InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 846705882X
Editorial: Espasa (22/09/2020)

Calificación promedio : 4.03/5 (sobre 15 calificaciones)
Resumen:
Gabriel de Velasco tiene los ojos del color del océano que sueña con navegar, pero, cuando a los once años se ve forzado a ingresar en el Colegio de los Jesuitas, asume que, en ese nuevo mundo, a principios de siglo XVIII, ya no queda nada por descubrir.

Sin embargo, el estudio de hierbas y especias le atrapa y a través de sus embriagadores aromas es capaz de entusiasmarse, de intuir otro universo prohibido. Un mundo de hombres feroces y nativas de oj... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
sanhezped
 22 septiembre 2020
El último paraíso es una novela histórica que va a llevarnos a las Islas Molucas, a finales del siglo XVIII. Si lees la contraportada, seguro que piensas que el protagonista es Gabriel de Velasco, ese niño que estudió y llegó a hacerse un jesuita. Pero no es exactamente así.
La acción va alternando entre España, arrancando en Hornachos, un pueblo de Extremadura para trasladarnos luego al seminario de Llerena, con Ternate en las islas Molucas. Pero la historia principal no va a desarrollarse en España sino en las islas Molucas, donde terminan confluyendo los dos protagonistas.
Es más, si me apuráis, pese a que al principio ambas historias van creciendo a la par, es finalmente la historia de Cintia la que adquiere toda la importancia, pasando la de Gabriel a integrarse en la misma, aunque en algunos momentos su papel queda mucho más empobrecido.
Una historia en la que tendremos de todo: amor, aventuras y una épica historia de fondo. Porque por más que esta sea una historia de ficción, tiene muchas cosas basadas en la realidad histórica. Porque real es que el clavo, esas semillas de un árbol se convirtió en algo más valioso que el oro para los holandeses que fueron los que consiguieron el monopolio del mismo y que su propia brutalidad les llevó al enfrentamiento de las islas en las que se cultivaba y al final a la pérdida de su poder financiero personalizado en el VOC, la compañía que se enriquecía a costa del mismo.
Con la experiencia de Ponte en mi pie de Emma Lira, su novela anterior, en la que las cosas que parecían más fantasiosas eran reales, tras la lectura de la novela procedí a comprobar algunos datos en Internet, para comprobar que efectivamente, muchas de las cosas que en esta historia se nos cuentan están basadas en hechos reales.
Otra cosa es que los protagonistas no sean personajes de ficción. Pero son muy útiles para enseñarnos cómo era el mundo en aquellos días.
Comenzando por Gabriel de Velasco, el tercero de los hermanos. Y ya se sabía, el mayor se quedaba con la hacienda, el segundo se iba al ejército y el tercero, con suerte, iba para cura. Y si encima naces tarde y a destiempo como era el caso de Gabriel…
Gabriel, con los ojos del color del mar que desde el interior de España añoraba pese a no haberlo visto nunca, tal vez cosa de los genes de su madre con antepasados gallegos.
Alguien que, a falta de ese mar, llenó su vida con los estudios, como una manera de satisfacer su curiosidad y que, gracias a un profesor descubrió el maravilloso mundo de las plantas.
Porque las plantas son las otras grandes protagonistas de la historia. Concretamente el árbol del clavo, cuya historia conoceremos a lo largo de esta novela, de su valor y de su comercio. Lo cual nos llevará finalmente a la isla de Ternate, el único lugar del mundo en el que crecía el árbol del que se obtenía esta especie.
Allí es donde vive Cintia, la gran protagonista de esta novela. Cintia vive con su tío. Su madre y su tía fueron en su día atacadas por piratas cuando se dirigían a ingresar en un convento en Filipinas. Precisamente fue su tío el que salvó a su tía, pero su madre desapareció hasta reaparecer unos años después con ella en sus brazos para morir.
Ella es mulata. Evidentemente no saben quién es su padre, pero está claro que no era un europeo. En realidad su madre y su tía que eran gemelas, tampoco eran cien por cien europeas. Pero su belleza hacía y el dinero que tenía su padre, hacía que esto no se tuviese en cuenta.
Cintia es una mujer que adora la tierra en la que vive, sus gentes, el mar, la tierra que le gusta pisar descalza. Algo que no cuadra muy bien con lo que se supone debe hacer una señorita.
De fondo, el malestar de un pueblo cada vez más oprimido por unos holandeses que no admiten la mínima competencia en su monopolio del comercio del clavo y que están dispuestos a hacer cualquier cosa para mantener los altísimos beneficios que de él obtienen.
