InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8499987222
Editorial: Ediciones Temas de Hoy (19/03/2019)

Calificación promedio : 3.67/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
La historia de cualquier incendio es la historia de un olvido, por eso casi nadie recuerda lo que ocurrió el 29 de abril de 1986. Aquel día la Biblioteca Pública de Los Ángeles amaneció consumida por el fuego, cuatrocientos mil libros se convirtieron en cenizas y otros setecientos mil quedaron irremediablemente dañados. Siete horas ardieron las estanterías y las mesas y los ficheros, pero ningún periódico cubrió la noticia porque al otro lado del mundo, entre los bo... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
Marinieves
 14 noviembre 2019
Me pareció un libro estupendo, pese a que la trama no es lo que se dice la de un novelón de misterio, ni un tremendo whodunnit, pero está muy bien escrito y demuestra una concienzuda labor de investigación y un buen saber hacer que logra que, contando lo que cuenta, el libro sea entretenido y mantenga la necesaria dosis de intriga para acabarlo y, sobre todo y especialmente, demuestra un extraordinario amor por los libros y las bibliotecas.
La narradora, por una casualidad del destino, acaba en Los Ángeles y, acostumbrada desde la infancia a frecuentar bibliotecas, entra en la Biblioteca Central de la ciudad y escucha un comentario sobre su incendio. Ella, usuaria y enamorada de las bibliotecas, se sorprende de no haber tenido noticia del siniestro, ni siquiera de la publicación de algún periódico sobre un hecho tan importante como la práctica desaparición del fondo bibliográfico de una biblioteca tan grande, así que comienza a hacer preguntas y acaba investigando en profundidad tanto el incendio como la vida y personalidad del su presunto autor.
Y es que el incendio no trascendió en demasía por coincidir en el tiempo con la tragedia de Chernobyl: la biblioteca se incendió el 29 de abril de 1986, tres días después, justo al día siguiente del reconocimiento del accidente en la televisión oficial soviética en un breve comunicado cuando ya la enorme radiación había sido percibida en gran parte de Europa. Como es normal, los periódicos y demás medios estaban más interesados en el seguimiento de un desastre de imprevisibles consecuencias que en el incendio de una biblioteca por muy importante que fuera. Y que, pese a la virulencia con la que consumió libros, desde afuera no parecía la cosa tan grave porque el edificio resistió.
La autora quiere saber qué pasó realmente y quien provocó el incendio. al fin y al cabo es periodista (y del New Yorker, que no es cualquier cosa), así que durante la lectura seguimos las averiguaciones que va haciendo y con ella vamos conociendo la historia de la biblioteca, tanto en su aspecto funcional como depósito de libros y depósito de conocimiento (en un edificio de arquitectura muy innovadora en su día pero que tras el incendio estuvo a punto de la demolición no por los efectos del mismo sino por considerarlo una antigualla inservible para su uso) como en su vertiente de centro cultural y de servicio público dinamizador de la ciudad e incluso como refugio de indigentes y punto de interés para los servicios sociales.
También conocemos a las personas que la han dirigido a lo largo de su periplo, mujeres y hombres entregados a su labor, el funcionamiento de la biblioteca como biblioteca central de la que dependen las demás, el personal que trabajaba en ella, los usuarios y, sobre todo, al supuesto incendiario: el rubio Harry Peak ("rubio, muy, muy rubio"), un aspirante a actor que miente más que habla y que, con tal de conseguir la notoriedad que su mediocre carrera como actor no le ha dado, va reconociendo y negando hechos que pueden incriminarlo, liando y dificultando con ello las labores de investigación que tampoco fueron de lo más concienzudas.
Como relata el propio libro "Harry tenía una especial habilidad a la hora de maquillar los acontecimientos para que su vida pareciese menos simple y mezquina" y según su hermana "era el mayor trolero del mundo".
