InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8494154923
Editorial: PICARONA (22/01/2014)

Calificación promedio : 3/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Aún no tenemos la descripción del editor en nuestra base de datos (contraportada)
Añadir la descripción del editor

También puedes contribuir a la descripción colectiva redactada por los miembros de Babelio.
Contribuir a la descripción colectiva
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
CarolSanguez
 22 enero 2018
Dentro de la casa encantada nos encontraremos con una historia como poco graciosa, exceptuando un pequeño detalle del que os haré conocedores más tarde.
Como siempre la autora nos hace prescindir del nombre de la niña, a la que acompañamos junto con su gato - del que tampoco conocemos el nombre -, que será la protagonista de la historia. Esta se va a vivir a una casa a las afueras de la ciudad y ¡SORPRESA! Es una casa encantada llena de fantasmas. Lo normal sería que la pequeña les tuviera miedo, pero no mucho más lejos de la realidad, lo que hace con ellos no tiene nada que ver con lo que haría alguno de nosotros, que sería salir por patas mientras pudiéramos o como si la vida se nos fuera en ello. Esta niña es una bruja, por lo que lidiar con fantasmas es su día a día. Así que, lo que se le ocurre hacer con ellos es cazarlos uno a uno y meterlos en la lavadora para darles un agüilla y que queden unas sábanas limpitas y relucientes que ni Don Limpio dejaría un suelo.
Una vez terminan de lavarse las fantasábanas (por que sí, porque puedo y mi imaginación hoy está en pleno auge) va pensando a ver qué funcionalidad le dará a estas. Sin embargo, no os voy a contar lo más mínimo de lo que hace la niña, quiero que le echéis creatividad y me digáis ¿qué creéis que hace con las fantasábanas? ¡A ver que se os ocurre!
Antes de meterme de lleno con los valores o principios que podemos extraer de este libro, quiero confesaros que no me ha gustado el detalle de que la protagonista nada más entrar en la casa tenga que poner una lavadora. Lo veréis como un detalle banal, sin importancia... Pero a mi no me lo parece. Según el filósofo John Locke "los niños son una tabula rasa", dicho de otra manera y secundado por una conocidísima pedagoga, María Montessori, manifiesta que los niños son unas esponjas; es decir, que absorben todo lo que se encuentra a su alrededor, sea bueno o malo. Incluso lo negativo lo adquieren antes por lo que es más difícil, que no imposible, de reeducar. ¿Os suena la expresión "donde fuere, haz lo que vieres"? Es un refrán que se le encomienda a una persona cuando quieres decirle que sea donde sea a donde vaya se adapte a las costumbres, tradiciones o hábitos de las personas de su alrededor para poder integrarse más fácilmente. A priori, esto parece que no tiene nada que ver con el libro. No obstante nosotros, los adultos, somos el referente de los niños. ¿Quiere decir que nuestras acciones interfieren en el comportamiento de nuestros pequeños? Por supuesto que sí, ¿todas son imitables? Sí, pero no significa que si te gusta leer y tu hijo/sobrino/primo/etc te ve, el vaya a copiar tus actos. Normalmente todo lo malo se pega, o así dice el dicho, y más del 50% es real. Nosotros, los adultos, tenemos la oportunidad de modelar o moldear comportamientos. Evitar que los niños prejuzguen, estereotipen o sexualicen una serie de conductas hacia el género femenino o masculino. Sé que parece una estupidez, y quizá no le deis la menor importancia pero desde edades tempranas hay que enseñar bien a los niños y creo que este libro en esa parte concreta no lo hace. Podría justificarlo diciendo que Kazuno Kohara tiene predilección por el género femenino en sus cuentos pero no es así pues en El pequeño mago y Jack Escarcha vemos que aparecen niños; así que no, la autora en este momento se me ha caído. Eso no significa que todo lo demás que contiene el libro o que los anteriores que he reseñado sean de este calibre. No me he podido callar este detalle y quería compartirlo con vosotros sin menospreciar la historia en sí porque es muy divertida y a los más pequeños les encantaría imaginar las mil funcionalidades que tiene una simple sábana. Es una manera fantástica de trabajar la imaginación y la creatividad.
Dicho todo esto y después de soltaros la chapa del momento, aunque como siempre yo vengo con fundamentos teóricos que me han servido para conocer superficialmente el comportamiento del niño, os voy a compartir una serie de valores, que no creáis que es fácil puesto que en este libro son los mínimos los que se perciben a simple vista, que os den alguna idea de lo que os podéis encontrar entre las páginas de la casa encantada:
