InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Inquilinas_Netherfield


Inquilinas_Netherfield
08 octubre 2021
Este relato llegó a mis manos hace poquitos días como regalo de una amiga, y era tan breve y me apetecía tanto leerlo que ha sido visto y no visto. Hoy la reseña va a ser muy corta porque si a que se lee en apenas quince o veinte minutos se suma que apenas se puede hablar de su contenido sin desvelar más de la cuenta, cuanto menos se escriba menos posibilidades hay de irse de la lengua.

El pagaré es un relato inédito de Francis Scott Fitzgerald escrito allá por 1920 pero descubierto en 2012 y publicado por The New Yorker en 2017. al parecer la intención de Fitzgerald era que fuese publicado en Harper's Bazaar pero nunca llegó a enviar el manuscrito. al menos esto es lo que reza la sinopsis, pero claro, a mí me surgían muchas preguntas que no se explican ahí: ¿dónde fue hallado el relato? ¿Cómo sabían que era de Fitzgerald? ¿Cómo sabían dónde quería publicarlo? ¿Cómo sabían que nunca lo mandó? Y me he puesto a indagar, y ya que lo he averiguado os lo cuento y así no lo tenéis que buscar vosotros :)

Resulta (resultaba) que Fitzgerald escribió El pagaré a finales de la primavera de 1920, cuando apenas tenía 23 años, a petición de Henry Blackman Sell, editor de Harper's Bazaar. A pesar de su juventud Fitzgerald ya estaba empezando a saborear las mieles de la fama (ya había publicado su primer libro, A este lado del paraíso), y de ahí que recibiese encargos de este tipo y fuera ya muy conocido dentro del mundillo literario. El caso es que lo escribió y lo dejó en la oficina que Harold Ober, su agente, tenía en Nueva York, recordándole que era el relato que le habían pedido los de Harper's Bazaar. Ya en julio el propio Ober (el agente) lo envió al Saturday Evening Post, pero Fitzgerald le pidió que se lo devolviese porque quería revisarlo. Ober recuperó el manuscrito, le envió el texto escrito a máquina a Fitzgerald... y nunca más se supo, porque el autor estaba totalmente inmerso en la escritura de su novela Hermosos y malditos (que publicaría en 1922) y se olvidó del relato. El pagaré permaneció en manos de los administradores del legado de Fitzgerald hasta que fue redescubierto y vendido a la Biblioteca Beinecke (de libros raros y manuscritos) de la Universidad de Yale en 2012. Finalmente apareció publicado junto a otros muchos relatos y cuentos inéditos del autor, en una antología publicada en 2017 llamada I'd Die For You: And Other Lost Stories.

Dicho esto, el relato está narrado por un editor que no quiere darnos su nombre y que nos confiesa que, obviamente, él tiene que alimentar a su familia y que más vale libro malo que venda mucho que libro bueno que no venda un carajo. Nos habla de la nueva sensación de su editorial, el doctor Harden, investigador de fenómenos paranormales que dice haberse comunicado con su sobrino muerto y que ha plasmado su experiencia en un libro, La aristocracia del mundo espiritual. La primera edición consta de trescientos mil ejemplares, se vende como churros, y el editor decide atar en corto al escritor para otros cinco años. Cuando se dirige en tren a la localidad donde vive el doctor Harden es cuando cambia todo... No, no os he dicho nada, todo esto ocurre en las primeras cinco páginas del relato. A partir de ahí es cuando ya no se puede (no se debe) abrir el pico.

Me ha gustado muchísimo la sorna que destila el relato y la ironía con la que describe "cómo se cuece un libro" antes de que salga a la venta. Las primeras diez-quince páginas son simplemente geniales, no sobra ni falta una palabra, cada frase está medida para lanzar la pulla y la crítica, el ritmo de la narración es vibrante y la imagen que queda en la retina del lector es totalmente entusiasta. A partir de cierto momento la sorna sigue presente, el sarcasmo también, pero orienta su foco de atención hacia algo muy diferente de las editoriales y sus intereses. ¿De qué os hablo? Pues no os lo puedo decir salvo que la crítica se torna social y humana y nos lleva por derroteros inesperados al comienzo del relato. Fitzgerald no da puntada sin hilo y, como suele pasar en este tipo de historias tan breves con un gran escritor detrás, le da tiempo a decir todo lo que quiere decir y además a hacerlo bien. Sé que muchos lectores no son muy amigos de los relatos, pero es que hay relatos y relatos :)

La edición no está ilustrada en su interior, pero la ilustración de la cubierta (obra de Seth, dibujante canadiense) es la original de marzo de 2017 que usó The New Yorker cuando publicó el relato. Si sois como yo, coleccionista de libros clásicos sobre libros, librerías, escritores, editores, editoriales, bibliotecas, etc... El pagaré es una magnífica adquisición. Pero es que además el relato merece mucho la pena, se lee con una sonrisa perenne (sobre todo en la primera mitad), y es una muestra más del Fitzgerald escritor que ya ofrecía destellos de genio varios años antes de su Gatsby (el Fitzgerald ser bumano es otro tema que no se debate aquí). Encantada estoy con mi regalo y muy agradecida :)
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
Comentar  Me gusta         80



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(8)ver más