InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 841801427X
Editorial: Roca Editorial (06/02/2020)

Calificación promedio : 3.75/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
Buñol (Valencia), siglo XIX. Teodoro el judío, Julia la gitana y Alberto el andaluz se conocen desde niños y, por avatares del destino, sabiendo aprovechar un horrible suceso acaecido a la muchacha, ellos dos consiguen llevar su amor al término que siempre desearon. Así pues, los tres consiguen convivir bajo el mismo techo en una sociedad rural que, a priori, no admite una relación entre dos hombres.

Pero el destino es un traicionero bastardo y pronto... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
LAKY
 23 febrero 2020
La historia transcurre en el pueblo valenciano de Buñol en el último cuarto del siglo XIX. Allí viven dos niños, grandes amigos: Teodoro el judío y Julia la gitana. al poco se les une un forastero llegado de Cádiz, Alberto el andaluz. Los tres fraguarán una amistad que mantendrán toda la vida.
Pocos años después, siendo ya jóvenes, una desgracia que le ocurre a la gitana hace que los tres decidan vivir en la misma casa –no sé si decir “juntos”-, formando una especie de extraña familia. Julia se dedica a las labores del hogar, Alberto a los negocios y Teodoro a sus sueños de invención que finalmente verán la luz en un autómata: Sabiero.
Otra luna enterrada” es una novela difícil de definir y casi imposible de encuadrar dentro de un género concreto.
Es una novela costumbrista y la parte de ella que se puede definir así es, sin duda, la que más me ha gustado. Me ha gustado ese pueblo de finales del siglo XIX, esa amistad y algo más entre estos tres personajes tan distintos, Ese amor prohibido que hay que ocultar. La enemistad que une a los tres amigos con Roberto Cortino, el violento hijo de uno de los hombres más ricos del pueblo. Me ha gustado ver cómo crecen estos personajes, cómo adaptan sus difíciles circunstancias a lo que se espera de ellos pero sin dejar de ser lo que son. Toda esta parte me ha gustado mucho.
Pero la novela también puede calificarse, en parte, de fantasía. El autor introduce un elemento sobrenatural que a mí no me ha acabado de convencer. Evidentemente, es un tema personal; ya sabéis que la fantasía no me va. Hay veces que leo novelas “normales” en las que se introduce un punto de fantasía y me gustan (este mismo mes, por ejemplo, he reseñado “Una sirena en París” en el que el punto de fantasía sí que me ha convencido). Pero en este caso a mí ese punto me ha parecido un poco forzado e innecesario. El tema del autómata se podría haber resuelto de otra manera más “realista”, sin necesidad de recurrir a lo que se recurre. Y a mí me hubiese gustado más. Pero, repito, no soy nada dada a la fantasía. Seguramente, habrá gente a la que lo que más le guste de la historia es la parte fantástica mientras que la parte costumbrista e histórica le eche para atrás.
El final, por ejemplo, yo hubiese terminado el libro en la página 260. Pero el autor añade un capítulo titulado “La fuerza viva” y dice que es una fábula. Yo al principio no entendía si era una fábula sin más, una especie de cuento relacionado con el autómata, con el golem, o si era realmente una explicación de cómo “Teodoro” consiguió dotar de “vida” al mismo; finalmente lo entendí y a mí me hubiese gustado más que el movimiento del autómata se hubiese explicado con la ciencia, con la mecánica, sin necesidad de recurrir a gólems y cosas similares. Es cierto que aspectos como ése son los que hacen diferente al libro y que es muy probable que sean los que más gusten a algunos lectores, pero ya digo que no es mi caso, yo soy de novelas más realistas.
La historia se cuenta en dos tiempos. La mayor parte de la novela se sitúa en Buñol en 1875 y años siguientes y nos cuenta la historia de los tres amigos. Pero también hay una parte que se sitúa en el año 1931, momento en el que nos vamos a encontrar a un Alberto mayor, que hablará a su nieto José de lo que pasó en aquella época.
Finalmente, el autor recurre a una técnica curiosa para dar voz a quien no la tenía: la gitana y su “no diario”. Quería mostrar su punto de vista y hacerlo de manera muy personal y no podía recurrir a la técnica del narrador en primera persona a través de un diario porque Julia era analfabeta, no sabía leer ni escribir. Así que recurre a un “no diario”. En diversas entradas en el no-diario, el narrador se mete en la cabeza de Julia y, sin abandonar la tercera persona, se mete en su cabeza y en su corazón. En cada una de esas entradas dice algo así como: Julia no llevó un diario pero, si lo hubiese llevado, hubiese dicho algo así…Me ha parecido curiosa y original esta técnica aunque es cierto que el autor se repite un poco y, cada vez que recoge una entrada del diario, vuelve a explicar eso de que si Julia hubiera llevado un diario, hubiese dicho algo así…; con una sola vez que lo explicase hubiese bastado.
Son cuatro los personajes principales de este libro: los tres amigos y su enemigo Roberto quien va a ser el detonante de todo lo que les pasa. Teodoro, el judío, es un joven inteligente que sueña desde niño con ser un gran inventor y, más en concreto, con construir un autómata. Lo conseguirá pero para ello recurrirá a conocimientos mágicos y ocultistas guardados desde hace siglos por el pueblo judío y las logias. Aquí introduce el autor el elemento sobrenatural que, como os he explicado antes, es lo que menos me ha gustado de la novela. Luego tenemos a Julia, una gitanilla avispada que es amiga íntima de Teodoro desde niños. No sabe ni leer ni escribir y está muy apegada a los ritos y costumbres gitanos pero deberá decir adiós a todo. Alberto, el andaluz, es un joven guaperas y extrovertido, con muchas ganas de medrar en la vida; su afición por el juego va a ponerles las cosas muy difíciles a todos. Finalmente, tenemos a Roberto Cortino, el más ruin de todos los personajes que pueblan esta novela.
Es siempre un narrador en tercera persona quien nos va contando los entresijos de la historia; incluso en el caso del “no-diario” de la gitanilla. Con un estilo coloquial, en el que abundan las palabras en andaluz y en gitano, los apodos, los chascarillos, creo que refleja muy bien la forma de vivir y de hablar en los pueblos a finales del siglo pasado.
Conclusión final
Otra luna enterrada” es una novela original y diferente en la que hay cosas que me han gustado mucho y otras que no me han convencido. Me ha gustado mucho la parte costumbrista, la historia de los tres amigos y no me ha convencido el punto sobrenatural.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
GemaMG
 15 septiembre 2020
Cuando comencé a leer esta novela no podía ni imaginar lo que iba a encontrara entre sus páginas, esta es una de las ventajas de no leer la sinopsis de las novelas que llegan a tus manos en forma de precioso regalo.
No me gusta catalogar las novelas en un genero concreto excepto que la trama sea muy evidente, pero es que en este caso, aunque quisiera me sería casi imposible hacerlo.
En la sinopsis que he leído por encima para poder escribirla al inicio de esta reseña se habla de un ambiente de fábula y tal vez esa sea una buena descripción, pero mi impresión es que nos encontramos ante una novela predominantemente de personajes, unos personajes que me han conquistado desde la primera hasta la última línea.
Es una novela de solidaridad y de lealtad, de amor y sobretodo de amistad, la que une a tres personajes que a priori no son los candidatos idóneos para formar un grupo compacto. Una gitana, un judío y un “señorito andaluz”. Tal vez esta alianza a tres no sea tan extraña en los tiempos que corren, pero lo es si nos situamos a finales del siglo XIX, con todo lo que ello implica.
Hablamos de tres personajes que se encuentran, en todo punto, fuera de los límites sociales, éticos y morales que marcan su época, tres personajes que luchan contra viento y marea para conseguir sus sueños a lo largo de su, nada sencilla, existencia.
Me ha enamorado Julia, esa gitana orgullosa que es capaz de renunciar a sus sentimientos en pos de un bien común, que se traga su soledad y sus lágrimas para vivir la menos mala de las vidas posibles.
Teo, Teodoro, el judío, es un personaje enorme, de esos que se quedan a vivir contigo. El niño arrojado que conocemos al principio de la novela se convierte en un joven valiente que persigue los sueños que encuentra en un cuaderno ajado, herencia de la rama rica de la familia y que no para hasta hacerlos realidad, esos sueños que son lo mejor y lo peor que hace en su vida. Es el personaje más mágico de la novela, en el más amplio sentido de la palabra, cuando la leáis entenderéis porqué.
Alberto, el andaluz, es el personaje más voluble de toda la trama, y, desde mi punto de vista, el más débil de los tres. Un personaje que no encuentra su lugar en ningún momento de la novela y que se empeña en ser quien no es, en encajar en un mundo que no es el suyo y esto, como todo en la vida, pasa factura.
Y luego está el malo, malísimo, ese personaje que siempre da juego en cualquier novela, Cosino, un personaje al que odié desde el primer momento y cuya animadversión duró hasta el final.
Estos personajes se mueven en maravillosos parajes naturales que Guillermo describe de forma exquisita y viven sus vidas en una época social concreta en la que ha conseguido indignarme en más de una ocasión.
La novela que comienza en 1895 encuentra su final en 1931 cerrando la historia a través de los recuerdos convertidos en confesiones y de los misterios perseguidos por una sociedad secreta que consiguen completar, de forma sublime la trama de la historia.
Ha sido una magnifica experiencia conocer a este escritor, su historia, que esta fuera de mis lecturas habituales y ha sido sublime la Fábula de la Fuerza Viva.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
GemaMGGemaMG15 septiembre 2020
Pero en realidad el tiempo es algo que, queramos o no, se nos escapa de entre los dedos como una maraña de hormigas inquietas, que nos muerden en su huida y saltan al vacio sin pensar ni conocer que habrá más abajo. No les afecta. Ellas se esfuman correteando con sus patitas queratinosas y no importa si atrapamos alguna y la aplastamos, el reto continuará su transitar sin mirar atrás, sin preocuparse por quien o quienes se quedan en el camino.
Así es el tiempo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: sobrenaturalVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
171 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}