InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Reino De Cordelia

Editorial Reino de Cordelia especializada inicialmente en ensayo literario y poesía, pero también tiene una colección de narrativa.

Libros populares ver más


Colecciones de Reino De Cordelia



Publicaciones recientes de Reino De Cordelia


Críticas recientes
Emocionaria
 24 May 2023
Lo que el viento se llevó de Margaret Mitchell
Pone en la portada de Lo que el viento se llevó "La más fascinante historia de amor jamás contada".



Entiendo el marketing, pero reducir este libro a una historia de amor, es desnudarlo de prácticamente toda su esencia.



Porque LQEVSL es un libro que aborda varios años complejos y convulsos de la historia de EEUU, con la guerra de secesión como escenario. Y lo hace a través de una joven archiconocida, Scarlett O'Hara, que pasa de ser una acomodada y egoísta joven, hija del dueño de la plantación de Tara, a tener que pelear con uñas y dientes para salir adelante. Scarlett es un personaje complejo. La autora en ningún momento intenta dulcificar su egolatría ni su caprichosa personalidad. Pero ese carácter será precisamente el que la permita cargar sobre sus hombros la gran responsabilidad de sacar adelante a sus seres queridos cuando la guerra arrase con todo. Scarlett es, además, una mujer inteligente y de lengua afilada. No es rebelde, pero tampoco sucumbe con facilidad a la moralina social, ni se deja encandilar ni amedrentar por los hombres que se cruza en su camino. Tampoco es moralmente impoluta: sus pensamientos, en ocasiones frívolos, en otros crueles de puro egoístas, sus decisiones incomprendidas...

Scarlett es un personaje maltratador en ocasiones, pero también maltratado. Juzgada injustamente por tener aspiraciones, por querer salirse de los moldes, de lo que se esperaba propio de una mujer. No es tampoco una heroína: sus decisiones son casi siempre egoístas y económicas. Pero, se hubiese juzgado igual a un personaje masculino de haber hecho lo mismo? Teniendo en cuenta el papel de algunos hombres de esta historia, es evidente que no.



El libro tiene un comienzo que se atraganta: rezuma racismo y clasismo en cada página. En ningún caso se condena, sino que está totalmente normalizado. Esto repele en un principio, pero el entramado de la historia acaba haciendo que pase a un segundo plano: es lo que tiene la guerra, que arrasa con todo. Pero sin embargo, la autora se envalentona y describe en sus páginas cómo la guerra (cualquier guerra) acaba convirtiéndose en una oportunidad para la corrupción, especialmente de aquellos que más reivindicaban el conflicto y que menos acaban pisando el campo de batalla. También hace un retrato algo burlesco de la Confederación: jóvenes entusiasmados con la guerra, dispuestos a morir por mantener la esclavitud (viva la muerte, muera la inteligencia) y que acaban convirtiéndose en muertos y víctimas del conflicto.



Es un libro que tarda en leerse por su extensión, pero que no tiene un ritmo lento. En mi opinión, se disfruta más al dosificarlo, porque los capítulos son largos y ocurren muchas cosas. Es ideal para alternar con otras lecturas y volver a él, porque te sumerges rápido en la historia.



En definitiva, un libro que esconde mucho más que la iconografía clásica que nos ha llegado a través de su adaptación cinematográfica (que yo aún no he visto), y que, a través de sus casi 1000 páginas, consigue mantenerte en vilo, hacerte sufrir y atraparte hasta tal punto que cuesta despedirse.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         23