InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre El último caso (9)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
Inquilinas_Netherfield
 22 diciembre 2019
El año pasado os traje al blog El caso Demichellis, de Francisco Marín, un thriller ambientado en la (como yo la llamo) Ibiza de los ibicencos, la ciudad que respira tranquila cuando se marchan las hordas de turista. El último caso arranca cuatro años después de los sucesos ocurridos en la primera novela pero con los mismos personajes y la misma ambientación en la isla pitius.

Hace unos años, y siendo prostituta, Irina conoció a Miguel Tur, un rico empresario ibicenco veinte años mayor que se enamoró perdidamente de ella y que, tras abandonar a su mujer, la convirtió en su segunda esposa. Por parte de ella hay más cariño y respeto que amor, pero Miguel le da tranquilidad y seguridad y, aunque la familia de él jamás la acepta, viven tranquilamente su vida de casados durante tres años hasta que ella desaparece, y así comienza el libro. Piden un rescate elevado que Miguel puede pagar sin problemas, pero algo sale mal y cuando va a entregar el dinero, es asesinado. Irina aparece viva cerca de donde encuentran el cadáver de su marido... y se convierte en sospechosa o, al menos, en uno de los sospechosos, porque hay mucho donde elegir. ¿Será el culpable un familiar de Miguel, alguien cercano a él que sabía que disponía de ese dinero sin problemas, o alguien relacionado con el pasado de Irina que quiere ajustar cuentas?

Es aquí cuando entran en acción los personajes que conocimos en El caso Demichellis, la anterior entrega: el pintor y escritor Paco Marín, el abogado Raúl Ballesteros y el detective privado Alex Zarco. El primero porque era amigo y vecino del matrimonio formado por Miguel e Irina, el segundo porque es contratado por Irina como su letrado para así poder estar al tanto de toda la investigación oficial y, el tercero, porque es contratado a su vez por Ballesteros para realizar la investigación extraoficial del caso. Y así, moviéndonos por las calles, zonas y terrazas de Ibiza, iremos avanzando en un caso de asesinato en el que la clave de todo es averiguar por qué un hombre que iba a pagar sin pestañear un rescate astronómico acaba muerto. ¿Qué salió mal? ¿Por qué? ¿Qué querían realmente los secuestradores?

El caso Demichellis, el debut literario de Francisco Marín, podría considerarse un thriller judicial en el que el sistema jurídico español no sale bien parado: un hombre es declarado culpable sin pruebas irrefutables que lo condenen y, dada la inoperancia de la justicia, son personas ajenas a ella y de manera privada las que deben resolver el caso y encontrar al auténtico culpable. En El último caso son otros los temas que subyacen bajo la trama del asesinato: la prostitución (voluntaria o involuntaria), el blanqueo de dinero de mafiosos provenientes del este de Europa, la drogadicción, el modo en que se viven las nuevas relaciones sentimentales en la considerada mediana edad, los prejuicios de las familias antes esas relaciones (sobre todo cuando hay mucho dinero de por medio), la desconfianza, los celos, el maltrato... Muchos temas que no sobrecargan la trama ni están metidos con calzador: cada uno ocupa el lugar que le corresponde y las páginas que necesita para hacer avanzar la historia e ir abriendo vías y esclareciendo puntos.

Y es que Francisco Marín despliega un abanico de vertientes y posibilidades entre las que se mueven y esconden las motivaciones y claves del asesinato, y por eso El último caso es una novela difícil de calificar, porque podría considerarse un thriller pero mucho más pausado y sosegado de lo que podría sugerir actualmente el término. Que nadie busque acción a raudales entre estas páginas porque, en lugar de un ritmo febril que no da respiro al lector, el devenir de la historia tiene su propio tempo y un regusto notable a los inicios del género, donde primaban los personajes, las relaciones entre ellos y el constante intercambio y flujo de información que ofrecen las entrevistas, visitas y pateos arriba y abajo por los distintos escenarios dignos de estudio. Sabéis que yo soy muy de novelas policíacas clásicas, así que comprenderéis que disfruto mucho de esta singular cadencia narrativa. Ojo, que nadie confunda esto con una lectura lenta; más bien al contrario, es muy fluida, las páginas vuelan y los capítulos, muy breves, te dejan siempre con ganas de seguir leyendo para averiguar qué ocurre en el siguiente. El libro se lee en un suspiro.

