InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Por trece razones (24)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
mariajoseprincess
 21 enero 2018
Me parece un libro ameno. Nos muestra que nuestras acciones, buenas o malas, conscientes o no, pueden transformar las vidas de quienes estan alrededor, para bien o para mal, como ocurrio en esta historia.

Muchos han criticado la serie basada en este libro, porque dicen que incita el suicidio, pero yo pienso, este tema no hay que volverlo tabu, entre mas se conozca, mas herramientas tendremos para ayudar a quienes enfrentan el bullying, y sus consecuencias implicadas como la depresion y el suicidio.
Comentar  Me gusta         40
yvo_about_books
 15 abril 2019
Esta novela de Jay Asher definitivamente no es una lectura fácil, pero es muy interesante. Últimamente he visto muchas novelas contemporáneas de YA relacionadas con el suicidio, pero Por Trece Razones sin duda se destaca del resto. La prosa es muy original: el personaje principal, Clay, "interactúa" con la voz de la niña fallecida en las cintas. La trama es intrigante y con Clay como un buen niño realmente te hace preguntarte por qué está en las cintas ... Porque supuestamente las trece personas mencionadas en las cintas son las razones por las que Hannah decidió terminar con su vida. Esta novela definitivamente no es para todos, pero si no te importa una lectura 'pesada', Por Trece Razones es altamente recomendable. ¡Te hará pensar en cómo algo pequeño puede tener un gran impacto en la vida de alguien!
Comentar  Me gusta         30
SalmaHerv
 13 enero 2019
*Ésta reseña contiene la palabra estupidez -y sus variantes- más veces de lo normal, además de una fuerte opinión sobre el suicidio de Hannah, se recomienda discreción.*

Pienso que todos vivimos cosas difíciles o dramáticas cuando estábamos en preparatoria, pero esa no es razón para terminar con nuestras vidas, mucho menos si las razones son tan estúpidas como las que nos encontramos en este libro. El hecho de que una chica que invite a una fiesta solo para tener quién la lleve a casa de regreso, que un chico haya comenzado un rumor sobre ti, el hecho de que accidentalmente una chica destruyera una señal de stop o que un compañero de clases pusiera tu nombre en la lista de "quién es sexy" no son "razones" para suicidarte, son estupideces. Conforme leía las grabaciones me convencía más y más de que Hannah solo estaba buscando un pretextos para justificarse.

Incluso cuando Hannah vivió un par de cosas feas, nunca me sentí mal por ella, la chica era una tonta y punto. Ella permitió que las otras personas le hicieran ese tipo de cosas y la trataran de la manera en que lo hacían, nunca los detuvo e incluso sabiendo cómo eran los chicos con los que estaba, aceptaba ser vista con ellos, y cuando éstos intentaban sacar alguna ventaja, ella no los detenía -y claro, intentaba justificarse diciendo que le gusta dar segundas oportunidades a los demás, pero no es eso Hannah, es que simplemente eres estúpida- y después se quejaba por lo que le hacían. Tampoco se esforzaba en hacer buenos amigos —por que estoy segura que no todos en la escuela eran malas personas— o en pedir ayuda, y si alguien se ofrecía a brindársela ella les daba la espalda, por ejemplo con Clay, pero después, en las cintas, ella le reclama a todo mundo por NO HABERLA RESCATADO —así es amiguitos, quería que alguien llegara milagrosamente a rescatarla del drama que la rodeaba— de la gota de agua en la que se estaba ahogando.

Otra cosa que no me gustó es que, a lo largo del libro, Hannah nos dice lo malos que fueron los demás con ella y cómo su vida —gracias a ellos— fue destruida, pero ella hace exactamente lo mismo enviando las cintas, ¡nunca voy a superar que incluso mencionara la violación de Jessica. Ella nunca fue consciente sobre las cosas que sus grabaciones podrían provocar en la vida de esas trece personas —tal vez incluso podría llevar a alguna a acabar con su vida—, por ejemplo en la vida de Clay, él siempre fue muy lindo con ella e intentó ayudarla, JESSICA, o Tony, que solo intentó ser amable y terminó incluso peor que algunos de los que aparecían en los cassettes. ¡Y lo peor es que directamente les dice: "Tú tienes la maldita culpa de que yo me haya suicidado"! Así, como si nada, tú tienes la culpa de mi muerte (como si ellos le hubieran vaciado el frasco de píldoras en lo boca y obligado a tragar).