Además del hecho en sí del incendio y su supuesto autor (o no), el libro relata la odisea de intentar salvar el mayor número de libros y buscar salidas para limpiarlos pero, sobre todo, salvar los que no resultaron afectados por el fuego pero sí por el agua que los bomberos aplicaron más que generosamente sobre ellos.
Los guardaron en cámaras frigoríficas hasta que pudieran extraer el agua, secarlos y restaurarlos con la generosidad de algunos y pese a la tacañería de otros. E igualmente nos cuenta la búsqueda de una salida también para el edificio que unos querían salvar y otros derribar.
Finalmente, nos cuenta que toda la gestión del problema supuso un punto de inflexión en cuanto a la protección de las bibliotecas frente al riesgo de incendio, el diseño y la previsión de medidas preventivas y la regulación de protocolos para el futuro.
Físicamente el libro, publicado por Temas de Hoy, es muy bonito, rojo con letras doradas imitando a libros de otras épocas, con papel blando, que lo llamo yo, que permite flexionar el libro e incluso voltear las páginas leídas de la izquierda hacia atrás y ponerlas debajo de lo que te queda por leer. Cada capítulo se introduce con títulos de varios libres, con su ISBN o como se llame el sistema de catalogación en Los Ángeles, con títulos en inglés relativos a la capítulo que introducen. Así, el primero se encabeza por libros que llevan la palabra "begin", y así sucesivamente.
Enlace: https://marinieves.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
marta_lo
 24 junio 2020
Este libro es maravilloso en todos los sentidos posibles, empezando por su tacto y olor, que hacen que sea muy gustoso de leer.
El tema es, para cualquier amante de los libros, muy interesante: el incendio de la biblioteca pública de Los Ángeles en 1986. La autora investiga por su cuenta años más tarde este hecho, y nos muestra paso a paso sus descubrimientos. Comienza con el único sospechoso que hubo en el caso, Harry Peak, describiendo su vida para hacernos una idea de porqué podían pensar que él estaba detrás de esta masiva masacre de libros y cultura. A medida que nos sumergimos en su vida, vemos como a la autora se le enternece el corazón con este personaje, pero en mi humilde opinión, solo era un fanfarrón más que se fue a buscar la vida a Hollywood.
Lo fantástico del libro es que no solo habla de este incendio, sino que trata el tema de la quema de libros en la historia de la humanidad, desde las acciones de la Santa Inquisición, hasta cualquier guerra en la que se queman libros para hacer daño a los civiles, ya que perderlos supone perder cultura y memoria de un pueblo entero.
También habla de muchas bibliotecas del mundo, de ideas muy positivas como la creación de sucursales para no colapsar la biblioteca central, la vida de muchos de los actuales trabajadores de la biblioteca de Los Ángeles y cómo llegaron a trabajar en ella, la historia de la propia biblioteca central de la ciudad… Una parte a la que la autora da suma importancia en el libro es a la de la acción social de la biblioteca, describiendo la acogida y ayuda de personas que viven en la calle, muchos con enfermedades mentales, otros tantos cuyo olor llega a ser insoportable, otros que quieren salir de esta situación… La biblioteca central no solo da información y comparte cultura, sino que también ayuda en campañas de reparto de alimentos, ropa o bonos de transporte. Además, fomenta los estudios con un curso online para sacarse el graduado escolar, o clases orales de inglés para inmigrantes. Todas estas iniciativas ayudan a gente que lo necesita para buscar un trabajo.
En definitiva, este libro no es para aburrirse precisamente, sino para saborear cada página como si fuera la última, deseando que no acabe nunca porque cada una es más interesante que la anterior. Mientras seguimos el caso de Harry Peak, aprendemos muchas facetas diferentes de las bibliotecas actuales, y su función social, que hoy en día es básica en muchas ciudades del mundo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lectoraaburrida
 22 mayo 2019
Hoy os hablo de bibliotecas, en general. Lugares que adoro y que aunque no nos pertenecen, siempre podemos sentir que son nuestros, que son nuestra casa.
