InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8478080325
Editorial: Editorial Sirio (10/11/2000)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Gustav Meyrink nos transmite la enseñanza más pura y trascendental: "La llave que abre nuestra naturaleza interior está exodada desde el diluvio. Esta llave es estar despierto. Estar despierto lo es todo. El hombre está convencido de estar despierto, cuando en realidad se halla preso en una red de sueños que él mismo ha tejido".
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Bastianproger
 21 febrero 2021
Una lectura a El Rostro Verde de Gustav Meyrink
“La historia es el relato de lo que acontece cuando demonios o dioses se adueñan de una carne mortal y manchan el suelo con sangre.”
Nicolás Gómez Dávila.
Leer El Rostro Verde es adentrarse en el profundo mar de la psique, contada con una prosa llena de simbolismos esotéricos que le habla a nuestro inconsciente. La novela se nutre del contexto histórico decadente de inicios del siglo XX, de ese naufragio que no acaba, con una Guerra Mundial ya en la mente colectiva de Europa y otra más, por venir, gestándose en las entrañas mismas de la humanidad. Con un estilo onírico y surrealista, paseamos por las calles de Amsterdan del 1916 y también por un manifiesto de esperanza posible para el individuo moderno, mas no para la masa común destinada a perecer.
En búsqueda de la nueva humanidad
“No sin razón sonríen las estatuas de Buda y lloran la de los santos cristianos.” [p. 23]
Harto se ha escrito sobre la posibilidad de un cambio trascendental en la humanidad. Ya en el lejano año que se publicara El Rostro Verde (1916) este ideal, como respuesta al decadente espíritu de la industrialización y el materialismo, aparecía como meta utópica a lograr, a veces como un riguroso camino espiritual de revelación, a veces como un cambio político-social fundacional, que en común buscaban, de alguna manera, la totalidad del hombre.
Mientras el psicoanalista Carl Jung comenzaba a profundizar en su psicología de los sueños, Gustav Meyrink, desde un plano imaginativo, se le adelantaba expresando el inconsciente humano y sus influyentes habitantes. “En El Rostro Verde hay verdades profundas…” [1] escribiría Jung en los 60 al preguntarle sobre Meyrink, al cual por cierto, nunca conoció, a pesar de estar ambos sumergidos en los mismos torrentes de aguas invisibles.[2]
Uno de los argumentos que se desarrollan en el libro es la posible gestación de un nuevo tipo humano a través del despertar espiritual. Como un daimón, el rostro verde se les aparece ha algunos individuos más sensibles, que por lo general, vivían descontentos de la modernidad o estaban destinados a un futuro sufrimiento. El rostro está en todas partes posiblemente desde los inicios del tiempo. Por ejemplo, es el espíritu detrás de un grupo espiritista cristiano-esotérico-cabalístico; el espíritu detrás de los poderes mágicos de un negro zulú; el espíritu detrás de un misterioso manuscrito sobre la iluminación. Constantemente esta moviendo los hilos espirituales de algunos iluminados, siendo de guía entre las ideas y el consciente. “Creemos generar las ideas con nuestro cerebro, pero ellas hacen lo que quieren, más independiente que cualquier criatura.”[p. 37] El misterioso rostro es quien trae las ideas a la mente de las personas y es también la idea revelada que busca superar el vacío espiritual y las filosofías materialistas que mantienen a la humanidad en terribles guerras. Es él la senda que el individuo nuevo debe tomar.
Meyrink, con la ayuda de imágenes alquimistas, como la unión de los opuestos, el matrimonio sagrado; y simbología religiosa, ora cristiana ora egipcia, nos cuenta que todo corresponde a una verdad mucho más profunda y universal que cualquier dogma o religión, y que la humanidad debe recuperar para si. En este caso hay una sincronismo con los arquetipos del inconsciente de Jung.
“La humanidad se ha hecho sin saberlo una muralla contra si misma: el materialismo“[p. 259]
El tipo de humanidad que hay que superar es quien recibe la critica ácida en la novela. Tenemos, por ejemplo, una muestra de la total decadencia de los valores morales-sociales y del sentido de trascendencia. Una humanidad que destruye y se auto-destruye sin sentido alguno. El materialismo filosófico, que tuvo que extirpar toda noción del alma para sus fines, es uno de los pilares que sostiene a esta humanidad obsoleta, y es en donde Meyrink pone una gran cantidad de minas. “Experimentó la extraña impresión de que su cabeza fuera una cárcel dentro de la cuál él estaba agazapado mirando a través de los ojos […] un mundo de libertad que huía para siempre.” [p. 59].
El evidente desprecio del autor por la clase burguesa y su esnobismo se transforma en un despreció por la actitud indiferente que suelen tener “los estudiosos” frente a todo lo que huela a irrealidad y misterio, conceptos ninguneados por la ciencia y por ende, por el estudioso-burgués apóstol de la nueva religión racional. Una presentación de magia sirve de escenario para transponer dos visiones sociales frente a lo oculto: Por un lado la burguesía se muestra impasible, muy acorde al racionalismo que ignora al alma y a su capacidad de impresión. Por otra lado, las clases más sencillas aún mantienen esa capacidad de impresión y de credulidad, pero como vemos al final, esa credulidad los hace caer en manos de falsos profetas o religiones literalizadas. Es así, como Meyrink nos dice que el alma, el mundo daimónico, es ignorado completamente por el pensamiento moderno, donde sus clases dominantes pasean de la mano con el materialismo limitador para justificar sus acciones destructivas en pos del desarrollo. Las nauseas y el horror que siente el personaje al ver la reacción del público en el espectáculo es la respuesta del autor a todos ellos.
Así que a pesar de que se intente ocultar este Inconsciente Colectivo tras las murallas del pensamiento científico, este siempre estará allí, moviendo sus hilos, influyendo en el pensamiento del individuo y de la humanidad. Cuando Freud descubrió un inconsciente personal que determinaba el comportamiento del individuo, se le trató de analizar bajo el lente racionalista pero sin mayor éxito. Pronto Carl Jung re-descubriría que también hay universales habitando este inconsciente e influyendonos no solo de manera individual sino también colectiva, y que estos universales tienen vida propia y han estado allí desde siempre.
“Hasta ahora los seres se han descuartizado para dar gusto a ciertos seres invisibles, que por precaución, en lugar de espíritus se llaman ideales.”[p. 159]
El Rostro Verde daimónico

