InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Rafael Martín Coronel (Otro) María Pérez de San Román (Traductor)
ISBN : 8412564006
416 páginas
Editorial: La Biblioteca De Carfax (14/11/2022)

Calificación promedio : 4.43/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
Una noche, en el verano de 1965, Ray, Tim y Jennifer pasan el rato tomando cervezas cerca del lago Turner. Es otra noche de verano más hasta que Ray decide matar a tiros a dos jóvenes campistas para descubrir qué se siente. Cuatro años más tarde nadie ha podido acusar a Ray de los asesinatos, aunque hay un policía decidido a encontrar pruebas que lo incriminen. Ray piensa que nunca van a pillarlo, y Tim y Jennifer creen que todo aquel horror ya ha pasado. Pero se e... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Soraya47
 13 November 2022
Era el verano de 1965 en Nueva Jersey y un trío de amigos se fueron de acampada sin esperar nada peor que picaduras de insectos y lluvia. En cambio, Ray Pye decidió cometer un horrendo acto de asesinato. Implicados en este crimen, Jennifer y Tim no podrían haber anticipado el espantoso crimen que Ray estaba planeando, incluso si hubiera sido sincero con ellos, habrían pensado que era una broma de mal gusto. Pero Ray no estaba bromeando, y dos chicas adolescentes fueron sus víctimas cuando las vio besarse.

Después de cuatro años, los tres pensaron que lo peor había pasado. Ray nunca fue acusado de los asesinatos y Jennifer y Tim estaban haciendo todo lo posible para seguir adelante hasta que el oficial Charlie Schilling decide hacer de los asesinatos un asunto personal, su único objetivo en la vida se convierte en encontrar y castigar al criminal, por supuesto, él sabe que fue Ray.

A fuego lento, el lector tendrá que ser paciente mientras espera que la acción aumente después del asesinato, pero la espera valdrá la pena. Jack Ketchum tiene una calidad lírica en su prosa. A pesar de lo oscura que puede llegar a ser la narración, se lee como una poesía hermosa. Sabemos desde la primera página quién es el asesino y luego volveremos a él para entender que la verdadera naturaleza de un asesino puede estar un tiempo indefinido en estado latente, como hibernando. Aparte de sus trapicheos con las drogas, su mal carácter, su narcisismo, es como cualquier joven de veinte años. Y es que Jack Ketchum a menudo es difícil de leer porque sus libros contienen una verdad horrible.

Él no se ocupa de fantasmas, porque la vida real es mucho más aterradora que unas cuantas cadenas rechinando. En la escritura de Ketchum, las personas son los monstruos más aterradores que se pueda imaginar. Lo mismo ocurre en este libro. Ray es carismático pero el lector sabe de lo que es capaz, al igual que Jennifer y Tim, nos sentimos atraídos por él a pesar de saber de su peligro. Sus silencios traerán consecuencias...

Como lector, creo que estamos fascinados de ver trabajar al monstruo. En el caso de Jennifer y Tim, tenemos que preguntarnos cómo su atracción gravitatoria puede mantenerlos encerrados en su órbita. Ray está descrito de manera tan realista que me pregunto qué otra maldad puede ocultar. Como siempre, Jack Ketchum interpreta la esencia de los pequeños pueblos de EE. UU. para que los demás la entendamos. Amargo, cruel y siempre veraz, Ketchum es un maestro de la condición humana en su peor momento.

No se anda por las ramas, es claro advirtiéndonos que algunas mujeres aman a este tipo de hombres, saben que podrían matarlas y asumir ese riesgo les encanta, hay incluso un placer morboso en ello..., cuando quieren darse cuenta a veces ya es demasiado tarde.

No, amigo lector, la historia no trata de un policía intentando atrapar a un asesino, la trama es algo mucho peor, de cuando tarde o temprano llega algún suceso que lo saca de ese letargo y el monstruo regresa... ¿Qué es lo que lo despierta? En aquel horrible día tal vez fue su rabia de ver que dos chicas podían ser felices sin necesitarlo a él en sus vidas, ¿ y ahora? Katherine y Sally serán las claves...

Mientras tanto recordaremos el terrible asesinato de Sharon Tate, sin hacer spoiler os diré que no está ahí de relleno... a la vez que seguiremos a otros dos protagonistas importantes en esta historia: Ed, amigo de Charlie que investigó junto al policía el caso del asesinato de las chicas y una gata, Gimp. El amor muy real de Ketchum por los gatos, y ese afecto es evidente en esta historia, por eso será el único personaje de toda la historia que permanece ileso al final.

Un asesino en estado puro, no le tiembla el pulso al matar, disfruta, se siente el amo de las vidas que va quitando. Vamos a leer una lectura inquietante pero satisfactoria; una vez más, este autor expone lo peor del ser humano desplegando una prosa extraordinaria. Novela que va subiendo la pulsación hasta que nuestros nervios explotan en el instante de la Perdición. Secuestros, masacres, sangre, víctimas deseando que todo sea parte de una pesadilla, pero lamentablemente todo es muy real. Hay escenas muy duras de leer, demasiado duras, como la vida misma.

No es que le guste a Ketchum hacer escenas sangrientas, él sabe demasiado bien que así es la realidad, toparnos con un asesino sin compasión, estando en el sitio y el momento equivocado... pero si algo caracteriza a nuestro autor es su gran humanidad. Prepararos para el final, para su venganza.

Otra grandiosa obra de un autor que no dejó demasiado pronto, pero que está más presente que nunca.

Los lectores hispanohablantes somos verdaderos privilegiados: tenemos una editorial que se está preocupando por editar buena parte de la obra de Ketchum en unas ediciones hermosas y a buen precio, cuidadas y con un arte de portada de lujo... ¿Qué más se puede pedir? Simplemente agradecer que existan maravillas de editoriales como la biblioteca de Carfax.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
MariaT
 20 December 2022
Si llevan un tiempo por aquí ya saben lo mucho que he disfrutado pasándolo mal al descubrir las historias de Jack Ketchum que ha publicado La biblioteca de Carfax. Joyride fue un fascinante horror lleno de tensión y violencia. Mientras que La chica de al lado se convirtió en el libro más duro que he leído hasta ahora. Uno que no creo que pueda releer nunca. Así que cuando se anunció que nos llegaría una nueva obra del autor solo pude esperar con ganas. Hoy quiero recomendarles Perdición, una novela llena de intriga en la que desde las primeras páginas podemos intuir lo mal que saldrán las cosas, pero sin imaginar todo el horror que verdaderamente esconde.

«Así que te preguntas cómo se sentiría el dispararle a una persona. Y tortilleras, que las jodan, de todas formas apenas son seres humanos. Nunca van a tener hijos, ¿no? ¿Quién va a echarlas de menos?»

En el impactante prólogo nos lleva al verano de 1965, junto a tres jóvenes que se encuentran pasando el rato cerca de un lago en medio del bosque: Ray, Tim y Jen. Lo que debería ser solo otra noche de verano más, pronto se transforma en una carnicería cuando Ray se topa con dos chicas acampando en el lugar y decide que quiere descubrir qué se siente matarlas a tiros. Sin que medie palabras empieza a atacarlas, argumentando frente a sus amigos que como cree que son lesbianas merecen morir y nadie las echará de menos.

El libro, que se encuentra dividido en dos partes, empieza cuatro años más tarde. El primero de agosto de 1969, cuando la única superviviente de esa fatídica noche después de haber pasado todos esos años en coma y conectada a un respirador finalmente muere. Sin que el caso esté resuelto o cerca de resolverse. Aunque la policía tenía a Ray como principal sospechoso, no pudieron encontrar pruebas para acusarlo formalmente. Así que el joven cree que se libró de ir a la cárcel, pero sin saber que uno de los policías encargados del caso está dispuesto a todo para atraparlo.

«Terminó pensando en lo frágiles que eran las personas. Podías matarlas con pistolas o coches o whisky o solo con suficiente desesperación. Una vida podía cambiar por completo en un segundo o podía desgastarse a lo largo de los años, tan despacio que apenas te dabas cuenta».

A través de una adictiva narración coral iremos descubriendo no solo cómo han seguido con su vida el asesino y sus amigos (convertidos ahora en cómplices). Sino un fascinante elenco de personajes secundarios que están relacionados con Ray en mayor o menor medida. La manera en que el policía Charlie Schilling está convencido de su culpabilidad y desea presionarlo para que confiese sus crímenes. O la decidida Sally y la temeraria Katherine, que involuntaria una y de manera voluntaria la otra, se terminan convirtiendo en lo Ray considera “sus chicas”.

Porque si algo tiene Ray junto a grandes dosis de inseguridad muy bien oculta es una especie de carisma. Es un mujeriego que no se conforma con tener a Jen como su novia, sino que mantiene así mismo una legión de admiradoras adolescentes (aunque él ya esté en la veintena). Para él las mujeres más que seres humanos son retos o piezas que agregar a su colección. Y no es muy bueno aceptando una negativa. No solo el machista, homófobo y racista, sino que también se cree con poder para que todos terminen por hacer lo que él quiere. Así que digamos que cuando las cosas de repente no salen como él espera terminará por mostrar su verdadera naturaleza.

«De alguna manera, era casi famoso.
Como Jack el Destripador. Nadie sabía quién era, pero seguro que conocían qué había hecho».

Del mismo modo que hace un trabajo estupendo creando los diferentes personajes, para mostrarnos sus deseos, anhelos, obsesiones e inseguridades, Ketchum crea un escenario que se siente real. Que no solo nos enseña lo que antaño era una pequeña y segura comunidad en el área de los lagos, sino esos cambiantes años sesenta. Con el trasfondo de la guerra de Vietnam, la obsesión por los Beatles y por Elvis (al que Ray le roba la sonrisa mientras interpreta su papel de casanova). Así como una referencia más siniestra y brutal: el asesinato de Sharon Tate por miembros de la Familia Manson.

Si están buscando una novela de terror que los mantenga leyendo sin parar y haciendo apuestas sobre quienes terminarán con vida (si es que queda alguien) cuando empiece el festival de violencia tienen que darle una oportunidad a Perdición de Jack Ketchum. La habilidad que tiene el autor para sorprendernos incluso cuando esperamos lo peor es alucinante. La traducción de María Pérez de San Román es excelente y la cubierta de Rafael Martín Coronel, como ya nos tienen acostumbrados, es espectacular. Estoy deseando ver con que nueva obra del escritor nos sorprenden y aterran la próxima vez.

¿Han leído Perdición? ¿Les llama la atención?
Enlace: https://inthenevernever.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Librosconlara
 06 July 2023
Es una novela magistral, escrita increíblemente bien, con unos personajes muy bien construidos (especialmente el protagonista, Ray) y con un ritmo que engancha. Te mantiene enganchado a lo largo de todas sus páginas. Recomendadísima, primera novela que leo del autor y no va a ser la última.
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (3) Añadir cita
MariaTMariaT20 December 2022
Terminó pensando en lo frágiles que eran las personas. Podías matarlas con pistolas o coches o whisky o solo con suficiente desesperación. Una vida podía cambiar por completo en un segundo o podía desgastarse a lo largo de los años, tan despacio que apenas te dabas cuenta.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT20 December 2022
De alguna manera, era casi famoso.
Como Jack el Destripador. Nadie sabía quién era, pero seguro que conocían qué había hecho.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT20 December 2022
Así que te preguntas cómo se sentiría el dispararle a una persona.
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Autor o autora?

La edad de la inocencia

autor
autora

14 preguntas
63 lectores participarón
Crear un test sobre este libro