InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de icruje


icruje
24 marzo 2019
Esta novela es un thriller pero, como ya es habitual en Stephen King, con tintes sobrenaturales que forman parte del misterio.  King vuelve de  nuevo a su escalofriante forma de narración: nos presenta un crimen, un hombre señalado como culpable con pruebas indiscutibles y... luego nos da también, pruebas indiscutibles de que tal vez no lo sea creando así la base de un caso imposible.
Es decir, el  libro comienza como una novela negra y acaba como una novela de fantasía y terror.

La historia comienza con un crimen desolador y todas las pruebas y testigos apuntan a un mismo hombre, un famoso entrenador de la liga infantil. Sin embargo él niega su culpa y además demuestra que ese día no estuvo allí. Pero si eso es cierto... ¿Por qué existen pruebas irrefutables de que lo hizo él?

El detective Ralph Anderson se encuentra ante un caso complejo y se lo toma como algo personal por lo que decide detener al entrenador delante de todos los asistentes a un partido, convirtiéndolo así en la persona más odiada de todo el pueblo. Después de este suceso, que destroza la imagen y el trabajo del entrenador así como a su familia, no puede ser posible que se haya equivocado de culpable…pero aunque suene inverosímil, la única realidad es que ese hombre parece inocente. Hasta que la situación se tuerce generando una cadena de horrores no empezara a creer que es posible que todos hayan cometido un error. En este punto y ante la cantidad de pruebas, tanto de culpabilidad (ADN, huellas dactilares…) como de inocencia (imágenes de televisión…), Ralph Anderson se propone  descubrir la verdad aunque ésta  demuestre que se ha equivocado.

El punto fuerte de Stephen King es como siempre unos personajes complejos, bien construidos y fundamentados. En este  caso los personajes son bastantes ya que se trata de un crimen que ensombrece a todo un pueblo, pero sin duda el protagonista es el detective Ralph Anderson, totalmente antagonista a Terry Maitland, el presunto asesino. Junto a él se unirán en la investigación: el abogado Howie Gold  y su investigador Alec Pelley, su mujer Jeannie, que aportará interesantes teorías a la investigación  y Holly Gibney, (presentada en la trilogía de Bill Hodges), que en este libro, en su parte final se convierte en protagonista indiscutible junto al detective ya que es quien descubre las piezas que falta en el rompecabezas y que harán que el caso se resuelva.

En mi opinión  es un libro que engancha y es adictivo al menos en la primera mitad donde nos encontramos con capítulos cortos y agiles que hacen participe al lector de la investigación sobre el brutal asesinato. Se intercalan capítulos de los interrogatorios  a los diferentes testigos, con capítulos que narran el arresto del entrenador Terry Maitland,  capítulos narrados desde la perspectiva del detective Anderson, capítulos que nos cuentan cómo Maitland está viviendo el arresto y capítulos narrados por los familiares del chico asesinado. Pero la segunda mitad se me hizo más lenta incluso a ratos pesada a pesar de estar bien narrada. Se vuelve previsible salvo quizás el giro respecto a la identidad del visitante, aunque yo ya lo veía venir.

Señalar es que este libro  está relacionado con la trilogía de Bill Hodges (Mr. Mercedes, Quien pierde paga y Fin de guardia) aunque se puede leer independientemente ya que es autoconclusivo.  
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}