InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8418417307
Editorial: Roca Editorial (08/04/2021)

Calificación promedio : 4.17/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:
¿Qué potentes hilos pueden ligar a una anónima mujer de postguerra con una joven periodista recién divorciada del siglo XXI?
Esta es la historia de dos mujeres o puede que de todas las mujeres. La nueva novela de Elisa Beni nos traslada al Madrid franquista de posguerra en una historia llena de secretos que reivindica el papel de las mujeres en la época más reciente y convulsa de la historia de España.

Lara, desde un Madrid frenético y prepandé... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
GemaMG
 29 julio 2021
“Una tiende a macerar los recuerdos en el cuenco de la propia experiencia y también de la necesidad de explicarse, para poder abarcar de alguna forma aquello que una fue pero ya no es y, sin embargo, adoraría volver a ser.”
Esta es la primera ocasión en la que me acerco a una novela de Elisa Beni, periodista a la que solo conocía de haber escuchado alguna vez en debates televisivos. No tenía muy claro qué tipo de historia me iba a encontrar, y la sorpresa llegó con lo muchísimo que he disfrutado con la trama que nos plantea y con su magnífica forma de escribir.
Como habéis podido leer en la sinopsis, esta novela presenta una doble trama argumental:
- Por una parte esta la historia de Lara, una mujer de nuestros días, en busca de independencia y soledad, una mujer valiente enfrentándose a una situación económica más que inestable, que, sin embargo, encuentra un chollo inmobiliario que le permitirá alcanzar su objetivo y al que no puede decirle que no. Y claro, como todos los chollos hay una “pequeña trampa”, en aquella casa apareció momificada la antigua propietaria, dato que ella desconoce y que una “amable compañera” se encarga de airear a los cuatro vientos en la fiesta inaugural.
Esta noticia que podría ser una faena, y que de hecho lo es, produce no solo una sensación de aprehensión en la protagonista, sino la necesidad de conocer quien fue la persona que habitó aquella casa y los motivos por los que nadie reclamó su cadáver.
Y esta es la primera parte de la historia, una historia complicada a la que Lara se enfrenta sin paracaídas, porque cuanto más encuentra, tanto en palabras como en silencios, mas empujada se siente a saber más y más de quien fue aquella mujer.
“La desconocida había sido la amante, y podía haber sido la esposa, y si hubiera sobrevivido sería la ex o la pareja o la hija o la madre de alguien que la convertiría en una oración subordinada hasta el momento de su muerte. Siempre acompañando vidas sin poder tejer la esencia de la propia.”
- Por otra parte iremos poco a poco conociendo la vida que rodeó a la antigua propietaria, una mujer de provincias que escapa a Madrid, tras un amor adolescente, huyendo de las estrictos límites de un padre controlador y “castrante”, un padre “de los de antes”, de esos que preferían que su familia pasara ciertas penalidades antes de permitir que una de sus hijas tuviera que pasar por la “vergüenza” de trabajar para ayudar a mantener a su familia.
“- ¡Ni hablar! Pero ¿es que estás loca? ¿Me estás diciendo que no estás bien cuidada, que no tienes lo suficiente para vivir bien? ¿Estás diciendo que tú padre no es un hombre lo suficientemente hombre para mantener a su familia? ¿Crees que somos una familia en la penuria que precisa de que sus mujeres trabajen? A mí tú no me dejas en ridículo ni me pones en boca de la gente, ¿te enteras? No vuelvas a pisar por allí. Es que no quiero ni que vuelvas para decirles que no vas a trabajar. Lo más cerca que te quiero de ese sitio es a kilómetros. ¿Me has entendido? ¿Lo tienes claro?.”
Esa mujer que llega a Madrid buscando la libertad de la que carecían las mujeres a finales de los años 50 del pasado siglo, no encuentra en Madrid más que una nueva forma de esclavitud y una ruptura de esos sueños infantiles de amor y estabilidad. Su situación le llevará a dar un paso adelante, para intentar reconstruir su vida bajo la insidiosa mirada de sus vecinos, los dimes y diretes y las continuas faltas de respeto de aquellos con los que no tiene más remedio que relacionarse y, viviendo, cuando el momento se lo pone delante, una doble vida que le permita ser, o al menos, intentar ser, un poco feliz. Pero claro, esa felicidad está determinada por las firmes normas bajo las que ha sido educada y bajo las que se ha visto obligada a vivir, y esas normas le obligan a proteger su honor y el honor de aquellos a los que ama.