Una vez leí la reseña de 13RW que hizo una chica con bipolaridad y tendencias suicidas y nunca olvidaré el comentario que hizo respecto a la idea de Hannah de enviar las cintas. En pocas palabras lo que ella dijo fue que una persona que está pensando en terminar con su vida no lo hace por razones, sino por que hay algo en su cabeza que le roba cualquier pensamiento valioso o bueno —lo cual nunca encontró en el personaje de Hannah— ¿Qué más puedo agregar a este comentario tan racional y que viene de alguien que ha experimentado tendencias suicidas de primera mano?

Otro factor que me disgusta bastante es que Hannah se quitara la vida por venganza, ya que el suicidio no tiene que ver con el hecho de hacer sufrir —o pagar— a los demás, contrario a lo que Hannah hizo, a lo largo del libro podemos ver cómo Hannah disfruta de humillar y exponer a los demás, y lo peor de todo es que sabía que al siguiente día ella ya no estaría ahí y no habría que preocuparse por nada, pero también que las personas en las cintas tendrían que vivir el resto de sus vidas intentando lidiar con el contenido de las cintas. Y antes de pasar a mi siguiente queja tenemos que hablar sobre la forma en que Clay divaga, en un momento está sufriendo por no haber podido ayudar a Hannah y al siguiente segundo está hablando sobre lo deliciosa que es la malteada que está tomando... ¿? tristemente la poca seriedad que demuestra Clay hace que poco a poco vayas perdiendo el interés en él y en lo que pueda estar pensando o haciendo.

El autor no tiene la menor idea sobre estar en los zapatos de una chica de preparatoria —resulta incómodo de leer— y eso queda más que claro con el vocabulario que usa en las grabaciones, y hablando de grabaciones tengo un ENORME problema con que Clay sea el único chico en las cintas que no le hizo nada "malo" a Hannah ¿qué tendría de malo el que también él le hubiera dado una razón? ah, si, que es el personaje principal y estaba enamorado de ella ¿cómo podría Asher arruinarlo? ni siquiera le veo sentido a que el tipo apareciera en las grabaciones si no había hecho nada... mucho menos que apareciera más o menos a la mitad de las cintas. Simplemente no entiendo. Tampoco supo cómo llevar el tema del suicidio y solo pudo mostrarnos a una chica que no pudo lidiar con rumores de adolescentes y decidió acabar con su vida, lo cual resulta indignante y ofensivo si nos ponemos a pensar en las personas que realmente tienen razones para suicidarse pero deciden continuar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lengua
 07 diciembre 2018
Trece. ¿Por qué trece razones? Ni una más, ni una menos. le he estado dando vueltas a este número, investigando y, al final, me he encontrado con las cartas del tarot. Supongo que el autor no se ha servido de ellas para escribir el libro, o quizás sí. Es como la poesía, puedes hacerte una idea, pero no puedes asegurar completamente el significado que pretendía darle el autor. Se trata de descifrar el código, basándote en tus conocimientos. Y, como he comentado, llegué a las cartas del tarot. Descubrí que cada personaje al cual se le dedica una cara de casete, se asemejaba al orden que tienen las cartas.
Enlace: https://lenguasucinta.blogsp..
Comentar  Me gusta         10
MonicaM
 25 mayo 2018
Como bien muestra la sinopsis, encontramos trece cintas. Y cada cinta es un motivo por el cual una adolescente, Hannah, decidió poner fin a su vida.
El libro comienza con Clay, al llegar a casa después de un día en el instituto, encuentra una caja de zapatos llena de cintas.
Es aquí, donde comienza la historia. Siete cintas, trece motivos.
Clay descubre que él es uno de los motivos. “Primero las escuchas, y luego las pasas.”
El libro, viene contado por dos partes, Clay, el adolescente “protagonista” y Hannah, la chica que pone fin a su vida.
A medida que vamos conociendo más detalles de la historia, sabemos que Clay le gustaba Hannah, le parecía una chica divertida y preciosa. Cada uno de las caras son motivos que llevó a Hannah a suicidarse. Y aunque Clay no quiere saber nada, por un lado, pero por otro, quiere saber qué fue lo que le llevó a Hannah a acabar con su vida.
Poco a poco, va descubriendo los motivos y las personas que se portaron mal con ella, y esto, lleva a Clay a odiar a esas personas.
La portada, he de confesar que me encanta, tengo la que está basada en la serie y es una de las portadas más bonitas que he visto. El libro, como os conté anteriormente, está narrado por dos personas: Clay y Hannah, cada vez que escuchamos el audio de Hannah, la letra aparece en cursiva y cuando habla Clay, la letra la vemos como en cualquier libro. Esto, desde mi punto de vista, es genial porque distingues a los personajes sin problemas.
Los capítulos son largos, pero tampoco son veinte páginas, o por lo menos, a mí se me hizo muy rápido, ya que me sumergí en la historia y no se me hizo pesada la lectura.
La pluma de Asher es elegante, sencilla y frágil. Sabe seguir la historia, es fiel a la situación. Las palabras que utiliza son de fácil comprensión y la verdad que el estilo del autor me ha gustado mucho. Sé que tiene otra obra: Dos vidas. Tengo en mi lista leérmelo pronto.
La manera en la que Asher trata el Bullying me ha gustado, porque lo hace una manera muy realista.
Hablando del tema de acoso escolar, me encantaría que se llevara a la educación, creo que debería ser una lectura obligatoria tanto en secundaria como en bachillerato. Y que todos los docentes exijan una reflexión empática con las víctimas.
He de confesaros que tuve que apuntar en un papel todos los nombres que aparecían porque me liaba un poco con tantos personajes y para poder entender un poco más la historia.
Justin Foley, Jessica Davis, Tyler Down, Zach Dempsey, Courtney Crimsen, Marcus, Ryan y Bryce Walker y el profesor. Todos estos nombres son los que condicionaron de alguna manera que Hannah tomara esa decisión.

El final de la historia ya lo conocemos, Jay llega al final de la historia de una manera realista, sin tapujos, haciéndonos ver la realidad tal cual es. Por muy duro que sea, no se anda con rodeos y nos relata tal cual suceden las cosas. Y eso es lo que me gusta de este autor.

Para concluir quiero dar las gracias al autor por escribir esta obra. Quiero dar las gracias a la persona que me regaló el ejemplar que fue por reyes, ya que hoy es su cumple y desde aquí te deseo un feliz día. Y a ustedes invitaros a que comentéis abajo, contadme si lo habéis leído o habéis visto la serie. La serie tengo en mente verla, pero por falta de tiempo me es imposible ahora. La veré y os contaré.

Sé que hay una diferencia, aunque soy consciente que muchas cosas van a cambiarlas con respecto a la serie, aun así, seguiré quedándome con el libro.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AlhanaRhiverCross
 01 mayo 2018
No ha sido lo que me esperaba. Lo empecé porque siempre (o casi siempre) me gusta leer una novela antes de verla en pantalla (se estrenará la serie muy pronto en Netflix en forma de serie) y lo único que sabía sobre la historia es lo que se muestra en el tráiler. Pero me esperaba otra cosa, con más misterio y una trama mucho más morbosa. Me ha sabido a poco pero aún así ha resultado entretenido y rápido de leer, porque está narrado de una forma muy curiosa como a dos tiempos y con dos narradores simultáneos.
Comentar  Me gusta         10
Masquepalabrasblog
 16 marzo 2018
Mi opinión: Fue uno de los libros que en este año más me impacto y me fascinó. Sobre mi opinión hoy solo trataré del libro, a pesar de haber visto tanto la obra de Jay Asher en este hermoso ejemplar como en la nueva serie de Netflix basada en el best seller. La historia nos cuenta sobre la vida de Hannah Baker, o más bien como termino su vida. Hubieron trece motivos por lo cual Hannah tomó la decisión más extrema y fría en su vida, como quitarse la misma, trece personas que, ni siquiera todas ellas, eran lo suficientemente conscientes de que eran parte de este juego, de este ciclo que parecía no terminar más y acabo con Hannah. Pero todos y cada unos de los secretos que podría haberse llevado con ella hasta el final, decidió no dejarlo así. Trece son las grabaciones que Hannah dejo para que cada uno de esos trece motivos fueran testigos de lo que sí y no hicieron y como repercutió esto en el transcurso de su vida. A simple vista parece ser muy cruel y fría esta historia, pero nos tiene bajo el misterio y la intriga de cada uno de esos casetes todo el libro, intentando justificar el porqué de un suicidio, el porqué de que en el presente no se encuentre una adolescente en su casa, con su familia. Viva. Si bien todo esta historia no esta basada en hechos reales, suele ser muy parecida a muchas de las que escuchamos a través de los medios que nos rodean: televisión, redes sociales, incluso por nuestro entorno. En lo personal me tiene fascinada este libro, como hoy podemos debatir y hablar de temas que hace años atrás cuando incluso yo misma estaba en época escolar, nadie quería tocar, pero seguían sucediendo. El bullying, el acoso cibernético o el abuso verbal/ físico nunca debieron estar en un lugar donde deberíamos sentirnos seguros, como la secundaria ó universidad, sin embargo es donde más vulnerables podemos estar. El querer ser lo que otros quieren que seas, el simple hecho de parecer “cool” te lleva a una masa de personas que te hacen ser alguien que ni siquiera reconoces en vos. Las cosas que le sucedieron a Hannah, ni deberían ser justificadas por quienes lo hicieron. Muchos de nosotros no queremos ser responsables de nuestras acciones cuando vemos que lo que generan, causa lo contrario a lo que pensábamos. Algo que si me hubiera gustado ver mas presente en la historia es a los padres de Hannah, si bien comprendo que todo esto pasa interiormente de ella, se y lo hablo desde mi persona y vivencia, las madres siempre tienen un sentido extra que detectan toda situación que no ande bien. No juzgo a los padres de Hannah pero me gustaría haber visto en la historia más participación de ellos. Clay me pareció un personaje tan tímido pero al mismo tiempo tan transparente, es confuso lo sé, pero dentro de si sabía lo que sentía por ella, sabía lo que quería, y eso es algo que me entristeció gran parte de todo el libro, ver sus reacciones, sus pensamientos, lo que daría por revertir todo, pero no poder hacer nada al mismo tiempo. Una parte que me dio tranquilidad es en el final, cuando por fin termina con los casetes y siente que debe continuar, aceptar que Hannah no está pero siente paz en cierto punto de saberlo todo y hacer lo correcto, aunque sea un poco tarde. Sentí que estaba en paz con Hannah y eso me partió el corazón. Si me hubiese encantado otro final, una oportunidad más para Hannah, lo valía y mucho.

Enlace: http://masquepalabraswebsite..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
NoeLautnerStory
 05 marzo 2018
El libro viene narrado a dos voces, una es la de Clay Jensen, un adolescente de diecisiete años, que un día llega a su casa y se encuentra un misterioso paquete con siete casetes dentro, cada uno marcado con una sucesión de números del 1 al 13, y cuando se pone a escuchar la cinta número uno, escucha la segunda voz narrativa: la de Hannah Baker, una chica de también diecisiete años, que hace dos semanas terminó con su vida tras tomar un montón de pastillas. En la historia que el libro narra. Clay, al principio no sabe que pensar de todo eso, y es que aunque él nunca conoció muy bien a Hannah, siempre se sintió atraído por ella, le parecía una chica dulce y divertida, alguien a quien hubiera querido conocer de verdad, y ahora escucha su historia a través de las cintas. Cada uno de las cintas está dirigida a trece personas y todas y cada una de ellas tuvieron una razón de peso para que ella se suicidara. Y aunque Clay no sabe que pudo haber hecho para causar la muerte de Hannah, la curiosidad y la necesidad de respuestas lo hacen escuchar las cintas, y poco a poco va descubriendo secretos de su compañeros de clase, mentiras, rumores, acciones y miradas que hicieron que Hannah tomara la peor decisión de su vida.
Clay espera encontrar respuestas y a la vez su redención porque se siente culpable de no haber hecho nada para impedir la muerte de su amiga. La portada del libro es muy bonita. Además la narración de Clay está en presente y la narración de Hannah en pasado y en cursiva para así distinguirlos.
La estructura es igual que en la serie, es decir, está divido según las cintas de casette. Son siete cintas con doble cara excepto al última de ellas. Por lo tanto, son trece capítulos y cómo dice el título son sus trece razones.
La narración es muy peculiar porque aunque las dos voces narrativas narran en primera persona; cuando le corresponde narrar a Clay lo hace en presente y cuando le toca a Hannah lo hace en pasado y así los diferenciamos. Aunque insisto es muy fácil reconocerlos.
El lenguaje varía porque como he especificado hay dos voces narrativas y cada uno tiene su forma de hablar. La voz de Clay es lógica y triste, mientras que la de Hannah es demandante y depresiva, lo que le da un ritmo ágil al libro. El relato de Hannah es lo que hace que puedas sumergirte en la historia y las páginas se pasan volando. Tengo que admitir que me he leído el libro en un día porque bueno lo hice rápido, ya conocía la historia por la serie pero tiene muchas variaciones.
El libro, aborda el tema del suicidio, algo bastante duro y crudo, pero que es una realidad muy presente hoy en día. Hace especial énfasis en el suicidio adolescente. Me ha encantado que hable de él sin tapujos que narre cómo se siente el suicida antes de hacerlo. Cómo sufre con las burlas, los rumores, el acoso y las mentiras... Jay Asher habla de esa palabra que hoy en día está tan de moda Bullying y lo hace sin tapujos y muy realista, no hay palabras bonitas para suavizar el golpe. Este libro habla de la vida de una chica que se quedo sin esperanzas porque nadie la supo escuchar, ni ella supo como pedir ayuda, pero también da la pauta para que, tanto Clay como los lectores, aprendan a ver al esperanza que hay en la vida. Es un libro necesario hoy en día y debería ser lectura obligatoria en los colegios de secundaria.
Los personajes son muy reales a los adolescentes de hoy en día. Clay es un chico que está triste por la muerte de su amiga, está muy confundido e intenta buscar la lógica a la repentina muerte de Hannah. Se nota que quería hacer algo más por ella, porque en el fondo es el único que intentó luchar para evitarlo TARDE, pero lo intentó. Es un chico maduro y un protagonista muy fuerte.
Hannah es la voz dura de la historia, porque es una chica de diecisiete años que se quedó sin esperanza y sin ganas de vivir y a medida que avanza su voz se va apagando. Quiere contar la verdad, por eso grabó las cintas. Quiere pedir perdón por las innumerables veces que pudo pedir ayuda y no lo hizo. Leer la voz de Hannah es muy duro y más aún escucharla y ver las imágenes de la serie.
Los personajes secundarios son Justin Foley, Jessica Davis, Tyler Down, Zach Dempsey, Courtney Crimsen, Marcus, Ryan y Bryce Walker. Son los chicos de la lista y todos y cada uno de ellos hicieron que Hannah se sintiera mal en algún momento incluido Clay y el profesor.
Mi valoración final de este libro es que es realista, es duro pero es muy directo. Lo considero una lectura imprescindible en nuestras vidas porque Jay Asher habla sin tapujos a la hora de narrar esta historia tan cruda. El tema es peliagudo pero debemos concienciar a la sociedad de que existe y cada día ocurre más cerca de donde vivimos o estudiamos. El propósito de este libro es concienciar a los demás a que todo el mundo necesita apoyo, ayuda y debemos dar esperanzas a quien lo necesita no burlarnos de él o ella y machacarle como se estila.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
celeste
 26 febrero 2018
Este libro es difícil de reseñar para mí, o incluso de darle un puntaje. Particularmente, esta novela no me gustó por varias razones, pero tampoco lo odié. Mi principal problema con la novela fue con Hannah, la protagonista, y sin embargo, creo que no tengo el derecho de decir cuál es y cuál no es la forma correcta de lidiar con todos los problemas con los que tuvo que lidiar ella diariamente. Sólo porque mi experiencia personal con una enfermedad mental como la depresión es distinta a la de ella, eso no significa que su experiencia no sea válida. Cada persona reacciona a situaciones como las que se describen en este libro de manera distinta, así que no creo tener el derecho a decir si la forma en que Hannah no pudo lidiar con su vida es realística o no, correcta o no. Lo que sí voy a decir es que hay dos escenas en particular sobre las que pensé que eran completamente estúpidas e inverosímiles en la forma en que sucedieron: Definitivamente, esta historia no fue de mi agrado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
UnAlmaVioleta
 23 enero 2018
Sé que muchas veces os digo esto pero es verdad: cuando escuché el argumento de esta novela supe que tenía que leerla. Si bien es un tema que me toca relativamente de cerca, como a muchos de nosotros, no me voy a centrar en el aspecto personal, es decir, no me voy a dejar influenciar por mis experiencias ( al menos todo lo que me sea posible).
Si hay algo de esta historia que me encantó y que quiero destacar es el enfoque, la idea, la esencia.
Enlace: https://sietevidasyunsueno.b..
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre "El cuento de la criada"?

¿En qué año se publicó originalmente?

2017
1985
1994

10 preguntas
29 lectores participarón
Thème : El cuento de la criada de Margaret AtwoodCrear un test sobre este libro
{* *}