InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8493451525
Editorial: Cuanto te Quiero (01/04/2017)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
Los miembros de Babelio no han redactado aún la descripción de este libro.
Sé la primera persona en escribirlo

También puedes añadir la descripción del editor (contraportada)
Añadir la descripción del editor
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 27 diciembre 2017
Uno de los regalos más intrigantes y venturosos con los que se puede agasajar a una chica de dieciocho años es la libertad para descubrir su cuerpo y su mente. Esto es más o menos lo que se imaginó para sí Hannah cuando eligió un viaje a Málaga como regalo para su entrada en la madurez. Pero si algo hay que tener es un deber de cuidado con el destino, y más con los deseos que se le piden, no sea que al final se te concedan.
Esta breve introducción la comento más que nada porque Hannah viaja por primera vez sola a un país extranjero (en su caso España, ya que ella como aclaración es alemana) y, una vez aterriza en Málaga, piensa que todas sus frustraciones y anhelos, todas las piezas dispersas en su cabeza, van a encajar por el simple hecho de ser mayor de edad, estar sola y haber elegido una ciudad cosmopolita y alegre.
Lejos de todo esto, Daniel Morales nos va dando pistas al tiempo que pone piedrecitas en nuestro camino lector. Desde el principio compara de una u otra forma a Hannah con Alicia en el país de las maravillas; al igual que Hannah, asistimos y observamos esperanzados su destino, pero pronto vemos el modo en que nuestra protagonista se relaciona con los primeros personajes masculinos, no tanto con Marcos, pues a este le une un halo sentimental, pero sí con Günter, con el que entabla una relación fría y sin corazón donde la reciprocidad brilla por su ausencia... y si algo recuerdo de la protagonista de la novela de Lewis Carroll es precisamente su buen corazón.
Por ello, pienso que lo que tal vez quiere decirnos Daniel Morales es que, al igual que Alicia cayó a una madriguera y se abrió ante ella un mundo mágico, distinto a todo lo conocido y estudiado, para Hannah, cumplir dieciocho años supone la apertura a ese mundo desconocido y a la vez añorado, aunque este descubrimiento conlleva la desaparición de la tierra que la sujeta, al igual que le ocurrió a Alicia.
Ya sea Alicia, ya sea Hannah, en el momento en que traspasan o transgreden sus realidades hasta entonces conocidas también desaparecen o se transforman las reglas y los deberes, acarreando así unos sentidos y significados distintos de justicia, libertad y pureza. Se modifican sus realidades, las cuales ahora, en su tiempo presente, son muy distintas y divergentes a lo antes conocido.
Saliéndome del símil que el autor realiza con la novela de Lewis Carroll, Habrá valido la pena es la historia, llamémoslo despertar o iniciación, de Hannah, una chica bellísima e inteligente a la que la vida ha agasajado con estas dos prebendas. Pero, lejos de sentirse feliz, ella elige siempre los caminos más largos y retorcidos, y así, en cada etapa de su iter, somos partícipes de cómo al tiempo que su cultura y educación avanzan y maduran, su inteligencia emocional, y sobre todo sexual, se anestesian y se endurecen de tal forma que solo cuando llega a la liberación física en sus relaciones sexuales encuentra la conexión con su vida. Ella recorre su camino alejándose siempre de su zona de confort, buscando un tipo de vida que ella denomina pura y eligiendo en todo momento su destino.
También es verdad que la libertad, ese don tan precioso y escaso para muchos de los habitantes de nuestro planeta, es un verdadero desconocido. Para Hannah es la oportunidad de explorar y buscar algo, un no sé qué que, lejos de calificar como masoquista o dramático, considero que se trata de vivir nuevas experiencias que en principio parece que van a enriquecerla en todos los aspectos de su vida, aunque luego descubrimos que, conforme va cerrando etapas, se le abren otras puertas que la trasladan a realidades más oscuras y cerradas. Hannah no es una víctima. Ella es consciente en todo momento de que puede salir y liberarse de esas madrigueras, pero elige no hacerlo y seguir explorando... al lector solo le queda esperar y observar si le habrá valido la pena salir de su zona de confort, de su familia y de la ruta marcada desde su nacimiento.
La literatura es uno de los pilares principales del libro. Daniel Morales dota a Hannah de una curiosidad y un afán lector que enriquecen su cultura, pero opino que ella, por sí misma, no se deleita al descubrir a los grandes autores, sino que siempre es otra persona quien se los digiere y se los ofrece. Esta transacción, como todo en la vida, no resulta gratuita y, por ello, al tiempo que cultiva la literatura, durante su etapa con Thomas su vida se retuerce y se tambalea entrando en barrena.
En este libro Daniel Morales nos da a conocer su riquísima y descriptiva narrativa, forjada gracias a cultura e inteligencia. Esta se revela en cada página del libro y se descubre en cada uno de los personajes, quienes nos invitan a conocer muchos y diferentes mundos así como sus distintas clases sociales, con sus características e idiosincrasias propias. Así, al tiempo que Hannah va descendiendo a sus diversos infiernos, el autor va construyendo una trama encorsetada en una telaraña que la atrapa, impidiéndole vislumbrar la luz o el sentido de su vida.
Terminando, reconozco que hay momentos en la lectura en los que Hannah, más que una Alicia, me ha parecido una Brunilda, perdida y condenada, descendiendo a los infiernos o cabalgando hacia el Valhalla.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
laberintosdetinta
 18 enero 2018
Habrá valido la pena es una novela que tenía todas las bazas para gustarme: las continuas referencias literarias, el estilo del autor, su ambientación... Lo que no esperaba es que me gustara como lo ha hecho. Tanto que creo que se va directamente a la lista de mejores lecturas del año.
