InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 841733534X
Editorial: Caligrama (26/06/2018)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Aún no tenemos la descripción del editor en nuestra base de datos (contraportada)
Añadir la descripción del editor

También puedes contribuir a la descripción colectiva redactada por los miembros de Babelio.
Contribuir a la descripción colectiva
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
laurass89
 10 noviembre 2018
A veces nos tenemos que enfrentar a decisiones altamente difíciles. No tanto porque deseemos un camino más que otro, sino porque a veces los implicados son personas no solo imprescindibles, sino personas inevitables. Cuando lo que está en la cuestión es la familia, las decisiones se vuelven más complejas. Pero, exactamente, ¿a qué llamamos familia?, ¿podemos asumir la culpa con respecto a los nuestros? Si además la tuya es una familia de reencarnados que lleva junta más de mil años luchando con seres del Tártaro la cosa se complica. ¿Qué podemos hacer contra una conexión y amor que ampara la eternidad? ¿Se puede luchar contra ello, contra la culpa? ¿Se puede compatibilizar con otras maneras de amar?
sta es la cuestión que encontraremos en La tumba de los vivos de Guadalupe Arias, libro de apertura de su trilogía El mito inmortal. ero no solo encontraremos temas morales o de toma de decisiones, la novela engancha y te invita a leer «solo un poco más» por muchas otras cosas.
Un juego fácil, enganchada me tiene
Las sagas, por definición, no suelen gustarme mucho. Por un lado, muchas veces no se terminan o los escritores tardan muchísimo en publicar la siguiente parte, pero es que, además, la primera parte suele ser un poco aburrida. Pensemos que en ella tenemos que tener la ambientación y las coordenadas del mundo en el que se va a desarrollar la historia (un ejemplo sería El señor de los anillos, en su primera parte la comunidad se configura, nos enseña el mundo y poco más). Sin embargo, la primera parte que aquí nos trae hoy es diferente.
Por fortuna, una de las cosas por las que destaca la novela es que es fácil. Y que no se entienda de manera negativa este «fácil». La lucha que se nos despliega del bien contra el mal, del mundo mortal y el mundo inmortal sustenta una trama bien llevada, ágil en su estructura y sencilla en su narración. En La tumba de los vivos no encontraremos requiebros extraños en la exposición ni intrigas apuntaladas en la página uno y resueltas en la página doscientos. El único problema que encontramos en cuanto a esta ambientación son dos: el tiempo y la descripción.
Empezando por el más simple, ya hemos dejado ver que el tiempo de la novela es lineal en su gran parte, aunque encontramos flashbacks perfectamente justificados e introducidos en la trama. Sin embargo, la magnitud de personajes y de la propia trama, que si bien no se desarrolla en un tiempo muy amplio, sí se desarrolla en un tiempo muy detallado, provoca que a veces las reincorporaciones al tiempo de la narración sean o abruptas o carentes de datos. Esto no es argumento para desdeñar la obra, para nada. Sin embargo, creo que sí merecería una revisión. Da rabia leer sobre un personaje y sentir que se te escapa algo que medio deduces, pero que no es del todo seguro.
Por su parte, la descripción sí que es compleja al principio. Y es que la descripción de ambientación creo que es una de las cosas más difíciles a la hora de crear una novela –aquí habla mi experiencia como lectora y como correctora–. En este caso, se abusa un poco de la descripción del espacio en el que se desarrolla la acción, es poco clara por la abundancia de indicaciones espaciales sobre la disposición del entorno. Y da rabia, porque cuando se olvida del entorno la narración fluye que da gusto.
Así que, a pesar de estos dos problemas que he podido sacar es una novela que da gusto leerla, se lee rápido porque engancha, y da gusto comprender a los personajes y la trama porque está bien expuesta y sigues pasando las páginas porque los personajes son increíbles.
Unas páginas entre los dedos
Este desarrollo ágil y atrayente se consigue gracias a las influencias que encontramos en la novela de otras obras. Pero esto, desgraciadamente, es un arma de doble filo.
Llevo seis años dedicándome a la teoría de la literatura y siempre soy muy cauta a la hora de establecer influencias en los autores. Fabulo, por supuesto, pero es algo muy complejo. En el caso de esta novela, a partir de la lectura, estoy casi convencida de que si no las ha utilizado de manera consciente, al menos la autora se ha leído dos novelas: Crepúsculo y 50 sombras de Grey, siendo aún más cauta si cabe con la última.
Señalar estas influencias por mi parte no es algo negativo, es algo con lo que en mi opinión hay que tener cuidado. Creo que ambas han ayudado a la autora a llevar a buen puerto una obra de la magnitud de esta. Sin embargo, lo dicho, es un arma de doble filo porque en muchas ocasiones yo ya sabía qué iba a pasar, bien porque el tropo era el mismo o parecido al de alguna de las novelas que he señalado, bien porque seguía la misma estructura argumental.
La influencia es importante y no digo que tengamos que maquillarla, para nada. A mí esta novela tal y como está me gusta, pero creo que estaría mejor si no fuera tan obvia en esos puntos, si tuviera un giro. Pero es mi opinión.
Tu vulnerabilidad, mi perdición
Y, sin embargo, reitero la novela me ha encantado. No sé si al dar los nombres de los personajes hago spoiler, pero pensar en Athan, en Jay, en Liam o en Abby hace que se me ponga una sonrisa tonta en la cara. Los personajes de la novela son increíbles.
Antes he escrito la expresión «obra de esta magnitud» y es que es verdad. La cantidad de contenido que nos ofrece solo la primera parte es increíble y la autora maneja los protagonistas y su multiperspectivismo como si lo hubiera hecho toda la vida. La novela tiene cuatro protagonistas en principio, a los que yo añadiría mínimo dos más, en total son seis, pero obviamente hay muchos más personajes en la obra. Sin embargo, la autora sabe no descuidar a ninguno de ellos. Su técnica de «conflicto-cuadro-resolución-enlace» es estupenda, porque aunque la estructura es siempre la misma sabe dar los giros para que no te parezca que lees siempre lo mismo con los nombres cambiados. Además, los personajes no son planos, todos, absolutamente todos, tienen una transformación psicológica a lo largo de la novela, generalmente a través del contacto humano (en todos sus sentidos) siendo la más potente y sublime, para mi gusto, la del personaje de Angelo.
Finalmente, lo que más me enamoró de la novela es que ¡ya basta de esos inmortales tan inmortales! La propia novela se ríe un poco de esto. Sus protagonistas sangran, tienen que descansar, de verdad, para reponerse de las heridas. Por supuesto que lo hacen más rápido que un humano, pero precisamente gracias a este realismo y poca heroicidad de sus personas, consigue tener espacio narrativo para desarrollar sus personalidades y la de los mortales que los rodean. Por poner un pero, creo que da primacía a los hombres frente a las mujeres, a pesar de que tiene tres personajes femeninos que empiezan con muchísima fuerza, pero a los que va desinflando en pos de los masculinos.
Solo un empujón más
Creo que la novela puede ser un exitazo de ventas si lo pasaran a un sello editorial que no fuera de autoedición. Lo único que necesita es el repaso de un técnico editorial que le pula los detalles que he mencionado más arriba (bueno y los problemas de ortotipografía que dificultan en algunos pasajes la lectura).
La obra es dinámica te permite leer a gusto, sin cansarte, cómodamente y de corrido. Tiene personalidad para que te enganches de sus personajes y tiene tramas sueltas lo suficientemente potentes para crear las otras dos novelas de la trilogía. Bien es cierto que este punto me da un poco de apuro, porque en la primera parte da una cantidad de información que me despista de qué puede contar en ambientación en los siguientes. No obstante, en trama, el final os dejará con la boca abierta y hambrientos de la segunda parte.
La pelea entre los mortales y los demonios, entre el bien y el mal es un tema recurrente en nuestra literatura, quizá porque el ser humano nunca sabe al cien por cien las consecuencias de sus actos. Sin embargo, cuando el amor entra en escena, y no tiene por qué ser un amor romántico, que lo hay, sino amor a secas, sin más vueltas, querer a alguien, vaya; en ese momento lo que está arriba puede ser abajo y lo que está abajo puede ser arriba. Porque el Tártaro tiene lugares buenos y malos, porque la eternidad no sirve de nada si no sabes perdonarte.
Enlace: https://ellibroenelbolsillo...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Video de Guadalupe Arias (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Guadalupe Arias
Conoce a Guadalupe Arias, autora de «La tumba de los vivos» Descubre más en: https://bit.ly/2WFvlJA www.caligramaeditorial.com
otros libros clasificados: sobrenaturalVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
172 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}