InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lit


Lit
14 octubre 2019
Supe de la existencia de este autor con la publicación de Cicatriz, pero, como siempre, terminó perdiéndose en ese mar infinito que son los libros que quiero leer hasta que me enteré de la publicación de Reina Roja y al leer la sinopsis tuve claro que quería leerlo.

El inspector Jon Gutiérrez se ha metido en un buen lío por el que puede perder la placa y terminar en prisión, pero entonces aparece un misterioso personaje que le propone un trabajo, algo que en principio parece muy sencillo: solo tiene que convencer a esa mujer de que suba al coche. Pero esa mujer es Antonia Scott y Antonia Scott dista mucho de ser alguien sencillo.

Hacía tiempo que no me encontraba con un thriller que me enganchara tanto y no solo por el caso que Jon y Antonia se llevan entre manos, si no por los propios personajes. Ha sido una lástima que tuviera tan poco tiempo porque estoy segura de que este es un libro que se lee en un par de tardes perfectamente gracias a esos capítulos cortos que siempre te hacen decirte "uno más y ya está".

En la mayoría de libros, los inspectores/detectives/policías asignados al caso me resultan pesados y demasiado similares pues a menudo se echa mano de una personalidad turbia y un pasado oscuro que, también bastante a menudo, los lleva a actuar fuera de la ley o incluso llegar a tomarse la justicia por su mano. Aunque Jon y Antonia cumplen alguno de estos requisitos, no puedo comparar esta historia con ninguna que haya leído antes por como se desarrolla todo y, sobre todo, por sus personalidades.

Conocemos a Jon Gutiérrez en un momento crítico de su carrera. La ha cagado hasta el fondo, pero es imposible que no os asome una sonrisa con esa manera que tiene de contarnos lo que ha ocurrido. Ha sido muy estúpido y es totalmente consciente y en cuanto lo conocemos nos damos cuenta de que él será la nota de humor en este libro, con su insistencia en que solo está fuerte, no gordo; con su preocupación por no volver a comer las cocochas de su amatxo, etc. se va perfilando el personaje del detective bonachón, ese que parece tener éxito más por suerte que no por maña.

Antonia Scott es todo lo contrario a él y de ahí la necesidad del personaje de Jon para relajar el ambiente y no sentirnos sobrepasados por la personalidad de la protagonista. Scott es brillante, una de esas mentes escondidas entre un millón y Mentor lo sabe y hará lo que sea para recuperar a su Reina Roja, pese a que hace tres años que ella perdió todo lo que le importa y ahora apenas sale de casa.

No tenía muy claro que este personaje terminara gustándome, esa "falta" de emociones, esa mente que todo lo analiza y rápidamente se va pierde en sus pensamientos... pero Juan Gómez-Jurado consigue que el conjunto sea atractivo, magnético y terminé el libro deseando saber más de Antonia.

En un principio el caso que Jon y Antonia tienen entre manos no me pareció excesivamente interesante: dos secuestros en familias ricas que deben investigarse en privado para que la prensa no se meta de por medio, sobre todo porque la primera familia se ha negado a las exigencias del secuestrador y el chico ha terminado muerto. En realidad sigo pensando justo eso, que el caso en si no es lo interesante si no como se desenvuelve Antonia y como Jon consigue que lo acepte poco a poco.

Lo que realmente me pareció interesante, sin desmerecer el resto, son los giros que encontramos al final y que dan pie para al menos otro libro. Reina Roja sirve para introducir los personajes de Jon y Antonia, con un caso entretenido pero sin ser excesivamente sorprendente, pero en un giro bastante diestro Gómez-Jurado nos deja esperando otra publicación con esta extraña pareja de protagonista y con ese caso que sí es realmente interesante y del que solo tenemos datos sueltos, pero que promete ser mucho más elaborado.

Algo que quiero destacar, sobre todo para quienes seáis aprensivos, es que el autor no se corta un pelo a la hora de escribir escenas sanguinarias. Hay una en concreto quizás un pelín demasiado gráfica, consiguió revolverme el estómago y eso que no soy impresionable.
Enlace: http://pajaraslectoras.blogs..
Comentar  Me gusta         50



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(5)ver más




{* *}