La historia se abre de una manera muy típica: con una joven alemana, Hannah, que quiere pasar las vacaciones sola (sin sus padres) por primera vez en la vida y su destino para ello es Málaga. Ya desde la primera página se nos revela una de las obsesiones de Hannah: perder la virginidad. Teniendo esto en cuenta, la novela se impone como un bildungsroman que nos incita a seguir el desarrollo desde la adolescencia más tierna hasta el principio de la edad adulta de Hannah con los conflictos morales y el desarrollo físico y psicológico que conlleva y con las típicas dudas que surgen en esa época de la vida.
Creo que una de las grandes virtudes de la novelas es innovar dentro de esta forma literaria clásica: la historia de Hannah es un camino hacia la degradación desde el idealismo y es que, si en estas primeras páginas vemos a una soñadora Hannah, obsesionada con Alicia en el país de las maravillas, que cree que va a encontrar el gran amor de su vida, después, de forma paulatina y sin saltos bruscos, la narración imbuye al lector parte de la locura incipiente de Hannah y le arrastra a seguir la evolución (o involución) de esta.
Esta mezcla indisoluble de idealismo, locura, decepción, insatisfacción, fracasos, ambición, riesgo, experiencias y relaciones tormentosas en las que Hannah se ve enredada surge la fantástica atmósfera de la novela que se debate entre lo onírico y lo costumbrista, una mezcla que parece creada para no congeniar, pero el autor ha hecho que entre una descripción detallada de un pueblo malagueño totalmente realista y cotidiana se introduzca una pizca de fantasía y de delirio.
Esta atmósfera siempre está relacionada con la ya comentada relación que tiene la protagonista con Alicia y es otro elemento que me ha encantado de la novela: es profundamente metaliteraria e intertextual: se habla de libros, de técnicas literarias, de novelas concretas y de Alicia hasta un punto en el que es imposible extraerlo de la trama principal, pero también nos encontramos con reflexiones sobre qué es la literatura, cómo debe ser esta disciplina, los mismos escritores o la crítica literaria. de hecho, uno de mis capítulos favoritos parece básicamente un ars poetica del propio autor.
Me explico. En cierto momento de la novela un personaje escritor, Thomas, habla largo y tendido sobre el panorama literario, sus convenciones y prejuicios, dejando totalmente claro que él no se deja amilanar por ellos y afirma que él escribirá lo que le apetezca escribir. Una de las cosas de las que ese personaje se queja es de que al autor y al lector “se les obliga a escoger" un género o un estilo literario como el mejor, tiene que defenderlo a capa y espada; y por eso, otro género no puede parecerle bueno también. Otro ejemplo que utiliza es que a la crítica le parece incoherente la mezcla entre lo reflexivo y lo cómico, o la inclusión del sexo, las drogas o la violencia en las novelas como algo que las degrada y las convierte en “baja literatura” porque busca un publico “facilón”… Así las cosas, leyendo Habrá valido la pena vemos como Daniel Morales construye tanto algunos pasajes cómicos como otros tremendamente reflexivos, y también incluye varias escenas de sexo explícito.
En cuanto al tema de los personajes, el peso de la trama recae y es llevado perfectamente solo por un único personaje, Hannah, aunque aparezcan secundarios siempre es desde la visión subejetiva de la protagonistas desde nos desplazamos y desde donde observamos a los demás y me parece un personaje tremendamente bien construido: tiene múltiples facetas, es un ser humano, no un personaje plano. Aclaro aquí que Hannah como persona es, en algunos momentos, horrible, y que yo no empatice con algunas cosas que hace no significa que no sea un personaje muy conseguido. de hecho, siempre he pensado que son esas cosas las que te hacen saber que estás ante un personaje trabajado, porque no es necesario empatizar, es necesario comprobar que no te está hablando un tópico hecho personaje, sino una persona dentro del papel, con vicios y virtudes, que toma malas y buenas decisiones.
Aunque la protagonista principal sea tan coherente dentro del mundo literario al que pertenece, me hubiera gustado saber más o conocer un poco mejor a los otros personajes, quizá esto sea algo que me ha faltado.
También me ha fallado un poco el final: creo que una de las escenas finales (penúltimo capítulo) es muy potente y resume muy bien todo lo que ha ido pasando a lo largo del libro: queda grabada en la mente del lector. No obstante, el último capítulo, aunque termina de fundirse con el espíritu de Alicia presente durante toda la novela, ha hecho que decaiga y se emborrone un poco la fuerza del penúltimo capítulo.
También me ha gustado el estilo narrativo del autor, buena prueba de esto es que la mayor parte del libro es narración, ya que las escenas dialogadas son menos comunes. En todo momento esta narración me ha parecido bien llevada y con un ritmo fluido, incluso las digresiones que hace son interesantes, algunas divertidas, algunas que llevan a la reflexión… y aportan sentido al conjunto de la obra.
En resumen, es un libro que me ha sorprendido mucho. de igual modo, estoy muy agradecida a Daniel por haberme ofrecido la oportunidad de leer su novela, porque quizá sin este gesto no hubiera llegado hasta ella. Espero seguir leyendo sus siguientes trabajos.

Enlace: https://laberintosdetinta.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura contemporáneaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
80 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *}