InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

La Biblioteca De Carfax


Libros populares ver más


Publicaciones recientes de La Biblioteca De Carfax


Críticas recientes
Soraya47
 13 noviembre 2019
Mestizos de Stephen Graham Jones
Mestizos es un libro increíble. No estamos ante la leyenda ya conocida del hombre lobo, nuestro autor destrozó todos los esquemas que conocíamos para crear su propio hombre lobo, un nuevo mito.

El libro está basado en una familia insólita, una de hombres lobos. Narrada por un chico joven del que no llegaremos a saber su nombre, soñando con una transformación que no acaba de llegar. Nos cuenta lo que es su vida viviendo en diferentes estados americanos del sur con su tía y su tío. Al principio también estaba el abuelo, quien le contaba increíbles historias, pero las historias de hombres lobos siempre han estado carentes de pruebas, bueno, eso le decía su tía.



Stephen Graham Jones , nos trajo la vida de un hombre lobo moderno que no deja de ser triste y peligrosa. Si miramos más profundamente tenemos una familia de clase trabajadora casi fuera de la sociedad con escaso dinero, trabajos precarios y cambiando de escuela huyendo lejos de la ley. No vais a seguir ninguna trama. Los capítulos se van exponiendo a través de diferentes años, en sí no tienen un orden cronológico, simplemente están relacionados con nuestro personaje principal. Un personaje que nos va catalogando la vida y comportamientos del hombre lobo. Siempre a la espera de convertirse sufrirá los problemas típicos de adolescentes. Su escasa familia le va dando la educación sobre los peligros de ser licántropo. Toda esa parte se encuentra magníficamente desenvuelta dentro de otras historias tan hermosas como terribles.



Una lectura divertida y conmovedora sentiremos cierto aire poético en la forma que utiliza el autor para contar una versión original del subgénero. Nunca hasta ahora los licántropos habían sido tan humanos. Se mantienen sus rituales su horror, su trasmutación al monstruo, pero empatizaremos con ellos, el autor más allá del terror nos abre los ojos hacia la verdadera lucha por sobrevivir.



No es simplemente el cambio de humanos a monstruos tan típico de estas novelas. Aquí hay una fuerza literaria de muchísima calidad donde los protagonistas no pueden dejar de ser lo que son.



¿Puede llorar un hombre lobo? Stephen es un maestro en el juego de las palabras. Equilibra el humor negro con una prosa que emociona creando una historia fascinante que no te suelta. Sus hombres lobo son más humanos que muchos personajes secundarios. La historia tiene un profundo sentido de la realidad entrelazado con lo prodigioso. No sólo busca el misterio sobrenatural, sino que basándose en el conocimiento de nuestra cultura usa lo que más nos aterroriza. Mientras lees tienes la sensación de que esto es real.



Un final inolvidable. Cuando cerréis el libro simplemente pensaréis, maravilloso.



La biblioteca de Carfax trajo otra joya más.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Inquilinas_Netherfield
 12 noviembre 2019
No mires ahora y otros relatos de Daphne du Maurier
No podía faltar en la semana de Halloween un libro de relatos. Estaba reservando este en concreto de Daphne du Maurier para estas fechas, y una vez leído he caído que el año pasado también os traje para Halloween otro libro de relatos de la misma editorial, La Biblioteca de Carfax. En aquel caso fue El rostro en el espejo y otros relatos góticos, de la escritora victoriana Mary Elizabeth Braddon, muy recomendable para quien no la haya leído ya.



Pero volviendo a la reseña de hoy, lo dicho, me apetecía traeros a Daphne du Maurier porque todavía no tiene ninguna reseña en el blog, y no será porque no tengo libros suyos en la estantería. También leí este verano Monte Verità, otra joyita (no creo que pueda reseñarla este año, lo mismo la releo el año que viene y os la traigo, ya veremos), pero yo estaba empeñada en No mires ahora y otros relatos para la semana Halloween, que más que de terror o góticos, son relatos con un punto inquietante, desasosegante, incluso bastante oscuro en según qué casos... pero que nadie se acerque a ellos buscando horror en el más puro sentido del término porque no lo va a encontrar (veréis que esa es la tónica de todas mis reseñas esta semana).



Lo que sí os encontraréis es la maravillosa escritura de la autora que, como bien se dice en la breve biografía que acompaña a la edición, muchas veces ha sido subestimada por los géneros literarios que solía escribir (prejuicio que sigue existiendo hoy en día; parece que si se escribe misterio o suspense no se puede ser buen escritor en el amplio sentido de la palabra). Du Maurier era una escritora elegante, sutil y precisa a la hora de ambientar sus historias, y su prosa, afilada a la hora de penetrar en la mente de sus personajes, suele llevar al lector a finales que seguramente no le resultan cómodos.



Cinco son los relatos incluidos en este libro, todos ellos escritos entre 1952 y 1971. Os cuento brevemente sobre cada uno de ellos.



No mires ahora. Un matrimonio, John y Laura, que viaja por Italia para dejar atrás un hecho traumático (una muerte) ocurrido en sus vidas, se da cuenta de que, durante su estancia en Venecia, dos mujeres de cierta edad, hermanas, no les quitan los ojos de encima. Una de ellas, ciega, es además vidente, y pronto convence a Laura de que puede ver a esa persona fallecida. Empiezan a encontrárselas en todas partes, él desconfía de ellas, pero Laura las quiere cerca y cada vez se comporta más raro. Hasta que un día desaparece, y comienza la desesperada búsqueda de John (la ilustración de la cubierta pertenece a este relato).



El manzano. El protagonista de nuestra historia enviudó hace tres meses. Su esposa, Midge, falleció de una enfermedad fatal en pocos días, y no puede decirse que su marido lo lamente demasiado. Nos queda claro que no la amaba, que estaba harto de la rutina que llevaba con ella, que se pasaba días enteros en Londres para no estar en su casa, y bueno, que ahora que puede hacer su santa voluntad, la vida le sonríe... hasta que ese viejo manzano del jardín, un árbol esmirriado y deprimente, empieza a recordarle a su mujer. No puede ser, es una tontería, pero se le parece. Y ese manzano empieza a obsesionarle, sus frutos le producen náuseas, el olor de su madera le repugna... parece como si se riera de él desde su aspecto ridículo en el jardín. Ahora que podría ser feliz ese manzano se interpone en su camino, y algo habrá que hacer al respecto.



No después de medianoche. Timothy Grey comienza contándonos que tiene una enfermedad, una afección universal a la que no da nombre en un principio porque primero quiere contarnos cómo la contrajo. Y para eso nos lleva a unas vacaciones en Creta, a un lugar idílico en el que tenía pensado pasar sus días pintando y disfrutando de las espléndidas vistas... pero las cosas se tuercen desde el principio cuando le dan el bungaló de un hombre fallecido unas semanas antes. A eso se suma la presencia de un matrimonio americano, él bebedor empedernido, escandaloso y maleducado; ella rica, ausente y muda de cara a la galería. Ocupan el bungaló frente al suyo, y pronto será testigo de sus idas y venidas, y de su extraño comportamiento.



El estanque. Deborah y su hermano Roger van a pasar las vacaciones de verano a casa de sus abuelos, como todos los años. Deborah es un par de años mayor que su hermano, y ya está entrando en esa edad en la que prefiere pasar más tiempo sola, con sus pensamientos, y dejar a un lado los juegos a los que su hiperactivo hermano la arrastra constantemente. Cerca de la casa hay un estanque, un estanque que por las noches comenzará a atraer a Deborah a un mundo que hasta entonces nunca había imaginado, un mundo lleno de seres fantásticos y sobrenaturales que la reclaman hasta sus aguas pero que, cuando ella ya está allí, parecen impedirle el acceso en el último momento.



Las lentes azules. Marda West está a punto de quitarse la venda de los ojos y descubrir si la operación que le han realizado ha sido un éxito o no. Se estaba quedando ciega y esta operación era su única esperanza. Solo conoce a los médicos y las enfermeras por su voz, y está deseando quitarse la venda para verlos y darles las gracias por todo. Ese día llega, la venda cae, y Marda por fin puede ver... pero lo que se encuentra es un mundo que no esperaba. Son sus voces, son ellos, las personas que le han cuidado, pero lo que ve no tiene sentido. No entiende por qué le están gastando esta estúpida broma, no tiene gracia, la están asustando... ¿por qué lo hacen?



Como veis los cinco relatos son totalmente diferentes entre sí tanto en el tipo de historia que cuentan como en el tipo de inquietud que intentan insuflarle al lector. Repito lo que comentaba arriba, no son relatos de terror (o lo que se entiende por ellos), pero sí son relatos muy inquietantes y oscuros, nada amables ni condescendientes, y con un punto a veces incluso perverso y siniestro. Aparte de adentrarse en el misterio y el suspense, las pinceladas góticas, fantásticas o incluso de ciencia-ficción se reparten entre ellos según el caso, y la narración de du Maurier baila con soltura, refinamiento y estilo entre todos estos géneros, no se le resiste ninguno.



Lo que sí puedo deciros es que ninguno termina con un happy ending propiamente dicho, algo que era muy característico de la autora y que estas cinco historias ejemplifican a la perfección. Y eso que tenemos finales de todo tipo: el que no te esperas ni de lejos y te deja a a cuadros, el que resulta bastante desalentador y turbador, el final que sí que quizás bebe del más puro cuento de terror, el que destila desesperación y descenso a los infiernos, o el que sorprende por la alegoría que esconde y que la autora ha sabido ocultarnos tan bien hasta ese momento. No os digo a qué relato corresponde cada uno de estos finales, pero todos ellos te dejan pensando "qué buena eras, Daphne"..., y aunque es imposible no tener favoritos en un libro de relatos (los míos han sido los dos primeros, No mires ahora y El manzano, y el último, Las lentes azules), todos ellos merecen muchísimo la pena. Con du Maurier no hay relato malo. O no al menos en este libro. Muy recomendable, por si no había quedado claro.


Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Soraya47
 29 octubre 2019
Historias extrañas de Rosa Mulholland
La biblioteca de Carfax nos trajo “Historias extrañas “de Rosa Mulholland. La lectura perfecta para celebrar el Día de los Muertos. Vierte una taza de buen té, toma una buena porción de barmbrack y déjate desvanecer en la Irlanda gótica.



Para muchos el tratamiento gótico clásico del horror es el más puro. Rosa captura ese sentimiento creando tensión. Los paisajes irregulares, unos pasos en una habitación vacía, el corazón acelerado, el escalofrío recorriendo por la piel. Deterioradas casas antiguas llenas de fantasmas, lo sobrenatural, juntos crean historias de miedo clásicas. Da igual los siglos que pasen, estos relatos siguen siendo populares porque nos gusta sentir el miedo. Aparte del amor profundo, es la emoción más fuerte y nos recuerda que seguimos vivos. Rosa Mulholland escribió sobre lo que mejor sabía.



Familiarizada con el campo y los pueblos de Irlanda, utiliza el entorno rústico para muchas de sus historias. La autora juega con sus lectores como un violín fuera de sintonía que orquesta la noche oscura y tormentosa. La única cosa que tenemos que hacer para disfrutar de un buen susto es hundirnos entre sus palabras. Se sienten como un escalofrío en la parte posterior del cuello, haciéndote cosquillas buscando tu atención. Los chirridos de la puerta de una habitación…el crujido en el pasillo, un susurro en el ático, un golpe sutil en la ventana... todas estas cosas conspiraran dentro de estos cuentos. Esperando regresar a sus páginas una vez que el libro lo hayamos cerrado.

.

Cinco terroríficos relatos vais a leer. Esta vez no destacaré ninguno de favorito, en todos avivó mis miedos, sentí en cada página lo macabro de lo victoriano.



“El organista maldito de Hurly Burly” Un matrimonio mayor recibirá la visita de una joven italiana. La chica les contará que es la prometida de su hijo. Dice sin ninguna duda en su voz que él la invito a tocar el órgano familiar. Ante estas palabras los dos ancianos palidecerán…



“El espectro de Wildwood Chase” A la mansión de Wildwood Chase, llegará un pintor para hacerse cargo de una encomienda. Su lugar de trabajo se encuentra junto a la inquietante galería donde se exponen los retratos familiares. Lo que no sospecha es hacia dónde le lleva su obsesión: un cuadro de una joven que se pintó hace ya más de cien años.



“Una extraña historia de amor” No podemos evitar con qué talentos nacemos. En esta historia, dos artistas se enamoran. La mujer es la más talentosa de los dos. Como artista, entiende el impulso de sobresalir creativamente. Como amante, sin embargo, no quiere vencer al hombre que adora. Ella desea pasar su don a él. Sin embargo, transmitir los propios talentos es una espada de doble filo.



Historias de apariciones, muertos que regresan ¿puede el amor sobrepasar la línea del otro mundo? Relatos hermosos, crueles que arrastran a sus protagonistas hacia lo aterrador.



“El fantasma del Rath” Gracias a una herencia un hombre será dueño de una propiedad largo tiempo abandonada. Allí llevará de visita a un viejo amigo. ¿Qué les deparará la mansión? Lo inquietante regresa de nuevo, una historia que te hace sentir pavor en el silencio de tu lectura.



“No tomar antes de dormir” Un hombre solitario se enamorará perdidamente de la joven de su nuevo vecino. Esto no sería nada extraño si no fuera que el padre de ella es descendiente de un antiguo enemigo del ermitaño. ¿Qué no se llega hacer por amor?



Contados en primera y tercera persona. Disfruté la lectura de este libro mientras sentía a los propios muertos caminar por estas páginas. Cada historia es una delicia en sí misma, llena de misterio y sorpresas. Relatos que están destinados a ser saboreados con lentitud.



Una joya que os animo a leer.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         50




{* *}