También tenemos un aspecto metaliterario curioso. Ya de por sí sorprendía encontrar en el primer libro a un personaje que se llamaba igual que el propio autor, y en esta segunda novela encontramos a ese mismo personaje publicando un libro también llamado El caso Demichellis que narra los sucesos acontecidos en el susodicho primer libro. Libros dentro de libros... pero además el autor (el de verdad, no el literario, aunque lo haga con la voz de su alter ego) no deja pasar la ocasión de dar también voz y poner sobre la mesa (y denunciar en cierto modo) algo que creo que le ocurrió a él realmente con la publicación de su primera novela y que no voy a comentar aquí para no estropear el detalle a otros lectores. Por terminar con el aspecto metaliterario de la novela, me ha surgido una duda a raíz de la última frase del libro y del título de la propia novela... no puedo dejar de comentarla porque me ha llamado mucho la atención, pero tampoco puedo decir más al respecto salvo preguntarme ¿están relacionados? ¿Nos quiere decir algo el autor? xD.

El caso Demichellis me gustó pero creo que, objetivamente hablando, El último caso supone un salto cualitativo considerable y para mejor en muchos aspectos. Yo he notado un Francisco Marín mucho más seguro a la hora de plantear la trama, de desarrollarla, de moverse entre los distintos escenarios y de saber dosificar tanto la información como el modo de repartirla a lo largo de toda la novela para que el culpable dé la cara cuando debe darla, no antes. No hay paja, todo lo que está tiene que estar y tiene un fin determinado. Además los personajes son más sólidos, más tangibles incluso, y la evolución que sufren algunos de ellos con respecto a la primera novela les favorece mucho y los hacen yo diría que incluso más interesantes (estoy pensando sobre todo en Zarco: me gusta mucho este Zarco post-suceso del final de la anterior novela).

En definitiva, ambos libros proponen buenas lecturas, pero El último caso me ha parecido mejor libro que su antecesor, más maduro y más asentado. Se centra en la investigación, la trama avanza de manera enérgica, está muy bien escrita y los personajes, lejos de estancarse con respecto a la anterior historia, crecen y están más cómodos en el lugar que les toca ocupar. En cuanto a lectura ágil, yo lo leí en apenas dos días y trabajo mañana y tarde, por si os sirve el dato :) Sobre la duda que se suele plantear en estos casos, ¿se pueden leer las dos novelas de manera independiente? Como poder, se puede porque son casos autoconclusivos, pero si de mí depende aconsejar, aconsejaría leerlas en orden porque al fin y al cabo son los mismos personajes con un recorrido vital y en El último caso se hace alusión a hechos y personajes que ocurren y aparecen en El caso Demichellis, y obviamente la única manera de entender el conjunto en su justa medida es conociendo todos los pormenores que se cita en ellos.

No sé si Francisco Marín seguirá con estos personajes o se adentrará en nuevas aventuras literarias pero, sea como sea, yo seguiré acompañándole como lectora.

Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Mipequenorinconblog
 18 noviembre 2019
Durante la trama veremos como el detective va investigando el entorno de Irina y Miguel, e iremos descubriendo los secretos que ocultan y los motivos que podrían tener para matar. Pero la trama se complica cuando entra en acción la mafia rusa, la prostitución...

Es la primera obra que leo del autor y tengo que decir que me ha entretenido mucho, su pluma es fluida y no da grandes rodeos a la hora de narrar, algo que también se agradece. La verdad es que hace que casi todos parezcan sospechosos. Sorprendiéndote con el final, aunque si lo piensas es predecible, lo bueno es que sabe por donde llevarte y que lo simple no lo sea tanto, ya que todos pueden tener un motivo para estar detrás del secuestro de Irina.
Enlace: https://mipequenorinconblogs..
Comentar  Me gusta         00
lectoraDreams
 09 octubre 2019
Una nueva novela policíaca de la mano de Francisco Marín y mi primera toma de contacto con este autor. Este libro es independiente pero tiene el mismo protagonista que el libro anterior del autor titulado "El caso Demichellis": el detective Álex Zarco. Aunque hace mención a él varias veces, no es necesario haberlo leído.