“Es fácil evitar las apariciones y sus peligros: Basta permanecer hombre, un simple hombre. ¿Pero que obtendrías con eso? Quedarías en la prisión de tu cuerpo en espera de que el verdugo muerte te lleve al patíbulo.“[p. 260]


Enlace: https://hambreliteraria.word..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (5) Añadir cita
BastianprogerBastianproger21 febrero 2021
“Es fácil evitar las apariciones y sus peligros: Basta permanecer hombre, un simple hombre. ¿Pero que obtendrías con eso? Quedarías en la prisión de tu cuerpo en espera de que el verdugo muerte te lleve al patíbulo.“
Comentar  Me gusta         00
BastianprogerBastianproger21 febrero 2021
“Se erguía casi hasta el techo un grueso palo, negro de podredumbre, con una viga horizontal en la punta como una cruz decapitada. Una serpiente verde[…] enrollada varias veces en el palo, dejaba colgar la cabeza.”
Comentar  Me gusta         00
BastianprogerBastianproger21 febrero 2021
“Hasta ahora los seres se han descuartizado para dar gusto a ciertos seres invisibles, que por precaución, en lugar de espíritus se llaman ideales.”
Comentar  Me gusta         00
BastianprogerBastianproger21 febrero 2021
“La humanidad se ha hecho sin saberlo una muralla contra si misma: el materialismo“
Comentar  Me gusta         00
BastianprogerBastianproger21 febrero 2021
“No sin razón sonríen las estatuas de Buda y lloran la de los santos cristianos.”
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

cuanto sabes de boulevard

cual era el apodo que le puso la prima de luke

patetico
pushi
lu
howland

12 preguntas
29 lectores participarón
Thème : Boulevard de Flor M. SalvadorCrear un test sobre este libro