📌 Afrontar nuestros miedos: a pesar de que nuestra protagonista es una bruja, y por ende estas no le temen a nada ni a nadie, es muy importante que a los más pequeños les enseñemos a enfrentar sus miedos. Eso sí, hay que diferenciar entre miedos y fobias; es algo muy importante ya que no queremos que nadie se nos muera por el camino o terminemos en el hospital. Hay personas que le tienen fobia a las alturas, por lo que llevárselo a hacer puenting puede que sea una terapia de choque y lo que consigamos con ello es que se acuerde de toda nuestra familia o que cuando le suban nos enganche de los pelos y nos tire a nosotros sin cuerda. Sin embargo, hay personas que le tienen miedo a los perros (por ejemplo mi abuela) y se le puede enseñar que todos no van a ir a morder sino que son muy efusivos a priori pero luego son unos animales adorables. A mi por ejemplo me mordió el perro de mi abuela de pequeña en el tobillo (suerte de que tenía la vacuna de la rabia puesta, aunque creo que me ha dejado alguna que otra marca en plan rabiiiiiiosa, rabiiiioooosa como la canción de Shakira, pero bueno...) y a mi no me dan miedo. Es según las vivencias que tenga cada uno. Por eso es esencial hacer una diferencia entre lo que os he comentado para saber si se trata de algo que puede tratarse (eso sí con calma, no queramos ser Dios y besar el santo la primera vez que lo hagamos) o que sea algo que va mucho más allá.
📌 Creatividad y originalidad: anteriormente os comenté que esta niña no está falta de valentía y, mucho menos, de creatividad. No os desvelaré para que utiliza los fantasábanas, pero os puedo asegurar que no los usa para irse de picnic (que podría ser, why not?). Ya sabemos que los niños, a menos que le coartemos la efusividad del momento, son capaces de coger una caja de cartón y convertírtela en un sombrero de copa. Es muy importante que les dejemos hacer, que derrochen creatividad por los cuatro costados y que no influyamos en ningún momento en su puesta en escena porque puede que estemos destrozando un gran invento que sale de sí mismo. Dejadles hacer, luego ya se verá.
📌 Reutilizar o reciclar: esto viene al hilo de la creatividad y originalidad de cada uno. Cuando colocamos los huevos en el frigorífico puede que probablemente el 90% de las personas tiremos la huevera a la basura, pero ¿sabéis la cantidad de manualidades que podéis hacer con ellas? ¡Mogollón! O con rollos de papel higiénico. Entrad en Pinterest (aquí os dejo algunas ideas, por supuesto no mías porque de creatividad ando un poco escasa, hueveras y rollos de papel higiénico) o YouTube y deleitaros. Igual un día me animo y os subo alguna de las manualidades que he hecho con las niñas a las que cuido por las tardes. No obstante siempre podéis seguirme en Instagram (@eterilina22) y así podéis verlo en primicia 👀
📌 Iniciativa personal: por deciros alguno más, aunque aparentemente este no pinte nada aquí, ¿os imagináis que la niña llega con su presunta madre a la casa? Lo primero sería dejar las cosas por medio e irse a jugar, ¡pues no! Esta niña, sin que nadie tenga que decirle nada, tiene la iniciativa de ponerse a cazar fantasmas (que puede ser extrapolable a otros ámbitos - colegio, casa, parque... -) y dejar la casa lista para vivir en ella. ¡No me comparen eso con poner la lavadora porque no! No fui la única en darme cuenta de que esa escena no casa con la manera de relatar de Kohara. También Ana del blog Can't fight the moonlight e Iris de El blog de Hydre Lana también se percataron así que no. La única que pone sentido común aquí no soy yo. Me alegra saber que hay más personas que como yo, que estoy harta de recordarlo, saben buscar más allá de la superficialidad de las palabras. Aunque sea en un libro infantil... Mejor dicho, ¡a pesar de que sea un libro infantil! Y mejormente dicho ¡SOBRE TODO SI ES UN LIBRO INFANTIL!
Como siempre estos son los que yo he encontrado pero debajo me podéis decir qué es lo que creéis, en base a lo que os he contado, que podemos encontrar más dentro de este ejemplar. Soy toda oídos y entre todos podemos sacarle más chicha y limoná a este cuento.
Enlace: http://inmarcesiblementeeter..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Libros ilustradosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Lectores (1) Ver más




Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre Stephen King?

¿Cuál es su nombre completo?

Stephen Eward King
Stephen Edwin King
Stephen Edmond King

10 preguntas
12 lectores participarón
Thème : Stephen KingCrear un test sobre este libro
{* *}