Una desaparición sirve como punto de partida para desarrollar esta historia. Un grupo de conocidos de lo más variopinto se dan cita en el escenario de Ibiza. Irina, una mujer a la que no todo el mundo mira bien, no aparece y saltan las alarmas. Así, su desaparición y una muerte que descoloca a todos hacen que el detective Álex Zarco y el abogado Ballesteros pongan en marcha su maquinaria para descubrir quién está detrás de todo aquello, bajo la atenta mirada del autor Paco Marín que se introduce en su propia novela como personaje.
"El último caso" ha sido una obra que ha ido mejorando con las páginas una vez que comenzó a incrementarse el ritmo, va tomando interés a medida que se sumerge en la investigación, tirando de los hilos y entretejiendo varios giros inesperados.

Una trama que se adentra en las redes de la prostitución, de mafias, drogas y la jet set ibicencas como línea argumental de la novela. Junto a ello, amores de conveniencia, relaciones imposibles, envidias, investigación, ajustes de cuentas... en definitiva, una novela policíaca con tintes clásicos.
Una novela no muy extensa, que se lee rápido, es dinámica una vez que ha cogido el ritmo y que tiene un ligero sabor añejo que te trasporta al pasado aún estando situada en el presente. Su ambientación y la sociedad que representa no quedaría lejos de aquella Marbella de Gil.

La narración en tercera persona con un narrador omnisciente que nos hace partícipes de la trama allí donde van surgiendo los puntos de interés, centrándose en uno u otro personaje. 49 capítulos cortos que aumentan el dinamismo de la obra y su lectura. En este momento tengo que poner un pero, y es que cada capítulo tiene un título que es un spoiler en sí mismo en la mayoría de ellos; con tan solo una frase inicial ya sabes de qué va a ir, a veces, hasta lo que va a suceder. Por ello, en este caso me habría gustado no saber de antemano qué iba a suceder.
Nos encontramos con pluma que es ágil, se lee bien y consigue que te centres en la trama, ya que no es rimbombante o con florituras innecesarias y tampoco está mal plasmada en el papel. Junto a esto, vemos que aparecen narración de los hechos, descripciones y diálogos que están equilibrados y estos últimos bien construidos.

En cuanto a los personajes, tenemos a Paco Marín, Álex Zarco, el abogado Ballesteros, Irina o Miguel Tur, entre otros, que se van a ver envueltos de una u otra forma en la trama. La pareja formada por Irina y Miguel es quizá el mayor tópico de esta historia, ella una mujer rusa que ejerce la prostitución en Ibiza, él un cliente que se enamora de ella y la saca de allí, se casan y todo el mundo está en contra. Por lo tanto, el matrimonio tendrá que luchar contra todos los dimes y diretes alrededor de ellos y de las situaciones en las que se van a ver envueltos. Además, Irina lleva junto a ella la etiqueta de femme fatale, dela que todos los hombres se ven prendados y las mujeres no la pueden ni ver...
Por otro lado, aunque Zarco es el investigador principal, no lo he terminado de ver con la fuerza suficiente para ser protagonista, y Ballesteros podría haber dado más de sí también, el tema de su "enamoramiento" me ha sobrado.
En definitiva, unos personajes que, si bien, no están mal construidos, no han terminado de convencerme.

Por lo tanto, esta obra podría haber dado algo más de sí, aunque con lo que tiene cumple para entretener y sumergirte en un caso que tiene un toque de sorpresa por cómo se desarrollan los acontecimientos.
Valoración final
"El último caso" nos narra una historia policíaca clásica, que la hace entretenida sobre todo por la presencia de los giros inesperados que siempre ayudan a aumentar el buen gusto que se me queda al leerla. Si lo tuyo es la novela policíaca con sabor a clásico seguro que la disfrutas.
Enlace: https://lectoradreams.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ArielRomero
 02 octubre 2019
Es lo segundo que leo de este autor, tras el caso Demichellis, del que se habla mucho en esta novela y que cuenta con algunos de esos personajes. Casi que recomendaría no leer esta historia sin haber leído la anterior, ya que no se apreciarían muchos detalles de los que habla en esta.

Está escrita en tercera persona y ambientada en Ibiza, como la anterior. Algunos de los personajes ya los conoceréis de la anterior novela, la cual se nombra en varias ocasiones en esta. No es una continuación de la anterior, sino una novela nueva que usa lo ya conocido.