“Era obvio que se trataba de una mujer a la que mi aitite había amado con pasión y ambos fueron capaces de sobreponerse a ello y de mantener en el tiempo una suerte de amistad amorosa que, sin faltar a nadie, les permitía seguir habitando en un mundo que había sido suyo y que jamás sería de nadie más. Me pareció hermoso. Siempre me ha parecido grande que los seres humanos sean capaces de tejer entre ellos hilos indestructibles.”
En resumen una mujer que va en busca de la felicidad, una mujer a la que esa felicidad se le escapa de las manos.
Aunque las dos partes son definitivas para entender la historia y ambas sean tramas magnificas, he de reconocer que esta segunda trama, la historia de Maixa es de las que más he disfrutado. Esa búsqueda de la libertad que le va siendo prohibida en cada momento de su vida, esa búsqueda de la felicidad a la que de una forma u otra acaba renunciando, ese pecado y desvergüenza que están continuamente ensombreciendo su existencia… me ha fascinado.
El telón sobre el que se desarrolla la trama, las dos tramas es fundamentalmente Madrid, esa cuidad erigida, en el presente y en el pasado como un lugar donde poder ser libre y anónimo, donde poder reinventarse.
“Conocía lo suficiente la ciudad para saber qué, incluso dentro del agradable sentimiento de barrio del que los madrileños gustábamos de presumir, lo que todos apreciábamos con más intensidad era esa sensación de anonimato que te permite ser tú en completa libertad - sin los ojos escrutadores en las mirillas, sin controles de horarios ni de costumbres, sin familiaridades excesivas- y qué eres muy libre de romper o no.”
Y sobre este telón se mueven no solo nuestras dos protagonistas, sino todos aquellos que en el presente y en el pasado consiguen que comprendamos la vida de estas dos mujeres, haciéndonos entender sus miedos y sus dudas, sus alegrías, sus amores inconfesables, el lugar a donde llegan y el lugar al que nunca podrán llegar.
Una novela en la que al final la vida de nuestras dos protagonistas acaban confluyendo en un presente casi perfecto.
Os aconsejo acercaros a la trama y sobre todo a la prosa de esta autora a la que voy a seguir muy de cerca.
“Una mujer no termina de morir jamás y ella menos que ninguna.”
Enlace: https://leyendobajolaluzdela..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LAKY
 17 junio 2021
Lara acaba de comprar un piso en el centro de Madrid. Un piso muy bien situado, precioso y que se vendía muy barato, de otra forma no hubiese podido comprarlo. Decide celebrar una fiesta de inauguración con sus compañeros de redacción y al final de ella una de las periodistas comenta el hecho de que en este piso se encontró, hace años, a su antigua propietaria momificada. Esa mujer se llamaba Maixabel y vivió durante los años del franquismo. Lara llega a obsesionarse con ella, necesita saber quién fue, por qué murió sola y por qué nadie la echó de menos. Así que inicia una investigación que le lleva a los años cincuenta y sesenta.
La novela se estructura en dos tramas, una del presente y otra del pasado. En el presente conoceremos a Lara y la investigación que está realizando. La del pasado es la historia de Maixabel que viviremos en tiempo real, desde los años cincuenta hasta los ochenta. La parte del presente está narrada por la propia Lara en primera persona mientras que la del pasado es relatada por un narrador omnisciente pero focalizando absolutamente en su protagonista, Maixabel.
Una mujer no muere jamás” muestra a las claras los cambios que ha experimentado la sociedad española en apenas algo más de medio siglo. Lo que vive Lara y lo que vivió Maixabel no tiene punto de comparación. Lara vive con absoluta libertad, trabaja, puede comprarse un piso, salir y entrar cuando quiere, firmar contratos…, lo que quiera. Maixabel, por el contrario, nació en una época en la que la falta de libertad era casi absoluta en general y absoluta si eras mujer. Nació en una familia en la que el padre dirigía a sus miembros con mano rígida. Ella no quería eso y decidió hacer las maletas e irse de casa para intentar vivir una vida diferente a la que estaba destinada por su condición femenina ya que de la tutela de su padre pasaría a la de su marido cuando se casase. No hace tantos años que las mujeres necesitaban permiso (paterno o marital) para abrir una cuenta bancaria o para firmar un contrato de trabajo. Pero es que Maixabel, además, va a hacer otra cosa: algo que estaba muy mal visto y que hará que todo el mundo le señale con el dedo. No os hablaré de esto para que podáis descubrirlo por vosotros mismos si decidís leer el libro pero ya os aviso de que es la parte que más me ha gustado de todo.
La novela es un acertado fresco de los cambios sociales experimentados por la sociedad española a través de la vida de una mujer durante unas tres décadas. Conoceremos a Maixabel muy íntimamente pues la veremos crecer como persona y como personaje. Una mujer a quien sus deseos o las circunstancias llevaron por un camino difícil y no aceptado socialmente pero una mujer que, a la postre, VIVIÓ (con mayúsculas). Es un personaje que me ha encantado: su fragilidad inicial, su desesperación, su impotencia dan paso a una mujer que toma las riendas de su vida dentro de lo que le está permitido: no rompe con todo, no podría hacerlo, pero sabe adaptarse y acaba viviendo una vida plena. A su lado, Lara es un personaje mucho más normal. Pero no es que quede eclipsada por Maixabel pues ya se sabe desde el primer momento que su historia no puede estar a la misma altura. Lara es una persona absolutamente normal que lo único que hace es dar pie a la historia de Maixabel. Supongo que todo podría haberse contado desde el pasado, Lara no era necesaria pero su presencia sí es recomendable pues aporta un cierto halo de misterio a lo que pasó con Maixabel y su investigación resulta muy interesante. A mí me ha gustado la forma en la que la autora ha planteado la trama y la ha llevado a cabo. Es verdad que cuando hay dos tramas, la del pasado suele eclipsar a la del presente por ser más interesante; en este caso, obviamente es más interesante pero es que la del presente no pretende ni siquiera intenta alcanzar el mismo grado de interés ya que sólo es lo que da pie a todo lo demás.
Me gustó cómo escribe Elisa Beni es “Peaje de libertad” y me ha gustado en su nueva novela. Una prosa pulcra, elegante y delicada, unos personajes bien perfilados, una buena ambientación –sobre todo en el tiempo- y una bonita forma de contar las cosas. Una novela entretenida, de ritmo medio sostenido, que se lee con gusto y deja buen sabor de boca.
Conclusión final
He disfrutado mucho de esta novela que nos presenta una mujer formidable, tanto que aún después muerta influye en otras. Una novela que habla del papel de la mujer en el franquismo, de una sociedad rígida y falta de libertad con una moral muy estricta cuando de mujeres se trataba. Una novela que es un homenaje a las mujeres que vivieron una dictadura y que supieron hacer de su capa un sayo y buscar su camino. Recomendable.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Vane24
 01 julio 2021
"Una mujer no muere jamás" es la nueva novela de Elisa Beni. Con esta novela tengo sentimientos encontrados, ya que una parte me ha gustado e intrigado, pero otra, me ha resultado más cuesta arriba de leer.
Elisa Beni es periodista, y eso ha quedado reflejado en Lara, protagonista principal de "Una mujer no muere jamás". En Lara se aprecia la deformación profesional, las características de investigar, atar cabos, los contactos para conseguir información y ese gusanillo que le nace a Lara de averiguar lo ocurrido con Maixabel, la anterior propietaria del piso. Quizá para otra persona todo hubiera quedado en una anécdota más o menos "macabra", pero Lara no, ella siente una unión con Maixabel, que le lleva a obsesionarse. de igual manera, se menciona en varias ocasiones la idea de escribir una novela, esa novela que le sale de dentro y que siente crecer. Creo que se podría decir que Lara tiene un poco de la propia autora, Elisa Beni. al menos es la sensación que me ha ido dando según leía la novela.
Me gustaría destacar el enfoque que Elisa Beni le da a esa obsesión de Lara con Maixabel. Es una obsesión sana, y con la que consigue que el propio lector también quiera saber. Una obsesión que también sirve para que Lara pueda curarse a sí misma. Pero sobre todo, Lara pretende devolverle a Maixabel su lugar, su reconocimiento como persona y como mujer.
Elisa Beni narra la historia de Lara y Maixabel a dos voces. Por un lado tenemos a Lara, en el año 2019, que se muda a su nuevo piso cuando descubre la historia de Maixabel. Por otro lado, tenemos a Maixabel, en su "presente" de anciana, pero también reviviendo su juventud y su historia, desde 1957.
La parte de la juventud de Maixabel es la que más nos puede llamar la atención. Esos años en los que todo estaba marcado por el Régimen. En que las mujeres no tenían potestad para muchas decisiones, como la de trabajar, sin el permiso del padre o del marido. Las mujeres pasaban de estar bajo el yugo del padre, al del marido. La decisión de Maixabel de ser libre le costará el mote de "perdida" y el rechazo de su familia, para ellos era una ofensa y marcó a su familia frente a la sociedad. Y aun así, el lector podrá comprobar que no era fácil para Maixabel salir adelante a pesar de su decisión, todo en la sociedad estaba en su contra. Ser "amante de" es lo único que para la sociedad es Maixabel, algo que se sabe, pero que se oculta.
Elisa Beni también ha sabido reflejar de una manera excepcional los sentimientos, el miedo, y la cruda realidad de hacerse mayor. Con la entrada en escena de Soledad, una anciana que conoció a Maixabel, se presenta al lector un dilema moral. Los ancianos pasan a ser los olvidados de la sociedad, incluso en ocasiones por la propia familia, situación que vemos tanto en Maixabel como en Soledad. La falta de cariño hacia ellos, o como Soledad explica, la necesidad de un contacto de piel y no de guantes. Nos hace valorar más una caricia, un apretón de manos o un abrazo. Soledad explica que a los ancianos se les acaba extirpando de todo lo que para ellos puede tener significado, sus objetos, que les envuelven en vida, llegados a un punto, son solo trastos y molestias para el entorno. Sus gustos por leer, por la música, pasan a un segundo plano ¿a quién le importa?, les sientan en una silla, les lavan, les dan de comer y de nuevo a la cama, como si hubiesen vuelto a la más tierna infancia.
Por otra parte, de un poco más de media novela en adelante, me ha costado avanzar con la historia. Desde mi punto de vista, me resultaba ya obvio parte del final y el añadido de la parte política me ha parecido excesivo. Es cierto que es necesario para entender el pasado y la vida de Maixabel, sus acciones y cómo se vivió en aquella época ese movimiento, pero me ha faltado algo más del enganche que he sentido al inicio de la novela. La parte de la intriga se me ha quedado floja, aunque quería saber cómo finalmente influía en Lara, me hubiese gustado otro toque diferente.
"Una mujer no muere jamás" está llena de mensajes, es una novela para leer despacio y paladearlos.
Enlace: https://anikaentrelibros.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
piedadrs96
 24 abril 2021
Es un libro lleno de matices, sombras y detalles que te hacen leerlo despacio para poder disfrutar con cada una de las palabras con la que describe cada emoción. Nos narra principalmente la historia de dos mujeres. La primera es Lara una periodista que se muda al piso dónde falleció una mujer que cayó en el olvido y sobre cuya historia comienza a interesarle por el mal tratamiento que le dio la prensa. La segunda es Maixabel, una anciana que nos cuenta su pasado durante el franquismo.
La estructura del libro está dividida en dos partes: las escenas narradas por Lara en el 2019 y las narradas por Maixabel que va mezclando su pasado junto a su presente. Este efecto que menciono aumenta esa sensación de que estamos ante una narradora anciana cuya historia se ve un poco difuminada por el paso del tiempo y el olvido, aunque muchas partes sean tan nítidas como si las estuviese viviendo de nuevo. También te genera la sensación de disociación que está sufriendo la propia protagonista al sentirse una intrusa en su propio cuerpo.
Además de esta estructura que tan bien va con la historia, la autora narra de una forma muy elegante y delicada que te va generando la sensación de que eres parte de la trama. Por un segundo, si cerrabas los ojos, podías verte buscando información con Lara o paseando por las calles del País Vasco con Maixabel. Además, te hacia pararte y pensar en diferentes temas como la libertad o la censura. No solo lo vemos durante el franquismo, sino que volvemos a ver cómo algunas cosas se mantienen igual en la actualidad.
El único punto negativo que no te estropea la narración, pero que hace que no sea perfecto es la manera en la que están expresados los diálogos. En ocasiones, los personajes hablan de forma muy filosófica y formal que no me pegaba con el estatus social o la situación en la que se encontraban según si hablaban en el pasado o en el presente.
En conclusión, ha sido un libro que he disfrutado de principio a fin. Ha dado una perspectiva muy interesante sobre cómo afecta el periodismo, cómo era la censura y cómo la libertad es algo muy difícil de conseguir para algunas personas. Además, la importancia que adquieren las mujeres artistas me parece de lo mejor porque muchas quedaban (y quedan) invisibilizadas a lo largo de la historia cómo si nunca hubiesen pintado, escrito, esculpido, etc.

Enlace: https://www.goodreads.com/re..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (3) Añadir cita
GemaMGGemaMG27 julio 2021
Te equivocas en el tiempo del verbo. El amor no decae si es tal amor, tal vez muta. La quise y la quiero. No pude tenerla. Tampoco es que me importe mucho contarlo ahora, pero este ambiente es muy pacato, y os ruego que seamos discretas.
Comentar  Me gusta         00
piedadrs96piedadrs9624 abril 2021
Madrid nunca la ha negado ni la ha engañado. Madrid es un conjunto de vísceras, algo violentamente humano, que le permitió convertirse en aire y volar
Comentar  Me gusta         20
Vane24Vane2405 mayo 2021
¿Quién considera que puede crearse un hogar sin plantas y sin libros?
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: censuraVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES

Otros libros de Elisa Beni (1)Ver más




Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
149 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro