InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LEMB


LEMB
12 septiembre 2019
El último caso es un libro independiente, pero tiene en común personajes con El caso Demichellis así que, aunque no es esencial, sí es recomendable leer la anterior para entender mejor a los protagonistas que se ven involucrados, de una manera u otra, en estos casos como conductores de toda la trama: Raúl Ballesteros, abogado, Álex Zarco, investigador, y Francisco, el excéntrico amigo de Raúl con el que comparte charlas, copas y confesiones.

Supongo que escoger las palabras con las que comienza un libro no debe ser nada fácil, ya que uno de los objetivos de un primer capítulo es captar la atención total del lector para que quiera seguir. En este caso, no he sentido que ese haya sido el objetivo. El primer capítulo comienza con la presentación del libro que contiene la historia del llamado caso Demichellis por parte de Paco Marín, su autor, y a la vez personaje. Esto lo considero algo puramente anecdótico y un guiño simpático que le sirve al escritor para enlazar la primera historia con esta segunda entrega a partir de un encuentro. No quiero contar nada que estropee la posible lectura de El caso Demichellis así que lo dejaré ahí: tenemos un reencuentro.

Comencé a leer con las ganas de saber qué tendrían que ver una chica llamada Irina, un importante empresario ibicenco y una desaparición llevada al límite, con nuestros personajes, y cómo acaba Alex Zarco intentando darle respuestas a los hechos que se van precipitando a medida que pasaba las páginas (o pantallas, porque yo lo he leído en digital).

No sé si habrá afectado a mis impresiones el hecho de haber leído las dos novelas tan seguidas, pero la verdad es que El último caso me ha resultado más dinámica y cómoda de leer que la anterior. No me he encontrado ese exceso de datos o de detalles respecto a tramas innecesarias para el devenir de la investigación, lo que me ha permitido centrar mis ganas de avanzar con este secuestro; aunque ciertas repeticiones se podrían pulir, lo que no deja de ser una simple apreciación de una lectora.

El último caso es un libro independiente, pero tiene en común personajes con El caso Demichellis así que, aunque no es esencial, sí es recomendable leer la anterior para entender mejor a los protagonistas que se ven involucrados, de una manera u otra, en estos casos como conductores de toda la trama: Raúl Ballesteros, abogado, Álex Zarco, investigador, y Francisco, el excéntrico amigo de Raúl con el que comparte charlas, copas y confesiones.

Supongo que escoger las palabras con las que comienza un libro no debe ser nada fácil, ya que uno de los objetivos de un primer capítulo es captar la atención total del lector para que quiera seguir. En este caso, no he sentido que ese haya sido el objetivo. El primer capítulo comienza con la presentación del libro que contiene la historia del llamado caso Demichellis por parte de Paco Marín, su autor, y a la vez personaje. Esto lo considero algo puramente anecdótico y un guiño simpático que le sirve al escritor para enlazar la primera historia con esta segunda entrega a partir de un encuentro. No quiero contar nada que estropee la posible lectura de El caso Demichellis así que lo dejaré ahí: tenemos un reencuentro.

Comencé a leer con las ganas de saber qué tendrían que ver una chica llamada Irina, un importante empresario ibicenco y una desaparición llevada al límite, con nuestros personajes, y cómo acaba Alex Zarco intentando darle respuestas a los hechos que se van precipitando a medida que pasaba las páginas (o pantallas, porque yo lo he leído en digital).

No sé si habrá afectado a mis impresiones el hecho de haber leído las dos novelas tan seguidas, pero la verdad es que El último caso me ha resultado más dinámica y cómoda de leer que la anterior. No me he encontrado ese exceso de datos o de detalles respecto a tramas innecesarias para el devenir de la investigación, lo que me ha permitido centrar mis ganas de avanzar con este secuestro; aunque ciertas repeticiones se podrían pulir, lo que no deja de ser una simple apreciación de una lectora.

Para mi gusto, está bien escrita y bien llevada, sin mucho más que destacar, siendo la investigación lo que prevalece sobre la narración. Me ha resultado, desde el principio hasta el final, interesante. Creo que mejora ciertos detalles respecto a la novela anterior a nivel de construcción, de narrativa y de ritmo, algo que he agradecido muchísimo, a la vez que consolida a los personajes principales como buenos protagonistas para futuras novelas, siempre que el autor esté dispuesto a ello. Sigo teniendo la impresión de que todavía pueden dar más de sí y de que tienen más que contarme.

Por cierto, interesante y acertado el uso de vocablos locales, ibicencos o mallorquines, en una conversación. La gente que vive en lugares bilingües frecuentemente, al hablar en castellano, mezcla palabras del otro idioma, y eso es algo que hace este texto más creíble y cercano. Además, por si no lo he dicho antes, vuelve a regalarnos una historia en Ibiza, también fuera de la época estival, rompiendo de nuevo ese cliché que tenemos sobre la isla y su vida diaria, así como continúa mostrando un sólido conocimiento de los juzgados y de una investigación judicial.

Puede que me equivoque, pero me ha parecido una novela que gustará tanto a los amantes del género como a los que no lo son; es rápida, ágil, entretenida, invita a leerse de un tirón y su acción va creciendo en intensidad hasta el final.


Enlace: https://millibrosenmibibliot..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}