De ahí que la lucha entre los habitantes de la isla y los holandeses esté a punto de estallar de un momento a otro.




OPINIÓN PERSONAL
He disfrutado muchísimo con esta novela, algo que ya esperaba tras haber leído dos novelas de Emma Lira. Vaya por delante, que nada tiene esta novela que ver con las dos anteriores, salvo el gusto por la historia. Muchísimo disfruté con las anteriores, pero más lo he hecho aún con El último árbol del paraíso, una novela que se mueve con el trepidante ritmo de una novela de aventuras y lo hace además en unos escenarios impresionantes, de esos que te gustaría ver en una película. Con otro aliciente al menos para mí muy importante: el amor que por las plantas tiene Gabriel. Un mundo que siempre me ha gustado y que aquí tiene un gran protagonismo.
La novela poco a poco va tomando un ritmo endiablado, sin perder en ningún momento de vista a sus personajes. Unos personajes muy bien perfilados y con una personalidad que hace que en todo momento estuviera atento a ellos. Porque El último árbol del paraíso, no deja de ser también una historia de crecimiento, porque conocemos a los protagonistas cuando apenas son unos niños y vemos como sus deseos, su personalidad y sus ambiciones van desarrollándose a lo largo de la novela.
Una novela que he disfrutado de la primera a la última página y que sin duda recomiendo a todos aquellos que disfrutáis con una buena novela histórica o de aventuras. Porque lo bueno de Emma Lira es que consigue transformar la historia en una aventura permanente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
MisLecturas
 13 octubre 2020
Emma Lira logró pellizcar mi alma y emocionarme con "Ponte en mi piel", un título que acabó convirtiéndose en una de mis mejores lecturas del pasado año. de ahí que anhelase con ansia la publicación de esta nueva novela con la que la autora nos traslada hasta mediados del siglo XVIII, a un lugar y una época en que las especias eran más valiosas que el oro, para mostrarnos el contraste del mundo opresivo de la España rural y católica, frente a un universo sensual de sabores, idiomas y creencias al otro lado del mar. Un mundo de plantaciones regadas con sangre, donde los arboles tienen más alma que los hombres que quieren acabar con ellos.
Extremadura, 1756. Gabriel Velasco es un niño inteligente e intuitivo que se siente menospreciado por ser el menor de tres hermanos varones. Nació tarde para todo y su vida no es fácil ni agradable, aunque la sobrelleva soñando con el olor del mar y el eco de otros mundos lejanos. A la temprana edad de once años será internado en un colegio de jesuitas, para convertirse en un siervo de dios. Este ser solitario, inundado por una desaforada pasión por los libros descubrirá que el huerto del colegio y sus embriagadores aromas a tierra mojada, a hierbabuena y tomillo, acaba convirtiéndose en su único refugio y entre las especias, por primera vez, se sentirá valorado. Aunque Gabriel no sabe que su destino todavía no estaba escrito.
Paralelamente en Ternate, Islas Molucas, encontraremos a las primas Pereira, Cornelia y Cintia. Dos auténticas joyas en aquel rincón entre el Índico y el Pacífico. Cintia es huérfana y mestiza, una joven de corazón silvestre acogida y criada por caridad en casa de su tía Elionora, la hermana gemela de su madre. Su piel cobriza la conecta a aquellas tierras y la hermana con su población nativa. Se siente una más de ellos, a pesar de vivir entre dos mundos que están en constante enfrentamiento…
"Existen perfumes que dejan aroma a recuerdos". Con esta frase tan contundente y elocuente de Danns Vega comienza una novela que vertebra su trama en dos líneas argumentales sin aparente conexión, que coexistirán armoniosamente y discurrirán en paralelo hasta acabar fusionándose. de la mano de un narrador omnisciente que será el encargado de adentrarnos en esta bonita historia, alternando el foco de atención sobre sus dos protagonistas, Emma Lira ha tejido una novela de lectura muy sensorial, de sabores, de aromas y de vida, que es toda una lección de supervivencia, rebeldía, pero ante todo de esperanzas, de unos amores incondicionales, sin fisuras, y de otros imposibles. Una historia de ausencias y despedidas, que se irá desgranando poco a poco, sin prisas, para que el lector disfrute de cada frase, de cada párrafo, de esa narrativa tan bonita que caracteriza la pluma de esta autora. Personalmente he de deciros que he finalizado algunos capítulos con congoja y lágrimas fluyendo con un deje de rio manso, totalmente emocionada.
