero la manera de narrar de la autora invita a creerlo.

Lo que no me he podido creer ha sido todo el melodrama de serie de televisión de tarde. Sin hacer spoiler, y contando un poco lo que vas a saber al principio del libro y en su contraportada, que el hijo de la protagonista desapareciera hace treinta años me vale, pero todo el drama que implica su búsqueda y lo que encuentra Tova como resultado de sus investigaciones me ha parecido increíble, muy forzado como para creerlo. Lo siento, pero hay cosas que son incluso demasiado para una novela. Puedo creer que un pulpo hable y se comunique con el lector, pero hay cosas por las que no paso.

Las historias fáciles de leer como ésta cumplen la misión de entretener. Los capítulos no son demasiado largos y la autora sabe jugar con el misterio para que continúes leyendo, aunque conmigo no ha surtido demasiado efecto.

Eso sí, las descripciones de animales acuáticos me han gustado, me ha parecido un punto interesante del libro. La historia en sí, como digo, ha sido una decepción para mí, pero hay puntos que me han agradado y por eso he continuado su lectura, porque me parecía que merecía la pena, solo por eso.

No solo tenemos a Marcellus y Tova como personajes de la novela, pero tampoco me quiero meter a hablar de otros porque se descubre parte del misterio de la historia. Alguno me ha parecido un poco cliché, pero otros me han gustado más.

Una novela que entretiene, muy estacional diría yo, ideal para el verano y sus largas y cálidas tardes. Recomendable solo si te gusta esta clase de historia o quieres leer un libro fácil.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         74
RocioPV
 21 July 2023
"Criaturas luminosas" de Shelby van Pelt es una novela que busca conmover al lector y fortalecer la fe en la bondad innata de las personas a través de una historia mágica y conmovedora. Normalmente, este tipo de historias no son lo mío, pero gracias a la oportunidad que me dio la plataforma Babelio para leerlo pude salir de mi zona de confort, y el experimento no salió mal del todo.

La trama se centra en Marcellus, un pulpo inteligente y encantador que se encuentra en los últimos días de su corta vida de cuatro años. Decidido a hacer un uso significativo de su tiempo, Marcellus se propone ayudar a algunos seres humanos perdidos a resolver sus vidas. Tova, una mujer de 70 años trabajadora y encantadora, y Cameron, un joven que ha tenido dificultades en la vida, son los protagonistas humanos. Sin embargo, aquí es donde la trama muestra algunas debilidades. Aunque Tova es un personaje bien desarrollado y empático, Cameron es retratado como un perdedor egoísta y quejumbroso, lo que dificulta su conexión con el lector. A pesar de su supuesta inteligencia, su comportamiento lo hace poco adorable y, en ocasiones, molesto. Su falta de redención o desarrollo emocional a lo largo de la historia puede afectar la percepción general del libro.

Por otro lado, a mí parecer, la trama y los personajes tienden a parecer algo sesgados y alejados de la realidad, lo que podría afectar la verosimilitud para algunos lectores. Aunque la narrativa es entretenida, la trama sigue un enfoque predecible para este género de ficción con finales felices.

"Criaturas luminosas" es una novela que busca atraer a aquellos que disfruten de historias mágicas y conmovedoras, aunque algunos podrían sentir que la trama carece de profundidad y realismo en ciertos aspectos. Aunque el libro se puede leer rápidamente, su enfoque en la emotividad puede no ser del gusto de todos los lectores. En última instancia, es una lectura ligera y accesible, pero con ciertos aspectos que pueden incomodar a algunos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
marta_lomarta_lo10 July 2023
Sé usar herramientas. Sé resolver rompecabezas.
Ninguno de los otros presos presenta tales habilidades.
Mis neuronas, distribuidas por los ocho brazos, alcanzan el medio billón.
Comentar  Me gusta         90
pattleelibrospattleelibros01 July 2023
La mayor parte de lo que dicen los humanos son tonterías, pero quizá lo más patético de esa basura de discurso sea su tendencia a ensalzar su propia idiotez. Con ello me refiero a afirmaciones absurdas del estilo de: «¡Lo que no sabes no te hará daño!». O, aún peor: «La ignorancia es una bendición».
Comentar  Me gusta         10
Blog_La_CopelaBlog_La_Copela21 June 2023
¿Por qué los hombres no usan sus millones de palabras para decirse simplemente lo que desean los unos a los otros?
Comentar  Me gusta         40
EldesvandellectorEldesvandellector12 July 2023
Humanos... La mayoría de vosotros sois insulsos y torpes. Pero, de vez en cuando, podéis ser criaturas luminosas.
Comentar  Me gusta         40
dunalovesdunaloves18 July 2023
Por regla general, me gustan los huecos. El que hay en la parte superior del tanque me da libertad. Pero no me gusta que ese hueco esté en su corazón. Ella solo tiene uno, no tres, como yo. El corazón de Tova. Voy a hacer todo cuando pueda para que tape ese hueco
Comentar  Me gusta         10
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro

Otros libros de Shelby Van Pelt (1)Ver más