La trama me ha parecido buena y esta vez el autor va más al grano, haciendo que no me sobre tanto texto. Sigue habiendo información innecesaria para la historia que hace divagar un poco pero en eso creo que ha mejorado. Presenta a muchos personajes como posibles sospechosos, pero es algo centrado en el argumento principal.

El final está bien y resuelve toda la trama sobre el caso, el asesino y como sucedió todo. Aparte de añadirnos en el último capítulo un poco más de lo ocurrido meses después.

Esta historia me ha dejado un buen sabor de boca y la recomiendo para los amantes de la novela policíaca, negra y suspense.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Eurus
 17 septiembre 2019
Irina es una bella joven de turbio pasado casada con Miguel Tur, un rico empresario ibicenco. La desaparición de Irina y el inesperado desenlace harán que Ballesteros, el prestigioso abogado, y Álex Zarco, el extravagante detective, colaboren de nuevo para tratar de esclarecer lo sucedido. En esta ocasión se adentrarán en el mundo de la prostitución en Ibiza, en una peligrosa investigación en la que Zarco tendrá que utilizar todas sus habilidades deductivas para esclarecer el crimen.

Como podéis comprobar gracias a la sinopsis, la premisa promete suspense y tensión, y ¡eso es lo que nos encontraremos! Además, el ritmo es ágil y la lectura no se atasca en ningún momento; es un no parar de sensaciones, ya que al ser una novela de investigación, sospecharemos de todos y de todas.

Lo que más me ha sorprendido de esta novela es que los hilos estaban encaminándose a una situación y después, se rompen para continuar por otro camino. Confieso que he sido engañada y que no me he esperado el desenlace. Es más, pensaba que el autor iba a tirar por un recurso que están usando muchos autores últimamente en los thrillers (que por cierto, ya está un poco trillado). Por suerte, no ha sido así y es por eso que he podido disfrutar aun más de la historia.

El tema romántico está bien planteado porque es el inicio de de una trama necesaria para el seguimiento de la investigación. Mi única pega es que, en cierto modo, ha sido una relación algo predecible y un poco superficial.

Los temas que trata este libro, tales como la prostitución, los prejuicios, las drogas y el maltrato, son fuertes y duros de leer, pero son sucesos reales que el autor ha sabido manejar sin caer en lo grosero ni ofensivo.

Los personajes están bien definidos y cada uno de ellos cuentan con su propia personalidad, aunque no todos tienen el mismo peso en la trama. Además, son complejos y llenos de claroscuros. Irina es una chica inteligente, con un pasado muy oscuro, y que está dispuesta a mejorar su calidad de vida. Pero el pasado siempre vuelve y los prejuicios están a la orden del día, sobre todo para una persona que ha ejercido la prostitución… Ballesteros creo que podría haber dado más juego, no comparto ciertas decisiones por su parte, pero es un personaje interesante. Por último, tenemos a Aléx Zarco, un hombre que hará todo lo que esté en su mano para saber la verdad que hay tras el asesinato.



Una cosa que no me estaba convenciendo era parte del comportamiento del abogado Ballesteros y del detective Ález Zarco. Se toman la ley un poco por su mano y hacen operaciones que creo que no son muy naturales en la vida real. Yo no entiendo mucho de leyes ni de nada relacionado con ese tema, por lo que no sé si me estoy equivocando o no, simplemente comento mis impresiones sobre ese tema.

El libro cuenta con sucesos que están basados en hechos reales. Algunas situaciones se narran tal y cómo sucedieron y otras no tanto, pero el autor se ha tenido que tomar estas libertades para que todo encaje con su historia. al final del libro, hay una nota del autor explicando todo lo que ha adaptado y el motivo de su decisión.

Es la primera vez que me enfrento a la pluma del autor, y no he podido salir más contenta de esta experiencia porque su estilo me ha maravillado. Su forma de escribir atrapa desde el primer momento haciendo que quieras leer más y más. Como conclusión, estoy segura de que me animaré con su otra novela titulada El caso Demichellis.

El último caso es un thriller que cuenta con una trama bien hilada, unos personajes interesantes y una pluma que merece la pena conocer. Un libro que os recomiendo si os gustan este tipo de historias.
Enlace: https://jardinesdepapel.es/r..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Marta_Coll
 16 septiembre 2019
La novela esta ambientada en la isla de Ibiza. Protagonista al igual que sus personajes.
Nos lleva a descubrir quién secuestro a Irina, así como averiguar a los autores de dos muertes que suceden en la trama de la novela. Obviamente, para no hacer spoiler no entraré en detalles, pero el misterio y la intriga están presentes, así como el amor. Como tema central; la prostitución, la mafia rusa, el dinero y la jet set. Donde la conducción de la investigación, estará casi al borde de los limites de ley. Me gusta la simbiosis que realiza el autor, al mezclar parte de ficción y parte real. Como cuando introduce el incendio acontecidos en los Juzgados de Ibiza, de 2018, para el desarrollo y trama de la propia novela
Enlace: http://namartaielsllibres.bl..
Comentar  Me gusta         00
LEMB
 12 septiembre 2019
El último caso es un libro independiente, pero tiene en común personajes con El caso Demichellis así que, aunque no es esencial, sí es recomendable leer la anterior para entender mejor a los protagonistas que se ven involucrados, de una manera u otra, en estos casos como conductores de toda la trama: Raúl Ballesteros, abogado, Álex Zarco, investigador, y Francisco, el excéntrico amigo de Raúl con el que comparte charlas, copas y confesiones.

Supongo que escoger las palabras con las que comienza un libro no debe ser nada fácil, ya que uno de los objetivos de un primer capítulo es captar la atención total del lector para que quiera seguir. En este caso, no he sentido que ese haya sido el objetivo. El primer capítulo comienza con la presentación del libro que contiene la historia del llamado caso Demichellis por parte de Paco Marín, su autor, y a la vez personaje. Esto lo considero algo puramente anecdótico y un guiño simpático que le sirve al escritor para enlazar la primera historia con esta segunda entrega a partir de un encuentro. No quiero contar nada que estropee la posible lectura de El caso Demichellis así que lo dejaré ahí: tenemos un reencuentro.

Comencé a leer con las ganas de saber qué tendrían que ver una chica llamada Irina, un importante empresario ibicenco y una desaparición llevada al límite, con nuestros personajes, y cómo acaba Alex Zarco intentando darle respuestas a los hechos que se van precipitando a medida que pasaba las páginas (o pantallas, porque yo lo he leído en digital).

No sé si habrá afectado a mis impresiones el hecho de haber leído las dos novelas tan seguidas, pero la verdad es que El último caso me ha resultado más dinámica y cómoda de leer que la anterior. No me he encontrado ese exceso de datos o de detalles respecto a tramas innecesarias para el devenir de la investigación, lo que me ha permitido centrar mis ganas de avanzar con este secuestro; aunque ciertas repeticiones se podrían pulir, lo que no deja de ser una simple apreciación de una lectora.

El último caso es un libro independiente, pero tiene en común personajes con El caso Demichellis así que, aunque no es esencial, sí es recomendable leer la anterior para entender mejor a los protagonistas que se ven involucrados, de una manera u otra, en estos casos como conductores de toda la trama: Raúl Ballesteros, abogado, Álex Zarco, investigador, y Francisco, el excéntrico amigo de Raúl con el que comparte charlas, copas y confesiones.

Supongo que escoger las palabras con las que comienza un libro no debe ser nada fácil, ya que uno de los objetivos de un primer capítulo es captar la atención total del lector para que quiera seguir. En este caso, no he sentido que ese haya sido el objetivo. El primer capítulo comienza con la presentación del libro que contiene la historia del llamado caso Demichellis por parte de Paco Marín, su autor, y a la vez personaje. Esto lo considero algo puramente anecdótico y un guiño simpático que le sirve al escritor para enlazar la primera historia con esta segunda entrega a partir de un encuentro. No quiero contar nada que estropee la posible lectura de El caso Demichellis así que lo dejaré ahí: tenemos un reencuentro.

Comencé a leer con las ganas de saber qué tendrían que ver una chica llamada Irina, un importante empresario ibicenco y una desaparición llevada al límite, con nuestros personajes, y cómo acaba Alex Zarco intentando darle respuestas a los hechos que se van precipitando a medida que pasaba las páginas (o pantallas, porque yo lo he leído en digital).