La autora ha cartografiado el entorno con tal precisión que facilita al lector poder situarse en los diferentes escenarios, al recrear el contexto social y económico con total realismo, permitiendo sentirse parte del bullicio multicolor del puerto, en una mezcla de credos y sangres. O sentir en propia piel el calor húmedo y espeso que torna la atmósfera en irrespirable, en unas islas minúsculas y fértiles, asomadas al Índico y plagadas de fragancias e historias de conquistadores.
Manifiesta es la contundencia con la que Emma Lira ha construido todos y cada uno de sus personajes, unos seres maravillosos e inolvidables, los ha dotado de vida, de alma, haciéndolos accesibles, reales y creíbles, de carne y hueso. Todos tienen sus contornos definidos a la perfección y me han cautivado, pero brillando como un faro en medio de una galerna destacan sus dos protagonistas, Gabriel y Cintia. Dos personas inconformistas, con profundas heridas en el alma, que buscan en la naturaleza la inspiración, la alegría y la vida mientras tratan de escapar de la mediocridad.
"El último árbol del paraíso" discurre a un ritmo que no llega a ser vertiginoso, pero sí lo suficientemente fluido como para mantener al lector pegado a sus páginas, permitiendo que vaya componiendo una nítida imagen, en retrospectiva, del entorno social y familiar de sus dos protagonistas. Está trazada con una prosa muy cuidada, cautivadora, que despierta los sentidos del gusto y el olfato. Las especias en general, y el clavo en particular, se convierten en un personaje más de esta novela. Los olores van directos a los sentidos, generando emociones, haciéndose tangibles en unas descripciones evocadoras. Son aromas que encienden los pulsos y hablan de placeres exóticos de mundos lejanos. El olor a clavo cobra forma en esta novela como el perfume de la libertad.
Sintetizando: "El último árbol del paraíso" es una hermosa novela de ficción histórica matizada con sutiles pinceladas de aventura y de romanticismo, cuyo argumento se focaliza en las Islas Molucas, en una época en que Holanda ostenta el monopolio del clavo, ese árbol sagrado para los nativos y codiciado desde siempre por muchos países. Una especia que crece exclusivamente en aquellas islas caóticas con alma de fuego, cuyos habitantes luchan por recuperar su identidad y preservar sus recursos. Un título que pone de manifiesto que los aromas son poesía para los sentidos y pueden llegar a embriagar el alma del lector. Una lectura muy sensorial de amores imposibles, humillaciones, rebeldía, supervivencia y adioses, en la que también hay lugar para la esperanza. Un nuevo título de Emma Lira que no me cansaré de recomendar…
Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Bookworm
 13 octubre 2020
De verdad que lo mío no tiene remedio. "El último árbol del paraíso" es la primera novela que leo de Emma Lira. Es una autora de la que siempre he leído muy buenas reseñas de lectoras con las que tengo gustos muy similares y quizás por eso mismo tengo en casa dos de sus novelas anteriores todavía pendientes de lectura ¡cómo no! ("Búscame donde nacen los dragos" y "Lo que esconden las olas"), sin embargo yo tenía que empezar la casa por el tejado y cuando vi la maravillosa edición de esta novela decidí estrenarme con su último trabajo. Evidentemente no puedo entrar en comparaciones diciendo si es mejor o no que sus otras novelas, pero estoy segura de que disfrutaré leyéndolas igualmente.
"El último árbol del paraíso" me ha gustado mucho, es una novela histórica con grandes dosis de aventura, protagonizada por dos personajes entrañables: Gabriel y Cintia. A los dos los conoceremos siendo unos niños de once años y aunque viven a miles de kilómetros de distancia sabemos que en algún momento sus caminos acabarán cruzándose.
Gabriel es el pequeño de tres hermanos, vive en un pequeño pueblo de Extremadura y parece que el destino solo le tiene reservado una vida religiosa que desde luego él no ha pedido ni desea. Para Ferrán, su hermano mayor, está reservada la herencia de la hacienda familiar y Alvar, el segundo hermano, tras finalizar la carrera militar se marchó a luchar contra los piratas berberiscos, así que los lectores acompañaremos a Gabriel durante su estancia en el seminario de jesuitas en Llerena mientras, de forma alterna, la autora nos traslada a Ternate, en las isla Molucas, donde vive Cintia, que ha sido criada por su tía Elionora junto a su prima Cornelia, un año mayor que ella. Cintia es hija de Beatriz Pereira, hermana gemela de Elionora y poco antes de morir dejó a su pequeña al cuidado de su hermana, pero Cintia que tiene rasgos nativos, siente que está en tierra de nadie, ni pertenece a la clase de su prima, ni a la de los criados y su tío, Willem Wisser se encarga de recordárselo siempre que puede.
La vida de ambos irá transcurriendo en paralelo y el lector irá cambiando de escenarios alternativamente pasando de los colores de la isla donde nacen los cotizados árboles claveros en la que vive Cintia a los tonos más grises y oscuros en los que reside Gabriel, mientras vemos cómo él se va convirtiendo en un experto en plantas, hierbas y especias. A medida que dejan atrás su niñez los dos van viendo (si no hacen nada por evitarlo) lo que el futuro les tiene reservado y aquí es donde empieza la aventura y donde yo ya no os cuento más de la trama.

Como os decía he disfrutado muchísimo con esta historia. Personalmente no sabía nada sobre la importancia de los árboles claveros y leer sobre esta parte de la historia como siempre me ha encantado y me ha avergonzado. Esa forma de llegar a una isla e imponerse sobre su población (da igual que fueran españoles, portugueses u holandeses), robarles aquello que es su medio de vida solo porque el país invasor era más fuerte y simplemente podía hacerlo, en fin... como siempre estos datos han hecho que busque más información sobre este tema y me ha hecho disfrutar más de la novela.
Además de la historia sobre el clavo, me han encantado dos cosas: Primero la ambientación, tanto de la España en la que nace Gabriel, como la de las islas Molucas, sobre todo estas últimas, claro, un paisaje exótico que traspasa las páginas y segundo, los personajes, creo ambos están muy bien perfilados y en los dos apreciamos su evolución desde la niñez, los cambios que se van produciendo en ellos, en su personalidad, pero creo que por el papel que la vida le tiene reservado a Cintia ella es un personaje más potente, más fuerte. Es inteligente, bella, valiente, adora el lugar donde nació y no quiere que se derrame la sangre de nadie sobre ella. Que conste que los personajes secundarios también están estupendamente desarrollados. La autora consigue ponernos en la piel de los habitantes de Ternate, consigue que empaticemos con ellos, con su situación y con su lucha contra los holandeses que les están arruinando la vida.
La verdad es que esta novela empieza con calma, pero llega un momento en que el ritmo no te deja soltar el libro. Es una novela que te acaba atrapando con la bonita prosa de su autora, una historia que combina realidad y ficción, donde hay espacio para la aventura, el amor, la pasión. Un libro que te hará desconectar y viajar a tierras lejanas de exóticos aromas para vivir una gran aventura junto a sus protagonistas

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
LAKY
 06 noviembre 2020
La novela se estructura en dos tramas que comienzan como historias independientes hasta que, lógicamente, acaban por confluir.
En la primera de las tramas tenemos a Gabriel Velasco, el menor de los tres hijos de un matrimonio extremeño. Un niño guapísimo, rubio y de ojos azules, de maneras suaves y hablar inteligente que no tiene nada que ver con sus dos hermanos mayores. Aunque él sueña con viajar y ver el mar como su segundo hermano, su padre decide meterle interno en un colegio de Jesuitas para que estudie y, en un futuro, se ordene sacerdote. En el colegio descubre el mundo de las plantas, se especializa en botánica, y gracias a que los jesuitas tienen misiones por el mundo entero, podrá cumplir su sueño de viajar.
En la segunda de las tramas tenemos a las primas Pereira, Cintia y Cornelia. Hijas de dos guapísimas hermanas que sufrieron un triste destino, ambas primas se han críado casi como hermanas en la casa que dirige con mano férrea el padre de Cornelia, holandés dirigente de la compañía holandesa en Ternate, Islas Molucas. Cintia y Cornelia son tan bellas como sus madres aunque el color de la piel de Cintia deja adivinar su origen mestizo. Cintia es criada como cualquier europea de clase alta, hecho que le permite acceder a la cultura, pero también se siente íntimamente unida a la tierra que le vio nacer y a las costumbres de los indígenas, transmitidas por el aya que las crió.
Durante muchísimas páginas, ambas tramas coexistirán armoniosamente sin que como lectora me haya podido decantar por ninguna de ellas. Tanto monta, monta tanto, Gabriel como Cintia. Las historias de ambos son preciosas y con ambos he sentido afinidad. Ambas son igualmente interesantes. A ambos les conoceremos desde pequeños y les veremos crecer y evolucionar. Hasta que las dos tramas, como ya se esperaba desde un principio, acaban por confluir y, entonces, no hay alternancia de historias ni de capítulos sino una historia continua tan bella e interesante como lo fueron las tramas independientes.
El último árbol del paraíso” es una novela de aventuras y una ficción histórica pero, además, una saga familia, una (o varias) historias de amor y desamor, guerras, traiciones, luchas… Hay de todo y ello hace que pasen muchísimas cosas y que no de respiro al lector.
Como novela de ficción histórica, nos hablará de las Molucas y la situación en las mismas en el siglo XVIII. Tras la influencia española y portuguesa, ahora son los holandeses los que están allí para explotar el clavo, fruto del clavero que sólo crece allí y que era muy apreciado en Occidente. También nos hablará de la Compañía de Jesús, los jesuitas, que en aquel momento aún tenían tanta fuerza como muchos reinos y que se encontraban dispersos por todo el orbe. Es una novela con la que, sin darnos cuenta, aprenderemos mucho de una parte del mundo tan lejana a nosotros.
Pero más que de ficción histórica, podríamos definirla como una novela de aventuras. A los personajes les pasan muchas cosas y tanto Gabriel como Cintia, primero separados y luego juntos, van a estar en el centro de todo tipo de historias que no les darán ni un momento de respiro.
La ambientación es fantástica. Si algo sabe hacer esta autora es dejarnos “ver” las escenas que describe. Ya lo descubrí en las anteriores novelas, pero es que en ésta además de “ver” podemos “oler” los aromas a naturaleza, especias y, especialmente, clavo. Sus descripciones son tan exactas, tan sensoriales, que es imposible no trasladarse allí con la imaginación y vivir lo mismo que están viviendo los personajes.
Los personajes son igualmente fantásticos. Tanto los dos protagonistas como los que les acompañan. Todos están perfectamente caracterizados y acabamos conociéndoles perfectamente, odiándolos o amándolos pero, sobre todo, entendiéndolos.
La prosa de la autora es bellísima. Descriptiva, evocadora, sensual en ocasiones y envolvente. Va avanzando poco a poco; no es una novela de ritmo rápido aunque esté llena de aventuras sino que pide, más bien, ser degustada poquito a poquito, como la delicatesen que es.
Conclusión final
De nuevo, Emma Lira me ha convencido con una novela preciosa escrita con mucho mimo. No dudo en recomendárosla.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Bajolapieldeunlector
 14 diciembre 2020
"Nada le dijo de la sensación de plenitud que había sentido cuando ella había buscado el cálido refugio de su pecho. Nada de los mechones rebeldes de sus trenzas, de la pestañas largas como lluvias de invierno, del rumor de su acento ni de aquel olor a clavo en su cuello que le hacía cosquillas en el corazón. "
Siglo XVIII. Gabriel desde niño sueña con viajar y conocer el mundo más allá de su tierra extremeña, sueña con el olor de un mar que nunca ha visto, pero es un sueño imposible pues en su familia ya no queda dinero para su futuro. Sus padres quieren que se convierta en un hombre de fe y dentro de la orden lo único que le salvará será su amor por las hierbas medicinales.
Por otro lado, Cintia es huérfana de padres y mestiza en un lugar en el que es continua la lucha entre colonizadores y nativos.
Vive en casa de sus tíos en Ternate, una isla del Pacífico, donde se disputa uno de los mayores monopolios del mundo: el del clavo. Allí está el único sitio del mundo en el que ese árbol nace y los holandeses no permitirán que su mejor negocio se vaya a pique.
Gabriel y Cintia son apenas dos críos cuando comienza la novela, viven en dos partes contrarias del mundo; la extremadura rural y católica, frente a la húmeda isla de Ternate que acoge las primeras muestras del capitalismo. Paralelamente les veremos a lo largo de los años luchar para conseguir sus sueños y derechos. Serán dos personas que se sentirán solas muchas veces, incomprendidas, pero no se rendirán.
Ambas historias se desarrollan es un contexto maravilloso, que recoge olores, sensaciones y exotismo. Compartirán sus vidas con otra gran variedad de personajes que darán aún más intensidad a la trama, incluso algunos reales de la época. Pues si por algo se caracteriza su autora es por acercarnos la historia pasada de una forma sutil y con un estilo narrativo precioso. No soy objetiva si digo que Emma es una de mis autoras preferidas, pues yo no soy lectora habitual de historia y sin embargo con ella me resulta fácil. Tiene un estilo impecable y muy bello a la hora de escribir.
En definitiva, "El último árbol del paraíso" se trata de una novela de corte histórico con toques de aventura y dosis de romanticismo. Una bellísima historia, evocadora de sensaciones y que acoge la historia de dos protagonistas inolvidables.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: aventuraVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
192 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro