InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466607722
Editorial: EDB INFANTIL FICCION (04/09/2002)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Aún no tenemos la descripción del editor en nuestra base de datos (contraportada)
Añadir la descripción del editor

También puedes contribuir a la descripción colectiva redactada por los miembros de Babelio.
Contribuir a la descripción colectiva
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
lallavedeplata
 12 junio 2018
Son historias simples, entretenidas, ideales para pasar el rato. Pienso que, uno de los puntos principales que me permitieron disfrutar el libro es que ya sabía qué me iba a encontrar dentro de él. Explico esto mejor: Las historias de R.L. Stine son dirigidas a los niños, por lo tanto, a mi edad, ya sabremos que no vamos a encontrar una trama o personajes profundos o complejos, pero, sabiendo qué esperar e ir a buscarlo y obtenerlo lleva a un buen resultado… como esas películas de zombies o fantasmas del montón, ya sabremos qué pasara, sin embargo lo consumimos alegremente porque solamente queremos pasar el rato viendo sangre u objetos moviéndose solos durante una hora y media de desconexión cerebral. Creo que si alguna persona que no conociera el foco de las historias de Stine, leyera alguna de sus obras esperando algo interesante, terminaría por no gustarle. No porque sean malas, insisto, más bien por su simplicidad.
Las historias, como ya he dicho, son de una trama muy simple. Los protagonistas siempre serán niños, nunca mayores de 13 años, a los cuales, por distintas circunstancias, les ocurrirán grandes y aterradoras desdichas. El propio Stine, antes de comenzar cada historia, ha dejado una pequeña anécdota de cómo fue que escribió tal cuento, de dónde obtuvo la inspiración para tal otro. Muchas de estos cuentos fueron la respuesta a la pregunta que el propio Stine se realizaba “¿Qué pasaría si…?” Por ejemplo: ¿Qué pasaría si los dragones si hubieran existido? ¿Qué pasaría si mis padres me hubieran abandonado en un bosque? Lo bueno en Stine, al menos en estas historias, es que no se limita al simple hecho de, por ejemplo, niños abandonados que se pierden en un bosque y pasan una aterradora noche ahí, nuestro querido Stine da una vuelta de tuerca a cada historia, de una forma aterradora por supuesto, lo cual rompe (aunque no en todas las historias) el hecho de que sean giros muy predecibles. Algunos de estos giros se me hicieron muy originales, lo cual es espectacular en esta clase de historias clichés para chicos.
Hablando de esto, los personajes de Stine son, nuevamente, algo que se aprecia cuando uno ya sabe que se encontrará. Son los clásicos personajes niños y pre adolescentes yankees, miedosos en algunos casos, molestos bromistas en tantos otros y niñas algo respondonas que siempre llevan la contra a sus amigos más descarados. Sí, son los niños típicos de esta clase de historias, pero se disfrutan en cierto nivel. Ver cómo estos niños salen de los problemas en que se han metido (aunque no siempre lo logren) pensando en soluciones que, en un principio no parecieran que funcionarán ,es en verdad muy entretenido, y si, lo repito: es increíblemente predecible, pero lo realmente entretenido es conocer el resultado, si fue exitoso o no y cómo termina todo luego de eso.
Algo que de verdad me gustó, fueron ciertas pasajes de una gran cantidad de cuentos. Estos pasajes, por supuesto, fueron la parte jugosa y terrorífica de cada historia. No es que me haya asustado como con Stephen King o Lovecraft, pero ciertas partes eran espeluznantes realmente, mejor dicho las situaciones que se planteaban. En esos momentos me sentía cómo R.L. Stine preguntándome a mí mismo: ¿Y si este pasaje lo hubiera escrito para un público adulto? ¿Si esta escena hubiera sido descrita por otro escritor de terror, como por ejemplo el mismo Stephen King? La respuesta fue que, si esto hubiera pasado, el resultado habría sido espectacular. Stine crea situaciones que, saliendo de la forma de escribir para niños, podrían llegar a ser algo terrorífico en la vida real, incluso perturbador. Esta sensación de sorpresa me la encontré en más de un cuento, fue algo que me gustó muchísimo y que hicieron que me diera cuenta de que R.L. Stine tiene una imaginación muy elevada, y que si quisiera podría escribir historias de terror increíbles. No estoy diciendo que escribir exclusivamente terror para niños esté mal, sólo digo que, si quisiera pasarse a otro tipo de público, podría hacerlo con buenos resultados.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro


Lectores (1) Ver más




Test Ver más

¿Cómo se escribe?

Los nombres de personajes en un libro aparecen:

En cursiva
En mayúsculas
Con mayúscula incial

10 preguntas
153 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}