No sé si habrá afectado a mis impresiones el hecho de haber leído las dos novelas tan seguidas, pero la verdad es que El último caso me ha resultado más dinámica y cómoda de leer que la anterior. No me he encontrado ese exceso de datos o de detalles respecto a tramas innecesarias para el devenir de la investigación, lo que me ha permitido centrar mis ganas de avanzar con este secuestro; aunque ciertas repeticiones se podrían pulir, lo que no deja de ser una simple apreciación de una lectora.

Para mi gusto, está bien escrita y bien llevada, sin mucho más que destacar, siendo la investigación lo que prevalece sobre la narración. Me ha resultado, desde el principio hasta el final, interesante. Creo que mejora ciertos detalles respecto a la novela anterior a nivel de construcción, de narrativa y de ritmo, algo que he agradecido muchísimo, a la vez que consolida a los personajes principales como buenos protagonistas para futuras novelas, siempre que el autor esté dispuesto a ello. Sigo teniendo la impresión de que todavía pueden dar más de sí y de que tienen más que contarme.

Por cierto, interesante y acertado el uso de vocablos locales, ibicencos o mallorquines, en una conversación. La gente que vive en lugares bilingües frecuentemente, al hablar en castellano, mezcla palabras del otro idioma, y eso es algo que hace este texto más creíble y cercano. Además, por si no lo he dicho antes, vuelve a regalarnos una historia en Ibiza, también fuera de la época estival, rompiendo de nuevo ese cliché que tenemos sobre la isla y su vida diaria, así como continúa mostrando un sólido conocimiento de los juzgados y de una investigación judicial.

Puede que me equivoque, pero me ha parecido una novela que gustará tanto a los amantes del género como a los que no lo son; es rápida, ágil, entretenida, invita a leerse de un tirón y su acción va creciendo en intensidad hasta el final.


Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MonTse
 11 septiembre 2019
'El último caso' llegó a mí a través de la plataforma de Reseñan Sancho, y dado lo que me gustan las novelas del estilo, no dudé en aceptar leerlo aunque ni conocía al autor previamente, ni he leído su anterior obra. Puedo decir que, tras leer este y viendo cómo ha sido capaz de unir una con la otra, de una forma bastante original, estoy deseando hacerme con 'El caso Demichellis' para leerlo también. Y es que puedo decir que con este libro, ha conseguido hacerme dudar y sospechar de casi todos los personajes, y eso, para mí, es algo clave y fundamental en el género.

Estamos ante un libro que comienza con un reencuentro y el descubrimiento del secuestro de Irina, la que se podría decir que es nuestra protagonista, o al menos el personaje alrededor del cual gira toda la trama. Un personaje con una vida dura, de la que pronto descubrimos que nadie conoce realmente porque ha contado versiones diferentes de la realidad, simplemente para sobrevivir o seguir adelante. Sus relaciones, su pasado, todo lo que la rodea nos va llevando por el camino de la verdad, aunque quizá no es la verdad que esperamos encontrar. Es un personaje que está muy bien construido, a pesar de esa sensación de no conocerla y de que siempre oculta cosas, y con la que es fácil comprender por qué actúa como actúa, aunque no nos guste lo que hace.

Por otro lado tenemos a los investigadores, el abogado y el detective. de ellos, ha habido una relación que al principio no me gustó nada y vi innecesaria, hasta que descubrí que gracias a ella se consigue algo para tirar del hilo y comprendí porque el autor la había construido. El cómo se desarolla y termina me ha parecido lógico, así que es quizá el ejemplo de que algunas cosas, siempre tienen un por qué en los libros, aunque al principio no parezca así. Son dos personajes muy interesantes y muy diferentes entre sí, y a los que estoy deseando conocer más en el anterior libro del autor. El cómo van descubriendo lo ocurrido y atando cabos me ha gustado mucho, porque si para mí es fundamental dudar y sospechar, como he dicho antes, también es fundamental que la investigación esté detallada y que yo pueda ir descubriendo la verdad a la vez que ellos, y eso, en este libro, ocurre perfectamente.

Es verdad que ha habido algunas licencias que se ha tomado el autor en cuanto a la investigación, pero el mismo las menciona al final, dejando claro que ha sido consciente de ello y que lo ha hecho a propósito, y eso está bien, porque demuestra que no es falta de documentación para nada, algo que si ocurre en otros libros del estilo. Yo no entiendo de leyes ni de investigación policial, pero no ha habido nada que me haya chirriado o chocado en lo que vemos en el libro así que para mí, todo es bastante correcto y real. Si vosotros si entendéis del tema y veis fallos de ese tipo, no dudéis en decírmelo, estaré encantada de aprender.

En cuanto a la narración, estamos ante un libro destinado a un público adulto, o esa es la impresión que me da. No es una historia juvenil, aunque cualquier fan del género, tenga la edad que tenga, puede disfrutar de la historia. El vocabulario es adulto y las situaciones que se viven también, pero no es una narración pesada para nada, ni siquiera cuando la investigación entra en juego, y eso es algo de agradecer siempre. Todo está bien detallado y atado, y es una de las cosas que más me ha gustado del libro, y otro de los motivos por los que quiero seguir leyendo al autor. Los capítulos cortos también han ayudado a que el libro se lea con rapidez, teniendo en cuenta, además, cómo engancha la historia y las ganas que se tienen de averiguar qué ha sucedido realmente.

En resumen, 'El último caso' es una novela policiaca en la que tenemos la investigación de un secuestro que termina de una forma bastante trágica. Varios son los personajes que tenemos en la novela, y gracias al abogado y al detective que se dedican a buscar la verdad, descubriremos qué relación tiene cada uno de ellos con el caso. Es un libro que te hace dudar y sospechar de varias personas, y que hasta el final, no descubres si tus teorías eran ciertas o no, y seguramente lo eran, porque en algún momento habrás dudado y sospechado del verdadero culpable. Es un libro que nos habla de prostitución, drogas, violencia, maltrato y de lo peor del ser humano, pero también nos deja claro lo complicado que es salir de una vida de desgracia, cuando la gente no deja de juzgarte por el pasado. Os lo recomiendo si os gusta el género, porque os mantendrá pegado a sus páginas de principio a fin.

Reseña en el blog ↓↓↓↓
Enlace: http://amor-y-palabras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
crucedecaminos
 10 septiembre 2019
Nos encontramos de nuevo ante uno de esos casos mágicos de la autopublicación. Francisco Marín consiguió durante muchos meses que su anterior novela, El caso Demichelis, ocupara el n°1 de ventas en Amazon. Éxitos como el suyo alimentan las almas de muchos escritores/as que sueñan con que le suceda lo mismo a alguna de sus novelas.

Por todo ello, el regreso de Francisco Marín con la continuación de El caso Demichelis era esperado por muchos. A finales de junio se publicó El último caso, esa esperada continuación. Una nueva historia protagonizada por el abogado Raúl Ballesteros y el inquietante detective Álex Zarco, los mismos que protagonizaron la anterior entrega, pero ahora con una trama en la que la mafia rusa juega un papel importante así como la prostitución.
Como siempre es recomendable leer las novelas por orden para tener el máximo de información y detalle sobre los personajes, así como su recorrido. Confieso que yo no lo he podido hacer y creo que el autor pone los suficientes ingredientes para que esa falta no se note y se pueda leer de manera independiente.

Una novela de fácil lectura, sin muchas complicaciones argumentales en la que, bajo mi punto de vista, existen muchos altos y bajos en la intensidad de la satisfacción lectora.

Su tono general nos puede recordar a tiempos pretéritos como los que protagonizaba el conocidísimo Jesús Gil en Marbella, aunque como siempre, la realidad supera a la ficción y más después de la emisión de la serie documental sobre el fallecido alcalde de Marbella que os animo a ver.

No soy muy amante de los títulos en los capítulos y en este caso menos. El autor iba bautizando cada capítulo y con el título de algunos de ellos casi no hacía falta leerlo para saber qué sucedería. Los he encontrado demasiado explícitos en relación a la trama de dicho capítulo, no lo completa, lo explica y para mí eso hace que la intensidad lectora no sea la misma y te lleves menos sorpresas.


No puedo compararla con la anterior, de la que todo el mundo habla maravillas, pero yo esperaba un poco más de esta habiendo leído lo que leí sobre su predecesora. No ha conseguido atraer todo mi interés, aunque debo reconocer que cumple con la premisa de entretener y quizás he sido demasiado exigente al pedirle un poco más.

RESEÑA PUBLICADA EN CRUCE DE CAMINOS
Enlace: http://crucesdecaminos.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Francisco Marín González (2)Ver más




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
50 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}