Aunque en la sinopsis del libro se nos habla de la investigación sobre el incendio de esta biblioteca, en realidad el libro toca poco esa parte. Se centra más en la historia de la biblioteca antes y después del suceso.
A pesar de que el libro ha sido algo diferente a lo que yo esperaba encontrar, no os podéis imaginar lo que he disfrutado con su lectura.
Tiene absolutamente de todo: Historia de bibliotecas, evolución del papel de los bibliotecarios y de sus funciones, arquitectura de bibliotecas, conservación de libros, las cosas tan diversas que hay archivadas en algunas bibliotecas... Y así podría seguir.
A mi, como usuaria de una biblioteca pequeñita (aunque bien surtida y muy activa) en un pueblo de 5000 habitantes, se me escapa el concepto de una biblioteca como la que aquí se describe; ha sido como leer ciencia ficción, una ciencia ficción maravillosa y que realmente disfrutan otras personas.
Mis recuerdos de infancia y adolescencia más agradables están vinculados a la biblioteca: mi primer libro en préstamo, la primera vez que me dejaron ir a hacer un trabajo (qué mayor me sentí), buscar libros entre los estantes mientras le "echabas el ojo" al chaval que te gustaba...las bibliotecas no son solo un almacén de libros, son lugares vivos, de reunión, de comunidad, que han sabido ir cambiando para atraer a un público diferente.
Estaría todo el día hablando de este tema y alabando el libro, pero es mejor que lo leáis y lo disfrutéis como yo he hecho.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
MrWonderBook
 16 diciembre 2019
Se nota que hay un gran trabajo de documentación que hay tras este libro y el esfuerzo que habrá puesto Susan Orlean para investigar el misterioso incendio y los primeros pasos de la Biblioteca Pública de Los Ángeles.
Me llegó este libro en la Bookish del mes de Abril, y si no fuera por ello, creo que no hubiera comprado este libro, no me atraía demasiado como para haberlo comprado por mi mismo. Muchas veces valoramos un libro por la apariencia y no por el contenido.
En cuanto empecé a leer las primeras páginas si he de decir que me enganchó bastante y pensé en recomendarlo ya positivamente, pero cuando llevaba unas 100-150 páginas fui perdiendo interés, haciendo que se me hiciera un poco pesado llegar a su final.
Según entiendo, el libro está estructurado en 3 secciones, aunque se van entrelazando unas con otras a lo largo de los capítulos. La primera se basa en el gran incendio y la reconstrucción minuciosa de cómo se fueron perdiendo cientos de miles de libros, así como millones de patentes; suceso ocurrido tan solo tres días después del accidente nuclear de Chernóbil, por ello la noticia no salió más allá del ámbito local.
La segunda parte está basada en la búsqueda del autor del incendio, que hoy en día sigue siendo un misterio. Según se piensa, se trata de un incendio provocado y aún nadie ha sido condenando. Durante la investigación siempre hubo un supuesto culpable, que debido a la falta de pruebas fue puesto en libertad.
Otra parte de la obra se basa en la historia en sí de la creación de la biblioteca, donde conocemos con multitud de anécdotas a los principales personajes que mandaron en ella a lo largo de toda su historia.
Como buen amante de los libros provoca escalofríos el leer como se perdieron multitud de libros e información, junto con las descripciones que Susan da a lo largo de los primeros capítulos, donde alguna de las obras perdidas son irreemplazables.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
PlanetaSingular
 07 mayo 2019
Este libro ha llegado a mis manos gracias a Bookish, una caja de suscripción literaria que cada mes nos sorprende con un libro recién salido del horno. Esta no es una lectura que yo personalmente hubiera leído por mí misma, no tanto por la historia que cuenta, sino por cómo está narrada, pero es justo eso lo que tanto me gusta de Bookish, que todos los meses consiguen sacarme de mi zona de confort en cuanto a libros se refiere. La primera vez que vi este libro no sé por qué pensé que se trataba de una novela, pero después descubrí que es un género a caballo entre el ensayo y el periodismo de investigación. Mi experiencia con este tipo de géneros no es muy positiva, y es que no consigo adentrarme de lleno en la historia. Con La biblioteca en llamas me ha pasado esto mismo, me ha parecido que cuenta una historia muy interesante, pero no he sido capaz de disfrutarla por completo.
La autora, que es la narradora de esta historia, toma su papel de periodista y comienza un trabajo de investigación sobre el incendio que tuvo lugar en la Biblioteca Central de Los Ángeles el 29 de abril de 1986. Para ello, emprende un viaje hacia las raíces de este suceso, que le llevará a conocer los testimonios de los principales protagonistas de esta historia, los bibliotecarios y bibliotecarias que trabajaban allí aquel fatídico día y los que le sucedieron, así como el del principal sospechoso de haberlo causado, Harry Peak. Acompañaremos a Susan en un recorrido por los diferentes puestos que hay en una biblioteca, y descubriremos la historia de numerosos libros que de alguna manera se han perdido por culpa de guerras y creencias. El trabajo de investigación que la autora ha tenido que llevar a cabo para elaborar este libro ha sido descomunal, y ha debido de ser un esfuerzo titánico.
En cuanto a la narrativa, Susan Orlean incluye multitud de líneas temporales que pueden complicar un poco la lectura, pero nada por lo que alarmarse. Sin duda es un libro con el que he aprendido muchas cosas, como el trabajo que llevan a cabo los y las bibliotecarias o cómo funciona una biblioteca y cuáles son sus departamentos. Pero esto no es suficiente para que un libro me llene, y es que me ha sabido a poco. Como comentaba anteriormente, este no es un género que a mi personalmente me guste. Algunas historias que se cuentan sí me han parecido interesantes, pero otras no me han entusiasmado mucho. Quizás en otro formato lo hubiera disfrutado más, pero este estilo periodístico no termina de convencerme, porque en cierto modo me resulta algo tedioso.
La biblioteca en llamas es una oda a las bibliotecas, un canto a la lectura, una apología de los libros. Lo recomiendo sobretodo si te interesa conocer desde dentro el funcionamiento de una biblioteca, y más en concreto cuál es el sistema que se utiliza en las bibliotecas de Los Ángeles.
Enlace: https://www.planetasingular...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (2)
confabulario21 enero 2020
La biblioteca en llamas es una minuciosa investigación que permite conocer las causas y pormenores del incendio de la Biblioteca Central de Los Ángeles, en abril de 1986, historia que había sido condenada al olvido.
Leer la crítica en el sitio web: confabulario
Abc16 abril 2019
La escritora Susan Orlean saca del olvido el incendio de la Biblioteca de Los Ángeles, que tuvo lugar tres días después del accidente nuclear y cuya autoría es un misterio.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
Citas y frases (2) Añadir cita
PippiPippi09 julio 2019
Nuestras mentes y nuestras almas contienen volúmenes en los que han quedado inscritas nuestras experiencias y emociones. La consciencia de cada individuo es un recuento de recuerdos que hemos catalogado y almacenado en nuestro interior, la biblioteca privada de la vida que hemos vivido. Es algo que no podemos compartir enteramente con nadie, una biblioteca que arde y desaparece cuando morimos.
Comentar  Me gusta         00
marta_lomarta_lo24 junio 2020
Los bibliotecarios habían permanecido junto a la biblioteca durante las siete horas y media que duró el fuego, y allí seguían una vez extinguido.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: bibliotecasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Susan Orlean (1)Ver más




Test Ver más

¿Te atreves? Preguntas literarias que todo el mundo debería saber

¿Por qué decidió el Principito dejar su planeta?

Por orden del Rey
Porque el zorro estaba enfermo
Porque sentía que la rosa se aprovechaba de el
Porque quería conocer la Tierra

15 preguntas
139 lectores participarón
Thèmes : libros clasicos , Literatura y estudios literariosCrear un test sobre este libro
{* *}