InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de sanhezped


sanhezped
13 enero 2021
Parece que ya ha pasado el suficiente tiempo como para que la literatura comience a abordar el tema de ETA. Todo a partir de Patria de Fernando Aramburu, una gran novela que se adentraba en el dolor de ambas partes.
Pero hay cada vez más novelas que lo hacen desde perspectivas diferentes y, parece ser, que el género negro es el elegido prioritariamente. Desde ese punto de vista en el 2020 tuvimos dos grandes novelas, cada una con un enfoque diferente: Nunca fuimos héroes de Fernando Benzo, en el que se aborda la lucha contra ETA desde el punto de vista de la Policía Nacional y El mal de Corcira de Lorenzo Silva en el que esa lucha la lleva a cabo la Guardia Civil.
La originalidad de Los ausentes, es que dicha lucha no la lleva a cabo ni la policía ni la Guardia Civil, sino una víctima del terrorismo, una mujer normal y corriente a la que le secuestran al marido y que es consciente de que no va a volver a verlo con vida si no hace algo. Pero ese algo no pasa por recurrir a las fuerzas de orden público, sino a hacer algo que les saque de su cuadrícula mental y les obligue a negociar de verdad.
Lo cierto, es que la desesperación puede perpetrar grandes o disparatadas ideas de consecuencias imprevistas. Pero nada hay más desestabilizante que el hecho de que una víctima no se pliegue a las exigencias de la banda criminal y decida seguir su propio camino.

Son Los últimos años de la banda terrorista, cuando parecía que cualquier día iban a disolverse, algo que aún tardaría unos años en pesar, pero esa corriente aperturista animó a muchos a hablar de solución pacífica y negociada, como es el caso del profesor de esta novela, lo cual le llevó a convertirse en uno de los objetivos de ETA

Una novela que no entra a buscar los porqués. Se limita a mostrarnos la realidad de su pensamiento, ese que parte de un dogma de fe inamovible contra el que resbala cualquier razonamiento. Ese que sirve de excusa para sus conciencias. Ellos no asesinan, solo ejecutan. Pero un muerto sigue siendo un muerto




OPINIÓN PERSONAL

Tiene un planteamiento muy original esta novela, más de thriller que de otra cosa. Me ha recordado en cierto modo a La cadena, una novela en la que una madre estaba dispuesta a cualquier cosa con tal de salvar a su hija. La diferencia, además de que la ambientación es totalmente diferente, es que ya no se trata de qué haría una mujer por un hijo, sino que estaría dispuesta a hacer, que líneas morales estaría dispuesta a traspasar por el amor hacia su marido.
Porque hay líneas que una vez traspasadas no tienen vuelva atrás. Y ella lo sabe. Y no le importa. O sí le importa, pero hace de tripas corazón. Si hay que luchar con ETA no puede hacerse siguiendo sus instrucciones, porque eso significa perder siempre.
Una novela muy dura, no tanto por el tema del terrorismo, sino por el de la actitud de esta mujer.

Claro, que incluso a mí que viví aquella época de muertos casi a diario, desde la distancia eso sí de Madrid, por más que aquí también tuvimos unos cuantos salpicones, ese relato de terror y muertes tampoco me ha dejado indiferente. Mi pregunta es ¿a cuántos de los lectores jóvenes estos hechos les resultarán desconocidos y tal vez los vean como una exageración de la autora?
Creo que ya va siendo hora de llamar a las cosas por su nombre y dar a conocer el sufrimiento de muchas, muchísimas víctimas.

Enlace: https://www.elbuhoentrelibro..
Comentar  Me gusta         50



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(4)ver más